Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: mitjans i manipulació
Ahora La Haine entrevista a Diagonal: "El proyecto no será viable sin el apoyo de los que cuestionamos el orden establecido"
28 jun 2005
Algunos dicen que el periódico Diagonal, antes "Molotov", ha dejado de ser un “medio de contrainformación desde los movimientos sociales? para pasar a ser un “quincenal de actualidad crítica desde los kioscos?.
Sin embargo las definiciones simplonas se quedan muy cortas cuando se trata de descubrir a un colectivo que ha recibido el apoyo de un gran número de militantes y colectivos para sacar adelante un proyecto ambicioso donde los haya: un quincenal de 15.000 ejemplares, con información silenciada por los grandes medios, para hacer de canal comunicador entre los movimientos sociales y el resto de la población. Desde La Haine hemos querido hablar con Diagonal para que nos cuenten cómo transcurre el desarrollo del proyecto y cómo están saliendo al paso de algunas críticas lanzadas desde el movimiento anticapitalista.

La Haine. ¿Qué tal marcha el proyecto tras la publicación de los primeros números? ¿Cómo valoráis vuestro pistoletazo de salida hasta el momento actual?

Diagonal. La valoración en general es positiva. Consideramos que estamos sacando adelante un periódico de calidad, comprometido, y donde están teniendo cabida muy diferentes sensibilidades provenientes de los movimientos sociales. Es un vacío enorme que existe en este Estado, y que nosotros tenemos intención de llenar. A pesar de las dificultades que supone un quincenal basado principalmente en el trabajo militante, vamos mejorando número a número. También hemos recibido muchas muestras de apoyo por parte de colectivos e individuos, que ven DIAGONAL como un proyecto que les pertenece y del cual se sienten orgullosos. Sin embargo, somos conscientes de que la gran mayoría de la población aún no sabe que existimos, seguimos reducidos a un público bastante concreto. Esto se refleja en las suscripciones, que están en un buen nivel pero no son suficientes.

LH. ¿Cómo veis el futuro de vuestro quincenal? ¿Se puede decir, entonces, que tenéis el apoyo social suficiente y una economía estable para sobrevivir a medio-largo plazo?

D. Como indicáis en la pregunta, hay que distinguir dos aspectos fundamentales en el apoyo al proyecto Diagonal, por un lado el apoyo social y por otro el económico o financiero.

Sobre el aspecto social, estamos gratamente sorprendidos de la construcción y difusión de lo que hemos definido como grupos de apoyo. Diagonal tiene una construcción movimentista, se han configurado grupos de apoyo con gentes provenientes de los movimientos sociales, de muy diferentes culturas políticas, que se han ido articulando con un fin común, apoyar, difundir, distribuir y promocionar un proyecto comunicativo que es de todos y no es de nadie a su vez. Una herramienta más para la transformación social, importante en el aspecto de la comunicación, donde el panfleto ha quedado desterrado, y el rigor y la calidad pasan a ser elementos fundamentales en la denuncia y el desarrollo del pensamiento crítico. Cuando teorizamos la necesidad de creación de los Grupos de Apoyo, teníamos serias dudas de que las gentes de los movimientos sociales, llegase a comprender la necesidad de este proyecto –todo el mundo esta a sus líos locales, a sus diferentes ejes de intervención y a subsistir en un mundo cada vez más jodido-. Sin embargo, si uno contabiliza la cantidad de gente implicada en este proyecto por el conjunto del Estado, pues la verdad es que nos llena de satisfacción.

