Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: antifeixisme
Contra el reformismo chavista (GPM)
28 jun 2005
Como un compañero me ha "acusado" de formar parte del "GPM", y no tenía conocimiento de estas siglas, he querido conocer algo más de ellas. Encontré en su página web esta reflexión sobre las trampas del reformismo que me parece interesante. GPM son pues las siglas del Grupo de Propaganda Marxista al que un lector calificaba de "sabelotodo"... no conozco este grupo, pero su análisis de las trampas reformistas burguesas me parece muy lúcido.
Lucha sin cuartel contra el reformismo burgués

Querido compañero:

Al igual que nosotros, tú sabes lo que significa para el destino de la clase obrera que sus luchas se enreden en la telaraña que urden los reformistas burgueses y que, en definitiva, queden sometidos a intereses ajenos a los suyos propios.

Cuando los obreros luchan por un mayor salario o mejores condiciones de vida y de trabajo, lo que están haciendo, aunque no lo sepan, es avanzar en dirección al socialismo, camino que debe ser señalado previamente por la vanguardia revolucionaria. Es tarea de estos, los más esclarecidos teórica y políticamente, impulsar y, a la vez, conducir, ese torrente por el curso correcto para que no se malogre el esfuerzo y el sacrificio que los asalariados despliegan en sus combates, acumulando fuerzas para el cambio de esencia en su conciencia que, tarde o temprano, estaremos obligados a realizar, tanto las masas como su vanguardia.

No se trata de ser como Moisés, que trasladó al pueblo de Israel hasta la tierra prometida ocultando y, por lo tanto, acaparando el conocimiento revelado para tal menester, sino de abrir los ojos a la clase proletaria para que ellos mismos sean capaces de encontrar el camino en su ya larga travesía por el desierto capitalista. Tenemos la obligación de desenmascarar los espejismos que proyectan nuestros enemigos de clase en la conciencia obrera, con el objetivo de seducirles y desviarles de su camino. En el caso concreto que nos ocupa, el espejismo no es otro que la supuesta ârevolución bolivarianaâ? de Chávez que despliega sus cantos de sirena para mantener en el cepo de la explotación asalariada no sólo a sus propias masas venezolanas, sino a la vanguardia amplia del resto de países.

Recurrentemente, aparecen proyectos populistas nacional burgueses en países donde el desarrollo típico del capitalismo entra en crisis. Entendiendo como desarrollo típico aquel en donde la clase de los poseedores gobierna con relativa estabilidad sin despreciar el concurso de los desposeídos, pero sin pactar con ellos ningún tipo de alianza explícita, sin confesarlo. Cuando la continuidad del proceso de acumulación, por diversos motivos se torna excesivamente dificultoso para el capital mundial, en los países de desarrollo capitalista dependiente, estas dificultades se ven agravadas y las contradicciones sociales se agudizan. Es en estas condiciones, cuando aparecen dirigentes carismáticos que personalizan un proyecto de desarrollo autosostenido del capital nacional, basado en la alianza expresa entre las clases campesinas u obreras, según sea el caso, y los capitalistas, amparado todo ello en un estado fuerte y soberano, dando pábulo a un antiimperialismo pequeñoburgués que impide o condiciona la libre penetración del capital internacional.

El proyecto de Chávez es una variante âdigamosâ perversa del populismo clásico, porque su masa de maniobra no es ya la clase obrera (como fue el caso del peronismo en Argentina o el campesinado en el México de Cárdenas), sino que su patrimonio político de negociación con el imperialismo, son, hoy, las amplias masas de marginados sociales, que sin el proyecto supuestamente integrador de Chávez, en el mediano plazo pondrían en peligro la estabilidad social necesaria para una normal acumulación del capital en ese país. Todo esto a expensas de un deterioro en el nivel de vida y de trabajo de los obreros y la pequeñoburguesía en general.

¿Por qué no es la clase obrera la masa de maniobra de este proyecto? Porque nos encontramos en una coyuntura internacional con una tasa de ganancia a la baja, en donde la acumulación crece, pero de forma ralentizada, atacando las conquistas y el nivel de vida de la clase obrera. Venezuela no es ajena a esta situación, y el gobierno de Chávez ha tenido que congelar reiteradamente los salarios de los trabajadores del sector más importante del país, el petróleo, y de los funcionarios del Estado. Por lo general, cualquier proyecto populista que quiera hegemonizar a la clase obrera, lo que hace es decretar subidas salariales que aumenten el nivel de vida efectivamente superior de los proletarios, pero esto sólo es posible con una tasa de ganancia al alza. Por ejemplo: si en un momento determinado, de cada mil 1000$ los capitalistas obtenían 100$ de plusvalor, y los salarios âo capital variableâ, sumaban un coste equivalente a 100$, teníamos un producto de valor (CV+P) de 100+100= 200$ y una tasa de ganancia (P/Cc.+Cv.) =100/900+100= 10%. Si luego la tasa de ganancia se modifica al alza, hasta el punto de obtener 150$ por cada 1000$ invertidos, tendremos un producto de valor 100+150= 250$ y una tasa de ganancia 150/900+100= 15%. Esta última situación âsuponiendo que esos 50$ de capital adicional compensen con creces la masa de capital invertidoâ permitiría un reparto proporcionalmente distinto del producto de valor de 250$, de tal manera que, después de un proceso de lucha y negociación, los salarios pudieran crecer, un suponer, de 100 a 120$. En ese caso, la plusvalía pasaría de 100 a 130$, quedando la tasa de ganancia en el 12,75% aproximadamente. Estando todas las partes involucradas en el proceso productivo satisfechas, sólo hace falta que un Estado fuerte garantice el nuevo reparto del producto de valor entre las clases implicadas.

