Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: @rtivisme : corrupció i poder
No suelto poder ni aunque me maten!!
15 jun 2005
(falta la secció comica a la que pertenece esta p.info).-"Fraga se desmarca de la escalada del PP y gira al centro en el sprint final"
El líder conservador gallego marca perfil propio y defiende "medidas de gracia" para etarras que dejen las armas
anuel Fraga Iribarne no tira la toalla aunque los sondeos le sean adversos y quizá por eso mismo ha pasado a la ofensiva en el sprint final de la campaña gallega más disputada. Y decidido a sacar los votos de debajo de las piedras, ha experimentado un giro en su discurso en busca de los votos moderados de centro, donde probablemente se esté jugando la mayoría parlamentaria, y en ese viaje no ha tenido inconveniente en desmarcarse de la escalada conservadora que protagoniza su propio partido en todos los frentes y ahora muy especialmente en la propia calle.

"Una vez hecha la paz, se puede ser benévolo... yo no deseo venganza"(n.dl I.:-NOSOSTR@S SI!!-), dijo ayer el candidato del PP a repetir por quinta vez la mayoría absoluta en el Parlamento de Galicia que le asegure la presidencia de la Xunta. Lo dijo ayer, después de los esfuerzos desplegados por su partido para organizar una megamanifestación en Madrid hace dos domingos contra cualquier tipo de diálogo con ETA. Fue sin duda el momento de máxima agitación de la derecha española de los últimos tiempos y hasta los sondeos electorales del propio CIS parecían avalar la estrategia radicalizada de los conservadores. Sin embargo, Fraga marca su propio ritmo y sobre todo su propio perfil en unas elecciones que las gana o las pierde él solo. "Si se lograse efectivamente y con las condiciones apropiadas una total pacificación y entrega de las armas, se podría considerar que después hubiera alguna medida de gracia especial". Fraga supo matizar con precisión calculada sus palabras. "Eso no es lo mismo que paz por presos".

Resulta significativo este desmarque de Fraga en el momento más dramático de una campaña en la que comparte los mitines con su "líder nacional", Mariano Rajoy, patrocinador de la estrategia que está sacando a la calle a los militantes de la derecha como no había ocurrido apenas nunca en España. La puntualización subrayada por Fraga en el sentido de que no propone la libertad de los presos como precio de la paz le sitúa en la líea defendida en la resolución aprobada por el Congreso a propuesta del PSOE, es decir, el Gobierno Zapatero -diálogo con quien abandone las armas cuando las haya abandonado-, y en contra de lo preconizado por el PP.

Esto pone de manifiesto que la escalada del partido de la derecha nada tiene que ver con las elecciones gallegas y seguramente bastante más con la disputa interna del poder en el partido. Algunos observadores han relacionado la próxima manifestación en defensa de la familia prevista para el sábado como un acto de apoyo a Fraga políticamente incorrecto, puesto que se trata del día de reflexión, pero el argumentario electoral utilizado por el candidato a la reelección como presidente de la Xunta parece plantearse otros objetivos, máxime teniendo en cuenta que su adversarios políticos son de izquierdas y los indecisos entre la derecha y la izquierda no serán seguramente los más contrariados por el hecho de que puedan casarse personas del mismo sexo.

Precisamente esa disputa del centro político es lo que ha llevado a Fraga a fijar su discurso de la recta final de la campaña en las políticas sociales. Ayer mismo anunció una batería de diez medidas que desarrollar en la próxima legislatura, durante la que por cierto piensa mantenerse en el cargo, según dijo, si se encuentra igual que ahora: Fraga se comprometió a pagar 6.000 euros a las empresas por cada contrato indefinido que suscriban con mujeres de 30 a 44 años y la misma cantidad por cada contrato a licenciados universitarios y titulados en formación profesional. Además anuncia una paga extraordinaria anual de 288 euros para los beneficiarios de pensiones no contributivas, una iniciativa que el PP quiso frenar en Catalunya cuando intentó llevarla a cabo el Govern de Jordi Pujol. También se fomentará la conciliación de la vida familiar y laboral con 460 euros mensuales de paga para los padres que opten por una excedencia laboral para cuidar de los hijos menores de tres años. El presidente de la Xunta pretende, además, si sale reelegido suprimir el impuesto de sucesiones, algo que interesa a las familias rurales de un país minifundista, y hasta está dispuesto a financiar operaciones quirúrgicas en centros privados si los públicos no dan abasto. En definitiva, Fraga ha optado por superar a partidarios y adversarios, dispuesto a lo que sea para amarrar ese puñado de votos que le faltan y seguir al pie del cañón. Seguramente en su fuero interno sueña con morir con las botas puestas.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: No suelto poder ni aunque me maten!!
15 jun 2005
te lo he reclasificado en @rtivismo pq el humor es un arte, no? y si es activista cuadra perfecto en la sección. a ver si se ponen unas cuantas cosas y podemos hacer una editorial.
Re: No suelto poder ni aunque me maten!!
15 jun 2005
Aupa!!
Cuadra perfectament,molaría hacer una secció comica aunque sea poco serio.
Salut!!
Re: No suelto poder ni aunque me maten!!
15 jun 2005
Fraga pidió en 1980 la devolución a la Generalitat de los âpapelesâ de Salamanca

El presidente de honor del PP firmó una de las primeras iniciativas parlamentarias para devolver a Cataluña los documentos incautados

15-06-2005 CADENASER.COM

Era 1980 y Manuel Fraga ejercía de portavoz de Coalición Democrática. Según los documentos que aporta el diario La Vanguardia, el 18 de marzo, el ahora dirigente del PP firmó una proposición de ley en la que reclamaba al Ministerio de Cultura de UCD la salida de los papeles de Salamanca y su devolución a Cataluña.

La proposición de ley firmada por Manuel Fraga exigía la âreclasificación de los fondos del Archivo de San Ambrosio atendiendo a criterios lógicos para la consulta científicaâ? y el traspaso a la Generalitat âen su total integridad de aquellos que constituyeron en su día los archivos de la mismaâ?. La proposición no prosperó.

Fraga es el presidente de honor del PP, el partido que el domingo once de junio sacó a la calle a 100.000 personas âsegún la Junta de Castilla-León, una cifra que la Delegación del Gobierno redujo a 30.000- para protestar por la devolución a la Generalitat de los documentos incautados por el gobierno de Franco tras la Guerra Civil que ahora están en el Archivo de Salamanca.

Ã?ngel Acebes, Eduardo Zaplana y Esperanza Aguirre, entre otros dirigentes del PP, acudieron a Salamanca para exigir la unidad del Archivo.

La presidenta de la Comunidad de Madrid secundó la protesta pese a que en 1996, cuando era ministra de Cultura, defendió por âlógicoâ? que los legajos incautados volvieran a Cataluña.
Sindicat