Sobre el aspecto económico, es importante decir que ya llegar a donde hemos llegado es un logro difícil de comprender para la mayoría de las personas implicadas en proyectos comunicativos o en los entresijos de la economía social. Somos un proyecto militante, que existe gracias al trabajo militante, pero que inevitablemente necesita bastante dinero para subsistir. Nuestra realidad es que necesitamos llegar en una primera fase a 3000 suscriptores, estamos en 2300, y en esa línea estamos trabajando. Somos optimistas, pero también serios cuando le decimos a las gentes implicadas de un forma o de otra con el Diagonal, que sobre la viabilidad del proyecto existen dos patas: una referida a quienes realizamos, diseñamos y desarrollamos el periódico (criterios de calidad, rigurosidad, interés de la información, distribución...), y otra está vinculada al resto, Diagonal no puede ser viable sin el apoyo de los movimientos sociales, de las gentes que cuestionamos el orden establecido y este modelo social. Esto significa, implicarse, hacerse cómplice del proyecto, participando de un proyecto de comunicación que pretende ser horizontal y participativo, pero también generando las infraestructuras (aquí hablamos de pelas) que hacen posible que este proyecto se mantenga en el tiempo, liberando espacios en la comunicación, y articulándose en espacios hasta ahora vetados para periódicos de estas características.

LH. Varias personas percibirán (o perciben) retribución económica por el proyecto, por la intensa actividad que supone sacar adelante una publicación de tanto alcance. Teniendo en cuenta que la amenaza de la represión puede acabar condicionando a quien vive de un proyecto de lucha, ¿creéis que eso puede generar situaciones de acomodamiento, que esa retribución pueda provocar posturas "conservadoras" dentro del periódico?

D. Nosotros tenemos claro que la retribución económica de los trabajadores es indispensable para la supervivencia del periódico, además de justa. Ahora bien, es cierto que esta retribución puede tener aspectos negativos. En cuanto a la amenaza de la que habláis, está ahí pero no la consideramos importante en este momento. Primero, porque quien entre como empleado o empleada en DIAGONAL, lo hará por su identificación con la línea y el espíritu del periódico, con lo cual el acomodamiento no tiene lugar. Y segundo, porque desgraciadamente la retribución económica de nuestros escasos empleados es tan baja que no permite ningún tipo de acomodamiento.

LH. En este sentido retomamos una de las críticas que os hacen. Por ejemplo, en Madrid ha habido varias manifestaciones antifascistas en los últimos meses que se han saldado con cerca de 70 detenidos y no habéis publicado ninguna noticia al respecto. ¿Cómo enfrentáis esta situación? ¿No habéis necesitado suavizar sustancialmente algunos contenidos de vuestra publicación con relación a anteriores proyectos de los que provenís para sacar adelante un periódico de estas características?

D. Consideramos importantes las movilizaciones que se produzcan contra los grupos fascistas, y posiblemente hasta ahora les hemos dado menos cobertura de la que se merecen. Hay que tener en cuenta, por otra parte, que cuando se produjo la más importante de esta serie de manifestaciones madrileñas, en octubre del año pasado en Plaza de España, DIAGONAL no era todavía quincenal, lo que nos hacía complicado dar la información. Sin embargo, sí que hemos hablado de agresiones fascistas, de la organización de la extrema derecha, etc. Es un tema que tenemos presente, aunque se le debe dar su justo espacio. La realidad es muy amplia. En cuanto a la segunda pregunta, no creo que hayamos suavizado nada, ni tenemos intención. No queremos suavizar, sino explicar, hacer más atractivos los contenidos para que la gente acepte valorarlos y no rechazarlos a primera vista, como sucede a veces. Importa el fondo, no la forma.

LH. Uno de vuestros objetivos, además de llegar a los círculos de activistas, es el de llegar también a las personas no pertenecientes a los movimientos sociales. ¿Cómo transcurre hasta el momento el trabajo para lograr ese objetivo? ¿Creéis que vais bien encaminados?

D. Mucha gente no envuelta en los movimientos sociales conoce, lee y está suscrita a DIAGONAL. Ahora bien, como hemos dicho anteriormente, nuestro público sigue estando bastante reducido al entorno de los movimientos sociales de izquierda. Queda bastante camino para que DIAGONAL sea una cabecera conocida por la sociedad en general. Es el mismo problema que tienen el resto de colectivos combativos: sin dinero para realizar grandes campañas de promoción, es difícil darse a conocer.