Ahora bien, cuando la tasa de ganancia está a la baja, los supuestos del ejemplo anterior, se tornan imposibles, y el proyecto burgués nacional populista no puede integrar consensualmente a la clase trabajadora en su proyecto. Esto es lo que sucede en Venezuela.

Por diferentes causas, entre las que están, fundamentalmente, la inestabilidad en Irak, los problemas de Yukos en Rusia y los conflictos en Nigeria, el precio internacional del petróleo está hoy por encima de su valor de producción, permitiendo coyunturalmente a los grandes productores de esta materia prima obtener unas rentas, llamadas petroleras, que se sirven de los mismos mecanismos que la renta territorial analizada por Marx en el tercer libro de âEl Capitalâ?. Por un lado, al estar relativamente limitada la producción de petróleo, una demanda superior a la oferta provoca que los precios se pongan por encima de los costes de producción; y por otro lado, al mantenerse limitada la producción en esas condiciones, el precio del crudo lo determinan las zonas petrolíferas menos rentables, es decir, que si como consecuencia de una demanda sobredimensionada, el barril de petróleo se paga en el mercado internacional a 50$, y Venezuela lo produce a 30$, los 20$ restantes se lo embolsan en un porcentaje determinado entre las empresas capitalistas y el Estado venezolano como rentas petroleras. Los hidrocarburos forman parte indisoluble del capital constante de la práctica totalidad de las mercancías, por lo que unos costos elevados en ese rubro hace aumentar los costos de producción y por lo tanto la tasa general de ganancia disminuye. Según la ley del valor vigente en el sistema capitalista, lo que unos ganan en concepto de rentas petroleras lo dejan de ganar otros de la parte de plusvalía que usufructuan. Si la tendencia secular del capitalismo pasa por ir eliminando la renta territorial, las rentas petroleras resultan ser un obstáculo que salvar en lo inmediato.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) es el cártel de los mayores productores de petróleo del mundo, que, en determinadas situaciones puntuales de aumento de la demanda (no estacional) âque se explica por un incremento de la tasa general de gananciaâ, tiende a limitar su producción para inducir a un precio más elevado del crudo y sus derivados, que le permita participar de una cuota parte mayor de la masa de plusvalor global derivada de ese aumento en la tasa general de ganancia. En momentos de relanzamiento del capital los países miembros de la OPEP tratan de introducir moderación en la competencia que se hacen unos a otros, Pero cuando la situación del capitalismo mundial entra en un enlentecimiento, la cofradía de Estados capitalistas productores de petróleo estalla, y cada uno de ellos intenta salir del atolladero produciendo más y vendiendo al límite de sus posibilidades.

En la actualidad, Venezuela es la quinta exportadora mundial de petróleo y, según algunos estudios, cuenta con unas reservas para 250 años manteniendo el volumen vigente de extracción. A pesar de que la cifra del monto total de lo que produce varía según quien la proporcione [1] , a día de hoy, Venezuela está al máximo de su capacidad extractiva, desmintiendo por la vía de los hechos la campaña verbal de Chávez dentro de la OPEP de poner freno a la producción con el objetivo de conseguir mejores precios:

<<El petróleo debería estar hoy a 126$ por barril>> Hugo Chávez a la agencia EFECOM el 9 de octubre de 2004.

Dentro del marco de relaciones burguesas, Venezuela no puede permitirse el lujo de perder su principal cliente: los EE.UU.; y por otro lado, los USA dependen en gran medida del suministro del petróleo venezolano, ya que el 15% del petróleo consumido en su país procede de la cuenca del Orinoco. Ambos países se necesitan. Hasta la fecha, y nada indica que vaya ha suceder lo contrario, el supuesto antiimperialismo de Chávez no ha introducido cambios en esa relación, es decir, no está dispuesto a perder su mejor cliente, ofreciéndose en la práctica como suministrador confiable y seguro, por mucho que de palabra diga que es su mayor enemigo.

Por supuesto que el proyecto populista en Venezuela está interesado, en lo inmediato, en el precio elevado del crudo, porque es la única vía para poder llevar su propósito adelante, pero el caso es que su incapacidad para determinar el precio de este a nivel mundial, convierte su plan en contingente, dependiente de relaciones externas que no puede controlar. Su proyecto se fundamenta en desbancar a la pequeña burguesía local del usufructo de las rentas petroleras por medio de la intervención en PDVSA [2] , para el reparto de esa renta entre un sector de la burguesía nacional, entrelazada con el capital multinacional por vía de las importaciones, y el resto, el chocolate del loro, para la financiación de los proyectos del estado, llamadas âmisionesâ?, empleando para ello mano de obra barata tales como los militares, los médicos y maestros cubanos o por la vía del trabajo voluntario. Gracias a ese âchocolate del loroâ? se consiguió que durante el periodo que va desde 1999 al 2002, el porcentaje de venezolanos que subsisten por debajo de 1$ al día, pasara del 23% al 15%, cuestión que Chávez esgrime como uno de sus mayores logros, pero que, aun siendo cierta, nos puede dar una idea de lo timorata que son sus aspiraciones.

