Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder
Cosas que pasan en la policía y en el IVASP de Valencia
12 ago 2005
Es que escucho a los tertulianos decir que son "excepciones" las cosas que pasan. Perdón por disentir. Véanse si son cosas excepcionales o no, a continuación.
Herman*s proletari*s vigilemos lo que tenemos mientras no haya otra cosa. Y por supuesto construyamos pronto otra cosa.
(IVASP) Siete profesores certificaron que las actas de los cursos habían sido manipuladas por los acusados

Uno de los investigados declaró contra el actual director del centro en un caso de robo

Levante-EMV, 13-07-2005
J. P., Valencia

El caso de la falsificación de cursos por parte de cuatro profesores e instructores del Instituto Valenciano de Seguridad Pública (Ivasp) está generando informaciones que ponen en cuestión la labor de los investigados y también la de la propia Dirección General de Interior, a la que se le atribuye la filtración de la noticia.

Según ha podido saber este periódico de fuentes solventes, hasta siete profesores que habían impartido cursos especializados fuera del Ivasp declararon ante la Policía Autonómica y certificaron que las actas de los cursos habían sido manipuladas, supuestamente, por los cuatro acusados, que de esta forma se atribuían unos méritos que luego les permitirían promocionar dentro del cuerpo.

Después de recibidos estos testimonios, la Policía consideró cerrada la investigación y trasladó las diligencias a los juzgados de Lliria, partido judicial al que corresponde L'Eliana, población donde está ubicado el Ivasp. Al parecer, no necesitaban más información para acusarlos de robo y falsificación de documentos.

Interés personal

No obstante, del historial de alguno de los acusados se pueden deducir intereses de la Dirección General de Interior por señalar al menos a uno de los acusados.

Según las fuentes, cuando se produjo el robo de documentación en el despacho del director del Ivasp, Pedro J. Martínez, cargo nombrado por el antiguo gobierno del PSPV, este acusado, que al igual que los otros tres es afiliado de la Unión General de Trabajadores (UGT), declaró en contra de Vicente Aguiló, que ha sido nombrado por Interior (PP) para ocupar el cargo de Martínez después de que este se cogiera la baja psicológica. Para las fuentes no es descartable, pues, que las acusaciones de ahora, al margen de su gravedad, sean una venganza de la Dirección General de Interior, que fue la que denunció los hechos a la Policía Autonómica, por las declaraciones contra Aguiló, una venganza que se habría llevado por delante a los otros tres implicados en la supuesta falsificación de los cursos.

Ayer este periódico trato de ponerse en contacto con la Unión General de Trabajadores para obtener una versión de los hechos y conocer su posición respecto a los implicados, que por otra parte, están desarrollando su actividad con completa normalidad y, al parecer, bastante tranquilos. Sólo uno de ellos, inspector de Torrent, ha cogido la baja psicológica después de saltar a la luz pública el escándalo de las falsificaciones.

----

INFORME

Los intereses ocultos de los cursos del Ivasp

ENFRENTADOS. LUIS IBÃ?ÃEZ Y LOS SINDICATOS MANTIENEN SU DISPUTAS.


Siete profesores certificaron que las actas de los cursos habían sido manipuladas por los acusados


Generalitat y sindicatos se benefician de la privatización

El Instituto Valenciano de Seguridad Pública (Ivasp) ha reducido notablemente la organización de cursos especializados en favor de organizaciones sindicales, generando así una red de intereses que perjudican la calidad de la enseñanza y que propician la comisión de irregularidades.


Levante-EMV, 13-07-2005
José Parrilla, Valencia

Los cursos del Instituto Valenciano de Seguridad Pública (Ivasp), dirigidos a la formación de la Policía Local, han generado una gran polémica al saberse que a la finalización de uno de estos varios alumnos destrozaron un aula y, sobre todo, después de que la Policía Autonómica investigue a cuatro profesores de la entidad por falsificar actas de cursos especializados realizados en el exterior para ganar puntos de cara a la promoción interna.

No obstante, para sindicatos y partidos de la oposición -que han presentado denuncias y proposiciones no de ley en las Cortes Valencianas- estos casos sólo son un ejemplo de lo que denominan «caos» del Ivasp, una organización llamada a inculcar el orden a los futuros agentes y, sin embargo, sumida en una maraña de intereses que ponen en cuestión su prestigio formativo.

Para empezar, el Instituto ha dejado de hacer en los últimos años parte de la labor para la que fue creado allá por el año 1990, que es la de formar a los policías locales de la Comunidad Valenciana haciendo los cursos básicos previos a la incorporación de los agentes o los especializados, que sirven para la promoción interna.

Según datos de la Conselleria de Justicia y Administraciones Públicas, desde que Luis Ibáñez está al frente de la Dirección General de Interior de la Generalitat Valenciana, entidad responsable del instituto, se han reducido ligeramente los cursos básicos de policía y los de capacitación (cursos selectivos), algo que puede achacarse a la menor provisión de plantillas de los últimos tres años.