LH. En una entrevista concedida a la Red de comunicación "Con Voz", redifundida por Radio Klara el pasado 2 de marzo de 2005, un portavoz de Diagonal aseguró que "aquí ningún comité central va a dictar el contenido de nuestro periódico, sino que somos un grupo de jóvenes que queremos dar voz a todos los puntos de vista desde la independencia". Sin embargo, en la misma entrevista vuestro compañero afirmaba que "pretendemos ser un periódico al estilo de 'Pagina 12' en Argentina o 'La Jornada' en México". Se puede decir sin miedo al escándalo que Página 12 es el portavoz del gobierno de Kirchner y la Jornada es el portavoz del partido socialdemócrata PRD. Estos periódicos representan fuerzas políticas que el imperialismo usa de bomberos para apagar el fuego de la movilización popular, y con la fachada de izquierdismo consiguen lo que los gobiernos de derechas no suelen lograr, como parar huelgas, manifestaciones y críticas. Por ejemplo, el nuevo gobierno "progresista" de Uruguay ha decidido por decreto desconocer los resultados del referéndum sobre la privatización del agua potable y el sindicato PIT-CNT, que por los mismos motivos antes organizaban huelgas contra gobiernos neoliberales, ahora contra el Frente Amplio no lo hace. El periódico La Jornada, además de defender a capa y espada a López Obrador (candidato del PRD), sólo considera guerrilla respetable a los zapatistas, atacando o ignorando al resto de expresiones armadas mexicanas. Así mismo, da su apoyo incondicional a Evo Morales, próximo bombero designado por el imperialismo en Bolivia. Página 12 en Argentina, gracias a su prestigio de "diario progresista" conseguido en los años del menemismo (en los cuales era fácil ser progresista dado el carácter ultraneoliberal del gobierno), ahora defiende las políticas igualmente neoliberales de Kirchner, presentando como triunfo lo que en realidad es subordinación a los dictados del FMI en el pago de la deuda externa y criticando a los mal llamados “piqueteros duros? (política informativa que fomenta la división del movimiento de trabajadores desempleados). Cuando desde Diagonal decís que pretendéis ser un periódico al estilo de Página 12 o La Jornada, ¿a qué os referís?

D. Como mínimo, no estamos de acuerdo en que La Jornada se pueda definir como “portavoz del PRD? o como “bombero que apaga el fuego de la movilización popular?. Al margen de esto, DIAGONAL se va construyendo colectivamente y en el día a día, y no queremos ser del “estilo? de nadie: queremos tener un estilo propio. Construimos, no calcamos o fotocopiamos proyectos. El compañero puso esos ejemplos como muestra de periódicos con importante difusión que nos pueden influir por tener una línea más crítica que la que tienen los medios tradicionales del sistema. Otros ejemplos podrían ser Le Monde Diplomatique, Gara, Il Manifesto... Pero esto no significa que estemos al 100% de acuerdo con ellos o que nos organicemos de la misma manera.

LH. Como objetivo a largo plazo, si la cosa va bien, ¿os planteáis que el periódico sea de tirada diaria y tener vuestros propios canales de distribución?

D. Eso sería fantástico, pero ahora mismo sólo nos planteamos conseguir la viabilidad económica, seguir mejorando el periódico y consolidarnos como quincenal. Ahora mismo no hay ningún debate sobre la periodicidad. Otra realidad conllevaría otros debates. Hay que recordar también que no ha pasado ni un año desde que apareció el número -1. Por otro lado hay que matizar que parte de nuestra distribución se realiza a través de una red alternativa que estamos construyendo permanentemente: no sólo estamos en los quioscos de la Comunidad de Madrid, sino también en puntos de distribución alternativos y librerías de todo el Estado.

LH. Por los hechos comprobamos que os posicionáis a favor de autoempleo (tema muy debatido en los movimientos sociales). Explicarnos un poco más el "por qué sí" del autoempleo.