Los hidrocarburos forman parte indisoluble del capital constante de la práctica totalidad de las mercancías, por lo que unos gastos elevados en ese rubro aumenta los costos de producción y, por tanto, hace disminuir la tasa de ganancia. Y en un contexto internacional general con una tasa de ganancia a la baja, las leyes del sistema capitalista presionan en el sentido de desvalorizar las materias primas (por insuficiente demanda para la producción) y a bajar las actuales rentas territoriales en general y, petroleras en particular. Esto explica, en gran medida, las tensiones que han teniendo lugar en los últimos tiempos entre los imperialistas y países como Irak, Irán o Libia. A esto hay que sumar que la puesta en funcionamiento de nuevos pozos petroleros y otras fuentes de energía hará bajar la presión que ejerce la demanda sobre la oferta en este campo, tendiendo a mediano plazo a bajar los precios del combustible, desbaratando el futuro del proyecto chavista.

A nivel interno, los imperialistas tienen con Venezuela la necesidad de capitalizar la plusvalía que producen los trabajadores del sector estatal, tendiendo a convertir PDVSA en una empresa privada, para que la totalidad de las rentas petroleras sean capitalizadas productivamente en vez de ser consumidas en proyectos asistenciales, en los sectores marginados de la sociedad. Esa es la mayor contradicción del imperialismo con la ârevolución bolivarianaâ? de Chávez, una contradicción de orden eminentemente interburguesa y, en el concierto internacional, menor.

Sí nuestro primigenio objetivo consistió en introducir claridad en el seno del movimiento obrero, que se desarrolla en un mar de enmarañadas relaciones sociales que tienden a la confusión general, no podemos permitirnos contribuir a liar más las cosas. Por acción o por omisión, no debemos vernos involucrados en cartas de salutación al supuesto âlíder de la revoluciónâ? ni al âpueblo trabajador que con su voto refrenda a dicho líderâ?, como dice el comunicado, porque ni existe tal revolución ni son los trabajadores el sujeto de dicha ârevoluciónâ?. El gobierno de Chávez ha cumplido religiosamente con el pago de la deuda externa y al FMI. Gobierna por medio de leyes habilitantes y por decreto ley, congela el salario de los trabajadores, garantiza el respeto de la propiedad privada impidiendo el control de los trabajadores sobre la industria nacionalizada o en manos de los grandes capitalistas; la apertura al capital internacional ha puesto en manos de multinacionales extranjeras sectores claves como el financiero y cada vez más el del refinado de petróleo etc. etc.

Tú sabes, como nosotros, que el desafío de Chávez con el imperialismo es más de palabra que de hechos, más formal que real. Pero, aunque ese enfrentamiento fuera efectivo, real, no podría pasar de ser una nueva reedición de los enfrentamientos entre líderes como Milósevik o Sadam Hussein, que personifican a las clases burguesas nacionales dependientes como Yugoslavia e Irak. ¿Recuerdas las críticas de los pocos que, como nosotros, realizábamos durante estos conflictos contra aquellos que se alineaban bajo el ala de uno de los bandos burgueses en pugna? En resumidas cuentas, veníamos a decir, que la clase obrera de esos países, tiene la suficiente capacidad para asumir su propio futuro sin tener que ligarlo al de sus pequeñas o medianas burguesías nacionales, y que la labor de la vanguardia revolucionaria en esos países y fuera de ellos, consistía en mantener los principios revolucionarios basados en un análisis científico y desprejuiciado, no dejándose llevar por la opinión pública âantiimperialistaâ? pequeñoburguesa, y que, aun a riesgo de quedarnos solos, el deber de los revolucionarios es decir la verdad de la situación y la necesidad consecuente de actuar en determinado sentido de clase, por inaceptable que todo esto sea para los reformistas y demás fuerzas burguesas en general. Que no existe más antiimperialismo consecuente que el anticapitalismo, es una verdad teórica que tenemos que demostrar científicamente en cada ocasión que se nos presente.

El arte de la política para los revolucionarios pasa por la capacidad de saber transmitir las ideas revolucionarias sin hacer dejación de ellas.

Un saludo del GPM.

25 de Octubre de 2004
Mira també:
http://www.nodo50.org/gpm/

This work is in the public domain

Comentaris

Chávez=Bush
28 jun 2005
Azaña=Franco
Durruti=burgés
Bakunin=Hitler
Sharon=Gandhi
Companys=Felipe V

TODOS SON IGUALES :: REPITAN :: TODOS SON IGUALES

1984 :: 1984 :: 1984

NADA ES REAL :: NO CREAN EN NADA

DISFRUTEN :: DISFRUTEN :: DISFRUTEN

OBEY :: OBEY :: OBEY

Mentre les bombes cauen sobre les cases a Bagdad i els obrers dels andamis a Barcelona, molts preferim acusar a Azaña, Allende, Guevara i Chávez i Evo i qui faça falta de

TRAÃ?DORS :: TRAITORS :: TRAIDORES

LA VÃ?CTIMA ÃS EL BOTXÃ? :: LA VÃ?CTIMA ES EL VERDUGO

LA GUERRA ES PAZ

AZAÃA, CHÃ?VEZ, DURRUTI, CHE

:: ENEMIGOS :: ENEMIGOS

EL PUEBLO NO NECESITA LÃ?DERES

:: CONSUME :: CONSUME

VIVA LA LIBERTAD :: CONSUME

CHÃ?VEZ MALO BURGUÃS TRAIDOR ELIMINAR NO CREER ODIO

NEGROS RACISTAS :: MUJERES OPRESORAS

POBRES EXPLOTADORES :: CHAVEZ AMIGO DE BUSH

GOLPE DE ESTADO 2002 ABRIL CARACAS

NUNCA SUCEDIÃ
NUNCA SUCEDIÃ

BORRAR

BORRAR

BORRAR

::::::
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
28 jun 2005
Haces afirmaciones disparatadas para intentar presentar a Chávez como un comunista revolucionario, cuando su política es un nacionalismo populista burgués con tintes de capitalismo de estado como la "nacionalización" de la industria petrolera.

Chávez está enfrentado a Bush que es otra nacionalista burgués, y para ello busca el apoyo de otros nacionalistas como Lula. EN ningún caso están discutiendo el sistema capitalista como en cambio, sí se intenta discutir valientemente y con todas las terribles contradicciones que se plantean por su soledad en Cuba.
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
28 jun 2005
Las trampas reformistas tienen consecuencias: al engañar a los trabajadores lo que se consigue es profundizar el sistema capitalista produciendo daños inmensos. Así, el Estado del Bienestar europeo, ha engañado a los trabajadores haciéndoles creer que el capitalismo podía ser "bueno", pero sin embargo, entre tanto se han producido matanzas, exterminios y miserias sin par en buena parte del mundo. Ahora que el capital ya se ha quitado la careta del "bienestar" , los socialdemócratas quieren seguir engañando al pueblo con sus letanías sobre la bondad del reformismo capitalista y presentan a Chávez y a Lula como la "solución" a la miseria. Sin embargo esas "soluciones" lo único que hacen es cambiar ciertas apariencias y no la situación global de la clase trabajadora. No podemos juzgar estas "soluciones" porque en Suecia, dos millones de trabajadores "viven bien": ¿qué pasa con los mil millones de trabajadores que en Asia y en los estratos vetados del primer mundo recogiendo las basuras del capital? Ahora resulta que porque Chávez construye comedores para pobres es un revolucionario: ¿no será que con esto lo que pretende es mantener a flote el sistemca capitalista, dando de comer a los "pobres" que por otro lado necesita para ofrecer mano de obra barata al "pueblo norteamericano"; como alguno se refería aquí a los empresarios USA? ¿Es esto la revolución, "dar de comer a los pobres" como pregona la Iglesia? La revolución no pretende "dar de comer a los pobres" sino transformar un sistema que es el responsable de la pobreza de la gente: este sistema se llama capitalista. Un sistema que no cuestionan de ningún modo ni Chávez ni Lula. Por eso digo que son ambos el paradigma de la ortodoxia altercapitalista que promulga el órgano oficioso de dicho "movimiento burgués", Le Monde Diplomatique, el cual pretende devolver a Francia el papel colonial perdido... ahora que los capitalistas se aprestan a desmontar el espejismo de la Unión Europea y renovar los nacionalismos y los fascismos en Europa....

Así que los que tanto amor teneís por los reformismos burgueses, harías mejor en reflexionar sobre las consecuencias de cerrar la conciencia a la realidad. Apoyar el reformismo es tanto como abrir las puertas al fascismo, amigos socialbuenistas.
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
28 jun 2005
Pero no es muy justo decir que la política de Chavez dentro de la OPEP es meramente verbal. Venezuela no es tan fuerte en la OPEP como quisiera, y, por ello, está obligada a cumplir las cuotas de la OPEP, como cualquier socio. SIn embargo, una cosa es que extraiga mucho petróleo, y otra que lo ponga en el mercado, dado que parte de ese petróleo no entra en el mercado, sino en condiciones favorables para otros países de AMerica Latina. EN vez de tirar excedentes de trigo, como se hace en la UE, para mantener los precios en un determinado nivel, lo regala.

Que la financiación de un proceso pretendidamente revolucionario dependa de una materia como el petróleo genera sin duda muchas contradicciones, pero hay que tener en cuenta las dos caras de la contradicción.

EL interesado con tiempo para leer, igual se interesa más con www.soberania.org
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
28 jun 2005
Este análisis es interesante, pues se aleja de la "pleitesía prejuiciosa" que el buenista inconsciente rinde a sus "ïdolos". Es evidente que Chávez está experimentando nuevas políticas en el seno del sistema burgués y capitalista, pero está por ver que la senda de transformación sea socialista o se quede en un reformismo del que se le acusa desde una óptica marxista. El hecho de que pretenda "llevarse bien" con los empresarios USA, es decir, que pretenda "vender la mano de obra barata" no es un buen síntoma. Del mismo modo que la revolución cubana no era socialista en un principio, tal vez la revolución bolivariana, que tampoco lo es en un pricipio, pueda acabar siéndolo... y aun así no cesarán las contradicciónes puesto que mientras que no se produzca un movimiento político mundial o una masa crítica suficiente, la transformación del capitalismo es imposible, y genera importantes consecuencias en los territorios que la intentan en solitario que no todo el mundo está dispuesto a soportar.

