Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: amèrica llatina
La Reforma Agraria de Chávez en Venezuela
27 oct 2005
El artículo fue publicado en La Verdad Obrera 174 del Partido de Trabajadors por el Socialismo y se dedica a un análisis sobre la "Reforma Agraria" que está habiendo en Venezuela.
Una reforma timorata que no enfrenta el latifundio
27/10/2005 por Milton DâLeón, desde Caracas
Fuente: La Verdad Obrera 174


Este artículo es el primero de una serie que publicaremos en La Verdad Obrera sobre la situación en Venezuela, las políticas del gobierno de Hugo Chávez y el impacto de su discurso en nuestro continente.
Desde la cuenca del Orinoco al Mar Caribe existen 31 millones de hectáreas aptas para la producción ganadera y agrícola, el 80% están ociosas, y muchas de las mismas en manos privadas cuando no del Estado. Venezuela tiene cerca de 25 millones de habitantes y 14% vive en zonas rurales, pero el 80% del área cultivable está en manos del 5% de los propietarios, mientras que 6% del territorio es aprovechado por 75% de los campesinos o pequeños productores agrarios. Existen propiedades en manos de una sola persona que superan las 300.000 hectáreas.

Una falsa titularidad de la tierra en manos de un puñado de terratenientes

Una gran parte de las tierras en manos privadas en Venezuela tienen âtitularidad precariaâ?1, siendo producto de un verdadero saqueo territorial al apropiarse de dominios que de hecho pertenecen al Estado y sobre la base de la expulsión de campesinos de sus tierras. Sus âdueñosâ? se amparan para su actual âtitularidadâ? en instrumentos âlegalesâ? hechos a la medida de los usurpadores terratenientes en el Código Civil o el Código Comercial, desde la época de Guzmán Blanco2, que establecen la prescripción de la propiedad del Estado a una persona que haya explotado o mejorado una extensión de tierra en unos casos de 10 o 20 años y que, de acuerdo a dichos instrumentos, por tal hecho tiene derecho a la propiedad3.
Sobre estas tierras está actuando centralmente el gobierno de Chávez. Si el latifundio es legal y se mantiene productivo no es sometido a la Ley de Tierras. Según esta nueva Ley, se considera latifundio a una extensión mayor a 5.000 hectáreas -que según el último censo alcanzan unas 526 en total. Pero existe una gran cantidad de extensiones en la escala de las 250 y las 5.0004 hectáreas que no serán tocadas, por lo que los campesinos que vivan en esas áreas jamás tendrán el derecho a las mismas a no ser que el gobierno decida comprarlas directamente.
La tímida â?reforma agrariaâ? de gobierno de Hugo Chávez

