Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme : corrupció i poder
"El gran secreto vaticano", nou llibre de Eric Frattini
07 ago 2005
El gran secreto vaticano
Enviat el Domingo, 07 agosto a les 01:10:56


Entrevista a Eric Frattini
Revista Fusión. Agosto 2005

Frattini busca información para escribir un libro sobre la CIA, pero los informes desclasificados le conducen a "la Entidad", el nombre clave que recibe el servicio de espionaje vaticano o Santa Alianza. A partir de una intensa investigación, el autor escribe un ensayo totalmente documentado, La Santa Alianza, que prueba los crímenes cometidos por el Vaticano a través de su brazo ejecutor, desde 1566 a la actualidad.
Texto: Marta Iglesias / Fotos: Angel Colina



ERIC FRATTINI
Escritor, periodista e investigador

- El gran secreto vaticano –

-¿Cuándo se fundó la Santa Alianza y con qué objetivo?
-La Santa Alianza se crea en el año 1566 por orden del papa Pío V y se funda realmente como una unidad de asesinos para matar a Isabel de Inglaterra, que era protestante y devolver a Inglaterra el catolicismo a través de María Estuardo, la reina de Escocia. Todo ello con dinero de Felipe II, que era quien pagaba la creación de la Santa Alianza.

-¿Lo que usted cuenta ha estado oculto a través de los siglos o siempre ha estado delante y nunca se ha querido mirar?
-Una parte ha estado oculta, otra había que preocuparse de rascar un poco para encontrar más información y una tercera se ha publicado directamente en documentos oficiales y lo único que había que hacer era rebuscar entre archivos oficiales de muchos países para encontrarlos.

-Entre todo lo investigado, ¿cuál considera el hecho más grave llevado a cabo por la Santa Alianza?
-Personalmente me sorprendió la Operación Pez Volador. Se montó durante el pontificado de Juan Pablo II y consistió en la venta de misiles Exocet a la dictadura argentina, que se utilizaron en la Guerra de las Malvinas. La dictadura argentina pagó esos misiles a la compañía Bellatrix, con sede en Panamá. Yo conseguí el certificado firmado por Paul Marcinkus -jefe de la Banca Vaticana-, donde reconoce que el Banco Vaticano es propietario del 58% de Bellatrix. El dinero de los misiles fue utilizado posteriormente por el cardenal Luigi Poggi -que era el jefe del espionaje vaticano durante el pontificado de Juan Pablo II- para financiar al Sindicato Solidaridad y a Lech Walesa. Y operaciones como ésta han hecho muchísimas.

-¿Qué grupos terroristas y dictadores sudamericanos financió el Vaticano, a través de sus servicios de espionaje, como afirma en su libro?
-El dinero vaticano ha financiado la dictadura argentina, la dictadura de Somoza, la dictadura de Duvalier en Haití o la dictadura salvadoreña, entre otras. Este tipo de operaciones se dan principalmente en la década de los 80, cuando sube Reagan al poder y la Santa Alianza se hace más activa con el apoyo de la CIA.

-¿Cuál ha sido el momento histórico en el que la Santa Alianza ha estado más activa?
-Con el papa Pío XII fue muy activa. Hay que recordar que la Santa Alianza creó después del año 45 una organización que se llamó el "Pasillo Vaticano" -la Operación Convento- que fue una operación creada por el espionaje vaticano para ayudar a escapar a los criminales de guerra nazis hacia Sudamérica. Ahí ayudaron a escapar a Hans Fischböck, el general de las SS; a Adolf Eichmann, máximo responsable de la llamada "Solución Final", por la que se exterminarían todos los judíos de Europa; a Josef Mengele, el médico de Auschwitz... Ayudaron a escapar a muchísima gente y yo lo certifico con documentos encontrados.

"El Estado Vaticano no tiene ley de desclasificación, no es nada democrático y todavía no ha suspendido la pena de muerte dentro de su Constitución"

-Otro de los momentos más fructíferos de esta organización es durante el pontificado de Juan Pablo II. ¿Qué acciones concretas se llevaron a cabo durante aquellos años?
-Toda la creación del entramado financiero del Vaticano, que después resultó ser una estafa y provocó quiebras bancarias en varios bancos de Italia, Perú, México. Publico un documento en el libro donde aparece la Bellatrix pero también toda una serie de compañías fantasma montadas por el Vaticano para blanquear dinero de la Mafia. Porque se blanqueó dinero del crimen organizado y del tráfico de drogas a través de sociedades financieras del Vaticano.
Paralelamente, la Santa Alianza fue muy activa durante el Pontificado de Juan Pablo II en la lucha contra la Teología de la Liberación, contra los curas centroamericanos: Leonardo Boff y los grandes sacerdotes de la Teología de la Liberación fueron muy perseguidos, con la ayuda de la CIA. Ese es otro capítulo oscuro que tiene la Iglesia católica.

-Aparece también en su libro el Sodalitium Pianum, ¿qué es y qué función tiene en el Vaticano?
-El Sodalitium Pianum -más conocido como SP- se organizó primero como una unidad de contraespionaje. Es decir, la Santa Alianza solamente actúa fuera de las murallas del Vaticano, en el extranjero, y el SP sólo lo hace dentro. Esta organización fue fundada a principios del siglo XX como una forma de perseguir a todos aquellos curas progresistas que querían una apertura de la Iglesia. Pero descubrieron que el SP recopilaba más información de la que necesitaban y al final se terminó oficializando y convirtiéndose en el contraespionaje vaticano, que todavía sigue actuando. El SP fue muy activo durante el Pontificado de Pablo VI descubriendo a espías del KGB dentro de la Iglesia católica del Vaticano, fueron los que se dieron cuenta de que el secretario del propio Pablo VI era un espía del KGB.

-¿Quiénes forman parte actualmente de la Santa Alianza y del SP?
-Todos son religiosos, hay muy pocos laicos. En realidad en todos los documentos que he leído sobre la Santa Alianza sólo figuran religiosos. La selección es por orden pontificia, y violar el secreto de operaciones de la Santa Alianza y del SP conduce a la excomunión. Así que los sacerdotes de la Santa Alianza que quieran seguir siéndolo, nunca dirán absolutamente nada.

-¿Todos los religiosos saben que existen la Santa Alianza y el SP?
-Todos los papas, cardenales y altos cargos sí lo saben. Forma parte del entramado de poder del Vaticano. Pero hay muchos religiosos que lo desconocen, aunque a muchos no les interesa leer historia. Piensa que el Estado Vaticano no tiene ley de desclasificación, no es nada democrático -yo elijo a un grupo de ministros que no cesan, y cuando yo me muero deciden a mi sucesor entre ellos mismos-, es un Estado que todavía no ha suspendido la pena de muerte dentro de su Constitución y de hecho las últimas gentes que mataron fueron en 1870. Dime qué jefe de Estado se puede permitir el lujo de levantarle el dedo a un jefe de Gobierno como en el caso de Zapatero, recriminándole por haber apoyado los matrimonios entre homosexuales. Pues eso es una cuestión que todos los jefes de gobierno le permiten al Papa. Esto no tiene ningún sentido, y más cuando somos un estado laico.


-¿Quién es actualmente el arzobispo responsable de los servicios de espionaje y contraespionaje vaticanos?
-Luigi Poggi es el último jefe del espionaje vaticano conocido, porque tuvo una función muy pública, como las relaciones con el Mossad israelí. Pero en la actualidad es difícil saberlo. En algún sitio he leído que es el español Pedro López Quintana, pero yo no lo creo porque actualmente está de nuncio en Delhi.

-¿La función y las actividades de la Santa Alianza dependen del Papa que dirija la Iglesia en ese momento?
-Sí. Ha habido 41 papas desde la fundación de la Santa Alianza. El único del que no he descubierto absolutamente nada es de Juan XXIII, al que llamaban "el Papa bueno". Y parece ser que se debe a que ordenó que se paralizasen todas intervenciones de la Santa Alianza y del SP.

-A la Santa Alianza no le interesaba la elección de un papa progresista tras la muerte de Juan Pablo II. ¿Pudieron influir en la decisión del cónclave de elegir a Ratzinger?
-No han intervenido en la decisión, pero la elección de Benedicto XVI fue la mejor para ellos. El cardenal Ratzinger, cuando era Prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe o Inquisición, utilizó a muchos agentes de la Santa Alianza para recopilar información de posibles núcleos contrarios o a favor de la Teología de la Liberación en América Latina para informarle. Hizo que la Santa Alianza fuese muy activa y permite dar continuidad a las operaciones y el presupuesto.

-¿Cuáles considera que serán las labores de estos grupos tras el nombramiento de Benedicto XVI?
-Una de las últimas preocupaciones del espionaje vaticano es Irak porque empiezan a quemar iglesias católicas. Y es que la Santa Alianza busca defender los intereses de la Iglesia católica en el país donde realizan las operaciones: fieles, inversión, dinero, financiación al gobierno en cuestión, siempre y cuando ayude a la iglesia católica... Se trata de buscar gobiernos cómodos y confortables para la Iglesia. Yo entiendo que el gobierno de José Mª Aznar era un gobierno mucho más cómodo que el de Zapatero, que es una persona más molesta para ellos.