JM
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
28 jun 2005
¿lo ves Jano? No eras del GPM pero sabía que os entenderíais.
Para que se enteren: Chávez es de mente abierta. Es verdad que empezó creyendo en la "tercera vía" o en el "capitalismo de rostro humano". Hoy admite su ingenuidad y se declara socialista. Toma ya. Ved los hechos y no hagan tanta teoría.
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
28 jun 2005
Me parecería muy positiva esa transformación socialista de Chávez. Pero el hecho de declararse esto o lo otro es una cosa, otra la actuación real. De momento, Chávez está claramente aliado con el anti-imperialismo norteamericano, pero no se aprecia una apuesta socialista, sino de profundización de la economía capitalista, por muchas misiones a favor de los "pobres". Ya sabemos que uno de las mayores arrogancias de los capitalistas es hacerse pasar por "filántropos"...

Sobre que me entienda con el GPM, no lo sé, no se trata de eso, ni creo que a ellos les importe si se entienden o no conmigo. En tu comentario es la primera vez que tuve noticia de su existencia. De momento, algunos análisis me parecen acertados, otros menos. Por eso he situado el análisis en el que se hace una crítica del chavismo porque me parecía interesante para el debate de ideas sobre las dinámicas revolucionarias y la trampa del mero reformismo. Los procesos capitalistas puros y claros no necesitan análisis: se definen por sí mismos; el capital no suele usar de ellos de forma visible para los que no están directamente perjudicados por ellos: el análisis es sin embargo preciso en cuanto nos enfrentamos con procesos ambigüos que pueden ser engañosos, particularmente el reformismo burgués, que hace las delicias de quienes se han creído que el Estado del Bienestar era una realidad y no un engaño mediante el cual se saqueó el mundo manteniendo termporalmente al margen la "reserva europea" que ahora no quiere creer que los capitalistas que creyó buenos, puedan volverse tan malos.
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
28 jun 2005
bush nacionalista? bush es transnacionalista,chavalín! si chaves es burgués,que baje dios y lo vea! ja,ja,ja! nunca habia visto a un burgués asediado por terratenientes y todo el imperio usa
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
28 jun 2005
burgués nacionalizar el petroleo? no es un bien nacional? los beneficios han de repercutir en el propio pueblo de venezuela,y eso es el fondo de todo, chavez quiere darle a su pueblo lo que el capitalismo le niega,y vosotros a hacer teoria de taberna.
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
28 jun 2005
El marxismo ilustrado, del cual al parecer forman parte el tal GPM y Mister Magaledro Copia y Pega, suele tener el desatino de analizar la realidad como si fuera un partido de futbol: números y personalidades. Que si las cuentas tales que si los protagonistas cuales. No es muy lejano al análisis que hacen los capitalistas, sintetizado en el libro de ganancias y pérdidas.

En vez de ACTUAR, intentan EXPLICAR la realidad, deteniéndola, descuartizándola y por tanto, matándola. Estudian la vida explorando cadáveres . Por eso NUNCA aciertan.

Mire Mister Magaletrotsky: la Revolución Bolivariana es en esencia la toma del poder por parte del pueblo y en ese camino la matemática se ve desplazada por la ACCIÓN REVOLUCIONARIA, que no es otra cosa que la TOMA DE CONSCIENCIA de la necesidad y el convencimiento de COMENZAR un cambio radical en el sistema imperante.

Por tanto, es la puesta en práctica de la VOLUNTAD POPULAR que ha sido además, por siglos, SOCIALISTA.

Pero cuando en Venezuela se habla de SOCIALISMO no se está hablando ni de libros, ni de teorías. Se está AVANZANDO, y esto quiere decir, CONSTRUYENDO, INVENTANDO, CREANDO, ERRANDO, TRIUNFANDO, PERDIENDO, APRENDIENDO.

Seguro que Marx se revuelve en su tumba de impotencia cada vez que sus idólatras le utilizan como si fuera un Dios, tal cual lo hace Mister Magaletrotsky. Olvidan que cada realidad es específica y asumen, con arrogancia, ser los poseedores de la verdad y del conocimiento.

Nada nuevo en este planeta.

Ya en 1805, hace exactamente 200 años, Simón Bolívar, hizo el siguiente juramento sobre el Monte Sacro, en Roma:

¿Conque éste es el pueblo de Rómulo y Numa, de los Gracos y los Horacios, de Augusto y de Nerón, de César y de Bruto, de Tiberio y de Trajano? Aquí todas las grandezas han tenido su tipo y todas las miserias su cuna. Octavio se disfraza con el manto de la piedad pública para ocultar la suspicacia de su carácter y sus arrebatos sanguinarios; Bruto clava el puñal en el corazón de su protector para reemplazar la tiranía de César con la suya propia; Antonio renuncia los derechos de su gloria para embarcarse en las galeras de una meretriz; sin proyectos de reforma, Sila degüella a sus compatriotas, y Tiberio, sombrío como la noche y depravado como el crimen, divide su tiempo entre la concupiscencia y la matanza. Por un Cincinato hubo cien Caracallas, por un Trajano cien Calígulas y por un Vespasiano cien Claudios.

