Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: altres temes
El Imperio muestra sus miserias
05 set 2005
España envía petróleo,camillas,botiquines,mantas etc... a EEUU (parece de chiste)
RÃ?FAGAS EN LA CASA BLANCA.

Por Miguel del Padrón;



Las voces contra el presidente norteamericano aumentan día tras día, la tragedia es demasiado grande y los sentimientos de dolor, ira, desesperación y angustias están por todos lados, especialmente en Nueva Orleans.
Muchos se preguntan: ¿cómo una Gran Nación, puede presentar escenas propias del Infierno de Dante, que son las que a diarios vemos por la televisión cuando se refieren a Haití, Sudán, Ruanda, Irak u otros países pobres del pobre tercer mundo?.
Fuentes mexicanos desde el puerto de Tampico han reportado que marineros de un barco de bandera griega relataron que avistaron animales muertos y centenares de seres humanos flotando en las aguas del Golfo.
Los presos comunes quedaron a su suerte. La periodista Mira Oberman, reportera de AFP, narró, que los presos de la cárcel de Nueva Orleans saltaban por las ventanas y caían sobre alambres de Púa, otros murieron ahogados en sus celdas inundadas, o lograron escaparse. En el peor momento tenían el agua hasta el pecho y había muchos muertos dentro de la prisión. Un responsable de la instalación carcelaria reconoció que no tenían nada planificado para una situación así y que los presos se colgaban de las ventanas y trataban de tomar agua inundada. Algunos tenían tanta sed que hicieron nudos en sus camisetas y sacaban agua contaminada con una bota, tomaban de la misma donde habían hecho sus necesidades. Recientes informes señalan que más de 200 policías renunciaron y dos se suicidaron.
Cifras conservadoras sitúan en más de diez mil los muertos, pero estas probablemente nunca se van a conocer con exactitud como no se conocen los civiles muertos en Irak. El alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagrin afirmó que cada día se mueren cientos.
La ciudad se sumió en el caos, el desorden y la falta de control y fue virtualmente tomada por pandillas armadas. Los incendios y los escapes de gas son continuos, las calles se convirtieron en basureros.
El presidente Bush anunció el envío de 7 mil efectivos militares lo que ascenderá a 40 mil y en las próximas horas llegaran a 50 mil. Entre estos estarán los integrantes de la unidad 82 aerotransportada y de los marines, que han sido empleadas en diversas intervenciones bélicas internacionales.
Los refugiados en la sede del Superdomo se quejaron de que fueron tratados rudamente por los militares, personal enérgicos preparado para contingencias de este tipo. Ellos comenzaron a desalojar el edifico invadido por los desposídos desde que el presidente norteamericano dió la alarma de huir, sin explicar para dónde ni cómo.
El techo de ese Palacio se desplomó y las casi 20 mil personas refugiadas quedaron a la interperie. Es doloroso imaginar cómo permanecieron cinco días, sin agua potable, comida y con los baños sanitarios colapsados. Algunas personas han relatado que encontraban cadáveres en estos cubiertos de excrementos, donde la peste de orine, heces fecales y el aire contaminado por la putrefacción de los animales muertos y cadáveres que flotaban en las aguas contaminadas con mezcla de petroleo y gas era insoportable. A ello hay que añadir el intenso calor. La solución dada fue: ¡ sálvense, los que puedan! y esos fueron los que lo lograron.
En las imágenes televisivas se observa que la presencia de niños es mínima con relación al número de los albergados, igual de ancianos, enfermos visibles, inválidos, ciegos o impedidos físicos, ¿dónde están la mayoría?. Comenzó a reportarse el descubrimiento de familias completas ahogadas en sus propios domicilios. Seguramente bajo las aguas y los escombros quedaran muchos más. Pero las grandes candenas de televisión no informaron ni probablemente lo harán. Ellos saben muy bien como editar los programas.
En el Superdomo hubo disparos y muertos hasta por la obtención de un recipiente de agua, una tohalla o un pote de comida. Las madres y padres desesperados que salían a los mercados a obtener algo de comida o bebida, fueron presentados por la televisión como saqueadores, pandilleros y asaltantes, si eran negros; pero se les llama ciudadanos desesperados, si son blancos.
El desalojo del Superdomo, fue de estricta forma militar, como estricta fue la orden del Presidente a sus soldados, "TOLERANCIA CERO". Hay que disparar a matar y mataron, algunos han reportados cadáveres flotando en la putrefactas aguas con balazos en diferentes partes del cuerpo y seguramente serán reportados como ahogados por las furias del huracán.
Nadie puede explicarse porque los helicópteros y las fuerzas aéreas, expertos en disparar cohetes y misiles inteligentes no fueron capaces de llevar agua potable y alimentos a esas zonas rodeadas de desesperanzas y sufrimientos.
Los primeros evacuados fueron los enfermos y ancianos, pero no permitieron que sus familiares los acompañaran, lo que provocó agudos enfrentamientos, los crios que recogieron los helicópteros se los llevaron sin sus madres, le siguieron los chavales menores, pero los demás con sus padres no fueron admitidos.
Solo entonces se puede comprender la desesperación por la forzosa separación de los familiares y especialmente los padres enfurecidos que veían como partían a lugares desconocidos y dispararon contra los helicópteros salvadores. Se afirma que una ola de suicidio recorrió las instalaciones.
La tragedia de localización y encuentro de los familiares vivos comienza su sinuoso camino y la de los muertos tal vez nunca se conozca. Las técnicas del Irak ocupado se aplica en Louisiana, con los mismos y crueles resultados. Pero aquellos son árabes y están distantes, pero estos son negros y latinos pobres que viven en el país más rico de la tierra y la realidad ha impactado al mundo.
Un titular del periódico la Jornada de México dice: "VERGÃENZA", LA RESPUESTA DE BUSH A LA TRAGEDIA.." El corresponsal en Nueva York David Brooks, fechado el 3 de septiembre dice que de costa a costa en este país, la opinión editorial, de ciudadanos, de diversos políticos parecen coincidir en que la respuesta del gobierno federal a la devastación del huracán Katrina es "una vergüenza".