-¿Cómo se entiende que una Iglesia que pregona un mensaje de amor, paralelamente -como aseguras en tu libro-, es capaz de asesinar, financiar dictadores, etc...?
-Esto es como Estados Unidos: se vende como el gran defensor de la libertad y luego tienen a la CIA. Es una cosa que se llama poder y el poder de la información lo es todo, y la Iglesia católica lo necesita para seguir manteniendo el poder. La propia red montada por la Iglesia ya es una fuente de información. Los curas hacen un informe diario que remiten a su inmediato superior dentro de la provincia donde estén. Esos informes terminan en la Nunciatura, que los envía al Vaticano y allí esa información va al Dicasterio encargado de las misiones. Y en esa información hay de todo: desde la pérdida de fieles en la parroquia de La Paz en Bolivia, hasta movimientos de guerrillas de las FARC en la zona cerca de Cartagena de Indias. Es una fuente de información brutal y la utilizan porque saben cómo hacerlo.

-Considerando que Pío V fundó la Santa Alianza y fue santificado años después, ¿qué se puede decir de los santos católicos?
-Pues que hay algunos que no me merecen mucho respeto. Por ejemplo tampoco me causaría mucho respeto que nombrasen santo a Juan Pablo II, un Papa muy intervencionista con respecto a la utilización del servicio de espionaje vaticano, muy duro en la utilización del servicio de espionaje, y muy inmovilista con respecto a la Iglesia católica. Personalmente no creo que sea un Papa para nombrar santo, máxime cuando hay casos como el de Juan XXIII.

"No me causaría mucho respeto que nombrasen santo a Juan Pablo II, un Papa intervencionista, muy duro en la utilización del servicio de espionaje, y muy inmovilista con respecto a la Iglesia católica"

-¿Cómo afecta a la Iglesia católica la publicación de libros como El Código Da Vinci, Assassini o el suyo, con todo lo que muestran a la luz pública?
-La Iglesia católica tiene una gran estrategia: no reaccionar. Llevan dos mil años sin hacerlo y eso les ha permitido sobrevivir. En mi caso van a intentar que el libro se muera con el paso del tiempo para evitar que se siga hablando de él, porque si el nuncio vaticano en España hablase de él vendería más.

-¿Quién le gustaría que leyese su libro?
-Este libro lo pueden leer los lectores a los que les guste la historia de los pontificados, porque hablo desde Pío V hasta Benedicto XVI. Tiene que leerlo la gente a la que le interese la historia reciente de Europa porque muchos acontecimientos están relacionados con la Santa Alianza, como la creación de Holanda, la Armada Invencible, el asesinato de Enrique IV de Francia, o el intento de asesinato de Isabel de Inglaterra y la restauración del trono católico con María Estuardo. Cuento el papel de intervención de la Santa Alianza en la guerra hispanoamericana por Cuba, o en la Segunda Guerra Mundial y el fin de la misma, cuando crearon el "Pasillo Vaticano" para ayudar a escapar a los criminales de guerra nazis. El libro también te lo puedes leer como si fuera una novela, lo que pasa es que los personajes y las acciones son reales.

-¿Es consciente de que muchos católicos creerán, tras esta entrevista, que usted desvaría?
-Eso es como todo. Piensa en Claudia Rosett la periodista del Wall Street Journal, cuando empezó a sacar las primeras informaciones acusando a la ONU de que se estaba enriqueciendo con el programa Petróleo por Alimentos. Lo primero que le dijeron es que era una mentirosa y que estaba manipulando la información. A mí me han llegado a decir que he escrito una novelucha anticatólica, que formo parte de la conspiración del gobierno socialista contra la Iglesia católica... Descalificaciones que provienen de lo que yo llamo sectores talibanes católicos. Luego ha habido sectores católicos que han leído el libro y, aunque no les ha gustado, sí me han dicho que está muy bien documentado. ∆

Otros libros del autor: Irak, el Estado incierto (Espasa), Secretos vaticanos (Edaf), Mafia, S.A. 100 años de Cosa Nostra (Espasa),
Osama Bin Laden, la espada de Alá (La Esfera de los Libros)
Mira també:
http://www.psuc.org

This work is in the public domain

Comentaris

Re: "El gran secreto vaticano", nou llibre de Eric Frattini
08 ago 2005
La tesis que sublima Fratino en este libro es que efectivamente, como todo el mundo sabe, el Estado Vaticano ha cometido toda clase de crímenes "de Estado"...pero que para "santos" el "papa Juan XXIII"...sin duda Fratino es un GRAN SERVIDOR DE DIOS....
Sindicat