Este pueblo ha dado para todo; severidad para los viejos tiempos; austeridad para la República; depravación para los Emperadores; catacumbas para los cristianos; valor para conquistar el mundo entero; ambición para convertir todos los Estados de la tierra en arrabales tributarios; mujeres para hacer pasar las ruedas sacrílegas de su carruaje sobre el tronco destrozado de sus padres; oradores para conmover, como Cicerón; poetas para seducir con su canto, como Virgilio; satíricos, como Juvenal y Lucrecio; filósofos débiles, como Séneca; y ciudadanos enteros, como Catón.

Este pueblo ha dado para todo, menos para la causa de la humanidad: Mesalinas corrompidas, Agripinas sin entrañas, grandes historiadores, naturalistas insignes, guerreros ilustres, procónsules rapaces, sibaritas desenfrenados, aquilatadas virtudes y crímenes groseros; pero para la emancipación del espíritu, para la extirpación de las preocupaciones, para el enaltecimiento del hombre y para la perfectibilidad definitiva de su razón, bien poco, por no decir nada.

La civilización que ha soplado del Oriente, ha mostrado aquí todas sus fases, han hecho ver todos sus elementos; mas en cuanto a resolver el gran problema del hombre en libertad, parece que el asunto ha sido desconocido y que el despejo de esa misteriosa incógnita no ha de verificarse sino en el Nuevo Mundo.


¡Juro delante de usted; juro por el Dios de mis padres; juro por ellos; juro por mi honor, y juro por mi Patria, que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español!

Simón Bolívar
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
28 jun 2005
Ni socialismo ni un carajo...
Esta vaina es un peo geopolítico. La única estructura realmente existente es el Ejército. Desde 1983, más o menos. La oligarquía colombiana quería trasladarnos su guerra, y, para evitarlo, el Ejército puso a un izquierdista en el poder. Y hay que darle de comer a la gente. ¿Proletariado? ¿Qué es eso? Importamos todo de todo. No producimos sino petróleo, carbón, hierro y desde hace un siglo. Queremos producir otras cosas. No nos dejan los imperios. Todo esos análisis marxistas son peorros. Igual que los anarquistas. La única explicación de los acontecimientos venezolanos es la Geopolítica. No hay otra. ¿Proletariado? Esa vaina la inventó la burguesía. Viva Chávez, no joda. Venezuela, viva Venezuela.-
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
29 jun 2005
Amigo Ezequiel y otro de tantos. Estoy con ustedes en el apoyo a los cambios que vive Venezuela, aunque escriba críticas sobre su revolución bolivariana y recoga los análisis críticos que se hacen desde un punto de vista marxista. Pienso que el marxismo es un método de análisis válido para la causa revolucionaria, puesto que Marx fue el primero que elaboró la tesis del plusvalor del trabajo del que se apropian los capitalistas ¿no creen que eso sirve también para la geopolítica del plusvalor transferido entre distintos territorios? : en todo caso para nada pienso que sea un dogma como se ha escrito por ahí.

Estarán de acuerdo en que nada puede detener la realidad: mucho menos los análisis que hacemos aquí en Indy-BCN, que están superpuestos y supeditados a ella. No les duelan las críticas: si nos ocupamos de la revolución bolivariana es porque vemos que es capaz de producir cambios favorables: cuanto más conscientes sean todos de los riesgos del altercapitalismo, más profundos y coherentes serán tales cambios. No seré yo quien diga que los venezolanos no pueden cumplir su aspiración a convertirse en una potencia que produce muchas cosas y mantiene un alto nivel de bienestar para sus ciudadanos. Tienen razón al decir que hasta ahora, no les han dejado ni las dinámicas imperialistas ni la clase capitalista venezolana. Los venezolanos tiene desde luego derecho a aspirar a lo que en Europa se ha conocido como espejismo del "estado del bienestar", basado en la creación de espacios "protegidos" donde los ciudadanos son ajenos a las miserias del capitalismo mediante mecanismos socialdemócratas, así como por toda clase de muros, barreras y fronteras. Europa era una "isla de prosperidad" tras las matanzas burguesas de las guerras mundiales. Eso sí, ´protegida por el Telón de Acero y toda clase de barreras de entrada, mientras los capitalistas europeos se dedicaban a explotar el resto de mundo para mantener el espejismo: los trabajadores y sus organizaciones fueron convenientente destruídas por el capital. Hecho el trabajo, los capitalistas se aprestan a desmontar el espejismo del bienestar, como desmontaron el muro de Berlín cuando ya no les servía. En efecto, Europa produce muchas cosas, pero como los capitalistas no obtienen la tasa de ganancia que desean, se aprestan a destruir el espejismo del bienestar. Los trabajadores europeos no tienen capacidad de respuesta porque sus organizaciones han sido puestas al servicio del capital durante estos años de "socialdemocracia". Pero oigan, en algunos lugares del Sur de la Península existe aquel refrán que dice: "Que nos quiten lo bailao" o como decía la magnífica poetisa nicaragüense Gioconda Belle: rebelémonos: ahora que ya hemos "disfrutado" suficientemente de las normas que conocíamos. Desde luego, a los venezolanos nadie les puede negar el deseo de progresar y alcanzar el bienestar que se les promete: con esas bazas juega sin duda su revolución bolivariana. Nadie les dirá que son injustas sus aspiraciones. Cada uno es responsable de intentar mejorar lo que tiene más cerca, estoy con ustedes en esto. Sin embargo, no pueden pretender que creamos que una revolución orientada al bienestar de los venezolanos dentro de la dinámica del sistema capitalista es una revolución comunista. La implantación de la socialdemocracia en América es una cosa: pero vean que en Europa el resultado a largo plazo no es el comunismo y la igualdad, sino la profundización del capital y del imperialismo. Chávez y Lula son dos políticos socialdemócratas cuyos objetivos son perfectamente coherentes con el sistema de producción capitalista, aunque dentro de la lógica socialdemócrata, las necesidades básicas de la población sean a corto plazo una prioridad aparentemente mayor que la acumulación de capital (y digo aparentemente), como lo fueron en la Europa del Bienestar, finalizada formalmente tras el desmontaje del Muro de Berlín en 1989. AHora bien, si la socialdemocracia, que históricamente se ha dedicado a traicionar de distintas formas a la clase trabajadora (que oiga, le aseguro que existe: casi todos lo somos, aunque queramos renegar de ella), resulta que se ha "reformado" de tal forma que se ha convertido en comunista, sería una enorme satisfacción. Pero como la realidad se define a sí misma: esto está por ver. De momento, de tal cosa no hay nada. La geopolítica no se determina a sí misma: la determinan los capitalistas, y mientras no logremos transformar este sistema tan primitivo de producción, siempre estaremos en sus manos.

