Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Atac de les FARC contra Caldono
07 jul 2005
Julio 5 de 2005

Cinco horas duró ayer un nuevo ataque de las Farc contra Caldono (nororiente
de Cauca)

Se trata del segundo intento de ese grupo guerrillero por tomarse la
población, en menos de 48 horas.

El ataque comenzó al mediodía con cilindros bomba que impactaron en sectores
no habitados del pueblo. Pasadas las horas, los subversivos lanzaron
granadas con rockets que cayeron cerca del hospital y de la plaza.

Y aunque a las 5 p.m. la situación parecía controlada por el Ejército y la
Policía, al cierre de esta edición los guerrilleros arreciaron los ataques
desde La Cruz (zona montañosa) en un intento más por hacerse al control de
la estación de Policía.

Autoridades locales informaron que debido al recrudecimiento de los choques,
al menos el 80 por ciento de los 3.000 habitantes buscaron refugio en las
afueras de la localidad, hacia la parte plana.

A la una de la tarde comenzó el éxodo de los habitantes, que se refugiaron
en un centro deportivo en las afueras. Otros salieron a los corregimientos
Liberia y Pescador, cerca de la vía Panamericana.

La alcaldesa, Briseida Trochez, dijo que anoche se esperaba que quienes
salieron del pueblo retornaran a sus viviendas e insistió en que los
albergues son provisionales.

Versiones de pobladores de Caldono indicaban que los guerrilleros
aprovecharon las partes más altas de la montaña para atacar a la Fuerza
Pública. En la tarde llegaron al menos 300 soldados y se esperaba el
refuerzo de la Policía.

Funcionarios de la Red de Solidaridad, que pretendían efectuar el censo de
daños, detuvieron el proceso para ubicarse en refugios

CALDONO

This work is in the public domain

Comentaris

Comunicat de les FARC
07 jul 2005
COLOMBIA


****************************************
Comunicado de las FARC
***************************************


El Presidente Uribe Vélez continúa arrastrando al país hacia un abismo sin
retorno. Su política neoliberal de entrega y puertas abiertas sigue como un
huracán arrasando con nuestra maltrecha economía, donde el TLC. (tratado de
libre comercio) con los Estados Unidos, será el tiro de gracia que acabará
por fin con la poca industrialización del país, donde la peor parte le
tocará al sector agrícola; al mismo tiempo y con fidelidad robótica el señor
Presidente cumple con las imposiciones del Fondo Monetario Internacional;
entrega nuestra soberanía a los Estados Unidos y permite que el vecino del
norte cada día intervenga de la forma más desvergonzada en los asuntos
internos de nuestro país, donde el presidente Uribe se desempeña como el
mayordomo de la finca, que en este caso es Colombia; los colombianos comunes
y corrientes son los peones de oficio, y ellos, los gringos, actúan como los
verdaderos propietarios de la finca; donde el servil mayordomo pone los
intereses de su amo, por encima del interés nacional.


Nunca antes la situación del pueblo había sido tan crítica: el desempleo
sigue con su línea ascendente, donde el rebusque es la única tabla
salvavidas de algunos. Para colmo de males, analistas económicos reconocen
que la economía del país ha entrado en una etapa de franco deterioro, donde
la recesión impide la generación de empleos. Estadísticas diferentes al DANE
hablan de que en Colombia mas de 28 millones de compatriotas están viviendo
por debajo de los índices de pobreza, es decir, están en la miseria; cada
día los colombianos son gravados con más y nuevos impuestos indirectos, para
la guerra; mientras el Estado, de hecho, ha renunciado a la protección y
seguridad social que le debe a sus gobernados, concretamente, al pueblo
trabajador: los hospitales cerrados por falta de presupuestos, los centros
de educación popular están corriendo igual suerte, los servicios públicos
deficientes como siempre e impagables como nunca.


Agregándole a todo esto, el aumento de la gasolina por enésima vez, lo que
automáticamente se refleja en el costo de todos los productos, comenzando
por los artículos de primera necesidad, lo que significa un nuevo y duro
golpe a la pobre capacidad adquisitiva del colombiano común. El campo, como
siempre, sigue sumido en su secular abandono, donde el campesino para no
morirse de hambre, no le queda otra opción de vida, que ir a engrosar los
cordones de miseria en las grandes ciudades, viendo desintegrar su familia;
donde algunos de sus miembros para poder subsistir, se ven obligados a
entrar en las redes de la delincuencia común o de la prostitución, debido a
que sus pequeños cultivos de plátano, yuca, caña, arroz, cacao, etc., y sus
animales domésticos, base de su propio sostenimiento, fueron acabados por la
fumigación indiscriminada del glifosato y la falta de atención por parte del
Estado.


