Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: criminalització i repressió : mitjans i manipulació
1. YO ACUSO... AL JUEZ GARZÓN, al fiscal Rubira y al periodista Yoldi de "El País" por falsas acusaciones y racismo
02 jun 2005
Reflexiones sobre la información del periodista José Yoldi de El país, del primer día del Macrojuicio contra musulmanes. El juicio mostrará la inocencia de los imputados por Garzón y sentenciados por los medios. Mostrará igualmente que se creó âel terrorismo islámicoâ? inexistente en España, mediante detenciones injustas, exigidas por los Estados Unidos, y mediante campañas mediáticas. Y finalmente dará nuevas pistas y luz a la ceguera de los Congresistas y a los ciudadanos engañados sobre el origen y causa del 11-M
"Cuando se emplea el raciocinio, la fe ciega se tambalea y los mitos caen por sí mismosâ?.


Primer día. MACROJUICIO CONTRA INOCENTES MUSULMANES

âInvestigación sobre el terrorismo islamista en España.

EL TRIBUNAL RECHAZA LAS CUESTIONES PREVIAS EN EL INICIO DEL JUICIO CONTRA AL QAEDA.

La credibilidad del único acusado de origen español, seriamente dañada tras el interrogatorio.

José Yoldi - Madrid. El País - España - 23-04-2005â?.


Encabezamiento. En el encabezamiento hay engaño, ya que la investigación es inexistente. ¿Se puede llamar investigación a la repetición del auto incoherente, del juez Garzón sin el menor espíritu crítico durante tres años y medio? ¿Después de tres años de autoatribuida investigación en El País no ha visto las incoherencias, los errores, y decenas de acusaciones sin ninguna base sólida? ¿Para qué profanan la noble actividad de la investigación, cuando lo que están haciendo es desinformar, y repetir las invenciones de Garzón?

Título: Es engañoso. En la letra pequeña no se desarrolla este tema. Y por lo que informan otros periódicos, un título al revés sería más idóneo: âLos abogados cuestionan al Tribunal y la instrucción, y los acusados se declaran inocentesâ?.

Subtítulo. Una grave mentira como vamos a ver. El periodista cuestiona la credibilidad del acusado. Cuando es la credibilidad del fiscal y la del propio periodista la que queda seriamente dañada.

âEl juicio más importante en toda Europa contra 24 presuntos terroristas de Al Qaeda se inició ayer en Madrid en medio de impresionantes medidas de seguridad. La vista quedó marcada con el rechazo del tribunal de todas las cuestiones previas planteadas por los abogados defensores, en especial el del principal acusado, Imad Eddin Barakat Yarkas, Abu Dahdah, que pretendió la suspensión del juicio alegando nulidad de actuaciones por supuestas irregularidades procesales.â?

(Los subrayados son míos, al igual que los comentarios, que voy intercalando al artículo de José Yoldi:)

No nos informa cuáles son âlas cuestiones previasâ?, presentadas por los abogados de los acusados, ni las supuestas irregularidades procesales. ¿Cómo es posible que Yoldi estando ahí para informar, silencie las cuestiones de los abogados defensores? El periodista Yoldi, al igual que su colega José María Irujo y otros, han estado desinformando y repitiendo que los musulmanes de Lavapiés son una banda terrorista, unos asesinos, que han colaborado en el asesinato de 3.000 norteamericanos inocentes, y que forman parte de la célula de Al Qaeda de Madrid. Estas informaciones no sólo son falsas, sino delirantes, y no han sido contrastadas por la mayoría de los medios nacionales en tres años y medio.

Ahora debemos conocer lo que dicen los propios acusados, tanto por ellos mismos como por sus abogados. Señores periodistas no sigan criminalizando machaconamente acusando sin pruebas. Dejen las acusaciones al fiscal, y hagan durante unos días su trabajo de reporteros. Han hecho de fiscales e inquisidores. ¡Ahora paren ya! Siendo âel juicio más importante de Europa contra Al Qaedaâ?, Yoldi y sus colegas, deberían habernos informado de las irregularidades y todas âlas cuestiones previasâ?, que el periodista califica de quejas más adelante (pero sin explicarlas).

âEl tribunal decidió que resolverá sobre esos temas en la sentencia, y el juicio siguió adelante con el interrogatorio del único acusado de origen español, Luis José Galán, Yusuf Galán, cuya credibilidad quedó seriamente dañada tras su declaración.â?

El periodista Yoldi, nada más empezar, insulta y juzga al acusado de ser un mentiroso. Le acusa de lo peor que se puede achacar a un preso, presuntamente inocente. Y así empieza la crónica predisponiendo al lector a considerar al acusado como no creíble.
El periodista debería saber, si se ha leído el auto de Garzón de 10 páginas de noviembre 2001, que es un vulgar montaje, realizado a toda prisa para responder al encargo de los Estados Unidos de detener a musulmanes, y que las vinculaciones con el 11-S son imaginaciones de Garzón. Si se ha leído el sumario de 2003, de 700 páginas se le debería confirmar que se trata de un atropello a los derechos fundamentales de los ciudadanos, al ser acusados de tener libros, videos y conversaciones telefónicas registradas durante 10 años.

Acuso a Garzón de construir el âterrorismo islámicoâ? con las detenciones de inocentes musulmanes en noviembre 2001, por encargo de la CIA y FBI, cuya estrategia pública era la perseguir y extender el terrorismo islámico en el mundo, en especial en Europa. (Próximo artículo con pruebas)

¿Por qué el periodista Yoldi silencia que el fiscal Rubira no ha presentado una triste prueba? ¿Por qué miente? ¿Le pagan por mentir? ¿Cuál es su nivel de implicación en la construcción del terrorismo islámico en España? Yoldi miente cubriéndose con la vieja táctica del mentiroso de señalar primero a los otros de mentirosos.

El periodista Yoldi descalifica de entrada y desde el primer día al primer acusado, ¿es una táctica o miedo? ¿Por qué prejuzga y hace juicios de valor en vez de informar, que en principio es su trabajo? ¿A qué viene esta condena inicial en un juicio dónde lo importante es la presentación de pruebas que respalden las acusaciones que han publicando sistemáticamente haciéndonos creer que son unos monstruos terroristas y una banda terrorista de Al Qaeda?
La prensa ha sido co-protagonista en la construcción del terrorismo islámico y sigue comportándose como tal al seguir difamando la credibilidad de Luís José Galán.

El que suscribe hace la hipótesis opuesta (además diciendo que es una mera hipótesis): Quedará dañada seriamente la credibilidad del periodista Yoldi, y de los periodistas que cooperen y hayan cooperado con esta farsa. Quedará dañada seriamente el personaje mediático de Garzón y la poca credibilidad del fiscal Rubira al no presentar una sola prueba concreta, y seguirá seriamente dañada la ínfima credibilidad de la Audiencia Nacional. Veremos cuáles de las hipótesis tendrá más fundamento.

âLuis José Galán no tenía previsto declarar ayer, sino el lunes, porque en principio la vista se iba a iniciar con el interrogatorio del supuesto jefe del grupo Imad Eddin Barakat, Abu Dahdah. Pero el letrado de éste, Jacobo Teijelo, planteó tantos problemas de orden jurídico, que el tribunal quiso ahorrarse nuevas quejas y decidió que Galán -el único acusado cuya lengua materna es el español- fuera el primero en declarar.â?

Sr. Yoldi, ¿por qué no nos explica cuáles son los problemas de orden jurídico y las quejas planteadas por el letrado Tejeido en vez de sus juicios de valor y opiniones? ¿Por qué el periodista los minimiza irónicamente como quejas?

Hago la siguiente hipótesis: lo que se silencia, como en el franquismo, suele ser lo relevante, importante y clave. Por tanto, su silencio como informador, puede interpretarse como denuncias relevantes de injusticias de tres años de detención injustificada, o importantes irregularidades procesales, que impiden una justa defensa de sus clientes, u otra cosa. En cualquier caso, los ciudadanos tenemos el derecho de saber lo que dicen los abogados, pues hasta ahora hemos sabido lo que dice Garzón, sus policías, y sus periodistas, algunos tan serviles como el tal Yoldi, que incluso cuando Garzón va al médico se apresura a sacar la noticia en El país, dedicándole un artículo. (El País, 25-05-2004). Por lo poco que Yoldi informa, nos enteramos que el presidente del tribunal no hizo caso del acusado Dahdah y pasó a interrogar al acusado Galán.

