Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
            01
02 03 04 05 06 07 08
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* %sArticle
Notícies :: globalització neoliberal
Crítica de cine: La pesadilla de Darwin
14 set 2005
O como actúa el capitalismo en nuestros tiempos
Cuando Marx escribió El Capital, comenzó partiendo de la mercancía. La mercancía no era simplemente un objeto sino que era un objeto que se compraba y se vendía, es decir, era el objeto más una relación económica. Y esa relación económica, capitalista, era la que generaba el modo de producción capitalista. Partiendo de este hecho irrefutable, Marx dedicó muchos años a estudiar la complejidad y las formas diferentes de relaciones sociales que implicaba ese simple hecho incontrovertible: la mercancía. Todas sus investigaciones configuran un libro en él están expuestas, y que se llama El Capital.
Pues bien La Pesadilla de Darwin, sigue una metodología marxista. Parte de un hecho. La existencia de un pez comestible de buen sabor y gran tamaño, que vive en el lago Victoria, y que se comercializa en Europa, es decir, es mercancía. A partir de este hecho, los autores pasan a analizar las relaciones sociales que este negocio implica. El pez es pescado, fileteado, congelado y viejos aviones Iluishin de fabricación soviética cercanos al desguace, en los que se producen habituales accidentes, tripulados por ucranianos ( ¿os acordáis del Yak-42? ) lo trasladan diariamente hasta los mercados europeos. En España, la perca del Nilo se vende como mero en nuestras pescaderías.
La UE y el FMI ponen como ejemplar esta actividad productiva, pues hay varias empresas que generan empleo fileteando y congelando el pescado y genera divisas al ser un producto exportable. En suma la perca del Nilo es una grandísima bendición del cielo para los países ribereños del lago Victoria.
Pero el documental profundiza. Estas empresas adquieren las percas, en el mercado a pescadores locales, y pasa analizar las condiciones de la pesca. La perca es pescada en pequeñas embarcaciones semi-artesanales, los pescadores han de realizar muchas horas de trabajo y para obtener los peces deben bucear dentro del lago para ahuyentarlos, por lo que no debe extrañarnos que un accidente de trabajo habitual es la muerte de algún pescador por el âexóticoâ? accidente laboral de los ataques de los cocodrilos. Hay mucha renovación entre los pescadores, pues se cuenta con el atractivo de las buenas pagas que la venta del producto a las factorías les genera, mucho mayores que lo que sacarían con los cultivos tradicionales. No faltan candidatos para llegar a reemplazar las bajas que pueda haber entre los pescadores, no, no faltan. A pesar de que son muchas, pues los cocodrilos son un menor problema si se compara con que al ser hombres solos y con dinero, a las aldeas situadas en las orillas del lago han acudido muchas mujeres a ejercer la prostitución y el SIDA está muy extendido y acaba con la vida de muchos pescadores. El proceso se retroalimenta. Cada vez que muere un pescador, si deja familia en una aldea lejana en la que, antes de ser pescador, se dedicaba a la agricultura, su viuda se ve obligada a acudir al lago y trabajar como prostituta para poder vivir y, al cabo de un tiempo acaba por contagiarse.
Quedan tierras sin cultivar e infinidad de niños huérfanos que, en las aldeas, al no tener fuerza de trabajo que poder vender, viven al sereno, pasan mucha hambre, y acaban por ser adictos al Crack, obtenido mediante la quema de plásticos.
Tanzania no tiene autosuficiencia alimentaria, entre otras cosas por los brazos que a la agricultura le roba la perca del Nilo, por lo que los restos de los pescados, una vez despojados de los lomos y filetes que se exportan, es decir, las raspas y las cabezas, son vendidas en el país como alimento.
No tengáis miedo que no os voy a contar la película. En ella se tocan más palillos, desde la responsabilidad criminal de las iglesias que en ese contexto hacen campaña contra los preservativos, o el desastre ecológico que supone la propia perca del Nilo, que es un pez introducido en el lago y ha acabado con la fauna ictiológica autóctona. Pero aún hay dos cosas que se deben resaltar.