Saludos.
Sobre lo declarado por Bolívar
29 jun 2005
Sobre lo declarado por Bolívar, les diré que no comparto el adjetivo de "corrompida" que le da a Mesalina, parece que por el mero hecho de ser mujer. Mucho más "corrompidos" me parecen Nerón, Bruto o Calígula. Creo que Bolívar no cayó suficientemente en la cuenta de que la libertad no es sólo para el hombre.
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
29 jun 2005
¿burgués Chavez?No tienes ni puta idea de lo que hablas...Hugo Chavez Frías procede de lo más bajo de la sociedad de castas oligárquica de Venezuela : los indígenas o mestizos de los "cerritos", por eso entiende y le entienden tan bien el 80% de los venezolanos que vivían en la miseria bajo el Gobierno ladrón y corrupto de los Carmona, los Cisneros y los Carlos Andres.
¿buergués Bush? ...sigues en la inopia. Bush es el meta-capitalista salvaje, el imperialismo puro y duro.
Por eso estamos con Chavez, porque si reformismo es nacionalizar el petróleo, alfabetizar a más de un millón de analfabetos, dar sanidad gratuita y oponerse al Gran Patrón con riesgo de su propia vida ...¡¡¡viva el reformismo!!! (yo le llamo Revolución )
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
29 jun 2005
Las políticas no tiene nada que ver con la genética de quienes las aplican, y si nacieron aquí o allá. Que Chávez naciera esto o lo otro no implica que ahora sea comunista: nadie le niega que sea revolucionario. La revolución puede ser también burguesa, y desde luego, tiene sus partidarios que se creen que las concesiones que hacen los capitalistas para engañar a los trabajadores y para destruir sus organizaciones son fiables.
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
29 jun 2005
En muchas ocasiones se cae en la trampa-espejismo de juzgar una realidad ajena con los parámetros y valores de otra realidad.

Es lo que ocurre cuando se afirma que la Revolución Bolivariana es una revolución burguesa y socialdemócrata que aspira a construir un estado de bienestar.

No hay NADA más apartado de la realidad. Es más, esa discusión NI SIQUIERA EXISTE en Venezuela.

Venezuela, desde 1958 hasta 1998, cuando Chávez gana las elecciones, era un estado socialdemócrata. La construcción de la socialdemocracia no se realizó como en europa, creando un estado de bienestar, sino que se aplicó el populismo y clientelismo puro y duro.

De este modo, se construyeron carreteras, escuelas, universidades públicas gratuitas, se subsidiaban los alimentos, electrodomésticos, se aumentaban los sueldos periódicamente, se construían hospitales etc, es decir, se hizo TODO LO POSIBLE por apartar a Venezuela de la vía socialista dada la importancia geopolítica de este país petrolero (rico también en agua y otros recursos naturales, hierro, bauxita, aluminio, carbón).

Durante la década de los años 60 se conformó una guerrilla conformada por cinco frentes guerrileros a los largo de todo el territorio y fue solo hasta comienzos de los 70 que se logró derrotar este movimiento, tras una cruenta represión acompañada de políticas sociales populistas.

Justamente para evitar la radicalización de los conflictos, la clase política se movió hacia la socialdemocracia, solo que los políticos y militares venezolanos de entonces estaban más ocupados de hacer negocios y beber wisky que de proteger el propio sistema que les garantizaba la explotación, la libre explotación.

Es justamente por esta razón que los ataques hacia el gobierno de Chávez van en la línea de llamarlo POPULISTA, porque justamente si algo no es Chávez es POPULISTA. Esto desde el bando de la derecha.

