Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: antifeixisme
Putin, la URSS y el holocausto
10 mai 2005
En los países vertebrados por las democracias los valores de ésta sólo los disfrutan y defienden quienes tienen una posición económica desahogada, sólida y asegurada. Los demás ¿qué pintamos, qué ventajas hemos de ver en ellas?
En estos momentos, con motivo de esos actos extemporáneos de conmemoración de la derrota del nazismo en Rusia, estoy comprobando que Putin no tiene alma de demócrata. Y me alegro, y mucho. Considerar, como ha dicho en uno de sus discursos, que la caída de la URSS fue una catástrofe lo prueba. Ahora se está(n) dando cuenta de la gravedad de lo que han hecho, o dejado que ocurriera, en su vasto país. ¿Qué clase de sociedad tienen actualmente? Una sociedad débil y debilitada, pasto para los depredadores. Una sociedad a la deriva, alcoholizada, narcotizada y sin valores. Una juventud que se está malogrando a pasos agigantados y que no hace augurar nada bueno para el futuro de una sociedad necesitada de revulsivos urgentes si no quiere descomponerse. Pues la ética marxista alrededor de la que giraba la sociedad rusa, ha sido reemplazada por el vacío. Y es que la democracia sólo tiene valores y valor para los patricios, como en la antigua Roma y en la antigua Grecia. Pero para el pueblo es una trampa, una mordaza, un callejón sin salida donde la plutocracia, la ambición y el dinero en sí mismo le aplastan contra el muro que lo cierra.

Putin y muchos en aquellas latitudes se están dando cuenta de que la democracia anglosajona —el modelo—, como el comunismo para Marx, sólo valen para la sociedad postindustrial. Pero además, sólo para los aventajados, para los "fuertes", los desaprensivos, los des-almados, los depredadores, las mafias, los impostores, los criminales. El resto de la ciudadanía bienpensante, atenta, solidaria, humanista y yo diría hasta cristiana entendido el cristianismo como lo entienden las bases, somos basura, objeto, más que sujeto, de consumo, marginales, siervos, coartada, y no contamos para nada ni influimos en nuestra propia suerte ni en la del país que habitamos. La democracia, como la libertad, son los señuelos tangibles que han sustituído al paraíso prometido a los musulmanes y católicos por la teología y la teodicea de antaño... Pero ya se han dado cuenta allí, como hace mucho muchos nos dimos cuenta por aquí, de que es otra impostura más asegurar que fuera de la iglesia y de la democracia no hay salvación...

Putin, con esa frase a propósito del holocausto, anuncia graves convulsiones que me sospecho terminará atizando para concitar fuerzas dispersas en torno a su propia figura. Da la impresión de estar perfilándose un mapa repetido de bolcheviques y mencheviques.

Bush y los campeones de la democracia prostituida, o corrupta por definición, están pidiendo a gritos que cuanto antes alguien les haga frente en distintos planos discursivos, políticos e ideológicos; ya que en el militar sólo Corea del Norte está dispuesta a plantarles cara. Y Putin, me da la impresión, de que tarde o temprano volverá a ser el principal baluarte contra ese anglosajón al que siendo joven admiré estúpidamente y luego, con la madurez, me he dado cuenta de que nunca cejará en su empeño de dominar el mundo con absoluto desprecio del resto de la Humanidad.

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa