Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: laboral : amèrica llatina
VieJo y NueVo Sindicalismo.
16 jun 2005
âEste sindicato no acepta el funcionamiento por representación: No nombraremos ninguna comisión directiva para que nos den la personería gremial. (â¦) Funcionamos en asamblea. Tenemos secretarías y secretarios, pero la dirección política del sindicato es el plenario mensual, donde todos los afiliados motoqueros, todo pibe que sea trabajador, mensajero, delibery, repartidor, caminante, viene y decide en los temarios y vota; esa es la dirección política del sindicato. No tenemos ningún tipo de rentado que venga a jetonear y a mandarle a la clase trabajadora, somos todos trabajadores y nos autodefendemos.â?
El método asambleario y la acción directa se va abriendo camino contra la verticalidad del gobierno de partidos y los viejos sindicatos. En los barrios y los cortes de ruta, en escuelas y hospitales, las universidades y los muelles. En las Asambleas de Quito y los Cabildos Abiertos del Alto en Bolivia. En Caleta Olivia y en el Conurbano Bonaerense de Argentina. Entre los blancos y negros, los indígenas y mestizos. En el estado y la actividad privada, los servicios y la industria. Con el obrero okupa y el vendedor ambulante, los artistas y las putas. En el campo y la ciudad, en astilleros y el transporte. Entre la juventud y los adultos, los desocupados y los ocupados. Entre los viejos y los chicos, los sexos y los géneros. Sean estudiantes y analfabetos, precarios y registrados. Donde nace la asamblea muere un poco el patrón y el estado. Cuando las asambleas decidan sobre el destino social de la vida se habrá terminado con el capitalismo.



Colectivo Nuevo Proyecto Histórico
http://www.colectivonph.com.ar
correo ARROBA colectivonph.com.ar

La Soberanía Asamblearia:
Registrados y precarios, estatales y privados, okupas y sin salario.



"Pero se ha de recordar,
pa hacer bien el trabajo,
que el fuego, pa calentar
debe ir siempre por abajo."
Martín Fierro.

âLa ley nos burla y el Estado
oprime y sangra al productor,
Nos da derechos irrisorios,
no hay deberes del señorâ?.
Estrofa de La internacional.
Dedicada a la Comuna de París, 1871.

âEstados Unidos tiene centros de detención clandestinos como tuvo la Argentinaâ?.
Reed Brody, Human Rights Watch, 28/4/05.

âEl poder come miedo (â¦) El miedo distrae y desvía la atención
(â¦) en realidad, el poder se mira al espejo y nos asusta contando lo que vio.
Peligro, peligro, grita el peligrosoâ?.
Eduardo Galeano, 11/4/05.



Señales y Rumbos:
1.- UN VIAJE DE IDA PARA LA MULTITUD. DESTINO FINAL: PRECARIADO Y PRISIÃN.

2.- ESTUDIANTES: DE CASA A LA ESCUELA, Y DE LA ESCUELA A LA ASAMBLEA Y EL PIQUETE.

3.- MONEY, MONEY AL CALOR DE KIRCHNER.

4.- VIEJO Y NUEVO SINDICALISMO.

5.- LA AUTONOMÃ?A SE EXPANDE CONTRA LAS JERARQUÃ?AS, EL CAPITAL Y EL ESTADO.




A la memoria de Mariana Márquez, madre de Liz, asesinada en Cromañón.
A Gabriel Roser del MUP preso político de Kirchner.
A las presas y presos de la Legislatura capital-parlamentaria.
A los que luchan y a los muertos que lucharon.
A los rebeldes procesados por la justicia mercantil.
A todas y todos los que construyen en el mundo entero el cambio social anticapitalista.




