Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: laboral
jaiak bai, borroka ere bai...
17 ago 2005
Telefònica vol acomiadar vuit treballadors, membres del comitè de vaga, per convocatòria de vaga il.legal. Tot queda pendent del judici a l'audiencia nazional. foto:central de telefonica a gran de gràcia, a fontana.
Dscn0914.jpg
Todos ellos forman parte del Comité de Huelga
Telefónica despide a ocho trabajadores

Miguel Arróniz
Rebelión
Telefónica de España, la mayor multinacional española, ha hecho efectiva la amenaza que recaía sobre ocho trabajadores y les ha enviado la carta de
despido por formar parte del Comité de Huelga, huelga que consideraba ilegal.

Esta empresa, que fue privatizada y que no deja de dar beneficios a sus grandes accionistas, luce una cara bien distinta según las circunstancias. La
más radiante en su publicidad y en el patrocinio de eventos deportivos; o la más siniestra cuando se trata de seguir apretando las tuercas de sus
empleados. De empresa moderna, solidaria y social a compañía novecentista, con prácticas negreras propias de los albores del sistema capitalista.

Ya no solo se permite el abuso constante de los trabajadores subcontratados que se dejan la vida en jornadas sin fin, ahora se enfrenta a sus
trabajadores de plantilla que lo único que piden es más seguridad en su trabajo. Ya no solo desafía la legislación vigente que tantos años y
sacrificios ha costado conseguir sino que se permite el lujo de decidir si una huelga es o no ilegal usurpando incluso la labor de la justicia. Ya no
solo se aprovecha de la deslocalización consiguiendo grandísimos beneficios en países de Sudamérica o �frica, aprovechando legislaciones mas afines y
sueldos más baratos, ahora lo hace ahorrando costes en materia de seguridad e higiene en el trabajo.

Ahora se trata de los GMOÂs o Grupos Móviles Operativos. Este grupo de trabajadores, junto a otro de la rama comercial, comenzó una huelga indefinida
el pasado 17 de junio con un paro de 1 hora todos los viernes para protestar por el deterioro de sus condiciones laborales. Se constituyó el Comité de
Huelga con 12 trabajadores, la mayoría de ellos sin ningún tipo de filiación sindical, que fue apoyado y avalado legalmente por el Comité de Empresa
de Madrid. No parecía una buena fecha por la proximidad del verano y del periodo vacacional y la lógica disminución de plantilla. Pero a todos ha
sorprendido cómo la movilización que comenzó en 19 provincias y que fue seguida por 200 trabajadores, en la jornada del 5 de agosto fuera apoyada en
más de 30 provincias y más de 600 trabajadores.

También parece sorprendida la dirección de la empresa que, en su ánimo de amedrentar a la plantilla, y sobretodo a los miembros del Comité de Huelga,
decidió arrogarse de poderes judiciales y declarar la huelga ilegal. Cuando contempló que la movilización aumentaba entre los trabajadores dio otro
golpe de mano y abrió expediente a los miembros del Comité. Y, finalmente, cuando asiste a la gran marea que se le echa encima, y la mayor que se le
puede venir en setiembre con toda la plantilla disponible, envía la carta de despido a ocho miembros del Comité de Huelga.

Pero esta estrategia no solo responde a intimidar a los trabajadores sino también a sembrar la división y la confusión. Así, de los 12 miembros del
Comité, despiden a 8, sobreseen los expedientes a 2 (el representante del sindicato CGT y a una trabajadora que se encontraba de baja) y los anulan a
otros 2 (el presidente del Comité de Empresa de Madrid y la representante del sindicato AST). Evidentemente, el reparto no es casual. Con los 8
despidos pretende hundir anímicamente a los miembros del Comité y dar así un castigo ejemplar. Con los sobreseimientos y las anulaciones se pretende
deslegitimizar a quienes, como representantes de los trabajadores, han apoyado firmemente y desde el principio estas movilizaciones.

Pero el estado anímico y la firmeza de los 8 trabajadores despedidos no ha mermado y han decidido seguir en la lucha. En la concentración celebrada
ayer viernes en la central de la calle Rios Rosas de Madrid ante un centenar de trabajadores se decidió continuar con la movilización y seguir
exigiendo a la empresa Telefónica que se siente a negociar con los trabajadores para dar una solución a los graves problemas que afectan a este sector
de la plantilla. Las reivindicaciones no solo se tratan de mejoras de condiciones laborales sino evitar el deterioro progresivo de estas y se exige
que se cumplan los acuerdos y directrices de Seguridad y Salud, que no se abuse del acuerdo para prolongar una hora la jornada laboral, que se renueve
la flota de vehículos o que se acondicionen y mantengan las centrales telefónicas que sufren un abandono total por lo que aumentan sensiblemente los
riesgos de accidente laboral.

La actitud de la multinacional no solo supone un fuerte encontronazo con los trabajadores afectados sino con el resto de la plantilla y, por ende, con
el conjunto de los trabajadores. Que una empresa sea capaz de conculcar toda la legislación vigente declarando ilegal una huelga o despidiendo a los
miembros del Comité de Huelga significa que los derechos laborales de los trabajadores están bajo mínimos. Que sea Telefónica quien lo haga, una
empresa hasta hace unos años pública y hoy privatizada, con ramificaciones en todas las áreas de negocio, con sucursales en medio mundo y con enormes
beneficios, significa que cualquier trabajador se encuentra, en la actualidad, en la cuerda floja.

Tal vez sea un aviso para navegantes, pero permitir el triunfo de las tesis de esta empresa puede marcar el futuro de las relaciones laborales en el
resto. De ahí la responsabilidad que asumen los trabajadores del Comité de Huelga, la plantilla afectada y el conjunto de personal de Telefónica de
España.



_______________________________________________

web: www.moviments.net/xarxacontratancaments
Xarxa-contratancaments mailing list

This work is in the public domain
Sindicat