Y es que, con el transporte por avión de 50 Tm por vuelo de pescado, el viaje no debería resultar rentable, ya que al aeródromo los aviones llegan, oficialmente, de Europa, vacíos. Pero la perca no es el negocio principal sino solo un negocio complementario que además sirve de tapadera para otro más importante e inconfesable, el tráfico de armas. El negocio completo es como sigue; del aeropuerto europeo, sale el avión, oficialmente vacío y en realidad cargado de armas, las deja en alguno de los países africanos que está en guerra civil y, luego, de vacío, llega a las orillas del lago Victoria para cargar pescado. ¿Quién sabe? Igual no es por la perca, sino por todo el negocio, por lo que la UE y el FMI ven esta actividad económica tan interesante.
Pero más terrible es como el documental expone que, en cada uno de los escalones del proceso, los trabajadores no desean hacer su labor. Al pescador no le gusta pescar, a las prostitutas les gustaría hacer otro trabajo, los pilotos ucranianos desearían trasladar otras cosas, etc. Pero se sienten atrapados y no encuentran salida a su situación. Contrastando con esto, los dueños de la fábrica del pescado congelado, el cura, los funcionarios del gobierno y del FMI están muy satisfechos de la marcha del negocio.
Este es un documental imprescindible. Desde hace tiempo se machaca desde los medios intelectuales al servicio del capitalismo que la realidad neoliberal del mundo actual refuta las tesis marxistas. Y este documental, se basta el solo, para refutarles. Creo que si Marx viviera lo recomendaría vivamente, pues consideraría que es una magnífica manera de exponer en imágenes sus diagnósticos sobre el modo de funcionamiento del capitalismo. Con más modestia también lo hago yo y, por supuesto, jamás compraré mero en las pescaderías.

La pesadilla de Darwin de Hubert Sauper
Miguel Mitxitorena

Los primeros días de julio asistimos a toda una serie de actos desde institucionales, como la reunión del G-8, hasta âreivindicativosâ?, como los conciertos de Live-8 en los que se reclamaba la abolición de la deuda externa en una serie de países (sobre todo africanos) en los que se pretendía dar pasos para eliminar la pobreza. Pero la realidad de lo que el capitalismo representa para estos países con todas sus consecuencias de explotación salvaje, esclavización de trabajadores, etc., nos la muestra una película documental que, casualidad, también ha llegado a las pantallas el mismo mes de julio: La pesadilla de Darwin.
El autor, Hubert Sauper, nos cuenta por que hizo la película. Rodando otro documental en el lago Victoria, en Tanzania, fue testigo del cruce de dos aviones cargados de comida. Uno traía 45 toneladas de guisantes americanos para los campos de refugiados. El otro iba rumbo a Europa con 50 toneladas de pescado fresco del lago. Se hizo amigo de los pilotos y descubrió que los aviones que transportaban guisantes también transportaban armas para los grupos rivales de la zona.
Según Sauper, en la eterna pregunta sobre cuál es el mejor sistema político y económico y por tanto el que prevalece, parece que sólo hay una respuesta: el capitalismo ha ganado. En el documental nos muestra como una especie de metáfora, en este caso real, lo que ha sucedido con la perca del Nilo. En los años 60 del siglo XX se introdujo una pareja de ejemplares para estudios científicos y en la actualidad ha eliminado a toda la fauna autóctona del lago y con ello la base alimenticia de los habitantes de la zona. Por otra parte la perca se ha transformado en un producto alimenticio apreciado en Europa y Japón y que alimenta diariamente a dos millones de personas, lo que ha servido para montar una serie de factorías en la región para el fileteado y envasado de la perca. Esta explotación industrial del lago provoca, a su vez, el hambre y la miseria de los habitantes de la zona (vemos con regularidad cómo nos informan de que varios millones de personas pasan hambre en la región), ya que tienen prohibido pescar para consumo privado y comer el pescado transformado es imposible, dado el precio prohibitivo que tiene.
Esto provoca que los habitantes de Mwanza y Musoma (las ciudades de Tanzania donde se envasa el pescado) tengan que ir a los vertederos para recoger los deshechos y las raspas del pescado para buscar comida medio podrida o podrida del todo. Todo se aprovecha. Los niños que malviven en la calle, aprovechan los envases de plástico para fundirlos, hacer una especie de cola y esnifar. Así olvidan un momento todas las vejaciones a las que les someten los mayores: abusos sexuales, mendicidad...