4.- VIEJO Y NUEVO SINDICALISMO:

"Existe un grupo que va perfilando una disconformidad llevados por un liderazgo interno que, como no tiene pertenencia real a ninguna estructura sindical, no tiene tampoco ni la formación sindical ni los objetivos del conjunto. (â¦) Provocan situaciones donde nadie se siente representado por nadie. No se puede llevar adelante ninguna protesta que no sea encauzada en los términos de la ley, que es lo que nos impone la vida democrática. En el Hospital Garrahan hay un sector minoritario y absolutamente radicalizado de los trabajadores que utiliza una situación real de los trabajadores con otros fines que no son solamente el reclamo salarialâ?.
Susana Rueda, integrante de la troica que conduce la oficialista CGT, 27/4/05.

âOtra cosa cambió: hay conflictos por fuera de los sindicatos. Otros estallan dentro, pero sin acatar a la conducción. Así, emerge un gremialismo asambleísta y difícil de conducir. El sindicato surgió precisamente para derrotar la asamblea, para darle disciplina a la protestaâ?.
Ricardo Roa, Editor General Adjunto del Diario Clarín, 20-5-05.

âNuestros queridos compañeros de partidos políticos que no nos entienden (...) No queremos que estén encima nuestro (...) Que nos entiendan, queremos un renacer de la clase trabajadora, para eso queremos que nos liberen las manos.â?
Jorge, del Cuerpo de Delegados de Subterráneos. Acto en Plaza Lorea, 1/5/05.

âHay que sacarse eso de la cabeza de que otro va a hacer las cosas por uno. Si uno no pelea no pasa nada. (â¦) Lo que pasa es que no existe una oposición, hasta que no salgamos del peronismo y el radicalismo, y no nos demos cuenta que hay que entrar en un cambio de una buena vez, cambiar desde la base absolutamente todo, algo nuevoâ?.
Gustavo y Marcela de la Junta Interna del Hospital Alvarez. Reportaje de Cimientos, 25/5/2005.

âEste sindicato no acepta el funcionamiento por representación: No nombraremos ninguna comisión directiva para que nos den la personería gremial. (â¦) Funcionamos en asamblea. Tenemos secretarías y secretarios, pero la dirección política del sindicato es el plenario mensual, donde todos los afiliados motoqueros, todo pibe que sea trabajador, mensajero, delibery, repartidor, caminante, viene y decide en los temarios y vota; esa es la dirección política del sindicato. No tenemos ningún tipo de rentado que venga a jetonear y a mandarle a la clase trabajadora, somos todos trabajadores y nos autodefendemos.â?
Luciano, Sindicato Independiente de Mensajeros y Cadetes (SiMeCa). Nota: ¿Nuevas luchas, nuevos sindicatos?
Revista proyectos 19/20, junio/julio 2005.



El idioma cuartelero de de la CeGeTista Susana Rueda es el típico alegato del burócrata peronista de la década del ´70. Por esos años, se empezaba acusando de infiltrados en el âmovimiento nacional justicialistaâ? a los delegadas clasistas, y se los terminaba incinerando vivos en los hornos de la UOM de Lorenzo Miguel. Si como dice Rueda, los trabajadores del Garrahan son tan manipulados por sus referentes, sería bueno, que vaya a la asamblea y pida la palabra para denunciar a la comisión interna. Eso sí, que no se asombre si termina expulsada a puro insulto como el presidente Bolaños en Nicaragua. Otro presidente títere del imperio que quiso hacerse el guapo, saliendo al ruedo de la lucha callejera de los universitarios en Managua y cobró para el campeonato. No le vendría nada mal a Susana Rueda ir a una asamblea de autoconvocados y darse un baño de realidad. Que vaya, y después le cuente a Majul y Graña, a Bonelli y Feinmann, a Polimeni y Andino, a Wainfeld y a Víctor Hugo Morales; que piensan los trabajadores que se autoorganizan a distancia de los nuevos ricos del sindicalismo empresario argentino.

