Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Gener»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Comentari :: antifeixisme
Engañosas "extensiones derechos" como señuelo para los que amamos la libertad
05 jul 2005
Adjuntamos un texto distribuído por Corriente Comunista Internacional (CCI) proviniente del foro mexicano de Izquierda Comunista en el que se comenta esta cuestión tomando como punto de partida la Revolución Rusa.
Es un tema de debate que ahora está de actualidad con las hipocritas leyes del
gobierno "socialista" - es decir, socialdemócrata capalista- y la cinica y descaradamente reaccionaria campaña de la
Derecha.

Saludos

Totalmente de acuerdo con Prometeo. Cabe aclarar además que una de
las medidas del gobierno bolchevique fue la despenalización de la
homosexualidad femenina y masculina en Rusia.
En diciembre de 1917, el régimen soviético eliminó las leyes
reaccionarias en contra de los homosexuales de la tiranía zarista.
Esta acción sin precedentes fue resultado del lanzamiento de nuevos
programas y políticas destinadas a la emancipación del sexo femenino.
El doctor Grigorii Batkis, Director del Instituto de Higiene Social
de Moscú, en 1923 escribió en su libro La Revolución Sexual en
Rusia, "La relación del derecho soviético al ámbito sexual se basa en
el principio de que las demandas de la gran mayoría del pueblo
corresponden y están en armonía con las conclusiones de la ciencia
contemporánea."
Explicó que "La legislación soviética se basa en el siguiente
principio: La absoluta ausencia de interferencia del estado y la
sociedad en asuntos sexuales, mientras nadie sea lesionado y mientras
los intereses de la persona no sean usurpados ni invadidos ... la
legislación soviética trata a [las practicas homosexuales]
exactamente igual que la llamada relación sexual natural.' Todo tipo
de práctica sexual es asunto privado."
"La Revolución [de Octubre] no dejó en pie ninguna de las viejas
leyes despóticas e infinitamente no científicas; no siguió el camino
de la legislación reformista burguesa, la cual, con sutilezas
jurídicas, todavía mantiene el concepto de propiedad en el campo
sexual y en última instancia exige que la doble moral siga
imponiéndose sobre la vida sexual. Estas leyes siempre ocurren al
ignorar a la ciencia," explica el doctor Batkis. Repitiendo la teoría
y la práctica bolchevique, el doctor colocaba la liberación de la
mujer en el derrocamiento de las relaciones de propiedad capitalistas
y la sobreexplotación del sexo femenino dentro de dicho sistema.
La contra-revolución burocrática a finales de 1920 y principio de los años 30,
necesariamente atacó los aspectos más progresistas de la ley
soviética para consolidar su dominio indiscutible. A medida que este
régimen conservador consolidaba sus privilegios y beneficios
expulsando a los trabajadores del actuar político, y del gobierno,
desarticulaba la libertad artística y literaria, reducía los logros
críticos obtenidos por las mujeres y daba carácter oficial a
restricciones políticas, culturales y sociales. Stalin intervino
personalmente para criminalizar la homosexualidad en 1934, imponiendo
una condena federal de 5 años de prisión por actos entre
hombres adultos. En 1935, para consagrar aún más las normas de
la "nueva familia" el gobierno ilegalizó al aborto, el cual había
sido legalizado en los primeros meses del régimen revolucionario.
El notable novelista ruso Máximo Gorki, reducido a servir de cómplice
o señuelo de la casta gobernante, anunció en un folleto subvencionado
por el estado que "en los países fascistas, la homosexualidad, que
arruina a los jóvenes, florece sin ningún castigo. En el país donde
el proletariado ha obtenido audazmente el poder, la homosexualidad ha
sido declarada como un crimen social y es severamente castigada."
Todo esto definía la posición "comunista" respecto a los
homosexuales: un lastimoso eco de la reacción y prejuicio
capitalista, expresada en vocabulario marxista.
La seudo ciencia estalinista mantenía que la homosexualidad era una
manifestación de la "decadencia burguesa" y una "degradación de la
moral." Freud, quien aconsejó que la homosexualidad era un fenómeno
sexual que ocurría naturalmente, fue proscrito. En la URSS las
mujeres que tenían múltiples partos eran retribuidas con dinero y
condecoradas con medallas. Hasta 1971, la recién publicada Gran
Enciclopedia Soviética, definía a la homosexualidad como "una
perversión sexual que consiste en una atracción antinatural entre
personas del mismo sexo. Ocurre en los dos sexos. Los estatutos
penales de la URSS, los países socialistas y hasta algunos estados
burgueses, penalizan la homosexualidad." Hasta 1973 esta misma posición era
defendida mediante palabras más "científicas," por la asociación de siquiatras
más prestigiosa en los Estados Unidos.
Los países estalinistas como Cuba, China, Vietnam, Norcorea, etc
siguieron esta misma tónica hacia las relaciones homosexuales.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more