Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Accions per a Avui
Tot el dia
11:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* %sArticle
Anàlisi :: criminalització i repressió : pobles i cultures vs poder i estats
Sahara, el Timor africano
10 jun 2005
La prohibicion de entrada en el Sahara Occidental de sendas delegaciones española y catalana, ha sido un pequeño escandalo que, por pocas horas, ha recuperado para la opinion publica del Estado español el ignominioso tema saharaui.
El Sahara Occidental sufre las consecuencias atávicas de la mediocridad política española, que, en este caso, se ha caracterizado por ser incapaz de gestionar con un mínimo de responsabilidad un proceso de descolonización, que técnicamente debiera de ser de simple resolución.

Tanto por las proporciones del territorio en litigio, como por el número de habitantes ­465.000­ y su homogeneidad étnico-cultural, el proceso de descolonización saharaui debería haber sido una mera actuación administrativa de la moribunda dictadura franquista sin más problemas.

El Sahara debía haberse constituido en estado independiente en 1975, un estado que hoy sería probablemente y por mera proyección de la situación de los campamentos saharauis del Tinduf argelino, en uno de los estados más avanzados social y políticamente del continente africano.

No fue así. Marruecos con el beneplácito de EEUU y demás potencias occidentales ocupó un territorio que hoy ha multiplicado geométricamente su valor geoestratégico. El Estado español, por supuesto, no hizo nada por sus «ex colonizados», y durante 32 años ha dejado que el conflicto se pudriera, fuera el que fuese «el color» de la administración gubernamental que tocase.

De entrada, la situación técnica del conflicto es escandalosa. Más de la mitad de los saharauis viven fuera de su país. Durante 32 años, y al margen de las cíclicas «epístolas» de las Naciones Unidas, los saharauis que se liberaron de la ocupación española en 1975 sufren la brutal represión del vecino ocupante alauí.

Torturas
Las detenciones indiscriminadas, las torturas y las desapariciones no surgen de repente, en una serie de jornadas de protesta, de la más que exhausta población saharaui de los territorios ocupados que las autoridades marroquíes tratan de ocultar ante la llegada de ciertas delegaciones «españolas».

Desde 1975 y durante 32 años, el Sahara Occidental ocupado ha sido especialmente reprimido por Marruecos. Las 300.000 personas censadas que residen en el Sahara han sufrido de modo anónimo una política clara de asimilación (de los actuales censados, ¡sólo 46.353 pueden votar! según el «censo» de la ONU de 1999) a modo de neocolonización alauí y represión étnica, política y cultural. No importa, hay un precedente paralelo.

Durante el periodo descrito, el Sahara era un conflicto olvidado que a pocos interesaba. En los estertores de la Guerra Fría el Polisario era un grupo «prosoviético» en la terminología occidental que, por el apoyo de los «prosoviéticos» cubanos y mauritanos y argelinos, no permitía a los EEUU ni a sus aliados concebir un Sahara independiente de «inspiración marxista». Hassan II, el Comendador de Creyentes alauí, era, y es (su hijo Mohamed), el «gendarme» magrebí que exigía su «espacio vital» vista la «crisis española». Un Sahara independiente era inviable para los intereses occidentales, y era mejor que estuviera en sendas manos marroquíes que en manos de un indeterminado «Gobierno postfranquista».

Casi casi calcado al panorama que en aquellos tiempos sufría otra pequeña colonia portuguesa del Indico, Timor Oriental. Codiciada por la Indonesia de Suharto, y posiblemente regida en su independencia por el FRETILIN marxista de Xanana Gusmao, fue invadida y sufrió desde 1975 una guerra genocida y de neocolonización indonesia. La diferencia es que en este caso, al menos, la masacre genocida que duró 25 años (¡250.000 muertos sobre 700.000 habitantes!) fue rotunda y contundentemente denunciada por la ex metrópoli portuguesa en los foros internacionales de modo sistemático, contrariamente a lo hecho por el Estado español con «su Sahara» de «baja intensidad».

El timo de «la paz»
El timo del presunto proceso de paz que debía regular la postcolonización ha sido el instrumento que se ha utilizado sistemáticamente para debilitar a la resistencia del Polisario.

El alargamiento de los plazos para la celebración del referéndum ha sido el instrumento del que se ha servido Marruecos para condicionar operativamente la resistencia armada y de paso para reconstruir los censos con colonos y lograr un quórum positivo para las pretensiones anexionistas.

El alargamiento de plazos y el boicot al cumplimiento de los acuerdos ha generado una dinámica en la que el tiempo como sujeto ha sido el valedor de las pretensiones marroquíes. Hoy se habla de ¡secesionistas saharauis! en muchos medios, cuando el concepto es claramente tergiversador e inexacto.

La actual coyuntura internacional favorece sin duda a Marruecos. Al margen de que los conceptos de «terrorismo genérico» que se derivan de las «doctrinas preventivas» sean una losa para la legítima lucha saharaui, la situación argelina y Mauritania son claros elementos que condicionan la vuelta a la lucha armada de liberación nacional, claramente legítima tras tantos años de engaños «pacificadores».

La situación límite de los campos de refugiados en Argelia y Mauritania (en los que sobreviven 164.212 saharauis); la nula capacidad internacional por salvaguardar el legítimo derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, sobre todo porque aún hoy plantea en la práctica un modelo de sociedad de facto claramente revolucionario para el Magreb y demás, y el papel clave de monarquía alauí en el actual concierto internacional son los ejes por los que hoy, 32 años después seguimos hablando, aunque sería mejor decir obviando, el conflicto saharaui.

Lo cierto es que si en pocas semanas, la situación represiva sigue in crescendo, y la actitud internacional sigue legitimando una anexión ilegal, el Sahara volverá a ser foco bélico de «interés informativo mundial», siempre al margen, eso sí, de lo que la «metrópoli» histórica, o sea «el imperio que fue», España, diga o desdiga.


Gabirel Ezkurdia, diari Gara, 10 de juny 2005
www.euskalherria.com

This work is in the public domain

Comentaris

...Vida quotidiana a la wilaya saharaui de Dakla
10 jun 2005
El sahara és la consciència social
El sahara es la lluita
El sahara respira, tremola, plora i viu .. I nosaltres l'escoltem desde un mon de joguines i altres distraccions...

Quan salvarem el sahara?
Quan esdevingui més real que el nostre propi cor?
-si es que en tenim-. La filosofia sempre pot esperar pero no la vida car si el passat és un pou el futur encara brilla (per molts).
I el present?

Ell@s viuen en una presó sense barrots. Son individuus normals vivint en condicions anormals extremes, captius d'una trista coyuntura política pero també d'un desig de llibertat que no es bescanvia per diners.

Aquí va un relat personal, d'una petita visita breu als camps de refugiats, fà 4 anys ..imprésions de 4 dies, anònimes per la premsa i per tothom, sense representar a cap partit polític ni govern.

http://es.geocities.com/alventdelsud/sorra.html

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more