El Gobierno de Estados Unidos no puede alegar que fueron soprendidos como sucedió cuando el ataque terrorista del once de septiembre a las torres gemelas. Ellos conocían el curso del huracán, hora por hora, los partes metereológicos indicaban claramente que impactaria a Nueva Orleans. Conocían hasta las fuerzas de los vientos y la presión atmósferica. Señalan que muchos latinos, entre ellos los cubanos se salvaron, porque siguieron el curso del meteoro a través de RADIO REBELDE y RADIO AGRAMONTE una emisora de relativo poco alcance, situada en la ciudad de Camagüey en el oriente cubano, pero perfectamente audible en esa zona del territorio norteamericanos.
Explican que acudieron a ese medio, porque los partes meteorológicos en una ciudad donde viven más de medio millón de latinoamericanos erán en inglés y precedidido siempre de muchos anuncios comerciales.
El Gobierno de Estados Unidos esta obligado a reconocer ante el mundo que no estaban preparados, ni para un ataque terroristas, ni un desastre de la naturaleza, ni una guerra dentro de su propio territorio ni para gobernar el país.
El corresponsal de la Jornada refiere: "Casi todos preguntan por qué tardó tanto, por qué estaba tan mal preparado y por qué no se atendieron los pronósticos que desde hace años anunciaban que este desastre era muy probable y que tendría estas dimensiones.