Pero desde el bando de la izquierda europea se ataca a Chávez diciendo que es socialdemócrata DESCONOCIENDO que la socialdemocracia es una etapa superada por Venezuela (1958-1988), para luego en 1989 dar el salto al capitalismo neoliberal, con Carlos Andrés Pérez a la cabeza, lo que significó el estallido popular del 27 de febrero de 1989, mejor conocido como el caracazo.

Desde entonces, 1989-1999, se fue reagrupando subetarráneamente y clandestinamente la izquierda revolucionaria en Venezuela para concluir con el primer y pequeño paso que supuso la toma de la presidencia en 1998 por parte de Chávez.

El mundo entero conoce lo que ha ocurrido en europa, en su historia, pero europa NO CONOCE lo que ha ocurrido en el resto del mundo y es por esto que los análisis provenientes de una parte de la izquierda europea son desacertados.

Sin embargo, aún desconociendo la historia de un pueblo, existen maneras de conocer, o al menos aproximarse a la realidad.

Por ejemplo, si el gobierno de Chavez es un gobierno socialdemócrata y burgués ¿porqué entonces la socialdemocracia y la burguesía (¡ incluída la burguesía de izquierda! ) ejecutaron un golpe de estado, un lock out patronal de dos meses, sabojates al más puro estilo fascista y claman diarianmente por una intervención norteamericana que les detenga la pesadilla?

La oposición a Chávez es justamente la socialdemocracia (partido Acción Democrática, TUTOR del PSOE y todo el abanico hacia la izquierda parlamentaria) y la burguesía (medios de comunicación, empresarios, profesionales, comerciantes, además claro de la oligarquía estrechamente ligada al capital transnacional.

¿por qué lo atacan entonces, porqué son capaces de quemar al pais, de hundir al país (y sus propias empresas), de planear atentados terroristas como el que acabó brutalmente con la vida del fiscal Danilo Anderson, porqué han asesinado a más de 150 líderes campesinos para evitar la reforma agraria, por qué han puesto TODO en juego, incluso su propio capital, si en definitiva Chávez es socialdemócrata y burgués?

Como dicen en Venezuela, más claro no canta un gallo.

Venezuela no necesita recomendaciones, necesita apoyo, solidaridad, y esta se construye acelerando los cambios en todas las regiones del mundo y creando CONSCIENCIA sobre el momento decisivo que se vive es nuestras regiones.

Saludos.
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
30 jun 2005
Diferentes formes d´entendre el capitalisme.Cap govern es capaç d´autoinmolar-se,per a cedir,la autorganització als treballadors.No creem nous idols.El temps ens donará prou evidencies per aón van el trets, i tant de debó no tornim a tindre una altra derrota, a llarg plaç.Lula,per exemple i sense voler fer comparacions,ja está en un camí amb molt pokes posiblitats de retorn.Salut.
Re: Contra el reformismo chavista (GPM)
30 jun 2005
Amigo Ezequiel: nadie piensa que la burguesía y el capital actúen "en línea recta", dando la cara de forma evidente. Hay una gran sutileza en los procesos, también en los procesos derivados de la evolución post-concilio Vaticano II de la socialdemocracia, con el pacto histórico con la democracia cristiana. Pero claro, no todas las facciones de estos grupos aceptan los cambios o entienden las nuevas reglas: se producen enfrentamientos entre ellos por el poder. En cualquier caso, el hecho es que el poder no pasa a manos de los trabajadores sino que lo sigue controlando el Estado, que sigue siendo capitalista, lo mismo en Europa que en América. Las luchas entre el Estado capitalista y las facciones burguesas con muy violentas, pero esto no significa que el socialismo anide en alguno de los bandos. Aunque desde el punto de vista de la praxis, un capitalismo de Estado "benefactor" resulta a corto plazo y aparentemente menos explotador, lo cierto es que se trata de un espejismo puesto que en el horizonte siempre planea la crisis capitalista, que es la forma que tiene el capital de justificar el fin del espejismo. Si en Venezuela, independientemente de las luchas interburguesas, y si no le gusta el nombre, intracapitalistas (lo mismo da que sean capitalistas estatalistas que capitalistas privados), el poder pasa efectivamente a manos de los trabajadores, implantándose a nivel general los procesos de autogestión, se podrá decir que se ha abierto una nueva vía al socialismo. Mientras persista la supeditación de la clase trabajadora al capital público o privado, entonces podremos afirmar que nos encontramos ante un proceso de caracter socialdemócrata, sean cuales sean sus especificidades y sus particulares apoyos y correlaciones de fuerzas.

Lo importante en la vía socialista es el grado de capacidad real de decisión que tienen los trabajadores. Mientras éstos sigan supeditados a las rapiñas empresariales, no se puede hablar de socialismo. Poco importa que las rapiñas las cometan empresarios malos o "buenos", incluso que parezca que de golpe y por el mero hecho de escuchar el programa ALO PRESIDENTE, todos los empresarios de Venezuela se hubieran vuelto pero que buenísimos de verdad. Mientras las decisiones sobre salarios, inversión y producción las sigan tomando ellos, no se puede hablar de socialismo. Poco importa lo feroces que sean las luchas intracapitalistas mientras éstas no cuestionen la supeditación de los trabajadores al capital. Todos estaremos expectantes para ver si en Venezuela se produce realmente una vía socialista, confirmado ya que el Brasil de Lula no va de ningún modo por ese camino.
Sindicat