La corrupción no solo sigue intacta, sino, que se ha profundizado durante la
administración Uribe, hasta tal punto, que dos grandes corruptos, Name Terán
y Alberto Santofimio Botero, se convirtieron en asesores de cabecera del
¡incorruptible! Presidente. La politiquería y el clientelismo han alcanzado
en manos del señor Uribe su máxima expresión, como instrumentos para comprar
y sobornar conciencias: embajadas y altos cargos en el exterior, por favores
al señor de palacio o por votos amarrados para el mismo destinatario.


Las libertades individuales cada día más desdibujadas, la prensa amordazada
unas veces y otras, manipulada, en ambos casos el presidente llama
folclóricamente a esto: ¡autocensura!. El Terrorismo de Estado sigue
cobrando victimas selectivas dentro del sindicalismo (sobretodo en el
Atlántico) y demás organizaciones populares, por el único delito de disentir
en público de las políticas gobiernistas. El presidente �lvaro Uribe se
apropio de la frase pronunciada por el presidente Bush, después de los
tristes sucesos del 11 de septiembre en los Estados Unidos, cuando dijo: ¡el
que no esté conmigo esta contra mi!. Esta expresión llena de intolerancia es
la brújula que rige todos los actos del primer mandatario colombiano,
convirtiendo a todas aquellas organizaciones que han visto algunos de sus
actos de gobierno con sentido critico, como enemigas y peligrosas para la
estabilidad institucional del país, y hasta las ha calificado de
subversivas, poniéndoles a sus integrantes la lápida al cuello, para que los
paramilitares estatales aprieten el gatillo. Es el caso con las distintas
ONGs para la defensa de los derechos humanos.


La entrega de nuestros connacionales a los Estados Unidos, para que sean
juzgados en este país, no importa que sean culpables o inocentes del delito
que se les acusa, es el pan de cada día, con el agravante, que el señor
presidente convirtió la extradición en un arma política para chantajear,
quebrar la voluntad de lucha y hacer renunciar de los principios
revolucionarios a los opositores del actual régimen político, como son los
casos de Simón Trinidad y Sonia. Ambos, al igual que antes, siguen siendo
indoblegables revolucionarios. Los únicos con los que el señor presidente ha
demostrado mas de una vez, que verdaderamente él tiene el ¡corazón grande!,
pero solamente para ellos, es con los protagonistas de San José de Ralito,
en cabeza de Mancusso, los Castaño y don Berna, envueltos todos en un
gigantes manto de impunidad. Este manto ha sido tejido por la mano maestra y
cómplice del presidente Uribe y su hermano Santiago, con asesoría para la
impunidad, del fiscal general de la nación Luís Camilo Osorio. Lo anterior
explica, el porque el jefe del Estado colombiano �lvaro Uribe Vélez asume
una posición contradictoria con relación al delito político. Por un lado
niega la existencia del conflicto social y armado que por más de 40 años
vive el país, para luego deducir de esta falsa afirmación, que en Colombia
no hay conflicto interno, y por lo tanto, a los guerrilleros no se les puede
considerar delincuentes políticos, sino simplemente terroristas. Por esta
razón su gobierno no reconoce, ni acata los convenios internacionales sobre
este tema. Pero presenta un proyecto de ley al Congreso para la
reincorporación de sus paramilitares a la vida civil, el que ya para
vergüenza nacional fue aprobado por la bancada uribista y unos cuantos
conservadores, donde les da el reconocimiento de delincuentes políticos.


Esta ley se llama de ¿justicia y paz?, y paradójicamente por su contenido no
expresa ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario: impunidad y guerra. La
aprobación de esta ley dejo al descubierto a la mayoría de los congresistas
comprometidos con el Paramilitarismo de Estado y ratifico lo que dijo
recientemente en el Congreso la uribista Yina Parody, de que la
representación paramilitar en el parlamento no era del 35 por ciento, sino
del 70. Esta ley de justicia y paz, fue aprobada con el único objetivo de
legalizar el paramilitarismo. Sin embargo, sus promotores (representantes
del gobierno Uribe) para justificarla, le han dicho al país, que los
beneficios de esta ley se extenderán también a la guerrilla. Al respecto,
las FARC-EP ratifican, lo que ya dijeron en comunicado público, firmado por
el secretariado nacional, de que: ninguna de las leyes aprobadas por el
Congreso para veneficiar al paramilitarismo, le servirán a la insurgencia.
Para la insurgencia se hará necesaria una nueva legislación. A raíz de la
aprobación de esta ley, la confederación internacional para la defensa de
los derechos humanos puso una demanda ante la corte penal internacional
contra el señor presidente de la república �lvaro Uribe Vélez, el fiscal
general de la nación Luís Camilo Osorio y algunos altos mandos de la cúpula
militar por propiciar y permitir tanta impunidad a los paramilitares, entre
los que se cuentan decenas de crímenes de lesa humanidad.