Pero sobre todo, ha habido un descenso en la organización de cursos de especialización, una materia que ha sido cedida a los sindicatos y, en menor medida, a las corporaciones locales.

Desde el año 1990 hasta el año 2001 el Ivasp realizó 652 cursos especializados y homologó para hacer en el exterior otros 842. Sin embargo, en el año 2005, el balance de los 15 años es de 775 cursos propios y 2.026 homologados, es decir, que en los últimos cuatro años se han hecho apenas 123 cursos especializados en el Ivasp y se han homologado-externalizado 1.184, casi el doble de los que se habían hecho en los 11 años anteriores. A estas alturas, además, fuentes sindicales aseguran que el Ivasp ha reducido su actividad a los cursos básicos. Al margen de esta «privatización» de sus funciones, la concesión de los cursos también ha sido ampliamente cuestionada. Partimos de la base de que cualquier sindicato, corporación local o centro educacional puede solicitar la realización de un curso especializado y previa presentación del programa y el currículum del profesorado recibir la homologación correspondiente del Ivasp. Eso permite todo tipo de maniobras que benefician a la propia administración y a algunos sindicatos, profesores y alumnos.

Varias organizaciones sindicales utilizan estos cursos, pese a no recibir subvención alguna, para atraer nuevos afiliados y ganar peso dentro del cuerpo. De hecho, en los últimos tiempos sindicatos minoritarios como CSI-CSIF, Sindicato Independiente o SPPLB han sido los que más cursos han organizado, revelando públicamente, al menos el segundo, su interés por ganar adeptos.

Por parte de la administración autonómica también se aprovechan estas concesiones para reequilibrar a su favor la balanza sindical y contrarrestar el poder de UGT o CC OO, que junto al STA-IV forman la plataforma más crítica que jamás ha habido en la Policía Local.

Falta de control

La consecuencia de todo este entramado, además de alimentar los intereses antes citados, es, finalmente, un descenso de la calidad de la enseñanza, ya que una vez concedidos los cursos el Instituto Valenciano de Seguridad Pública no ejerce el suficiente control sobre los mismos, denuncian los sindicatos.

Ocurre, por ejemplo, que alguno de los cursos se ha impartido en locales o gimnasios de empresas o personas vinculadas con la extrema derecha. Y mucho más grave es que algunos de los sindicatos firmen los cursos a personas que ni siquiera han acudido a las clases, sólo por el interés de tener un afiliado.

Se ha dado el caso, y así lo denunció Comisiones Obreras, de que un mismo agente tenía firmada la asistencia a dos clases distintas a la misma hora, extremo desmentido desde el Ivasp. Y se sabe de policías que tienen hasta una triple afiliación sindical precisamente derivada de su interés por estos cursos.

Hay que tener en cuenta que este tipo de formación tiene un peso importante a la hora de promocionar, lo que despierta el interés evidente de los agentes. Cuenta incluso para la promoción de los profesores, que incluyen estos cursos en su currículum personal y están dispuestos a darlos, en algunos casos, de forma gratuita.

Para acabar con esta situación, la oposición ha pedido al Ivasp que recupere los cursos, que elabore un reglamento y que ceda formación a entidades externas sólo cuando sea estrictamente necesario.

----

UGT acepta que se investigue a los cuatro profesores del Ivasp, pero duda de Interior

Cree que el caso debe llevarlo la Guardia Civil, no la Policía Autonómica

Levante, 16-07-2005
José Parrilla, Valencia

La Unión General de Trabajadores (UGT) ha pedido que se investigue hasta el final a los cuatro profesores del Instituto Valenciano de Seguridad Pública (Ivasp) acusados de falsificar cursos externos para promocionar dentro del Cuerpo, tres de los cuales pertenecen al sindicato. No obstante, cree que hay elementos que suavizarían al menos las acusaciones y enmarcan todo el proceso es el caos del instituto y las maniobras puestas en marcha por la Dirección General de Interior para «depurar» al equipo del anterior director, puesto por el PSPV y ahora de baja psicológica.

Según explicaron Francisco Caballero y Roberto Raga, responsables de Administración Local y de Policía Local de FSP-UGT, el primer dato que les llama la atención es que el caso no haya sido instruido por la Guardia Civil, como sería lógico, sino por la Policía Autonómica, dependiente de la Generalitat. Más concretamente, añaden, ha sido instruido por Joaquín Aguilar Sagrado, que compagina, siempre según el sindicato, su cargo al frente de medio ambiente y escoltas con el de profesor en el Ivasp pese a tener dedicación exclusiva.