A la burocracia se le está escapando la tortuga. En los hospitales Alvarez, Ramos Mejía y Gutiérrez, los trabajadores autoorganizados actúan en disidencia con la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y el Sindicato Unico de Trabajadores y Empleados del Gobierno de Buenos Aires (SUTEGBA). La forma asamblearia, como embrión de poder popular, no se expande constituyendo organizaciones verticales, sino, creando campos de composición de fuerzas horizontales que vinculen multisectorialmente a otras asambleas en lucha, sean o no, hospitalarias. Al obrero social no le corresponde como forma organizativa el sindicato representativo, autoritario y burocrático del obrero de planta fabril fordista; sino, la asamblea de base. Una forma de organización cuyas demandas económicas al estado y sus objetivos políticos de emancipación social, son indistinguibles, unos de otros. De la asamblea hospitalaria a la huelga metropolitana, del paro hospitalario a la asamblea barrial.

El general intellect no entiende a la herramienta sindical separada de la herramienta política. La vieja estrategia de: para la lucha económica el sindicato y el partido para el combate político ha terminado. La nueva clase obrera en movimiento no tolera especialistas de ningún tipo: sean sindicalistas como casta, o sean los cuadros partidarios con aspiraciones de funcionarios estatales que, al arribar al gobierno, cualquiera fuese su forma, terminan como una Nueva Clase dominante clausurando el poder de aquellos a los que le deben sus puestos: los trabajadores autoorganizados.

La dualidad de poderes: entre los organismos extraestatales y el estado obrero, siempre terminó mal para la vía comunal, soviética, consejista, o asamblearia. Siendo aprovechado su arrasamiento por un socialismo de los burócratas del capitalismo de estado.

Sin dudas que los trabajadores se tienen que organizar más allá del reclamo salarial, mejores condiciones de trabajo y obtener la jornada laboral más corta que puedan. Pero esta complejización de demandas y objetivos le compete a la propia autoconciencia de las clases populares. Cada asamblea, en sí misma, es potencialmente un preludio comunal de la república anticapitalista. Como cada partido, en sí mismo, es un potencial estado.

Por supuesto que en las nuevas formas autoorganizativas hay compañeros y compañeras que pertenecen, o pertenecieron, a la izquierda partidaria en todas sus variantes. Pero lo más destacado en la autonomía en curso, no sólo en Argentina sino en el mundo entero, es que la amplísima mayoría de sus actores posee una desafiliación absoluta, y un sabio cinismo, contra las antiguas formas de organización sindical y partidaria que terminan como mecanismos de dominación sobre los sujetos autoconvocados. Una de las expresiones mas acabadas de esta práctica de contrapoder político territorial, social y económico al mismo tiempo, es la Coordinadora del Alto Valle. Donde confluyen desde el MTD a otras expresiones gremiales y partidarias. Una articulación de la práctica fabril de la empresa sin patrón, ex -Zanón, con la propia comunidad. De hecho, un auténtico contrapoder. Otro ejemplo ilustrativo de esta novel manera de organizarse que tiene la multitud, resulta, la Asamblea Interhospitalaria y Multisectorial que funciona en el Garrahan.

Los que combaten por su dignidad no esperan las elecciones, ni ganar los sindicatos para revelarse. Entre ellos, la patronal y el estado, no existe nada más, que su autoorganización. Si los empresarios y el gobierno quieren negociar, de ahora en más, lo debe hacer con los cuerpos de delegados y comisiones internas. Formas mandatadas de poder, originadas, en las asambleas de trabajadores donde late la vida insumisa. Las conciliaciones obligatorias para evitar y desviar conflictos resultan inaplicables donde la lucha no queda en manos de los jerarcas sindicales que enfrían y traicionan la antagonía de clase. Al mismo tiempo, esta aristocracia gremial representa, cada vez más, a menos empleados. La independencia económica de los autoconvocados contra los viejos sindicatos y sus dirigentes, es un comportamiento autoorganizado de la multitud como clase hacedora. Directamente proporcional a su autonomía política con respecto a los partidos y el estado.