Pasaron ya más de 10 meses desde que Chávez anunció a viva voz el inicio de la âguerra contra el latifundioâ?, produciendo, como es lógico, la alegría de los campesinos pobres y el pueblo pobre en general. â¡La guerra contra el latifundio es esencia de revolución bolivariana! â¦Tierra para los campesinos, tierra para quien la trabajeâ? enfatizó aquel 10 de enero en un discurso que tuvo también gran eco internacional. Pero nuevamente volvió a ser noticia en todos los medios locales e internacionales, por las diversas haciendas intervenidas por el Estado en los últimos meses, siendo la más simbólica, La Marqueseña en el estado Barinas. Para fines de 2005, según el gobierno, se espera procesar un total de 55 fincas de las 317 que se ha determinado como susceptibles de intervención ya sea por la ociosidad o por la precariedad de sus títulos. El total de áreas inspeccionadas asciende a 3,6 millones según el presidente de Instituto Nacional de Tierras, Richard Antonio Vivas5.
Pero el Ministro de Agricultura y Tierras, Antonio Albarrán, luego del célebre discurso de Chávez rápidamente aclaró: âno tiene nada que temer aquel que demuestre que las tierras son suyas y que las tiene produciendo. Si se demuestra la titularidad de la tierra, y que no la tiene produciendo, deberá pagar un impuesto justoâ?6. Es aquí donde se devela el contenido real de la âguerra contra el latifundioâ?. Esto es porque la mayoría de las intervenciones están ligadas a aquellas tierras cuyos propietarios no pueden demostrar la propiedad de la misma o que se mantienen ociosas. El propio gobierno reconoce que combatió las ocupaciones de tierras realizadas por campesinos de forma independiente en áreas productivas y donde los latifundistas son fehacientes dueños de las tierras, siendo penalizados a no tener derecho jamás a la tierra. Elías Jaua, ministro de Economía Popular, afirma categóricamente, âmás bien hemos combatido las ocupacionesâ?7, refiriéndose a las ocupaciones realizadas por campesinos por fuera de la tutela del gobierno y las Fuerzas Armadas.
En un discurso reciente Hugo Chávez llamó a un acuerdo con los latifundistas: âNosotros queremos hacer un acuerdo y juntos trabajar para elevar la productividad de las tierrasâ?8. Y el pasado 23/10/05, en su programa Aló Presidente, volvió a afirmar: âSi usted cree que es dueño de esas tierras, defiéndalas. No vamos a pelear, vamos por la vía legal⦠Hago un llamado a llegar a un mejor acuerdo para todos⦠Aquí hay un gobierno que le extiende la mano a todos por igualâ?. La propuesta que hace el Presidente se basa en el acuerdo alcanzado en La Marqueseña, del terrateniente Azpúrua, popularizado por el mismo Chávez como el âmétodo Chazâ?9. En este caso, como el propietario no está en condiciones de demostrar la titularidad de la tierra, âcedeâ? alrededor de 7.000 hectáreas dejándole el gobierno 1.500 en su propiedad, pudiendo ser indemnizado por las restantes, además de obtener créditos para poner a producir las mismas10. Resulta curioso cómo Chávez puede indemnizar y ceder tierras a terratenientes que son incapaces de demostrar ser dueños de las mismas, cuando en realidad lo que debería hacer en todas ellas es una confiscación directa11.
El objetivo del gobierno es âfortalecer la producción agrícola nacionalâ? dentro de su proyecto nacionalista burgués, sin importar quién produzca ni quién sea el propietario. Si los terratenientes son productivos y muestran la titularidad legal los dejarán tranquilos no importando si es latifundio de hecho. Como expresara Pedro Carreño, seguidor de Chávez y segundo vicepresidente del Parlamento, dirigiéndose a los terratenientes, âla Ley de Tierras les permitirá competir, en precios y calidad, con los rubros importados⦠La transformación agraria no perjudicará a quienes tienen unidades productivas⦠Al contrario, cuando se disipen las mentiras, los empresarios contarán con un gran aliado para modernizar, tecnificar la producción, como pasará en La Marqueseña⦠No se quieren cometer errores y excesos, como pasó al inicio de la aplicación de la Ley de Tierrasâ?12. En fin, el latifundio continuará existiendo.

Por una verdadera revolución agraria

La nueva Ley comienza a ser cuestionada por los propios campesinos pobres, y con toda razón, ya que sólo permite expropiar, bajo indemnización, tierras superiores a 5 mil hectáreas, cuando sus dueños no puedan demostrar su titularidad y que estén ociosas o improductivas. Precisamente por la política timorata del gobierno con su tímida reforma agraria, no sólo no ha habido una distribución equitativa de la tierra, sino que se ha desatado una serie de crímenes contra campesinos. Además, al apoyarse centralmente en las Fuerzas Armadas, el gobierno es totalmente incapaz de dar respuesta a los asesinatos.
Los campesinos continúan su lucha por la tierra pero son fuertemente reprimidos. Ya se reconocen oficialmente más de 140 campesinos asesinados desde el 2001 sin un solo culpable preso, cuando se sabe a ciencia cierta quiénes son los responsables. Muchos campesinos que tomaron tierras directamente han sido violentamente desalojados mediante decisiones de jueces ligados a los terratenientes y que utilizan a la policía y la Guardia Nacional para echarlos, siendo perseguidos y asesinados por mercenarios pagados por terratenientes, que ostentan su condición de todopoderosos e intocables, bajo la protección de los jueces que legitiman a los latifundistas.
Los campesinos pobres deben tomar la lucha en sus propias manos con total independencia del gobierno hasta alcanzar todas sus demandas, aliándose a los únicos que apoyarán incondicionalmente su lucha, los trabajadores urbanos. Los trabajadores y los sectores populares deben brindar apoyo y ayuda incondicional a los campesinos pobres en su lucha por la tierra, impulsando diversas iniciativas para derrotar a los terratenientes y ganaderos. Una vez más, esta es la única salida realista para una verdadera revolución agraria.