Invitamos a todos los colombianos que de una u otra manera están luchando
por cambiar las costumbres políticas del país, a cerrar filas como un solo
hombre, para evitar que el paramilitar �lvaro Uribe Vélez sea reelegido
nuevamente en el 2006.


Partes de guerra:
Los combates en el sur del país continúan, como resultado de la resistencia
al Plan Patriota. Mensualmente se presentan un promedio de 150
enfrentamientos, el mas reciente fue en el departamento del Putumayo el 25
del presente mes, donde unidades de las FARC-EP incumplimiento del plan
Héctor Ramírez, a las 11:00 horas atacaron la Base del Batallón número 11
acantonado en el corregimiento de Teteye, comprensión del municipio de
Puerto Asís. La base estaba compuesta por 300 soldados, se dividió un
pelotón y se copo; simultáneamente se atacaron las bases del Porvenir, la de
Colon y la de antinarcóticos en San Miguel. Se dinamito el ferry de puerto
Vega y se realizaron 80 voladuras del tubo tras andino y 17 al tubo entre
Colon y la Dorada. Se destruyeron todas las instalaciones de ECOPETROL en
Teteye, incluyendo 11 tanques de almacenamiento para el crudo.
Resultados: 50 militares muertos, entre ellos 4 suboficiales y un número
indeterminado de heridos.
Material de guerra recuperado: 19 fusiles Galíl 5.56, una ametralladora M-60
tipo comando y un cañón de reserva para la misma, 1 mortero de 60 MM, 1 MGL,
1 radio PRC, 4 cintas para la ametralladora, 27 proveedores, 6 granadas de
mano, 600 cartuchos 5.56, 11 equipos de campaña con material de intendencia.


Estado Mayor de los Bloques Oriental y Sur, montañas de Colombia, junio de
2005.
Pastora en cumbre de paras en Colombia
07 jul 2005
BOGOTA

El ex guerrillero sandinista de izquierda y también ex contra de derecha
nicaragüense Edén Pastora y el ex rebelde marxista salvadoreño Facundo
Guardado se reunirán en Medellín con el jefe paramilitar y narcotraficante
Salvatore Mancuso en desarrollo de un foro internacional de ideas para la
Paz que sesionará durante el jueves y viernes próximos.

El evento, organizado por dos frentes de guerra paramilitares que se
desmovilizaron y crearon la Corporación Democracia, pretende ser ``una mesa
de donantes de ideas por la paz.

Los frentes desmovilizados son el Catatumbo y Cacique Notibara, al mando del
narcotraficante Diego Fernando Murillo, alias Don Berna, quien actualmente
participa de una controvertida mesa de negociaciones de paz con el Gobierno
del Presidente Alvaro Uribe y goza de una guardia personal de más de
doscientos policías y de aerona

ves oficiales para sus desplazamientos.

Don Berna, sin embargo, no asistirá al encuentro internacional de Medellín,
que se celebrará en el Centro Internacional de Convenciones Plaza Mayor,
dijeron a El Nuevo Herald los organizadores del evento.

Tanto Mancuso como Don Berna están solicitados en extradición por Estados
Unidos bajo cargos de narcotráfico y son reclamados en Colombia por
múltiples masacres y hechos de terror pero todas las órdenes de captura en
contra de ellos fueron congeladas por el Presidente Uribe.

El objetivo es debatir planes, estrategias y proyectos que fortalezcan los
procesos de negociación con los grupos armados, dijeron los organizadores,
quienes pretenden congregar en torno al tema a pacifistas, profesionales, ex
militantes de los grupos armados, dirigentes políticos, empresarios,
defensores de derechos humanos y comunidad en general''.

El ex guerrillero Salvadoreño Facundo Guardado, quien combatió en las filas
del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, hará su principal
intervención entre las 11 y las doce del día del jueves siete de julio, de
acuerdo con el programa previs

to hasta ahora.