D. Sabemos la polémica que crea el tema del “autoempleo? y de los “liberados? en los colectivos políticos de izquierda. El caso de DIAGONAL es sustancialmente diferente: es un colectivo político, pero es también un trabajo. Es discutible si un militante social debe o no cobrar por su actividad, pero no lo es que un periodista lo haga por hacer su trabajo. De hecho, nos gustaría que todos los medios de comunicación y todas las empresas se gestionaran mediante el autoempleo: sin capitalistas, ni jefes, con igualdad de salarios y toma de decisiones asamblearia.

Al margen de estas cuestiones éticas, en DIAGONAL hay varios empleados, y esperamos poder tener más en el futuro. El volumen de trabajo es tan enorme que hay personas que deben pasarse todo el día en el periódico: llevando la contabilidad, las suscripciones, cogiendo el teléfono, reuniéndose, organizando la distribución... Como es lógico, prácticamente nadie puede permitirse estar 6, 8 o 10 horas trabajando sin cobrar.

LH. Otro de los temas peliagudos para un medio alternativo es el del conflicto vasco. Entre las críticas que surgen desde algunos colectivos sociales es que en el número dos publicasteis una entrevista al colectivo desobediente "Xosemi Zumalabe", cuyo entrevistador era el hijo de Fernando Savater y el cual no dudó en llamar a ETA "organización terrorista". ¿Cómo entendéis la cobertura informativa del conflicto vasco al margen de los calificativos y líneas de opinión impuestos por los medios de comunicación empresariales?

D. Nuestra cobertura del conflicto vasco se diferencia en dos cuestiones fundamentales de la que realizan los medios del sistema. En primer lugar, reconocemos el derecho de autodeterminación del pueblo vasco (como la de todos los pueblos) y defendemos su derecho a decidir su futuro. Por otra parte, intentamos mostrar a las víctimas que nunca aparecen en los medios masivos: las víctimas de las ilegalizaciones, de los cierres de periódicos, de la arbitrariedad judicial y de las torturas. Queremos abrir una brecha en la sociedad española, por la cual ésta pueda acceder a otro tipo de información sobre lo que ocurre en Euskadi. Esta labor esta siendo reconocida por diversos espacios políticos vascos, y también por sus medios de comunicación. Varios artículos de Diagonal han sido reproducidos en el diario Gara, el tratamiento de la cuestión nacional ha sido motivo de felicitaciones por diversos mundos socio-políticos en Euskadi y, a pesar de ser un periódico sólo en castellano –no tenemos posibilidad de hacer otra cosa hoy-, se siguen abriendo puntos de venta y distribución en Euskadi.

En cuanto a la entrevista a la Fundación Joxemi Zumalabe realizada por Hibai Arbide, Montserrat Galcerán y Amador Fernández-Savater, es la primera crítica de la que tenemos noticia. Estamos muy satisfechos con esa entrevista. Cuando hablamos con alguien para una colaboración, nunca le preguntamos el nombre de su padre o si piensa que ETA son terroristas o héroes de la patria.

LH. En varios números habéis tratado el tema de la candidatura de Madrid a las olimpiadas del 2012, a través de textos de debate que presentáis como una discusión entre "buena parte del movimiento vecinal", que está a favor, y "otros colectivos", que están en contra. Algunos textos a favor llaman la atención, como el titulado "Madrid 2012: Un proyecto de ilusión y movilización colectivo", donde entre otras cosas se dice que "desde hace meses hemos asumido la corresponsabilidad en la tarea de mejorar el proyecto inicial aprovechando el evento para potenciar la participación ciudadana en la construcción de la ciudad, el fomento del deporte de base, y la adecuación de la construcción de infraestructuras a las necesidades reales de los vecinos, haciendo especial hincapié en el respeto al medio ambiente". ¿Cómo explicáis desde Diagonal la necesidad de publicitar este tipo de argumentos en un medio alternativo? ¿Creéis que el rechazo al Madrid 2012 es discutible?