El periodista nos presenta al acusado Yusuf Galán, âde origen españolâ?, como si fuera extranjero descendiente de españoles. Jusuf Galán es asturiano, hijo del general español Galán, y de madre andaluza. O sea, que más que tener orígenes españoles, es un español original y auténtico. ¿O es que los musulmanes españoles no son tan españoles, como los cristianos? Y no hace falta que el periodista Yoldi insista diciendo que es el único acusado cuya lengua materna es el español, como diciendo que el padre o abuelos, a lo mejor son argelinos. Esconde su auténtica nacionalidad española de manera burda y esperpéntica, ya que Jusuf ni ha matado a nadie, ni es culpable de nada, ni se va a matar para ir al paraíso en busca de las 79 vírgenes, ni fue despertado por Bin Laden, como nos cuentan Garzón, Bush y Aznar. Y puede tranquilamente presentarse como hijo del general, ya que su familia, sólo puede avergonzarse de su fe en el Islam y de sus ideas socialistas progresistas.

âTras una breve comunicación con su letrada, Nieves Fernández, Galán se encontró solo ante el fiscal y no salió bien parado. Sus respuestas no parecen acreditar que Yusuf Galán sea un terrorista de Al Qaeda, pero sin duda dejaron muy en entredicho su credibilidadâ?.
Yoldi insiste en las opiniones descalificadoras contra el acusado Galán: âEl fiscal interroga bien y âel acusado no sale bien parado. Sus respuestas (...) sin duda dejaron muy en entredicho su credibilidadâ?. El juicio no es un lugar para exhibirse, ni una pelea de políticos o de gallos. Dejen los shows para la estrella Garzón y ahora después de tres años y medios de una abyecta cruzada mediática contra el moro, y la consiguiente tragedia, originada con confidentes de la policía, y impasibilidad oficial ante el atentado, conocido por las autoridades con cuatro meses de antelación, hagan justicia: muestren las pruebas de los crímenes del 11-S, que dicen que tienen. Demuestren con pruebas que son más creíbles que Galán, y demuestren que no se trató de una trágica invención de Garzón.

¿Es que el joven Galán, que trabajó 13 años en el SEUR, con excelentes testimonios tanto de los directivos de la empresa, de sus compañeros, como de los clientes, debe tener dones de oratoria, y ser especialista en oratoria pública? ¿Es que un joven maltratado injustamente, y después de tres años de ser arrestado, acusado por un juez megalómano de terrorista de Al Qaeda sin pruebas, acusado de formar parte de una imaginaria banda terrorista de Al Qaeda, implicada en el asesinato de más de tres mil personas en los Estados Unidos, puede responder con la tranquilidad y serenidad con la que lo hace el fiscal que cobra, aún cuando acusa a inocentes?

¿Es que después del maltrato, aislamiento y la tensión de tres años y medio de prisión, y el linchamiento mediático, Yusuf Galán no tiene derecho a estar nervioso, a enredarse hablando ante las cámaras, e incluso a parecer poco creíble? Además fue citado por sorpresa, siendo su día el lunes.

âEl fiscal, Pedro Rubira, solicita para él penas que suman 18 años de prisión, por delitos de pertenencia a banda terrorista y depósito de explosivosâ?.

Los periodistas nos han nombrado infinidad de veces a los supuestos delitos, imaginados por Garzón, como delitos reales, y nos han repetido hasta al aburrimiento los cargos sin darnos pruebas, y tratan a los inocentes de Lavapiés de terroristas sin darnos pruebas. Hablan de terrorismo islámico y de terroristas como si los musulmanes fueran terroristas por tener libros, videos y hacer una revista de información a favor de los pueblos musulmanes en lucha: Chechenia, Palestina, Bosnia.

El periodista Yoldi mienta al imputar a Galán de depósito de explosivos. Al menos esto no aparece en el auto de Garzón, y el fiscal sólo le preguntó por opiniones, videos y sus armas reglamentarias. Osea, que esta mentira es propia, original, y de inventiva del periodista de El país, para así dar una ayuda al fiscal y contra a Galán, el poco creíble Galán, según el mentirosos periodista. ¿Y este Yoldi qué intereses puede tener para mentir y seguir mintiendo contra los musulmanes? ¿Será que Yoldi ha recibido instrucciones de ir sacando informaciones del 11-M, de buscar vinculando el 11-M con el macrojuicio de Madrid y de ir encontrando elementos que unan los dos hechos? Considero escandaloso y gravísimo que a Galán después de haber sido maltratado por la prensa en todo el tiempo, encarcelado sin haber cometido delito, ahora todavía el periodista de El país le endose explosivos, y le trate de mentiroso. ¿Es para justificar la acusación de banda terrorista a ciudadanos que no han cometido ningún delito?

¿Dónde está el delito de banda terrorista? ¿Es una banda terrorista porque la banda leía libros terroristas, o la banda rezaba juntos, o la banda se interesaban por los pueblos oprimidos, o la banda hacía una revista, o la banda miraba videos informativos, o la banda manifestaba contra la guerra y masacres de los Estados Unidos? Simplemente es una banda terrorista porque los Estados mandaron detener a musulmanes por el mundo, acusándoles de Al Qaeda.

Ni Yoldi ni la mayoría de periodistas se ha dignado anteponer la palabra âsupuestosâ? a los supuestos militantes de una supuesta banda de unos supuestos delitos cometidos por unos supuestos amigos del procesado por un juez real, Garzón, quien está convirtiendo sus ficciones de superjuez en realidad.

Nadie es delincuente, ni criminal, como nos recordaba el imputado Piquer por delitos de corrupción de miles de millones, sin ser condenado. Y como le archivaron el caso, no se le puede llamar ladrón, criminal o corrupto. Pues lo mismo para los procesados de Lavapiés, acusados de terroristas de Al Qaeda, grupo inexistente en España, antes de las detenciones de Garzón en noviembre 2001. Por ética, los periodistas, al menos durante el juicio, deberían anteponer la palabra supuestos terroristas, supuestos autores de asesinatos, supuesto militantes de Al Qaeda, grupo además inexistente en España. Han estado acusándoles y criminalizándoles y constituyendo el terrorismo islámico, ahora deberían detener el linchamiento, pero seguir informando del proceso para que sepamos lo que dicen los acusados.

Las acusaciones en ningún país del mundo son pruebas y menos las de Garzón y del fiscal Rubira. Yo, por ejemplo, puedo acusar: âEl periodista Yoldi es un agente del Ministerio del interior, y trabaja para la CIA junto a Garzón, en la misión de crear una célula de Qaeda en España a base detenciones, y provocar la confrontación de religiones anunciada por Huntington, para extender el terrorismo islámico en Europa y han recibido promesas de cuantiosas recompensas si consiguen unos chivos expiatorios para el 11-Sâ?. Y aunque eso saliera en todos los medios de España y del mundo, y se dijera miles de veces, y se lo creyeran millones de personas, esas acusaciones no serían válidas si no presento pruebas concretas y reales que demuestren lo que afirmo.

Las acusaciones injustas, discriminatorias y contra los derechos de los ciudadanos, como las que Garzón, difundidas largamente por la prensa nacional, han criminalizado a los musulmanes y han sido la causa directa de los asesinatos de policías españoles en Irak y la causa principal de la tragedia del 11-M, pista no seguida por el Congreso, ni por los medios. (Próximo artículo y pruebas) Por eso ahora, tienen que mostrar las malditas pruebas inexistentes por las que han acusado y encarcelado a los musulmanes inocentes de Madrid, obedeciendo a órdenes de la CIA, que son ya de conocimiento público. Todas estas injusticias judiciales y penitenciarias han provocado una trágica cadena de violencia e instaurado el terrorismo islámico en España, inexistente antes.
Iremos acusando en éste y demás artículos a Garzón y Rubira con pruebas reales, concretas, con hechos, con datos y con referencias. Y a las mentiras de El país como colaboración necesaria para la trama de Garzón. A la vez que iremos atacando cada una de las ficticias pruebas de Garzón, que por su abundancia, absurdidad e irrealidad, llamamos garzonadas.