Edén Pastora, quien abrirá las sesiones del viernes 8 de julio, debe su
popularidad principalmente al hecho de haber sido en 1978, en Managua, el
Comandante Cero del asalto al Palacio Nacional y la consiguiente toma de
rehenes, operación que precedió la caída del dictador Anastasio Somoza.

Tanto Pastora como Guardado intentarán describir un paralelo entre las
guerras civiles de Nicaragua y el Salvador con la colombiana.

Para la mayor parte de los analistas de la historia de la insurgencia en
Latinoamérica, la guerra interna Colombiana actual dejó de tener semejanzas
con las de otros países del continente desde cuando los rebeldes de
izquierda y los paramilitares se convirtieron en secuestradores
profesionales y ejércitos entregados al narcotráfico.

Dentro de ese esquema, el jefe paramilitar Salvatore Mancuso, quien también
goza de escoltas y de aviones oficiales que le proporciona el Presiente
Uribe, hablará sobre su experiencia como actual negociador en los diálogos
de paz que se llevan a cabo en Santa Fe de Ralito, zona rural
desmilitarizada en el norte del país en donde se encuentran la mayor parte
de comandantes paramilitares y jefes del narcotráfico del país.

La primera intervención será la de José Galat, rector de la universidad de
derecha, de confesión católica, La Gran Colombia.

También está previsto que intervenga la congresista Rocío Arias, portavoz de
la mayor parte de grupos paramilitares de Colombia.

Los jefes paramilitares y narcotraficantes sostienen que a su organización
pertenece 35 por ciento de los miembros del Congreso pero se han negado a
dar nombres.
FARC: torna la ofensiva
07 jul 2005
Las Fuerzas Militares de Colombia se encuentran lejos de ganar la pelea a
las FARC en el amazónico departamento de Putumayo, fronterizo con Sucumbíos,
Ecuador. Durante junio, la arremetida de la guerrilla mató a 55 soldados.

Este Diario accedió al plan estratégico de las Fuerzas Armadas
Revolucionarias de Colombia (FARC), con el cual los guerrilleros se
enfrentan al Plan Patriota, la ofensiva de la Fuerza Pública colombiana para
derrotar a la guerrilla.

El 20 de junio, Inteligencia Militar de Ecuador conoció que, según ese plan,
las FARC tienen, actualmente, tres prioridades: reclutar a jóvenes en los
departamentos del sur de Colombia, conseguir misiles tierra-aire e instalar
emisoras de radio y canales de televisión. La meta de la guerrilla, dice el
informe, es conformar 80 nuevas estructuras guerrilleras compuestas por 400
efectivos, con una fuerza capaz de defender áreas estratégicas en los
departamentos de Putumayo, Nariño, Meta, Caquetá, Vichada y Guainía.

Los partes de guerra de los militares colombianos y los reportes de las
FARC, a los que este Diario también accedió, dan cuenta de un sistemático
incremento en las actividades insurgentes, desde mayo; sin que las tropas
del Ejército de Colombia ni la tecnología de EE.UU. pudieran evitarlo.

El Frente 48 de las FARC es el ejecutor de la subversión en el Putumayo,
según un informe de Inteligencia Militar de Ecuador.

Ese frente se denomina Pedro Martínez, comandado por �ngel Gabriel Lozada
(alias âÃdgar Tobarâ?), con cerca de 330 armados.

Según el reporte, el asalto perpetrado el 25 de junio a la base militar
colombiana del Batallón Plan Especial Energético y Vial 11, en Teteyé, en la
frontera con Ecuador, fue planificado durante un mes por guerrilleros del
Frente 48.

El 27 de mayo, señala el informe, el insurgente âOvidioâ? empezó a planificar
âuna misiónâ?. Para ello pidió a âRaulitoâ? o âLoquitoâ?, cabecilla de un
reparto guerrillero, la colaboración con personal de refuerzo de combate
hacia el sector Teteyé, en las riberas del río San Miguel, frente al poblado
ecuatoriano de Puerto Nuevo. âDicho personal sería remunerado
económicamenteâ? por âOliverâ?.

Según Inteligencia, el 1 de junio, la guerrilla incluso decidió atacar a los
soldados ecuatorianos que intenten entorpecer su incursión en Teteyé. Antes,
el 28 de mayo, en Puerto Nuevo, âmilicianos colombianos habían alertado a
los guerrilleros que militares ecuatorianos se encontraban en la zona, en
Los Diamantesâ?.

En junio, de forma progresiva, en la frontera amazónica con Ecuador, las
FARC emprendieron una ofensiva dispersa para aturdir a las Fuerzas Militares
de Colombia. El 13 de junio, guerrilleros del Frente 48 dinamitaron un tramo
del Oleoducto Trasandino, en el municipio de Orito, causando el derrame de
10 000 barriles de crudo. Así, el Ejército colombiano decidió crear una
Brigada en Orito para dar vigilancia al complejo hidrocarburífero
Trasandino.

Pero cinco días después, el 25 de junio, el Frente 48 coordina varias
acciones con los frentes 32 y 2 y la compañía móvil de las FARC Teófilo
Forero, para dinamitar el oleoducto de Ecopetrol (la petrolera de Colombia)
en 30 sitios diferentes a lo largo de cinco kilómetros, entre las quebradas
Amarón y La Dorada. Al mismo tiempo, volaron el puente sobre el río Cuembí.
Esos atentados les sirvieron para confundir a los militares colombianos y
atacar, el mismo día, a la base del Batallón Plan Especial Energético y Vial
11 en Teteyé. 22 soldados murieron allí.

Inteligencia Militar de Ecuador señala que las FARC están fortalecidas en el
Putumayo. âLas diferentes acciones y atentados terroristas contra la
infraestructura petrolera, vial y la Fuerza Pública, en Colombia, demuestran
la capacidad operativa de la guerrilla, que a toda costa busca recuperar el
control de los principales corredores de movilidad y abastecimientos que
ingresan al departamento del Putumayoâ?.

El documento hace énfasis en que el Frente 48, a través de distintos
canales, incluso por comunicación radial, durante un mes dio â indicios de
la planificación de acciones terroristas y emboscadas contra patrullas
militares colombianas que operan en la franja fronteriza del río San
Miguelâ?.

Inteligencia Militar dice que las FARC buscan recuperar las rutas de
abastecimiento. El 3 de junio, el Frente 48 informó por radio que
guerrilleros estaban abriendo una pica desde la quebrada San Francisco
(Colombia), hasta el cerro El Tigre, frente a la comunidad La Fama
(Ecuador).

âSu objetivo es disponer de una vía segura para traficar droga y transportar
abastecimientos hasta La Hormiga-Putumayo, evadiendo controles ecuatorianos
y colombianosâ?.

La cronología

Al sur de Nariño
El 4 de junio, 50 guerrilleros del Frente 48 de las FARC se desplazaron
desde el corregimiento La Victoria hasta el sector de San Juan (Nariño),
frente a Carchi, para reforzar las actividades de esa subversión ante una
posible ofensiva de las fuerzas militares colombianas.

Operaciones en Ecuador
El 4 de junio, el Frente 48 conformó una comisión denominada Grupo de los
Cincuenta, para obtener y trasladar los abastecimientos desde territorio
ecuatoriano hacia las zonas de empleo de los diferente frentes del Bloque
Sur, así como para reclutar jóvenes y renovar sus cuadros.

En la Amazonía
El 5 de junio, guerrilleros del Frente 48 dieron mantenimiento a equipo de
intendencia y uniformes en el sector Las Brisas, en la orilla del río San
Miguel, frente a Ecuador. Días después, en la misma zona, insurgentes cruzan
el caudal para recolectar, procesar y comercializar droga en fincas del
sector de Puerto Mestanza.

Ataque a policías
El 13 de junio, las FARC realizaron una emboscada contra un camión que
transportaba policías en la vía Mocoa-Puerto Asís (Putumayo). El asalto dejó
dos policías muertos y 9 heridos.

Incursión a un pueblo
El 15 de junio, 100 guerrilleros de la Columna Móvil Mariscal Sucre se
tomaron por asalto el municipio de Samamiego (Nariño). Luego de intensos
combates, fuerzas conjuntas del Ejército y de la Policía retomaron el
control de la zona y las vías de ingreso y salida a la población colombiana.

Pruebas de radio
El 20 de junio, guerrilleros del Frente 48 de las Fuerzas Armadas
Revolucionarias de Colombia (FARC) que operan en las riberas de los ríos
Putumayo y San Miguel, en la Amazonia, realizaron pruebas de radio tipo
Motorola, en diferentes frecuencias, con el fin de mejorar las
comunicaciones entre sus estructuras subversivas.

Bogota, 5 de julio de 2005
Sindicat