D. La sección DEBATE consiste en que se muestran diversas opiniones. Dado que sobre Madrid 2012 hay distintas posturas no sólo a nivel de la sociedad sino en el interior de los movimientos sociales, vimos interesante que esas posturas aparecieran, como hacemos con otros temas. Por supuesto, los textos de DEBATE, así como muchos de los análisis y opiniones que aparecen en DIAGONAL, no representan la línea editorial del periódico. No sólo vamos a publicar cosas con las que estemos de acuerdo. Y sí, el rechazo a Madrid 2012 se puede discutir. Como cualquier idea u opinión, si no se confronta con otras, nunca se impondrá.

LH. En vuestra sección "De Diagonal se ha dicho", hacéis una recopilación de los medios que han respaldado el lanzamiento propagandístico de Diagonal. Muchos son medios poco sospechosos de participar en el movimiento anticapitalista, como Tele 5, El Mundo, El País, Periodistadigital.com o Xornal.com. ¿Cómo interpretáis que os respalden medios que, por ejemplo, en su momento no han dudado en fomentar y justificar el cierre de medios de comunicación independientes en Euskal Herria?

D. Es que, simplemente, no nos han respaldado. Que esos medios hayan informado (poquísimo) en un momento puntual sobre nuestro periódico indica sólo que nuestra campaña de promoción tuvo alguna incidencia y que el hecho de que aparezca un nuevo periódico (algo bastante excepcional hoy en día) es noticia. Otra cosa sería que, cada dos jueves, el telediario de Tele 5 abriera con la salida de nuestro número, o que Polanco nos cediera gratis la portada de El País para anunciarnos. Eso sí que sería difícil de interpretar.

LH. Para terminar, recibid saludos rebeldes desde La Haine y añadir lo que deseéis.

D. Sólo añadir que estamos abiertos a cualquier tipo de colaboración. Si alguien tiene alguna propuesta, crítica, etc., que se ponga en contacto con nosotros. Por otro lado, hacemos un llamamiento para que la gente se suscriba y podamos sacar adelante este proyecto. Creemos que es realmente necesario. Un saludo a los activistas de La Haine y a todos sus lectores.


Web del periódico Diagonal: www.diagonalperiodico.net

Mail de contacto: info@diagonalperiodico.net

Mira també:
http://www.lahaine.org

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Ahora La Haine entrevista a Diagonal: "El proyecto no será viable sin el apoyo de los que cuestionamos el orden establecido"
28 jun 2005
enhorabuena a la gente que saca adelante el Diagonal. Espero que crezca y crezca y pueda convertirse algún día en un periódico diario, que forme parte de la batalla mediática, ahora en manos de los grandes capitales españoles. Que las críticas se hagan desde el apoyo, y que no se saque la lupa en todo momento para retirarle la simpatía definitiva. eso es demasiada presión y un gran freno. En Euskal Herria tienen el Gara, me consta que recibe críticas desde la izquierda abertzale, pero ahí esta el apoyo de la gente para que salga adelante, porque a pesar de los errores lo saben como necesario.

Aquí ocurre igual. El Diagonal seguro que cometerá errores y sano será que reciba críticas. Pero el apoyo debe mantenerse; no podemos cargarnos nosotros mismos este tipo de proyectos sólo porque hay un enfoque en un artículo que no nos gusta, una palabra con la que no nos sentimos cómodos o cualquier otro detalle que nos desagrade.

Saludos a Diagonal y a la Haine. Veo muy positivo que dos medios tan diferentes se saluden y den ejemplo que es posible tener un marco común de simpatía sin necesidad de ser iguales.
Adelante diagonal, adelante todos/as los que luchamos en el frente de la contrainformación anticapitalista!!
28 jun 2005
Desde www.kaosenlared.net parta los compas de Diagonal y La haine!!... Y Barcelona Indymedia!!

Aquí en Catalunya decimos: de mica en mica s'omple la pica!! pues eso poco a poco y el esfuerzo tendrá su compensación!!

Un abrazo

kaosenlared
Sindicat