Notas:
1 Con la âprecariedadâ? del título queremos decir que, o bien la cadena titulativa es muy reciente, o allí lo que existe son compras de bienechurías, traspasadas unas a otras, pero que en realidad están en terrenos de dominio estatal.
2 Presidente de la República (1870-1877, 1879-1884, 1886-1888).
3 Con la nueva Ley de Tierras (2001) se declara imprescriptibles las tierras baldías, pero antes dichas tierras que se atribuyen a los estados federales, eran prescriptibles.
4 Al poner la extensión de 250 hectáreas no establecemos a priori un límite de expropiación de tierras en un proceso de revolución agraria. Está expuesto para referirse a grandes extensiones que jamás serán tocadas por no entrar en esa gama.
5 El Nacional, 06/10/05.
6 Ultimas Noticias, 16/01/05.
7 Entrevista al diario El Nacional, 25/09/05.
8 Discurso realizado en el Panteón Nacional en el aniversario de la muerte de José Félix Ribas. El Nacional, 20/09/05.
9 Por las letras iniciales del Presidente y el terrateniente afectado por la intervención.
10 La situación legal de estas tierras está en litigio, hasta la prueba de la titularidad de la misma por la familia Azpúrua.
11 A este caso se le suma el de Paraima (en el estado Cojedes), entre otros, del latifundista Jaime Pérez Branger, que âcedeâ? 30 mil hectáreas de las 54 mil que posee. Obsérvese que no se interviene hasta el límite de las 5.000 hectáreas ni en estos casos, continuando de hecho la existencia del latifundio tal como lo prescribe la Ley de Tierras.
12 Se refiere con âerrores y excesosâ? a las ocupaciones de los campesinos por cuenta propia tomándole la palabra a Chávez. El Nacional 10/10/05.
Mira també:
http://www.pts.org.ar/notas.asp?id=5564
http://www.ft-ci.org

This work is in the public domain

Comentaris

Re: La Reforma Agraria de Chávez en Venezuela
27 oct 2005
Venezuela
10-10-2005

Unas 180 mil familias trabajan tierras recuperadas por el Estado


ABN


Más de 180 mil familias campesinas, las cuales se encontraban sin medios de subsistencia, fueron incorporadas al trabajo productivo de la tierra en 3 millones de hectáreas recuperadas en los últimos tres años por el Estado venezolano, como parte del proceso de cambio que vive el país en todos sus ámbitos.

La aseveración corresponde al dirigente agrario y miembro del Frente Campesino Ezequiel Zamora, Braulio �lvarez, quien señaló que el resultado de esta acción es un récord en la producción de rubros importantes como maíz, arroz y sorgo, lo que se complementa con un plan de recuperación de la pequeña y mediana ganadería, además de la cría de cerdos y aves, entre otros.

Dijo que todo esto forma parte de la visión estratégica del Gobierno Nacional, el cual ha entregado casi 900 mil millones de bolívares para la producción agrícola y pecuaria, aunque en esta cifra no se incluyen los recursos destinados al Plan de Siembra 2005.

Adelantó �lvarez que el objetivo del Ejecutivo es incorporar al trabajo productivo a unas 350 mil familias campesinas, las cuales podrán desarrollar 5 millones de hectáreas, actualmente en vías de recuperación.

El dirigente campesino afirmó que estas acciones evidencian un claro avance hacia la soberanía y seguridad alimentaria del país.

Reveló que en su región natal, el estado Yaracuy, hay 60 fundos que fueron declarados latifundios de los cuales 20 pasaron a manos de los campesinos organizados en cooperativas. Estas unidades asociativas producirán en unas 20 mil hectáreas de esta región.