UGT afirma también que el despacho donde estaban los expedientes supuestamente falsificados está abierto y en sus mesas se apilan decenas de expedientes que no caben en otro sitio, lo que significa que tiene acceso todo el mundo.

«Nosotros no ponemos la mano en el fuego por nadie y pedimos que se depuren todas las responsabilidades, pero no queremos que se haga un juicio paralelo a estas personas», dijeron Raga y Caballero, quienes aseguran que los implicados, callados para respetar el secreto sumarial, les han dicho que son inocentes.

Exigen, además, que se reúna urgentemente la Comisión de Coordinación de Policías Locales para tratar los últimos acontecimientos ocurridos en el Ivasp, una institución que, a su juicio, «está bajo sospecha». «Todo esto es una reacción del director general de Interior, Luis Ibáñez, contra los sindicatos y el PSPV», dice el sindicato, instituciones a la que están ligados los acusados.

----

Acusaciones de «amiguismo» contra Ibáñez

Levante, 16-07-2005

Francisco Caballero y Roberto Raga, responsables de Administración Local de la FSP-UGT, denunciaron ayer «el amiguismo» que impregna todas las actuaciones del director general de Interior, Luis Ibáñez. El último ejemplo de esta política ha sido el nombramiento de un intendente principal para la Policía Local de Dénia.

A petición de la corporación municipal, UGT sugirió que ocupara ese puesto, en comisión de servicios, un agente de Sagunto que es licenciado y cumple todos los requisitos exigidos en estos casos. No obstante, el propio Ibáñez en persona firmó un informe desfavorable en el que asegura que el agente no reúne los requisitos de escala y categoría, argumentos que no se ajustan a la ley, según UGT, y que, en cualquier caso, no se utilizaron cuando se plantearon casos idénticos en Lliria, Peñíscola, Mislata, Xàtiva o Aldaia, donde fueron colocados como intendentes, al menos en Mislata, Aldaia y Xàtiva, agentes del CSI-CSIF, sindicato próximo a Ibáñez.

Ahora, la corporación municipal de Dénia ha pedido otros informes a la Subdelegación del Gobierno y UGT estudia medidas legales por prevaricación.

----

El PSPV plantea si el problema del Ivasp es sólo de la mala gestión o si también hay corrupción

Josefa Andrés dice que la entidad ha caído en picado y que las irregularidades son patentes


Levante-EMV, 25-07-2005

La portavoz de Administración y Gobernación Local del PSPV en las Cortes Valencianas, Josefa Andrés, aseguró ayer que «los últimos hechos» del Instituto Valenciano de Seguridad Pública (Ivasp) «sólo demuestran el descontrol y el caos total que lo caracteriza», por lo que se preguntó «si el problema del Ivasp será sólo la mala gestión o si también habrá corrupción».

En un comunicado del grupo socialista en las Cortes, Andrés afirmó que esta entidad «ha caído en picado y las irregularidades se han hecho patentes» por «la gestión pésima del director general de Interior, Luis Ibáñez, y a la inestimable colaboración que aporta el jefe de área de coordinación, y ex alcalde de Picassent, Juan Carlos Herrero».

La responsable socialista considera que cuando «en un curso se presentan 497 personas y sólo aprueban siete, el fracaso se hace demasiado evidente». La portavoz socialistas añadió que ante estos hechos «sólo pueden haber pasado dos cosas, o que ha habido un filtro de eliminación para que la Dirección General de Interior no sea acusada de corrupción, o que indirectamente se quiere auspiciar a la famosa formación de la Universidad y que se conoce como Ciencias Policiales».

Ante esto, la parlamentaria socialista dio datos sobre los cursos que se han impartido este año en el Ivasp, entre ellos «los cursos homologados que este año se han impartido de 400 a 500; o los cursos básicos selectivos que son aquellos que se realizan cuando los policías aprueban y están en periodo de formación, sólo se ha realizado uno; y por último, no se ha impartido ningún curso de perfeccionamiento».

En opinión de Josefa Andrés, estas cifras tienen su importancia, ya que considera que «no es una cuestión baladí, sino que es consecuencia del mal trabajo que realiza Ibáñez» y aseveró que esto «ya se deducía desde sus inicios».

Instalaciones inadecuadas

En este sentido, subrayó «la parálisis a la que han llegado las instalaciones gracias a Ibáñez" y aseguró que éstas son "inadecuadas» porque, apuntó, «no tienen ni galería de tiro ni gimnasio». Según la portavoz socialista, Josefa Andrés, se ha recurrido a un gimnasio privado por el que pagan «1.500 euros al mes, y el tiro se realiza en una cantera por la que se pagan entre 500 y 600».

La diputada del PSPV señaló, para concluir, que «con este gasto hace diez años que hubiéramos tenido ya las inversiones necesarias y que todavía están durmiendo el sueño de los justos».

This work is in the public domain
Sindicato Sindicat