El miércoles 28 de abril en el estadio Obras, quedaba de manifiesto públicamente que entiendo el peronismo por transversalidad. Era revelador observar a Cristina de Kirchner rodeada de Cavallieri y Moyano, Lingieri y Viviani. Como en los viejos y buenos tiempos menemistas, la fosilizada y gorda burocracia, tuvo su esperada recompensa de volver a mostrarse en público respaldando a otro presidente peronista. Cavallieri lo decía sin ningún pudor: â¡Yo soy peronista de la Capital y Cristina es mi candidata!â?. (sic). Luego de ese trago amargo y conteniendo el vómito, acobachado en la quinta fila, Edgardo de Petri de la CTA tragaba saliva y aplaudía el discurso de Cristina, junto al funcionario de la Nueva Clase y ex piquetero de Barrios de Pie, Jorge Cevallos.

Apenas asumió Kirchner, buscando ganar más respaldo social que el famélico 22 por ciento que lo había votado, coqueteó con la CTA. Mientras tanto, la que alguna vez quiso ser una central de nuevo tipo, una vez más, volvía a confiar en el penúltimo proyecto centroizquierdista. Ahora sostendría el modelo peronista y transversal, como hasta el 2001 lo había hecho con su otra esperanza: el proyecto radical frepasista. Y de igual forma, otra vez, un nuevo gobierno le impedía la personería gremial a la CTA. Con el agravante que ahora el que le niega la llave para jugar en las grandes ligas sindicales es un presidente que se dice: âHijo y nieto de las madres y abuelas de Plaza de Mayoâ?. A la CTA se le volvió a frustrar el sueño de ser una organización de tercer grado. Haciendo valer el peso de sus 1.3 millones de afiliados en todo el país.

Pero la suerte que es grela lo volvió a dejar de a pie a Víctor De Gennaro. Sus 200.000 afiliados de ATE no le son suficientes para ser parte de la Nueva Clase sindical con todos los honores y prerrogativas del caso.

Pero Víctor, que no es tonto ni perezoso, va a vender cara su derrota. Fue demoledor el golpe que recibió al no poder integrar el olimpo de los dioses paganos que gerencian el precio de los trabajadores que representa. Entonces, demostrándole a K que los gordos y el PJ siguen siendo tan impresentables como hace cuatro años, la CTA, y sobre todo ATE, le quiere hacer vivir al gobierno el rigor del paro estatal, y así obligar al gobierno a negociar las migajas del pastel del poder.

En tanto, el abogado Luis Caro, candidato del golpista Aldo Rico y hombre de la Pastoral Social; en tandem con el gobierno como desde hace cuatro años desde el diálogo argentino, (donde la curia salvó a las instituciones del capitalismo y a ella como parte inherente de la matrix de dominación capital-parlamentaria) ahora, para evitar el anticapitalismo en las empresas recuperadas que la están pasando mal siendo cooperativas capitalistas, tironea con Eduardo Murúa, para ver quien se queda con el botín de la fábrica recuperada IMPA.

Ambos son peronistas y burócratas. Al ser desalojado, Murúa se acordó de que la suya es una empresa âautónomaâ?. Pidió el respaldo de los movimientos sociales pero fueron pocos los que se acercaron. ¿Por qué? Murúa es un gerente, con sueldo de gerente, que ha hecho del IMPA su propio curro. Algo así como lo hace Naomi Klein cuando manda a sus amigos yanquis a prestarle plata a los obreros okupas y, al mismo tiempo, predica sobre autonomía y antikapitalismo. Todo esto aderezado con la impostura de que los obreros creen su propia marca. Tirando por la borda el manifiesto reformista de hace pocos años atrás: NO LOGO. Que indudablemente, resistió menos el paso del tiempo que el viejo manifiesto de 1848 de Marx y Engels. Toda una paradoja, ya que el espíritu del manifiesto decimonónico, resultó más vigente, que la biblia posmoderna que venía a enterrarlo.