Cada vez es más generalizado en medios nacionales como el New York Times, el Miami Herald y el Los Angeles Times, entre decenas más, que critican -y condenan en algunos casos- la respuesta del gobierno de George W. Bush a este desastre.
Los reporteros y editores de los medios nacionales han descartado las justificaciones del gobierno, de que "nadie podría haber pronosticado las consecuencias de este desastre", tras recordar una y otra vez las investigaciones federales y locales, los pronósticos de expertos, las advertencias de las propias agencias federales y del Cuerpo de Ingenieros del Ejercito y muchos organismos más, que durante años habían dibujado casi
perfectamente lo que acaba de ocurrir y señalaron que la respuesta de Bush fue disminuir los presupuestos de la protección de los diques que protegen a la ciudad en un 80 por ciento y que esa fue la principal causas de la catástrofe.
"Ha habido fracasos en todos los niveles del gobierno al intentar
reaccionar" al desastre, opinó un editorial del periódico Miami Herald. Concluyó que si "el 11 de septiembre de 2001 para siempre cambió la creencia colectiva de los estadounidenses en la invencibilidad de la nación, seguramente las escenas del Golfo de México esta semana han cambiado para siempre nuestra idea de que somos inmunes a desastres tipo tercer mundo. ..".
El Washington Post, en un editorial, reiteró la pregunta que se hace todo el país: "¿Pero cómo podría estar tan poco listo el gobierno para una crisis que fue tan ampliamente pronosticada? ¿Cómo es posible que las autoridades municipales, estatales y federales carecieran de un plan de emergencia que podría ser activado rápidamente?" Estas opiniones circulan por todas partes. "¿Cuándo fue que Estados Unidos se convirtió en un país en que nuestros pobres se ahogan en sus casas? La vergüenza de la incompetencia del gobierno se trasmite a todo el mundo.
El New York Times reportó que el presidente está enfrentando "una de las peores crisis políticas de su presidencia", ya que varios republicanos y analistas señalaron que si no logra controlar la situación y sus secuelas, todo esto podría socavar su agenda política en todos los rubros, incluyendo posiblemente el apoyo a la guerra en Irak si se determina que el despliegue de fuerzas en el país árabe contribuyó a la falta de respuesta en Lousiana.
"Existe la posibilidad de un daño muy serio para este gobierno-consideró el politólogo Donald Green, de la Universidad de Yale, en entrevista con el Times-. La conclusión inequívoca a que uno llegaría de todo esto es que fue un fracaso masivo del gobierno federal".
Ahora se verá si Bush logra sobrevivir, ante los vientos políticos y sociales de Katrina. A la vez, toda la nación tendrá que responder frente a un fenómeno histórico con consecuencias a largo plazo.
Los evacuados para Houston comienzan un grave momento, se reportan brotes de diarreas, vómitos y se teme la presencia del virus del Nilo, el Ebora, la malaria, el cólera, la Hepatitis y otros igualmente temibles y mortales.
Mientras la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, se divertía comprando zapatos y asistiendo a una función de teatro donde tuvo que soportar los gritos de condena del público. La tragedia no le impidió manipular a la opinión pública con fines políticos. Cuando habló de la ayuda brindada por varios gobiernos y países, omitió la de Cuba que esta entre las primeras naciones que la ofreció y que incluye mil cien médicos, perfectamente entrenados en catástrofe de esta naturaleza y que hablan perfectamente el inglés y 26 toneladas de medicamente, o a Venezuela, que cuando llegó a la lista de países que leía por orden alfabetico dijo y "Otros países", para no tener que mencionar al del presidente Hugo Chávez.
Mientras George Bush se fue a San Diego, al día siguiente de la tragedia a divertirse con sus amigos de negocios y el líder de la Cámara, Dennis Hastert, decidió no interrumpir su participación en un acto de recaudación de fondos electorales con un grupo de ricos, por eso llegó tarde al Capitolio para votar por el paquete de emergencia para los damnificados. Todo esto podría costarles mucho a la cúpula política.
Ahora muchos analistas están observando si el pueblo norteamericano está dispuesto a pasarle la cuenta política de Katrina a sus dirigentes políticos a través de un movimiento que toma fuerzas huracanas y está exigiendo la renuncia del presidente vacacionista George W. Bush y de todos sus ineficientes integrantes y reclamando que las ráfagas de Katrina azoten a la Casa Blanca.



--------------------------------------------------------------------------------

This work is in the public domain

Comentaris

Re: El Imperio muestra sus miserias
05 set 2005
la naturaleza es sabia, esta vez a barrido por donda más polvo había...

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat