Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
            01
02 03 04 05 06 07 08
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Accions per a Avui
11:00
19:00
20:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* %sArticle
Notícies :: globalització neoliberal : ecologia : sanitat
Alerta de tsunami en los suministros petrolíferos
06 mai 2005
Alerta de tsunami en los suministros petrolíferos
Por Kjell Aleklett, publicado originalmente en la sección del Asia Times Online "Speaking freely" ("An oil supply tsunami alert").

Traducido por Pedro A. Prieto

El mercado del petróleo está convulsionado y los precios suben y bajan como un corcho en el agua. El hecho de que el precio del crudo muestre signos de acercarse a los 60 US$ el barril, mientras los costes de producción para el mismo barril fluctúen entre 1 y 10 US$, sugieren que las teorías económicas convencionales han dejado de ser válidas; hay algo nuevo flotando en el aire y la pregunta es cómo interpretar los actuales movimientos de los precios.

Los que proponen la teoría del cenit del petróleo (prediciendo que la futura producción mundial de petróleo pronto alcanzará un cenit y después caerá con rapidez), han ido explicando al mundo desde el 2001 los peligros que se avecinaban. Primero se pensó que el cenit vendría hacia el 2010; después se revisó hacia el 2008 y ahora parece que el cenit puede llegar incluso antes. El año exacto depende totalmente de la demanda y no sabremos cuando hayamos llegado al cenit hasta que no lo hayamos traspasado.

06/05/05
Sunami Petrolífero.gif
Sunami Petrolífero.2.gif
Por Kjell Aleklett, publicado originalmente en la sección del Asia Times Online "Speaking freely" ("An oil supply tsunami alert").


Traducido por Pedro A. Prieto



El mercado del petróleo está convulsionado y los precios suben y bajan como un corcho en el agua. El hecho de que el precio del crudo muestre signos de acercarse a los 60 US$ el barril, mientras los costes de producción para el mismo barril fluctúen entre 1 y 10 US$, sugieren que las teorías económicas convencionales han dejado de ser válidas; hay algo nuevo flotando en el aire y la pregunta es cómo interpretar los actuales movimientos de los precios.



Los que proponen la teoría del cenit del petróleo (prediciendo que la futura producción mundial de petróleo pronto alcanzará un cenit y después caerá con rapidez), han ido explicando al mundo desde el 2001 los peligros que se avecinaban. Primero se pensó que el cenit vendría hacia el 2010; después se revisó hacia el 2008 y ahora parece que el cenit puede llegar incluso antes. El año exacto depende totalmente de la demanda y no sabremos cuando hayamos llegado al cenit hasta que no lo hayamos traspasado.



Pocos han escuchado estas alertas, aunque las señales son tan manifiestas que hasta una gallina ciega las habría notado. Hace cincuenta años, el mundo consumía 4.000 millones de barriles al año y el promedio de descubrimientos estaba alrededor de los 30.000 millones de barriles. Hoy consumimos 30.000 millones de barriles anuales y el ritmo de los descubrimientos se está acercando a los 4.000 millones de barriles anuales.




Si hacemos una extrapolación de la curva descendente de los descubrimientos en los últimos 30 años, vemos que en los próximos 30 años se descubrirán unos 134.000 millones de barriles. Esto no sería un logro pequeño, porque es más del doble que el Mar del Norte, que es la región más grande descubierta desde la Segunda Guerra Mundial. Pero se queda muy corto a la hora de proporcionar nuevos descubrimientos petrolíferos para hacer frente al escenario que dibuja la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que prevé el consumo de 1 billón de barriles en los próximos 25 años, incluso aunque parte de esta cantidad pueda sacarse de las reservas dejadas en descubrimientos previos.




A cada campo petrolífero le llega un momento en el que alcanza su producción máxima. Uno de los cuarenta mayores campos petrolíferos del mundo es el mítico campo East Texas. Se descubrió en 1930 y alcanzó un máximo de producción unos años después. Después que la producción alcanzase los 160 millones de barriles anuales en 1936, comenzó a disminuir y la producción era apenas de 60 millones de barriles anuales a finales de los sesenta, cuando empezó a aplicarse nueva tecnología. Mediante la inyección de agua en el campo, la producción volvió a subir a los 80 millones de barriles, pero desde entonces, la producción ha seguido disminuyendo y en la actualidad produce menos de 10 millones de barriles al año.



Al estudiar los patrones de producción de los campos existentes, los expertos de todo el mundo coinciden en afirmar que la disminución anual es de un promedio del 3 al 5%. Esto significa que todos los campos petrolíferos que hoy producen 84 millones de barriles por día (mbd) (y están en declive o disminución, n. del t.) producirán el próximo año 80,6 millones y en el año 2030 unos 30 millones. En el World Energy Outlook del 2004, la AIE predice que necesitaremos 121 mbd en 2030. En otras palabras, habrá que descubrir más de 90 millones de barriles diarios con nuevas producciones. âEl mundo necesita 10 Arabias Sauditasâ?. Algunos me podrán calificar de fatalista, pero si es así, estoy acompañado por Sadad Al Husseini, puesto que esta cita es suya. Fue hasta hace poco subdirector de la compañía saudita ARAMCO, la mayor compañía petrolífera del mundo.



De los 65 países productores petrolíferos mundiales más importantes, 54 ya han pasado su cenit de producción, exactamente como en East Texas y se encuentran ahora en declive.



Indonesia, un miembro del club de exportadores de petróleo, la OPEP, no puede producir la cuota asignada por esta organización. Pero el hecho más increíble es que este país no puede producir ahora ni siquiera para su propio consumo e importa petróleo. En seis años más, cinco países más llegarán al cenit en su producción petrolífera. Cantarell, en México, es el segundo mayor campo petrolífero del mundo. Se espera que el próximo año comience su declive y con él el de toda la producción mexicana. China ha estado luchando desesperadamente por mantener plana su producción y según todas las apariencias, no podrá conseguirlo por mucho tiempo.



Hacia el 2010, Arabia Saudita, Irak, Kuwait, Emiratos �rabes Unidos, Kazajstán y Bolivia serán los únicos países que podrán producir más petróleo que el que antes habían producido.



Estos países tendrán que cubrir la disminución de la producción de 59 países y el aumento de la demanda del resto del mundo. ¿Hay alguien que pueda mostrar datos de que esto será posible?
A comienzos de los años ochenta, Arabia Saudita producía 9,6 millones de barriles diarios. Según los escenarios del World Energy Outlook de la AIE y la Administración para la Información sobre la Energía de EE.UU. (Energy Information Administration's, EIA en sus siglas en inglés), Arabia Saudita tiene que producir 22 millones de barriles diarios en 2030. Sadad Al Husseini denomina a esto cifras âencajadasâ? y alega que âlas previsiones del gobierno estadounidense sobre los futuros suministros petrolíferos están peligrosamente sobreestimadasâ?. El mayor campo petrolífero del mundo, Ghawar, está en declive.


A pesar de ello, la saudita ARAMCO dice que la producción puede aumentar a 12 millones de barriles diarios en 2015. No están hablando de 22 millones de barriles diarios.




En 1979, Irak produjo 3,4 millones de barriles diarios. Los datos de reservas oficiales, reivindican que Irak posee 112.000 millones de barriles. La Asociación para el Estudio del Cenit del Petróleo (ASPO) cree que un tercio de las reservas reportadas son apenas âbarriles políticosâ?. Las reservas de Irak fueron recientemente discutidas en Londres y la cifra que se ha filtrado a través de las cerradas puertas es la de 46.000 millones de barriles. Si esto llega a ser cierto, será difícil para Irak volver a alcanzar su producción máxima anterior. Ha llegado el momento de preguntarse si Oriente Medio puede volver a las cifras de su cenit de los años 70.



Un informe reciente, titulado âMitigar el cenit de la producción mundial de petróleoâ? (fichero PDF, 1,2MB, texto original en inglés) decía:
âLa llegada al cenit de la producción mundial de petróleo representa un problema sin parangón.



Los intereses políticos, económicos y sociales en juego son enormes. Una gestión prudente de ese riesgo, exige atención urgente y acciones inmediatasâ? Si hoy se empieza un programa en serio, llevará veinte años completarlo". Una sacudida real se llegó a sentir con la alerta de Goldman Sachs, que predice que el techo del barril decrudo puede alcanzar los 105 US$. âCreemos que los mercados petrolíferos pueden haber entrado en las fases preliminares de lo que denominamos un periodo de grandes picosâ?dijo Goldman Sachs. Eso es el cenit del petróleo para ustedes.



Las autoridades científicas y gubernamentales que percibieron el terremoto que causó el reciente tsunami en Asia fueron criticadas por no lanzar una alerta. Es el momento de que las autoridades mundiales lancen una âalerta de tsunami en los suministros petrolíferosâ?. Las vibraciones que ahora sentimos pueden convertirse en una ola de magnitudes inimaginables. Si comenzamos a hacer algo ya mismo, quizá podamos construir una contención. De lo contrario, nos enfrentamos a un suceso que podría cambiar la vida, como ahora la conocemos, para siempre.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more