Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Octubre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
  01 02 03 04 05 06
07 08 09 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* %sArticle
Notícies :: criminalització i repressió : immigració : laboral
El Gobierno ignora a la mayoría de ‘sin papeles’
25 mai 2005
El ‘teatro’ de la Regularización ignora a la mayoría de ‘sin papeles’
El proceso de Regularización que acaba de finalizar ha dejado en manos
de los patronos la posibilidad de los trabajadores inmigrantes para
conseguir los papeles, con todos los abusos que esto supone. El
resultado: centenares de miles de inmigrantes sin regularizar,
precariedad legal para los regularizados y la amenaza permanente de
expulsión para los que continúan sin papeles como única política en
materia migratoria del Gobierno.

Pese a que más de 800.000 inmigrantes censados no pudieron siquiera
presentar su solicitud antes del 7 de mayo, parece como si no importara,
pues el proceso de regularización y su balance se han convertido en una
batalla mediática, destinada a convencer a la opinión pública y a las
llamadas "fuerzas vivas" de la sociedad de que la situación de
clandestinidad y exclusión social de los inmigrantes y la economía
sumergida están resueltas.

Para ese fin se ocultó el efecto perverso de corrupción generalizada que
ha supuesto la venta de decenas de miles de contratos y el consiguiente
robo a miles de emigrantes. Se han silenciado los miles de despidos
realizados por empresarios sin escrúpulos que se han negado impunemente
a regularizar a sus trabajadores. Se trató de esconder las voces de
protesta y, entre ellas, la realidad de los encierros de inmigrantes de
Barcelona y su provincia.

Se manipulan las cifras, transformando el 1.300.000 inmigrantes
empadronados de hace 6 meses, mas los centenares de miles no
empadronados, en los ahora escasos 800.000 reconocidos por el señor
ministro. Se presenta a las 680.000 solicitudes admitidas a trámite como
si estuvieran ya aprobadas, cuando la propia Administración se da como
plazo a finales de julio para finalizar la aprobación de autorizaciones.

En los meses venideros, con la afloración de la triste realidad de
centenares de miles sin regularizar, se irán poniendo las cosas en su
sitio, si entre todos las sacamos a la luz. La pregunta más importante
es: ¿qué va a pasar con los cerca de un millón de personas que no serán
regularizados en el proceso que terminó el 7 de mayo? Y, además, ¿qué va
a pasar con los centenares de miles que se han regularizado como
empleados del hogar —el 62% en Catalunya— a cambio de pagarse la
Seguridad Social cuando se incorporen a otra rama de trabajo? ¿Volverán
a caer de nuevo en la ilegalidad?

El Gobierno ha respondido de manera ambigua y confusa (como confuso ha
sido todo el proceso) alegando que el actual Reglamento recoge otras
formas de regularización y que, de todos modos, habrá que repatriar
"siempre en condiciones humanitarias a un pequeño número" de ‘sin
papeles’. Pero el Gobierno sigue con su marketing, intentando minimizar
el problema, hacer creer a la sociedad que los inmigrantes deportados lo
son por ser delincuentes y que el resto serán regularizados porque este
Gobierno quiere que todo el mundo trabaje legalmente y con contrato.

La realidad, sin embargo, es bien diferente. Los mecanismos previstos en
el actual Reglamento para conseguir la residencia en España son
esencialmente dos: el arraigo laboral que exige dos años y demostrar con
sentencia judicial o acta de inspección llevar trabajando en España más
de un año; y el arraigo social que exige tres años de estancia más
contrato de trabajo más relaciones familiares o certificado de arraigo
social. ¿Quien se arriesgará a denunciar a su patrón sin la seguridad de
que no será despedido, sin conocer las leyes, sin poder sindicalizarse
porque se lo prohíbe la Ley de Extranjería? ¿Y las personas que llevan
menos de dos años? ¿Y las que llevando más de tres y no puedan acceder a
un contrato de trabajo?