EJEMPLOS DE GARZONADAS. PARÃNTESIS TEÃRICO.
Inventarse un campamento de Al Qaeda en Indonesia, porque oyó unos tiros durante una conversación entre Galán y su amigo, el ingeniero indonesio. Los tiros debían ser del cuartel desde donde hacen las grabaciones, contrarias a los derechos humanos de ciudadanos en países democráticos.

Culpar a Galán de ser muyahidin, por encontrar en su casa una foto disfrazado con una cinta verde. Y como es muyahidin, es terrorista y entonces los encuentros con sus amigos se convierten en citas de terroristas para fines terroristas. Además en la introducción histórica Garzón demuestra que no tiene ni idea de que es un muyahidin.
Acusar a un empresario que va a la mezquita a rezar, de tener en su casa una cinta de vídeo turística, que cualquiera podría tener en su casa, y solicitar 74.000 años de prisión e inculparle de unos 3000 asesinatos porque en la cinta salen los monumentos de Nueva York, las torres gemelas.

Las mejores garzonadas son sus numerosas interpretaciones probatorias. Y a mi gusto la perla es la del âpájaro degolladoâ?, como prueba que el grupo religioso de Lavapiés tenía conocimientos de los atentados del 11-S con anterioridad. Garzón, a partir de una escucha telefónica antes del 11-S, interpretó que la frase âhemos degollado al pájaroâ? se refería necesariamente a los atentados del 11-S, ya que ellos hablaban crípticamente. Y gracias a esta interpretación demostró que estaban implicados en la muerte de miles de civiles, y solicitó para el grupo terrorista, necesariamente de Al Qaeda, la pena de miles de años de cárcel. Una interpretación de oro. Y seguramente pasará a la historia como una interpretación sangrienta, y una interpretación terrorista. Si era críptica la conversación, quiere decir que sabían que estaban bajo escucha. Y entonces, ¿por qué no deducir que âel pájaro degolladoâ? fuera Garzón, quien les estaba escuchando desde hace tiempo? Las deducciones e interpretaciones salvajes dan para todo, incluso para inculpar al propio Garzón con sus mismos procedimientos. Pero desgraciadamente sirvieron con la ayuda de la prensa de crear âel terrorismo islámicoâ? en España, repito, inexistente en España. Por esto, esta interpretación fue muy grave porque permitió encontrar un delito después diez años de escuchas y seguimiento, en las que el propio jefe de la UCIE, Gómez Menor, reconoce que no había el más mínimo delito hasta que Garzón supo relacionar el grupo de la mezquita de Lavapiés con el 11-S. Entonces Garzón pudo aplicar a todo el grupo, otra garzonada, el delito de banda terrorista, porque al fin había encontrado un delito. Lo explicó Gómez Menor, je fe inspector de UCIE en el Congreso: âPues durante años los hemos estado investigando, durante años eso (el grupo Dahdah) ha sido controlado por varios jueces y por muchos fiscales, y ninguno se ha atrevido a dictar una orden de detención. Solamente cuando aparecieron indicios de su posible conexión âque luego resultaron realidadesâ con el 11 de septiembre es cuando se produjeron detencionesâ?. Para colmo, el mismo policía que pasó las informaciones a Garzón durante diez años, el que le dio un teléfono encontrado en Alemania en el ordenador de Bahayi, entre 8500 teléfonos, y que descubrió que correspondía a un antiguo teléfono de Dahdah de antes de 1995, este policía, el mejor especialista de árabes, el que pasaba los informes de todos los musulmanes bajo escucha a Garzón, y el que reconoce que en los diez años de escucha, seguimientos, infiltraciones, no hubo delitos, este señor, Gómez Menor no supo explicar el único delito terrorista cometido en los veinte años que dirige la sección de árabes, y diez controlando a musulmanes de Lavapiés. Lo único que se le ocurrió responder es que si Garzón los ha inculpado, es que están relacionados con el 11-S.: âNo quiero extenderme sobre cuáles son las conexiones de Abu Dahdah con el 11S, porque el juez Garzón le tiene procesado por el 11 de septiembre, con lo cual eso está claro. Su participación de una u otra forma ha sido valorada por un juez en principio y esa valoración ha sido suficiente para procesarle por el 11 de septiembre. Gómez Menor, Congreso. Eso es de locos. El policía que le pasaba la información y que se enorgullece de haberle pasado un teléfono inutilizado desde 1995, 3ntre 8500, no sabe el delito por el que se les puede imputar una relación o vinculación con el 11-S. No hace falta decir que en los titulares y en boca de Irujo, y la mayoría de los periodista, este teléfono estaba en el agenda que Bahaji llevaba encima cuando se le detuvo.

Otras garzonadas abundantes son las vinculaciones probatorias para detener a inocentes, tipo "amigo de amigo de un implicado". Y uno acaba siendo de Al Qaeda, como Batasuna, gestoras, abogados, jóvenes manifestantes, asociaciones pro presos, empresarios, y hasta los okupas de Barcelona, acabaron vinculados a ETA y siendo terroristas de ETA. Y así tendremos ETA para siglos, mientras no se acabe con las injusticias de la Audiencia Nacional, y Al Qaeda para años mientras no se acabe con quienes lo crearon y siguen desarrollándolo.

Procesa a Bin Laden en septiembre 2003, cuando seguramente está muerto, a partir de supuestos videos de Bin Laden, seguramente realizados por la CIA, que salen antes de las elecciones, antes de la guerra de Irak, y en momentos claves en los que el Gobierno de los EEUU necesita tener a los ciudadanos aterrorizados con amenazas. Garzón lo procesa en España, seguramente muy preocupado por los atentados en EEUU, y porque veía que no detenían a nadie vinculado (con lo fácil que es para Garzón), y porque como a él le sobra tiempo, y en España la ETA estaba sin hacer nada a pesar de las detenciones, y los musulmanes seguían sin iniciar el terrorismo islámico que venían asegurando, a pesar de las detenciones, entonces les dio una ayudita a los amigos de la CIA, y procesó a Bin Laden. ¿Será que Garzón se cree que España es un estado más de los Estados Unidos? ¿Cómo se le ocurre procesar al autor designado por la CIA de un delito cometido en los Estados Unidos? ¿Y como se le ocurre procesar a Bin Laden por instigar a los musulmanes a sacar a los marines de su propio país, Arabia Saudita y del Medio Oriente? ¿Y cómo se le ocurre a Garzón exigir 390.000 dólares para cada víctimas de los Estados Unidos, cuando no ha pedido ninguna recompensa para las víctimas de los españoles causadas por los marines Estados Unidos? Si la Audiencia Nacional cree que esto es territorial estadounidense, entonces estos señores necesitan una lección de geografía. Garzón ni presenta pruebas contra Bin Laden, ni siquiera demuestra que está vivo. Seguramente está acusando a un muerto, y esto será otra buena garzonada, cuando se confirme. Y lo procesa después de presentar una biografía llena de errores sobre Bin Laden. Todo a partir de mentiras de la CIA, que ahora ya la misma CIA reconoce que eran mentiras.


Características de las garzonadas:

Impacto mediático.
En cada aniversario del 11-S salen las acusaciones y encarcelamientos de Garzón para así tener un impacto mundial. Los autos están repletos de garzonadas.

Metodología deductiva.
Normalmente los indicios y vinculaciones, e investigaciones y pruebas llevan al culpable. Con Garzón es al revés. Ãl decide el culpable, lo detiene y le requisa su ordenador, sus libros, fotos, documentos privados, cartas, etc., y la agenda. Y a partir del culpable encuentra las vinculaciones, las âpruebasâ?, los indicios que vinculan al culpable designado con el crimen. Es un sistema deductivo, que cuando se aplica de mala fe, y sin el más mínimo rigor científico, produce condenas injustas y crea un clima de violencia imparable.

Impunidad.
Este sistema requiere impunidad. Porque si a la primera vez que inculpa un periodista por entrevistar a ETA se le hubiera despedido, o amonestado, o obligado a pagar los daños, o encarcelado, no hubiera luego acusado a Alony de terrorismo por haber entrevistado a Bin Laden. Las garzonadas solo funcionan cuando hay una impunidad total. Esta impunidad le da más poder, más fama, más prestigio, y le permite seguir con las garzonadas más estrambóticas y de ámbito mundial, garzonadas cada vez más injustas y peores. Con el 11-S este hombre se ha pasado de ralla. Creo que su impostura es digna de psiquiatría.