La nueva situación unida a la sequía que regularmente sufre la región ha provocado el éxodo de campesinos a ciudades como Mwanza y Musoma buscando una vida mejor difícil de encontrar: las mujeres se tienen que prostituir, los hombres dedicarse a actividades desconocidas, lo que provoca conflictos diarios, rupturas familiares, alcoholismo, consumo de drogas, incremento brutal del sida, etc.
La película muestra esto en toda su crudeza, el papel de las o­nGs que necesitan para sus negocios del hambre, las guerras, la miseria, ... porque si no, no tendrían razón de existir. Denuncia el papel de la religión con niños cantando por la noche a la puerta de los bares como a finales del siglo XIX para que la gente deje de beber. O el cura que, preguntado por cuál es el principal problema, responde que el sida y vuelto a preguntar si el uso del preservativo no sería una solución, contesta enfadado que eso va contra la ley de dios.
Por supuesto hay unas declaraciones de los empresarios que no tienen desperdicio. Ellos juegan un gran papel social, mejoran el nivel de vida de la zona, respetan el medio ambiente y la escena final, donde al ritmo de Don´t worry, be happy la perca de la pared de la oficina empieza una danza macabra, es genial.
La película denuncia también el papel de los gobernantes de estos países (en este caso Tanzania) que, viendo un documental algo crítico con lo que sucede en el lago, planteaban que eso no es manera de âvender el paísâ?. O los gobernantes de la Unión Europea que prefieren âno verâ? lo que sucede y disfrutar de la belleza y las comodidades de la región.
La película es dura, sin ningún tipo de concesiones. No hay que perderse las conversaciones con los pilotos ucranianos. Está en versión original, subtitulada, pero eso no es problema, al contrario, sirve más todavía para entender la denuncia de un sistema de explotación del hombre y su medio de vida, contra el que hay que luchar.
Mira també:
http://www.elmilitante.org/index.asp?id=muestra&id_art=2134

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Crítica de cine: La pesadilla de Darwin
14 set 2005
¿Y donde la has visto?
Bobada
15 set 2005
En todo caso, el documental mostrara los efectos del capitalismo en Tanzania: se podia hace otro demostrando los efectos del capitalismo en Suecia donde millones de personas viven de puta madre gracias al capitalismo
Re: Crítica de cine: La pesadilla de Darwin
16 set 2005
Clar, home clar, si vols per explicar el capitalisme ens anem a Pedralbes o a Suècia com dius tu. La qúestió no és que el capitalisme faci viure bé a molta gent, especialment a uns quants, sino el fet que aquesta gent que viuen tant bé mira't amb perspectiva mundial són una minoria i el resultat d'un sistema abominable que per mantenir el seu miratge de l'estat del benestar es recolza en una majoria de persones a tot el món que pateixen en pròpia carn la brutalitat en forma de guerres, pobresa, colonialisme, miseria, gana, enfermetats, etc. Que a certes societats es tingui cert status no significa que el capitalisme funcioni significa que aquestes societats estan així gràcies a que d'altres estan morint per equilibrar la balança, un sistema que funcioni és un sistema que es basi en que la totalitat de la població no pateixi conseqüències generades pel sistema de forma tan brutal. Si ens posem a parlar dels que pateixen el capìtalisme per suposat que no anirem a Suècia, però t'asseguro que si agafem un mapa i anem dient països per veure les desgràcies o les virtuts del sistema, els primers guanyen de golejada.
mas bobadas
17 set 2005
Si la riqueza del primer mundo se basara en la pobreza del tercero, los paises que no comercian ni permiten la entrada de multinacionales serian paraisos: como ni Corea del Norte ni Cuba ni Sudan ni Etiopia lo son, la teoria queda demostrada como falsa.
Re: Crítica de cine: La pesadilla de Darwin
17 set 2005
Però que dius noi? Has llegit el que has dit? T'en adones que no té sentit. L'economia global afecta a tots els països inclús als que dius que no comercien.
jajajajaja
17 set 2005
¿que? ¿como afecta la economia mundial a un pais como Corea del Norte que no exporta, no importa y no pide prestamos al FMI?

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more