El Gobierno no da ninguna muestra de querer regularizar a los
inmigrantes que han quedado fuera del llamado proceso de
‘normalización’. Por el contrario los últimos días desde el 7 de mayo
hasta hoy han mostrado en Barcelona una realidad crudamente distinta.
Las colas del día 7 fueron reprimidas por la policía que sacó a
puntapiés a quien le vino en gana y el lunes día 9 la policía cargó
contra las colas que persistían en Delegación de Gobierno, produciéndose
más de 40 detenciones. ¿Va el Gobierno a expulsar a cientos de miles de
‘sin papeles’? ¿Se lo va a permitir la sociedad?

Nosotros seguimos reclamando la necesidad de que todas las personas
tengan los mismos derechos y obligaciones, sean iguales ante la Ley. Por
eso reclamamos que se abra una regularización real sin el requisito del
padrón ni el contrato, que sólo han demostrado ser filtros que mantienen
a los inmigrantes en la ilegalidad y sometidos a condiciones de vida y
de trabajo esclavas.

Los encierros de más de 500 inmigrantes realizados en Barcelona,
L’Hospitalet, Cornellà, Sant Vicenç del Horts, Santa Coloma de Gramenet,
Sant Boi y Terrassa, desde el 2 de abril han representado la experiencia
más aguda de la lucha de los inmigrantes por desenmascarar las mentiras
del proceso de Regularización y reclamar realmente la igualdad de
derechos para todos.
La llegada del fin de la mal llamada regularización no va a significar
el final de la lucha, pero necesariamente implica un cambio en sus formas.

La lucha de los encierros no ha conseguido ampliar el plazo de la
regularización ni flexibilizar sustancialmente sus requisitos, aunque sí
fue decisiva para la creación del padrón por omisión y en el alto número
de instancias admitidas. Pero, sobre todo, esta lucha ha creado lazos
sociales, personales y organizativos que no podemos ignorar.

Por eso nos proponemos dar continuidad a la lucha de los encerrados por
los derechos y la dignidad de los y las inmigrantes. Nos proponemos
hacerlo de forma más permanente y autoorganizada, para así luchar en
mejores condiciones con el objetivo de conseguir los apoyos sociales que
hagan posible un cambio sustancial en la política migratoria que suponga
la regularización de todos los inmigrantes en el país.

La experiencia de este mes de lucha, y también la trayectoria de la
ARSC, nos han demostrado la necesidad de consolidar y ampliar este
espacio con la perspectiva de crear una Asociación con suficiente peso e
iniciativa para constituir un referente en la lucha de la inmigración.

Al mismo tiempo, el protagonismo demostrado en los encierros, en las
asambleas y en las manifestaciones, en primer lugar por los propios
inmigrantes, pero también por los individuos y grupos autóctonos
solidarios, nos han proporcionado las bases humanas, los criterios y los
principios para responder a esta exigencia y poner en marcha este nuevo
proceso asociativo.

En la próxima fase se abrirá el debate sobre las bases programáticas,
las formas y el funcionamiento de esta nueva realidad organizada. Desde
ahora podemos decir que se basará en la defensa permanente de los plenos
derechos, sin limitaciones, de toda persona que viva y que elija vivir
en este país, inspirándose en el principio de la libre circulación de
las personas y de la fraternidad entre los pueblos.

Se basará en la organización, la unidad y la decisión democrática de
cada colectivo, en los lazos solidarios entre todas, en la contribución
y la experiencia de las asociaciones ya existentes y las que decidan
formar parte de este proceso.


Barcelona, 25 de mayo de 2005.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: El Gobierno ignora a la mayoría de ‘sin papeles’
17 jun 2005
Está claro, siempre nos tienen que salvar el culo los franceses.
Que verguenza de pais. Como queremos ser europeos, Paco?
Re: El Gobierno ignora a la mayoría de ‘sin papeles’
02 jul 2005
Primero dar trabajo a los de aquí y la los de afuera ya veremos.
Re: El Gobierno ignora a la mayoría de ‘sin papeles’
02 jul 2005
ya, pero es que si no vienen de fuera, lo mismo me hacen trabajar a mí, y no irás tú a trabajar por mí, ¿verdad?

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more