Vinculaciones ideológicas y religiosas.

¿Cómo llegó de Bin Laden designado culpable por la CIA, a los musulmanes de Lavapiés?
Pues por la mezquita, por el Corán y por vinculaciones amigo de amigo de Bahaji, acusado por la CIA, pero liberado judicialmente en Alemania, donde todavía existe el estado de derecho y donde las garzonadas son prehistoria.

Garzón además, no emplea rigor científico, pues no tiempo para estas trivialidades. Cuando sus vinculaciones, y sus interpretaciones, ya no dan más de sí, Garzón pone la directa y rellena los vacíos con invenciones y falsedades.

A Galán por ejemplo lo asocia a Bin Laden por una foto de una portada de El país que Galán tenía en su casa. Es una deducción ilógica, con apariencia lógica. Yo tengo en mi casa la Biblia y soy ateo. Pero además de asociar a Bin Laden, deduce que es admirador, y luego deduce que es de Al Qaeda y luego deduce que es muyahidin, y termina deduciendo que es terrorista, y que forma del grupo que ha atacado el pentágono, porque sus amigos de la CIA le han asegurado que fue Bin Laden quien organizó y financió todo. Y además Galán tiene amigos terroristas que también están procesados con multitud de garzonadas por el propio Garzón. Y creo que se debería hacer museo, o al menos un libro, con todas las garzonadas.

Miles de españoles guardan el país semanal unas semanas. Y miles de españoles guardamos los documentos de actualidad que nos interesan. Yo guardo por ejemplo los artículos sobre Garzón y Bin Laden, para citar sólo a dos personajes mediáticos, peligrosos y utilizados por la CIA, e incluido el grandioso homenaje que le hicieron a Garzón en Planeta y no por ello soy admirador de él.

Otra manera escandalosa de Garzón de asociar Bin Laden a los musulmanes de Lavapiés fue asociando religión musulmana con el terrorismo. Requisó y presentó como prueba el Corán, demás libros religiosos y músicas religiosas. En el sumario los libros religiosos aparecen como prueba de banda terrorista, de adoctrinamiento y voluntad de realizar la yihad mundial que sólo está en la cabeza de Garzón y de la CIA y en los seguidores de la cruzada de Bush. El sumario de Garzón es la prueba concreta y real de un grave delito de racismo y de desprecio a una religión y a todos los musulmanes. Este sumario es un insulto grave de la Audiencia Nacional a una religión y a los 1300 millones de musulmanes en el mundo. Me imagino que es el primer juez del mundo que requisa el Corán como prueba de terrorismo y de ser los acusados propensos al terrorismo y a la yihad mundial.

Garzón vincula a una mezquita, que ha estado bajo escucha ilegalmente por más de diez años, y a su Imán, a sus fieles, a la yihad mundial.

Garzón es el primero de hablar de yihad mundial en España contra detenido musulmanes. Y la yihad mundial es una invención una estrategia de la CIA, para involucrar a todos los países de Occidente en su lucha contra árabes y musulmanes que los quieren sacar a ellos del Medio Oriente. Garzón al seguir las instrucciones de la CIA en sus actuaciones, muestra que está al servicio de la CIA, de manera voluntaria, o en activo.
Garzón vinculó las actividades religiosas de la mezquita de Lavapiés de Madrid, iguales a las de cualquier parroquia, grupo o asociación progresista, a la yihad mundial, mostrándolas como pruebas del terrorismo islámico mundial. Ejemplo de acusación en el sumario: âAdoctrinamiento religioso, distribución de propaganda extremista y obtención de fondos para la yihadâ?. Claro que para Garzón todo es terrorista: la formación religiosa es terrorista, la edición de documentos es una actividad terrorista, los documentos son igualmente terroristas y los fondos que se recogen son para actividades terroristas, y si no hay delito terrorista en España es porque âesperan actuar en el lugar de procedenciaâ?, es decir, actuar contra las dictaduras de donde proceden. Ese el gran delito terrorista de los musulmanes de Lavapiés, el actuar contra las dictaduras de donde proceden, protegidas por los EEUU, y algunos vergonzosos jueces amigos.
Garzón les acusa de preparar en España el futuro delito de actuar contra sus dictaduras de origen: âmientras tanto, y para mantener la coherencia del grupo, se mantienen abundantes reuniones, se imparte doctrina y se obtienen medios audiovisuales que abundan en este sentido.â? Se refiere a los videos de Bosnia, Chechenia, Afganistán, Indonesia, que acababa de citar.

Las acusaciones de âbanda terroristaâ? que Garzón imputa a musulmanes para futuros en otros países, son un insulto a la religión, un insulto a la inteligencia, son terrorismo judicial, porque solicita unos 200.000 años de cárcel. Eso ya no es una opinión de charlatanes, tipo Cesar Vidal, que los invitan en los medios, para explicar la causa del 11-S está en el mismo Corán y en el profeta Mahoma. Y luego escriben estas estupideces y despropósitos en libros que tienen una gran acogida. ¡Que país! Tampoco se trata de opiniones y acusaciones de los falangistas y fascistas que andan vociferando en sus webs que van a hacer un nuevo alzamiento nacional y predican su cruzada, acusando de asesinos a los nacionalistas y a los de izquierdas. Son opiniones y acusaciones, que por muy injuriosas y escandalosas, no matan, y sólo demuestran que en España unos tienen y gozan libertad de expresión y otros (musulmanes, inmigrados, izquierdistas y nacionalistas, en especial los vascos) andan perseguidos por la Audiencia Nacional. Pero las acusaciones de Garzón son acusaciones judiciales y por tanto, en tanto que falsas, es terrorismo judicial, son bombas a retardo, que es la estrategia de la CIA âcrear el terrorismo islámicoâ?. Primero se crea el terrorismo islámico virtual, basándose en detenciones y titulares de prensa y la consiguiente campaña mediática, y luego terrorismo real debido a las reacciones a detenciones injustas, maltrato y discriminación penitenciaria. Luego cuando hay ya el terrorismo real, la de reacciones, se puede liberar a los primeros inocentes. Eso hace la CIA: Crea las mentiras y las distribuye por sus medios adictos, y en campaña mediáticas bien planeadas. Cuando las mentiras ya han conseguido el objetivo, pueden tranquilamente decir que mintieron. ¿Quién les persigue por el daño que han cometido sus mentiras criminales, ni las guerras que han provocado, ni las detenciones que han provocado, ni odios que han desencadenado?

Esta misma estrategia fue aplicada por la CIA en Irak. Lo afirmó el militar al mando de los soldados españoles a su regreso. Explicó a la prensa que la situación en la zona suní, donde estaban, fue tranquila hasta que los estadounidenses empezaron a provocar a los sunís innecesariamente, al cerrar periódicos, y al detener a sus líderes injustificadamente (¿no les suena esta táctica de la CIA-Garzón?). Los estadounidenses consideraron las revistas de los nacionalistas sunís âdocumentos antiestadounidenses y terroristasâ? y por tanto consideraron ilegales la edición, impresión, y distribución de material terrorista y prohibieron las manifestaciones de protesta (la misma táctica de la Garzón) para provocar enfrentamientos con la comunidad más nacionalista y progresista de Irak. Así crearon la guerra civil, pues los estadounidenses sacaban a los propios irakíes a luchar contra los sunís, y como los militares iraquíes se pasaban de lado, luego intervinieron ellos mismos. Y crearon una guerra civil en un inicio virtual, y luego real, para hacer necesaria su presencia en Irak, pues así demostraban que no podían gobernarse solos, y que su presencia era necesaria, y luego para separar de las elecciones a la población más antiestadounidenses, más nacionalista y laica. Eso es psicología de grupos y está estudiada, y la CIA son maestros en dividir al enemigo creando guerras civiles y confrontaciones. Y utilizaron a Aznar y Garzón para dividir a Europa.

Estoy oyendo en la radio que han detenido a Otegui. ¿Qué quiere decir? Vuelven las confrontaciones, peleas. Es una provocación de la Audiencia Nacional, otra gran injusticia. La Audiencia Nacional quiere abordar el acercamiento de Zapatero. La arma de los fachas es la misma de hace décadas: detenciones injustificadas. Eso provocará reacciones violentas. Es decir, el 99% protestará pacíficamente contra la acción violenta de la Audiencia Nacional, contra la agresión a los vascos, contra acusaciones políticas, que demuestran no existe democracia, y contra un político que no utiliza los métodos violentos de ETA. Pero si un 1% responde violentamente a los atropellos de los derechos de los ciudadanos, entonces los fachas tendrán la excusa para decir que los vascos son âmalosâ? y que no se puede dialogar con ellos. Ojalá me equivoque. Pero ahora ya no está Aznar y ya no sacaran a Savater en el país gritando que Otegui es un asesino, y los de Batasuna son asesinos, y que todos los nacionalistas son de ETA. Ni sacarán a las víctimas a recordar todos los atentados de ETA, ni irán citando a todos los políticos que no condenan a ETA, ni habrán tantos montajes fascistas mediáticos, ni linchamiento contra los nacionalistas vascos como en tiempo de Aznar. Eso espero. Lo que tiene que hacer Zapatero es investigar a los de la Audiencia Nacional y yo y miles de personas le ayudaremos gratis, porque son una amenaza a nuestra seguridad, a la convivencia nacional y a nuestro derecho de poder opinar con garantías de ser protegidos, en vez de perseguidos.

Otra manera de llegar a Bin Laden, que ya utilizó, según vemos en el primer día es el sistema inductivo: los muy probables falsos testimonios de presos, informaciones falsas, testimonios de los acusados a los que se les cambia de sentido, o se les interpreta sesgadamente, y se les hace decir lo que no han dicho, como muy bien hace Yoldi, y Garzón.
(Sigamos con el artículo de Yoldi. El problema mío es que al corregir voy añadiendo ideas y me voy de tema, aparentemente.).


âGalán se quejó de que en sus anteriores declaraciones ante la policía y ante el juez Baltasar Garzón no se habían recogido bien algunas de sus manifestaciones. No es que estuviera mal, sino que a su entender los matices eran muy importantesâ?.

Señor Yoldi ¿Por qué no permite que el acusado se exprese por sí mismo y así nos enteramos mejor? ¿Y por qué no nos informa de los que le respondió el juez? ¿Es que los jueces no responden a las declaraciones de cómo han sido tratados en los interrogatorios, y a las denuncias de las irregularidades en la instrucción realizada por Garzón? Después de una injusta y excesiva prisión preventiva, lo mínimo es que el periodista nos informe de lo que desean declarar los acusados sobre los años previos. ¿Es tan dificil explicar las quejas de Galán y la respuesta del fiscal o presidente del tribunal?

Ahí estamos ante otro posible delito de Garzón, especialista en inventar y en interpretar y adaptar los testimonios a su manera, y especialista en imaginar las intenciones de los demás y en pensar por ellos. ¿Es que Yoldi está reemplazando a Garzón en eso de mentir, y hablar en nombre de los acusados para hundirlos más?

Los matices son esenciales. Si la policía y el señor Garzón no tomaron bien sus declaraciones, siendo Galán español, ¿qué podemos esperar de algunos de los acusados, que hablan mal el español, y contra quienes Garzón ha redactado acusaciones a base de interpretar traducciones? Y las irregularidades durante la instrucción del sumario, se deben presentar al inicio del juicio oral, que es lo que cuenta, el que es válido y decisivo. No se puede iniciar un juicio predeterminado e influenciado por irregularidades y mentiras. Se debe poder juzgar, conociendo los jueces, y el público, las irregularidades. Por lo que considero que el abogado de Dahdah y el propio Yusuf Galán hayan empezado declarando las irregularidades.

Y los matices son esenciales, porque la acusación de Garzón está basada en interpretaciones, imaginaciones, conjeturas, presentando libros y opiniones, que se convierten en delito por la imaginación retorcida e inquisitorial de Garzón. Es esencial que la multitud de legales e inofensivos libros, videos y opiniones privadas, que no habían sido considerados delito desde la época de Franco, se presenten tal como son, y no como evidencias de que sus propietarios son unos peligrosos asesinos y unos terroristas a partir de rebuscadas y malintencionadas interpretaciones.


âEl fiscal le preguntó si era verdad que había dicho a un testigo que estaba a favor de Osama Bin Laden. Galán respondió: "No es a favor de Osama Bin Laden o los talibanes, sino a favor de la justicia, cuando se invade un país sin pruebas. Desgraciadamente, los sucesos terribles del 11 de septiembre produjeron 3.000 muertos, pero no se podía invadir un país cuando no hay pruebas suficientes". Añadió que los musulmanes quieren vivir en paz y están en contra del terrorismoâ?.

La Audiencia Nacional atenta contra la libertad de opinión y de expresión.

El fiscal Pedro Rubira tiene la insolencia de preguntar a Galán sus opiniones políticas, y cuestionar su derecho a expresarse. Rubira sigue interesado con las opiniones políticas, después de tener a los musulmanes de Lavapiés más de diez años bajo escuchas telefónicas permanentes, después de ser infiltrados y seguidos constantemente.

Le recordamos al fiscal Rubira, que no es delito haber apoyado las luchas de los chechenos, de los bosnios, afganos y palestinos. Al contrario, demuestran dignidad y conciencia social. Muchos pensamos que son bienaventurados los que apoyan a los perseguidos a los presos, a los torturados, a los pueblos invadidos, tanto si se hace por ética religiosa o por solidaridad política.

Lo que sí es delito es tener tres años preso a alguien por ser musulmán, por sus opiniones políticas y por su religión, por encargo de los Estados Unidos, y acusarles de 3000 asesinatos sin pruebas, y acusarles de banda terrorista sin pruebas. Y no sólo es delito, sino que es terrorismo judicial, y por tanto la acusación de banda terrorista se debería aplicar a algunos magistrados de la Audiencia Nacional y a sus colaboradores. Y más grave será el delito, si se demuestra que se debió por colaboración de potencia agresora, culpable de la muerte de españoles, o a las ansias enfermizas de notoriedad internacional de Garzón, u otras razones personales, o a razones racistas contra inmigrantes, o a razones políticas de la aversión de magistrados y políticos del PP en el Gobierno a los derechos de los pueblos a resistir para decidir su destino y ser independientes de potencias extranjeras.

Las dos primeras pruebas, presentadas por la Audiencia Nacional son absurdas, y se deberían utilizar para incriminar el Tribunal por atentar contra el derecho de opinión y manifestación de los ciudadanos, por incriminar a alguien por estar contra la guerra, y por ser musulmán. Y quienes deben estar presos son los que se han inventado estas acusaciones y han colaborado en la trama creada por el arribista Garzón. Estamos ante la evidencia de que unos magistrados de la Audiencia han limitado las libertades y derechos de españoles y musulmanes para contentar a una potencia agresora. Los periódicos ni se inmutan ante el Macro linchamiento que se está cocinando en este macrojuicio.

Primera prueba: La opinión de Galán contra la Guerra.
El fiscal dice que tiene un vídeo de la CNN en el que sale Yusuf Galán manifestando contra la futura guerra de Afganistán, contra las futuras represalias de los EEUU contra el pueblo de Afganistán. Además el imaginario delito de opinar contra los Estados Unidos, según la mente inquisitorial de Garzón y Rubira, viene apoyado por una prueba concreta. Tienen el vídeo de la entrevista que le hizo la periodista de la CNN a Galán a la salida de la mezquita para conocer las opiniones de los musulmanes de Madrid. Galán opinó en público contra las represalias estadounidenses, contra la futura guerra de Afganistán. ¡Grave delito!
Sigamos con el macrojuicio. De macro sólo hay las invenciones de Garzón y sus injusticias.
Después de tres años de estar presos por sus opiniones y por su religión y por mandato del Gobierno Bush, es el colmo que el fiscal Rubira le pregunte por una opinión, que no es delito en nuestra precaria Constitución. La Audiencia Nacional sigue pisoteando los derechos humanos de los musulmanes y árabes, mientras los políticos hablan a borbotones en los medios de los derechos humanos.

El Sr. Galán fue detenido dos meses después del 11-S. En esta época, las opiniones estaban divididas en España, y uno podía hablar en contra Bin Laden, y en contra Bush, a favor de los invasores o contra los invasores, a favor de Bush y a favor de Bin Laden. El fiscal está empeñado en probar las opiniones malas de Galán y en hacer un juicio político. Considero que es un despropósito el que pregunté a Galán si es un seguidor de Bin Laden, como los inquisidores que preguntaban a los pobres acusados, si eran seguidores del diablo. Es una pregunta política y necia, ya que Bin Laden ha sido satanizado en estos tres años y medio que han estado presos, como ningún otro personaje en la Historia. A una pregunta política, Galán respondió como el 21% de los españoles que estaban completamente en contra la intervención militar en noviembre 2001. Según Gallup, el 28% de la población estaba completamente de acuerdo con la respuesta militar de los EEUU.. El 21% de los entrevistados se muestran totalmente en desacuerdo con dicha respuesta. Trabajo de campo: Del 2 al 8 de octubre de 2.001.

Garzón, dos años después escribió en el País, criticando al gobierno por participar a la guerra y a los EEUU, hecho además que tienen prohibido los magistrados. ¿Por qué hizo lo que criticó años antes a Galán y lo mismo que Rubira tres año y medio le recuerda en el primer día de juicio? Recuerdo que pensé: âGarzón de nuevo cambiándose de lado, deja a sus compañeros de Gobierno y se pasa de lado, para él no hay problema. Es su personalidad.â?. Así sigue pidiendo el cargo internacional, ir recordando a cada guerra la ilegalidad de la fuerza y recordar a Bush que todo poder debe ir supeditado al poder judicial como está sucediendo en España, donde él manda y decide y encarcela a los que piensan diferente sin bombas, sin guerras. Además le deben el favor de haber procesado a Bin Laden, que ni los propios del Pentágono se atreven, ni tres años después. Asimismo quiso aprovechar la coyuntura que parecía insalvable para el PP., para mostrar su progresismo, su populismo y así conseguir un baño de popularidad que cualquier estrella necesita. La mayoría de España está contra la guerra. Y Ubu Garzón no tiene ningún problema en copiar a Galán o a cualquier de sus víctimas diatribas contra la guerra y escribir un panfleto contra la guerra en su periódico El país. Garzón le propone a Bush que imite su sistema y haga la guerra al terrorismo creando Guantánamo legales por todo el mundo y formando a jueces que estudien sus autos y aprendan a dar caña con el código en la mano, con la ley y mazo dando. Pero eso es imposible, eso requiere un Aznar arrodillado y los medios arrodillados, y los intelectuales, en especial, los de derecho, que no les importe que se pisoteen los derechos en España.

Garzón es el típico tirano Ubu, descrito por Alfred Jarry, el prototipo de jefecillo autoritario que gobierna despóticamente entre mediocres, el rey tuerto en el Reino de los ciegos. Ahí tenemos al Ubu Garzón a garrotazos contra los Abu musulmanes

Segunda prueba.
El periodista Yoldi se olvida de informarnos quien es âel testigo que le oyó a Galán hablar a favor de Bin Ladenâ?. El testigo según âLibertad Digitalâ? es un preso, que les oyó que hablaban, mientras estaban incomunicados. ¡Un preso!. ¡Se le acusa de algo que ha dicho después de estar encarcelado!
Como a Bin Laden. Le encontraron las supuestas pruebas, en Afganistán, que Colin Powell prometió que tenían antes de la invasión a Afganistán, pero que no podían desvelar por seguridad. Las encontraron en un misterioso cassette vídeo en Afganistán después de asesinar a miles de afganos. Muchos deseábamos que los norteamericanos salieran malparados, y eso no es delito. Muchos estábamos contra los invasores estadounidenses y sus aliados, y en las manifestaciones contra la guerra, ya decíamos lo que iba a pasar: âNo es una guerra, es una masacreâ?. Tienen que dar nombres de los testigos invisibles, de los denunciantes, sobretodo cuando se trata de gente tan fácilmente manejable y sobornable. El fiscal ahora para que parezca creíble tiene que dar nombres, aún cuando acuse de un hecho de opinión, completamente legal desde que no existe dictadura.

Hay que empezar a anotar los posibles y probables falsos testimonios, a los comparsas que abundarán en este juicio donde el fiscal no tiene ninguna prueba legal. Por esto, hay que estar atentos.

Cuando el fiscal tiene que ir hurgando las opiniones políticas del acusado, para poderlo culpar de terrorismo, es un indicio manifiesto de que no tienen pruebas. Ahí es donde se queda desnudo el juez estrella. Fue un impostor, un mentiroso, como el famoso y mediático impostor descubierto estos días, Enric Marco, y que me perdone el Sr. Marco por compararlo a Garzón.

No vemos pruebas, pero si vemos al prestigioso diario El país protegiendo al Inquisidor del Reino bananero. El país se rebaja a dar una mano a Garzón, para mostrar el servilismo de la prensa a los desmadres y despropósitos de la Audiencia Nacional.
Conclusión, amables lectores, no hay delitos en el auto de Garzón, ni en tres años y medio de instrucción del sumario han encontrado nada. Y la vinculación al 11-S es imposible, les puedo asegurar es imposible. Tengo mil razones, porque he estudiado el 11-S desde hace tres años y medio. Y los iremos sacando poco a poco para no alargarme más de lo que ya lo estoy haciendo.

Parece que el fiscal sólo puede preguntar por las opiniones políticas, y por fotos, videos, documentos que cualquiera puede tener en su casa y por amigos y conocidos, que todo el mundo tiene. Garzón acusa de a Galán de amigos muyahidines y no sabe ni siquiera que es un muyahidin y si repasamos sus amistades de la CIA y otras, también se le podría acusar de tener amigos criminales. Además para acusar a la CIA de los miles de crímenes que ellos mismo van desclasificando a los 40 años, de las miles de intervenciones sucias, de las miles de guerras provocadas, no son interpretaciones de âpájaros degolladosâ? ni un número de teléfono de antes de 1995 entre 8500 teléfonos. Además las propias películas estadounidenses nos los presentan como asesinos peligrosos. El hecho que el fiscal solo pregunte por opiniones es un indicio que mi hipótesis es la justa: son inocentes. El supuesto terrorismo islámico era inexistente antes de las detenciones de Garzón. Por tanto detenciones graves e injustas que han provocado reacciones criminales y una escalada de violencia que debe parar, yendo al análisis de las causas.


âYusuf Galán, de 40 años, reconoció ser amigo de Parlindungan Siregar, Parlin, un indonesio que montó un campo de entrenamiento de muyahidin en Poso (Indonesia) y que se encuentra procesado por terrorismo en la causa y está en paradero desconocido. De hecho, vivió con él en un piso de la calle de Martín de los Heros, número 79, de Madrid, y el 14 de julio de 2001 viajó a Indonesia a visitarle. El billete, comprado a plazos con la tarjeta de El Corte Inglés, aún no lo ha pagadoâ?.

El periodista Yoldi sigue pareciendo al fiscal, pero en peor. Acusa con invenciones, tal como hace Garzón en sus autos. Miente y desinforma a los lectores de El país, afirmando que Galán reconoció ser amigo de Parlin, un indonesio que montó un campo de entrenamiento de muyahidin en Indonesia.

No es delito ser amigo de un ingeniero, que Garzón y El país imaginan y creen que es muyahidin, tampoco es delito si lo fuera de verdad. Primer problema: Garzón no sabe qué es un muyahidin, y seguro para no pagar a un historiador que revisara o hiciera el primer capítulo donde explica la vida de Bin Laden; Al Qaeda; y los muyahidines. Garzón mezcla a docenas de grupos diferentes, sin importarle lo más mínimo, con errores que son tantos que se podría escribir un libro. Dice de los muyahidines que son árabes financiados por la inmensa fortuna de Bin Laden. Y como ésta, muchas mentiras y errores históricos. Ya he explicado que el comandante Masud fue realmente el líder, y la persona conocida y admirada de los muyahidines y últimamente estaba luchando contra Bin Laden y talibanes. No ea árabe, sino musulmán sunita, y tampoco era seguidor sino el que dirigía los grupos que combatían a Bin Laden y a los talibanes. No todos los internacionalistas que vinieron a España eran del mismo partido e ideología, ni tampoco todos los cooperantes que fueron a Nicaragua. A Afganistán fueron muchos musulmanes y con motivaciones muy diferentes, la prueba la guerra que hubo después. Bin laden no dio dinero, al contrario le pagaban los saudís por gestionar los centros de acogida a los muyahidines de parte de los príncipes y de Arabia Saudita, ya que ningún príncipe quiso ir a Pakistán, y Afganistán. Había además el dinero de los norteamericanos, y solo en armas 2.200 millones de dólares, que se olvida de citar, es más se olvida de citar que los muyahidines fueron patrocinados e impulsados por los Estados Unidos. Para Garzón se crearon con la inmensa fortuna de bin Laden. Ãl regentaba centros donde se recibía a los muyahidines. El se dedicó a rezar y a imprimir una revista religiosa. Y según testimonios de ex muyahidines franceses en el Nouvel observateur, nadie conocía a Bin Laden, sino que llegaban impulsados por la áurea del comandante Masud, a quien admiraban y conocían.

En este párrafo hay una mentira clara y manifiesta de Yoldi, periodista de â?El Paísâ?. Galán, según otros periódicos, explicó que era amigo del ingeniero indonesio, y que éste es un buen musulmán, una persona honrada, y aclarando que ni es muyahidin, ni montó un campamento de muyahidin, y que estuvo en la isla de turismo, y traduciendo la Biblia a unos indígenas autóctonos de la región. Pero el periodista, quien tiene la desfachatez de insistir en que Galán no es creíble, nos engaña burdamente a los lectores de El país diciéndonos que Galán reconoce que es amigo de Parlín, un muyahidin que montó un campo de entrenamiento.

El periodista, después de mentir durante tres años y medio, repitiendo las invenciones terroristas de Garzón, ahora ni tiene la decencia de explicarnos exactamente lo que dicen los acusados. Eso nos demuestra que en este juicio pueden haber irregularidades, ya que la prensa y Audiencia parecen actuar en llave.

La única esperanza es que el poder político de ahora, los socialistas, no participen a un linchamiento de inocentes. Espero que algún día tendremos derecho a saber por qué se nos ha mentido y nos siguen mintiendo, tanto los de la Audiencia como la prensa.
Implicación directivos de la prensa y medios. ¿O será que pedir al director de el país, que se informe sin mentir y se expongan textualmente las respuestas y declaraciones de los acusados y abogados, será como ir a la policía a denunciar a la policía? Es una evidencia que Yoldi es incapaz de repetir y explicar lo que dicen los acusados, por alguna razón de ideología o discriminación o porque ya los ve como terroristas consumados. Por esto creo que con texto integro nos alegrará a los que estamos interesados en saber exactamente lo que pasa ahí dentro. Al defensor del lector quisiera preguntarle, ¿Es que han recibido llamadas para que no se dé cobertura al juicio de al Qaeda en Madrid? O ¿presiones de uno u otro tipo? ¿Es que ha habido alguna llamada de Garzón, u intermediarios, u otros para que den mucha publicidad a los crímenes del 11-M para quede claro que son unos terroristas islamistas? ¿Hay llamadas de manos oscuras del Estado para que no se dé cobertura al juicio? O si quiere al revés, ¿hubo llamadas, presiones, recomendaciones para que las mentiras, acusaciones, interpretaciones imaginaciones de Garzón (las garzonadas) salieran en primera pagina y en grandes titulares? ¿Quién mandó dar una cobertura exagerada al supuesto terrorismo islámico, como si realmente existiera?

Si no hubiera detenidos, ni muertos, sus mentiras las pueden escribir a diario y en los suplementos y en las bandas publicitarias: âDahdah es el líder de Al Qaeda en España y de Europaâ?, âDahdah es un terrorista islámico y sus amigos son muyahidines preparados por Bin Laden para atacar a Occidenteâ? âDahdah y su grupo fueron cómplices y autores del 11-Sâ?, etc. . Llegará un día que se investigará a todo este coro de mentirosos, para saber el grado de participación en esta conspiración violenta contra musulmanes iniciada por Garzón en España vía Pentágono y que ya han costado muchos muertos.

No se puede mentir, cuando los musulmanes de Lavapiés han pasado tres años y medio encarcelados, siendo inocentes, y el grupo arriesga penas de hasta 200.000 años. Por eso, ahora durante el juicio, no mienta, no desinforme, porque las responsabilidades serán grandes el día que se demuestre que la prensa era parte implicada y necesaria en la trama, y quizás el propietario Polanco tendrá que dejar el periódico en manos de las víctimas, si se les obliga a pagar el precio de 390.000 euros que Garzón exige para cada una de las víctimas de los Estados Unidos a los que acusa de haber participado logísticamente. Suponemos que las víctimas del 11-M no valdrán menos que las del de 11-S. El periodista no puede afirmar que Galán ha reconocido que es amigo de un muyahidin cuando no es verdad. Seguir intoxicando de esta manera tan burda a la población es delito. No puede hablar en nombre de Galán y explicar que Galán ha dicho lo que no ha dicho. âYusuf reconoce que es amigo de Parlin, un indonesio que montó un campo de entrenamiento de muyahidin en Poso (Indonesia) y que se encuentra procesado por terrorismo en la causa y está en paradero desconocidoâ?. Eso de juntar una verdad con una mentira, es un delito cuando las consecuencias son graves. Está alimentando el terrorismo islámico, el racismo, el fanatismo y los perjudicados no serán el país que debe estar muy bien protegido, ni la Audiencia Nacional, que debe parecer un búnker, sino que están poniendo en peligro a cualquier ciudadano español inocente. Además por una persecución injusta de ciudadanos musulmanes. Y si el Tribunal sigue con las mismas injusticias de mantener presos a inocentes, seguirá ensangrentándose el país como ha pasado desde las detenciones injustas de Garzón. Y se romperá una buena convivencia entre dos culturas diferentes y ricas, y no hay ninguna razón ni motivo para pelearnos, todo al contrario. Los únicos interesados en crear pelea son los estadounidenses y los que trabajan para ellos.

¿Cómo se puede inculpar aquí en España, a un indonesio, aunque fuera real la acusación, de que un señor ha montado un campamento en Indonesia?

Garzón se inventó un campamento de mujahidines en Indonesia y se inventó por supuesto a los mujaidines, no sabemos cuantos se inventó, y se inventó a Galán de muyahidines, al igual que una cumbre en Tarragona con mensajeros de Bin Laden, y mensajeros de Dahdah, noticias que gracias al rotativo El país dio la vuelta al mundo. ¿Y ahora cómo lo va a demostrar? ¿Van a permitir en España que sigan encarcelados los inocentes, y que no se investigue a Garzón y a Rubira por sus invenciones, como si esto fuera un Reino bananero? Vamos a ser el hazme reír del mundo y Garzón y Rubira y los culpables deberán indemnizar a los inocentes y demás responsabilidades de sus actuaciones. Sería absurdo que los españoles además de pagar la guerra de Irak, los viajes de Gómez Menor por toda Europa buscando teléfonos y fotos de españoles en las agendas de todos los inculpados árabes, y musulmanes, y que además de las consecuencias trágicas de crear el terrorismo islámico, ahora tuviéramos que pagar nosotros las indemnizaciones a empresarios e inmigrantes y a musulmanes españoles detenidos injustamente. Y si no tiene dinero, pues que se lo pidan a los representantes de la CIA en España y a quienes han copiado tanta mentira, y a los que se han beneficiado del favor de inculpar a Bin Laden. Eso sería el colmo de la Justicia. Eso sería permitir que las garzonadas sigan perviviendo, que prosiga la impunidad, y que la Audiencia Nacional alborote la convivencia a base de detenciones injustas, con la tranquilidad que a los tres años y medio, cuando se sepa que fue una injusticia, ya se habrá creado el caos y el conflicto. Ahora además hay 200 muertos y además ahora ya existe el terrorismo de los árabes y musulmanes de Madrid, creada por la cruzada de Garzón, que le importa poco que se liberen los inocentes, porque ya ha conseguido su finalidad y la de la CIA. Crear en España el terrorismo islámico y ahora todavía muchos se creen, como se pudo ver en el Congreso, su teoría de la yihad mundial, y que lo de Madrid fue ordenado por Bin Laden. Y esta yihad de Madrid pervivirá mientras la Audiencia Nacional quiera arreglar a garrotazos la convivencia con los musulmanes y siga supeditada a los intereses de los EEUU.

El fiscal no presentó ninguna prueba, pero el periodista ya dio por hecho que era muyahidin y que construyó un campamento. Y la prueba que presenta Yoldi contra el ingeniero indonesio: está procesado por el propio Garzón. ¡Por favor! Es lo que la prensa viene diciendo desde hace tres años. Son culpables porque están procesados por Garzón. Dahdah es el cerebro de Al Qaeda de Europa porque Garzón lo tiene procesado por ello.

Entonces señor periodista, ¿Dónde están las pruebas contra el imaginario muyahidin indonesio? ¿Qué delito ha cometido en España? ¿Qué delito ha cometido en Indonesia? ¿Saben donde está el imaginario campamento, o es un secreto de estado? ¿Por qué las autoridades indonesias ni siquiera han respondido a las comisiones rogatorias de Garzón? En vez de seguir acusando ¿Pueden presentar al menos una dichosa y triste prueba en España o en la conchichina?

Pero en el caso hipotético de que consiguieran una prueba de que este hombre preparara allí a muyahidines, eso no implica que aquí se pueda procesar a Parlin y menos a los amigos de Parlín. Pues por ese mismo razonamiento deberíamos encarcelar y procesar a los amigos de fascistas, a los amigos de los marines, que han matado a españoles, a los amigos de Franco (por solo citar solo a criminales con crímenes reconocidos e indiscutibles), a los amigos de dictadores y a los amigos de la CIA, y amigos de dictadores y ex dictadores. Y ¿por qué la Audiencia no se autoinculpan ellos mismos, con tantas amistades sospechosas y criminales?

No se puede acusar a nadie en una democracia por ser amigo de alguien que ha cometido un delito. Y menos se puede acusar, ni encarcelar, ni procesar a alguien por ser amigo de alguien imputado de un delito imaginario. Esto es muy importante, porque en el sumario de Garzón, sólo hay libros, videos, etc. y acusaciones de ser amigo de amigos de alguien que Garzón supone que ha cometido un delito, gracias a informes de los mentirosos del Pentágono, no basados en sentencias judiciales.

Garzón transforma en terrorista, a musulmanes según su ideología, a los que hacen revistas y a los que informan de la situación del Medio Oriente. Acusa a los musulmanes, convertidos en terroristas, de tener documentos, de leer y discutir sobre la situación de los musulmanes en el mundo y tener amigos terroristas. Según Garzón, son actividades de propaganda terrorista, destinadas a favorecer el terrorismo y los acusa de formar terroristas que luchan contra las monarquías del Medio Oriente, defendidas por los Estados Unidos.


âA partir de ahí, Galán hizo agua. El fiscal le recordó que en su casa se habían intervenido vídeos de terroristas. Primero negó que hubiera vídeos, después dijo que serían de Parlin y después reconoció que los había visto, "pero sólo una vezâ?.

El fiscal Pedro Rubira tiene la obligación de presentar pruebas y evidencias y no confundir a un acusado con preguntas idiotas sobre sus videos y sus libros, sus cartas, y sus opiniones en conversaciones privadas telefónicas, hechos que no son delito en ningún país democrático. Es juez va de indecencia a indecencia. Ahora resulta que le habrán tenido preso por tener un vídeo de terroristas. ¿Eran vídeos de Hollywood donde salen los asesinos de la CIA, matando a los malos japoneses, a los malos comunistas, a los malos colombianos, a los malos islámicos, a alienígenas malos? ¿O era un documental Hiroshima, o documentales de cómo torturan los gringos e israelitas en sus prisiones, o los sermones de Bin Laden? Es una necedad y evidencia de la inexistencia de pruebas, cuando se presenta un vídeo casero sobre Bosnia, en un juicio en el que se esta acusando a una persona de formar parte de una banda terrorista que ha cometido más de tres mil asesinatos. Tienen que estar muy mal de pruebas para llegar a extremos tan bajos, rastreros e inconstitucionales como los de presentar videos, libros, opiniones. Eso, señores, es una necedad, propia más bien de energúmenos que de jueces, y aun que los medios quieran hacer pasar las necedades como acusaciones, seguirán siendo necedades, aquí y en la conchinchina.

El periodista, ha tenido la habilidad y una indecencia de no nombrar el vídeo, para que no sepamos cuál es el famoso vídeo por el que se inculpa al primer acusado. El experimentado y servicial periodista Yoldi, siguió repitiendo que el acusado no salió bien parado ante el fiscal. Parece ser lo único que sabe decir, y seguro debió aprender el periodismo en el franquismo y pobrecito no aprendió a contrarrestar información, y su estrechez mental no le da para reciclarse. A cualquier español, si le preguntan si tienen vídeos terroristas, dirá que no. Si luego le recuerdan que tiene vídeos de la guerra civil, o de cualquier guerra, pues dirá que sí que tiene los vídeos que Garzón, él considera terroristas. El problema no es del acusado al responder, si fue tal como explica Yoldi, sino del fiscal que debería decir a los españoles que estamos en una dictadura judicial, por mucho gobierno socialista que exista, y que tener libros, videos y escribir en su casa algún mal pensamiento, uno puede ser arrestado, encarcelado y acusado de ser terroristas, sobretodo cuando uno es árabe y musulmán o nacionalista vasco.

Garzón es el primer juez del mundo en llevar a chivos expiatorios del 11-S a tribunales civiles, donde, en principio, las mentiras y acusaciones de la CIA no sirven si no van avalados por pruebas. Y menos acusaciones, que ya hace tiempo que la propia CIA ha reconocido eran mentiras. ¿Las pruebas contra los musulmanes de Madrid? Libros. Garzón en sus noches de insomnio se dedicó a anotar y a señalar las frases extremistas, como si los musulmanes de Lavapiés hubieran escrito los libros (que ni así sería delito), suponemos para rellenar las 700 páginas, para que apareciera en la prensa un sumario voluminoso, muy bien probado, consistente, pero sin ningún delito. Reemplazó los delitos por la anotación de libros de ideología extremistas y para colmo incluyó el Corán. Como los inquisidores franquistas Garzón fue subrayado las frases radicales y revolucionarias para demostrar al que lee que estamos ante un terrorista, bien preparados y concienciado de la lucha violenta. Los periodistas anunciaron el auto probatorio de 700 páginas con pruebas muy bien sustentadas, hecho que recitaron todos, como en ahora dicen que Galán no es creíble, pero no decían que estas páginas estaban repletas de libros, charlas telefónicas que sólo prueban su inocencia y el delito de las escuchas, y las informaciones que se trasmitieron a las dictaduras.

A Galán le requisaron hasta el propio âel país semanalâ? con la portada de Bin Laden, para mostrar que es muyahidin, adepto de Bin Laden y tiene documentos terroristas. Y una foto con una cinta verde, con la que se confirma la evidencia que es muyahidin, y los videos de Bosnia y Chechenia, etc. Entonces yo, con tantos libros sobre corruptos, debo ser Al Capone.

Si en Francia se hubiera detenido a algún refugiado español por tener libros

Comentaris

taysir Alouny (o como se eskriva)
05 jun 2005
Bueno,el artículo es muy largo,asi que no lo he leido aún.Echaba de menos un analisis sobre el juicio-farsa éste. Las informaciones de El País sobre el juicio,más sospechosas(en doble o triple sentido) que nunca..Supongo que el corresponsal Txema,lo narrará en próximas entegas:en la crónica sobre la declaracion de Alouny se obvio las denuncias que realizo el acusado sobre las malas traducciones del arabe realizadas sobre palabras suyas.No era un dato anecdotico,ni mucho menos.
Re: 1. YO ACUSO... AL JUEZ GARZÓN, al fiscal Rubira y al periodista Yoldi de "El País" por falsas acusaciones y racismo
05 jun 2005
Una pena que ningun medio nos recordase las declaraciones de Acebes sobre el video turistico,negando tal carácter.
Buen trabajo txemaria :P
Re: 1. YO ACUSO... AL JUEZ GARZÓN, al fiscal Rubira y al periodista Yoldi de "El País" por falsas acusaciones y racismo
20 set 2005
Yo e sido compañero de Luisito en Seur y no me creo nada de lo que le imputan.....
Sindicat Terrassa