El IMPA versión Murúa, fue la nena mimada del progresismo y el autonomismo light de ATTAC y Le Monde, del Ibarrismo pre reelección y el kirchnerismo de los primeros meses, del PRD de Bonasso y de la empresa periodística La Vaca.

Bonasso lanzó su candidatura desde el IMPA. Ibarra la cobijó como la empresa âceleste y blancaâ? para enfrentarla a Brukman âla rojaâ?, antes de que arribara Caro, âel nuncio laicoâ? de la Pastoral Social.

El legislador Diego Kravetz que llegó al parlamento porteño como abogado de las empresas recuperadas y en particular del IMPA, mientras el Dr. Luis Caro desembarcaba con promesas del gobierno nacional; renunciaba a defenderla, pero no a la traición. En pleno auge de la toma del IMPA por Caro y su gente; Kravetz: político y legislador, peronista y kirchnerista e integrante de la Nueva Clase; haciendo honor a sus atributos, demostró una vez más, que los compromisos asumidos por gente como él no valen nada. Sus palabras son mentiras o simulaciones, para obtener o perdurar en el poder, a costa del pellejo de los obreros que lo sentaron en una banca en su carrera al estrellato capital-parlamentario. Por decir los menos, todo un accionar ¡Verdaderamente repugnante!

Por su puesto que en IMPA hay disputas, miserias económicas y de las otras, aquellas más permanentes en la especie humana: las ansias de poder de unos hombres sobre otros, la gerencia que se autonomiza de los obreros, y el narcisismo de las pequeñas diferencias que refuerza la vanidad sobre el resto de las empresas okupas, por ser el IMPA, el primer establecimiento recuperado por sus empleados. Por lo visto, ser obrero okupa, de por sí, no transforma a las personas en hombres nuevos de moral guevarista. En el IMPA antes del desembarco de Luis Caro ya había autoritarismo, pedidos mendicantes al poder ejecutivo, idas y venidas de Eduardo Murúa que buscaba seducir a toda la fauna âprogreâ? para que no le suelte la mano.

Pero ya se sabe, el progre es un animal político polifacético: de saco y corbata como Ibarra y con camisa y campera como Murúa; de verba jurídica como Juanjo Alvarez o dichos populares como Aníbal Fernández. Con bolsita verde y naranja para que los cartoneros separen los desechos de los consumidores y se perpetúen en esta profesión posfordista; y no con el trabajo âdignoâ? con el que tanto amagan para terminar con la afrenta social de que miles de argentinos tengan que revolver la basura para comer. Con lágrimas fingidas por la miseria, mientras desalojan inquilinatos con familias que viven en la miseria. Con clases magistrales de progresismo televisivo y una tuerta aplicación del código penal que sólo enfila la represión para el lado de los pobres. Con apelaciones al estado de bienestar y con guiños represivos para las ricos para mostrarle que se está limpiando la ciudad de sucios, feos y malos. Con retórica cooperativista y con veneno a lo Borgia para sacarse de encima al competidor en la futura interna gremial, piquetera y partidaria.

Mientras Cristina de Kirchner recorre el largo camino de la transversalidad a la transmutabilidad de lo peor de la política, y el progresismo y el nacionalismo popular sale para la foto; la nueva clase obrera, sigue su marcha autónoma.

2 de Junio de 2005.

Colectivo Nuevo Proyecto Histórico.


Conectate con:
Indymedia
http://www.argentina.indymedia.org
Clajadep-la Haine
http://clajadep.lahaine.org
kaos [en-la] red
http://www.esfazil.com/kaos
la haine
http://www.lahaine.org
Prensa de Frente
http://www.prensadefrente.org
Mira també:
http://www.colectivonph.com.ar

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more