Manifestó que, hasta ahora, sólo 5% de los presuntos propietarios de los latifundios a escala nacional han presentado documentos fiables, lo cual consideró una maniobra, una forma de generar incertidumbre, de crear inestabilidad y de atrasar el plan social del Gobierno Nacional.

Nativo del Municipio Urachiche, este luchador del campo ve con buenos ojos que los campesinos se organicen para la producción de abono orgánico y el uso de semillas autóctonas, con el objeto de combatir la utilización de los agrotóxicos y transgénicos que envenenan a la agricultura sustentable del país.

Aunque en su región natal existe una gran productora de ganado y de naranjas, aseveró que no cuentan con un matadero industrial ni con una planta para procesar los cítricos.

Sin embargo, cree que todo esto se puede lograr, debido a la excelente relación entre los pequeños y medianos productores que laboran en el campo.

Le parece importante que se defina mejor el concepto de latifundio, porque al campesino lo tratan como si fuera un animal cuando se refiere a grandes extensiones de tierra.

A manera de ejemplo, mencionó que en varios hatos de los estados Apure y Barinas no cancelan el salario mínimo sino que existen bodegas tradicionales, las cuales son utilizadas para la explotación de los trabajadores del campo.

Añadió que el trabajador recibe una ficha de su patrón en compensación a su esfuerzo, la cual usa para canjear por alimentos.

También cuestionó las barracas en las que viven los hombres y mujeres del campo por carecer de los servicios públicos necesarios.

«Lo más cruel es que los hijos de estos obreros no tienen la posibilidad de acudir a la escuela y esto ocasiona una debacle en la familia», añadió.

�lvarez consideró prioritario incorporarlos a las distintas misiones sociales y educativas adelantadas por el Ejecutivo Nacional.

Al dirigente agrario le parece vital definir, dentro del concepto de latifundio, la calidad de la tierra, a fin de garantizar su protección y la producción de comida barata y en abundancia para la sociedad en general.

También se mostró partidario de crear una ley de la reforma agraria para garantizar la seguridad alimentaria y favorecer la autodeterminación de los pueblos.

«Estamos en tránsito hacia la profundización definitiva del desarrollo económico, lo que implica un nuevo socialismo. Para eso es necesario contar con una mayoría calificada en el Parlamento Nacional», dijo.

Del mismo modo, cree conveniente buscar acuerdos entre los gobernadores, alcaldes, parlamentarios nacionales y el Gobierno para ejecutar proyectos que permitan una capacidad generadora de empleo productivo como elemento nuevo de organización.

El dirigente campesino tiene planteado otro reto, es decir la recuperación de los yacimientos acuíferos.

Al respecto, explicó que hace unos cien años el río Yaracuy era navegable desde el caserío El Diamante hasta Puerto Cabello y hoy día su cauce ha disminuido considerablemente.

En esta ocasión, también rechazó el sicariato del cual ha sido víctima, por considerar que es un método para callar las luchas de las masas campesinas, no obstante se mostró a favor de contar con jueces especiales para combatir este flagelo y de las acciones emprendidas para acabar con la impunidad reinante en esta zona venezolana.



Envía esta noticia
Re: La Reforma Agraria de Chávez en Venezuela
27 oct 2005
Contra la intoxicación antichavista : infórmate !
Re: La Reforma Agraria de Chávez en Venezuela
28 oct 2005
Intoxicació troskista per variar.

Els hi agradar destruir les millores, que anar contra el capital.
Re: La Reforma Agraria de Chávez en Venezuela
28 oct 2005
Intoxicació la teua que fas el joc al capital de la pitxor oligarquia de Llatinoamerica : la veneçolana.
Vos agradar estar sempre al costat de l'Imperi i contra tota Revolució...però com diu Chavez ;"Ladran , luego cabalgamos"
Per cert l'unic Trotsky que m'agrada ès el meu gat que s'anomena així !
Re: La Reforma Agraria de Chávez en Venezuela
28 oct 2005
a qui li parles?

llegeix abans.
Els aprtits troskos, son antiVeneçuela i antiCuba (la majoria). nomes fa falta veure com el prt d'aqui, no va voalr fer acte de presencia a la manifestació de Salamanca.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat