Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: globalització neoliberal
Discapacitados Intelectuales
30 jun 2005
Aunque la Unión Europea todavía está muy lejos de alcanzar los logros, en este sentido, que se han alcanzado en los Estados Unidos, donde en estos momentos un discapacitado intelectual ocupa, nada más ni nada menos, que la presidencia del país, rodeado de muchos otros cargos políticos que están desempeñados también por miembros de su misma escuela
adiscapacita.jpg
Desde hace varios años, en la Unión Europea, existen muchos programas gubernamentales orientados hacia la integración de los discapacitados intelectuales en la sociedad y en el mundo del trabajo. Así, por ejemplo, puedes encontrarte a miembros de este colectivo trabajando como revisores en las líneas de ferrocarriles españoles o como jardineros en Holanda y Alemania.

La mayor parte de los trabajos hacia los que se les orienta intentan alejarse del concepto de colmena. Es decir, la solución fácil y más barata para solventar la problemática de este colectivo consistiría en “entrenarlos? para llevar a cabo un trabajo mecánico y automatizado en alguna fábrica.

El tiempo de formación sería menor y su rentabilidad como miembros de la colmena sería más alta. Sin embargo, por algún extraño misterio cósmico, todos estos programas de la UE pretenden conseguir ayudarlos en su desarrollo como individuos sin tener muy en cuenta su capacidad para producir.

Aunque la Unión Europea todavía está muy lejos de alcanzar los logros, en este sentido, que se han alcanzado en los Estados Unidos, donde en estos momentos un discapacitado intelectual ocupa, nada más ni nada menos, que la presidencia del país, rodeado de muchos otros cargos políticos que están desempeñados también por miembros de su misma escuela, resulta positivo el haber emprendido este camino en el viejo continente.

Nadie se ocupa, sin embargo, del otro extremo de este espárrago. Ningún gobierno dedica una parte de su presupuesto para atender a los seres humanos considerados como genios o superdotados que, sin duda, sufren tantos, o más, problemas de integración, que los anteriormente mencionados. Solamente en algunos países del primer mundo, cuando son detectados a una edad temprana, se les sugiere su “integración? en alguna escuela especializada en la que pueden encontrarse con otros miembros de su misma especie e incluso con Sharon Stone.

Pero claro. Estás escuelas para superdotados no son más que un caldo de cultivo para que instituciones como la CIA, el FBI, y similares, hagan su agosto intentando “orientar? a estos individuos hacia alguna meta o finalidad de carácter, cuando menos, oscuro o tenebroso. O sea, que es como sembrar rábanos para ver cuántos puedes recoger y utilizar, más tarde, para que defiendan tus intereses por encima de quien sea y de lo que sea.

No obstante, por el mero hecho de ser superdotados, la mayor parte de estos individuos alcanza un punto en el que no se dejan manipular y prefieren enfrentarse a su destino de otra manera, aunque ello conlleve el acabar habitando en algún hospital psiquiátrico o institución en el que, al menos, no tendrán que soportar la imbecilidad que vienen observando a su alrededor desde su más tierna infancia.

Tanto los miembros de un extremo, como los del otro, es decir, tanto los discapacitados intelectuales como los superdotados, no constituyen un colectivo problemático para el buen funcionamiento de este planeta. Ambos grupos se enfrentan a la incomprensión del resto de los “supuestos normales? miembros de su especie y aunque muchos lo solucionan, a nivel individual, llegando a alcanzar la presidencia de los Estados Unidos, como antes mencionaba (por lo que respecta a los discapacitados) o a terminar mirando una pared en un psiquiátrico (por lo que respecta a los superdotados) el gran problema para estos dos colectivos, de muy difícil solución, consiste en tener que pasar toda su existencia siendo gobernados y ayudados por una panda de imbéciles que, para mayor inri, creen que no lo son y se califican a sí mismo como “normales?.

En fin. Que no se pasará de este siglo, gracias a Xumpún (otro puto dios que me acabo de inventar) ¡Salud y dedicaros a follar!
Mira també:
http://www.viejoblues.com/Bitacora

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa