Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Setembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
            01
02 03 04 05 06 07 08
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Accions per a Avui
18:30

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: especulació i okupació
De "okupas" y del Senado
05 mai 2005
Navegando he encontrado esta pequeña joyita antológica refugiada en el boletín del Senado..Un retazo de Memoria
(...)

3º.VISITA DE LA PONENCIA DE ESTUDIO SOBRE LA INTOLERANCIA Y NUEVAS FORMAS DE MARGINACION Y ESCLAVITUD EN NUESTRA SOCIEDAD A LA PARROQUIA SAN CARLOS BORROMEO EN ENTREVIAS (MADRID) PARA ENTREVISTARSE CON DETERMINADOS COLECTIVOS Y ESPECIFICAMENTE CON MADRES CONTRA LA DROGA. La Ponencia se trasladó el día 9 de diciembre por la tarde desde el Senado a reunirse en un centro sugerido por Madres contra la droga en Entrevías. En este lugar tuvo lugar una reunión con personas representantes de distintos grupos y sectores y entre otros la Sra. Díaz, perteneciente al grupo Madres contra la droga, que previamente había pedido a los Senadores que, si lo consideraban de interés, se entrevistaran con ellas en el local en que suelen reunirse. Las distintas personas presentes en esta reunión se presentan. Hay diferentes grupos como Laboratorio Okupas, Barrio Okupa, Zona Roja, Madres contra la Droga, «Canijín», etc. Los Senadores explican cuál es el origen y el desarrollo metodológico que ha tenido esta Ponencia así como las perspectivas de futuro que pudieran darse en relación con la creación en la siguiente legislatura de una Comisión Especial sobre la dignidad o respecto de la dignidad de la persona y también se refieren los Senadores a cómo y por qué habían citado a Madres contra la droga que asistieron sin querer deponer ante la Ponencia y, por el contrario les invitaron a reunirse, como así esta sucediendo, en un local que utilizan habitualmente ellas. De los intervinientes uno de ello que es a su vez el sacerdote en la parroquia, D. Enrique de Castro, señala que hay bastante desconfianza hacia esta Ponencia porque ellos están viviendo una violencia «institucionalizada en los centros de menores»; se refiere también el Sr. de Castro a los problemas que generará la ley de extranjería que parece se va a enmendar y acabará siendo un «esperpento» de la proposición originaria; asimismo alude al local en que se está celebrando esta reunión como un espacio multiuso al que han asistido personalidades de todo tipo, incluyendo el Fiscal General del Estado, pero que es difícil que reciban respuestas a los problemas que plantean. Analiza de manera extraordinariamente crítica la situación política y se refiere a los tremendos problemas del barrio en el que está situado este local, refiriéndose a la «criminalización de la pobreza» así como también el tratamiento a los menores y a la entrega en el año 1992 de un dossier a las Cámaras que no ha tenido respuesta. Igualmente alude a que se han efectuado desde esta zona de Madrid denuncias sobre puestos de venta de drogas y que años después no se ha tenido tampoco ningún tipo de información sobre el seguimiento acerca de estas denuncias. El Senador Agramunt, Coordinador de la Ponencia, interviene para manifestar que ellos están para escuchar y tratar de conocer y después reflexionar para resolver temas, para lo cual es ineludible y además fundamental la información que se pueda proporcionar. Interviene otra de las personas presentes por los distintos colectivos que afirma que «el Estado de Derecho es para el que se lo puede pagar» y que hay ONGs incluso que son «muros de contención». Otra de las comparecientes expresa que la droga es culpable de la muerte de sus hijos y que en un proceso de reflexión sobre este asunto Madres contra la droga, muchas de ellas en principio culpabilizaban a los camellos, después, tras un proceso de autoculpabilidad, ahora piensan que fue el Estado que no hizo nada por ayudarlos y en los últimos tiempos consideran que no tienen ayuda posible y están preocupados porque no encuentran ayuda ni en jueces ni en políticos, etc. Esta persona en su intervención ejemplifica con datos referidos a determinadas personas con situaciones personales muy complejas en las que los hijos a veces son víctimas de la situación y los abuelos, víctimas doblemente de la situación, están, afirma, ante una segunda generación masacrada y ahora hay otra generación, dice, sana, sin droga, que unos los llaman Jarrai, otros los llaman okupas, pero que son gente que, sin embargo, se les culpabiliza de ser alborotadores sociales. En este panorama, sigue diciendo la persona que interviene, ellas consideraron, junto con los demás grupos, que no era lo más conveniente comparecer ante la Cámara sino que debía extenderse ese acceso a los representantes, a ellas y a otros colectivos, como los presentes en esta reunión y que ellos recibieran la información amplia por parte de todos los grupos y al mismo tiempo la expresión de la necesidad de ayuda. Otro de los intervinientes señala que desde luego necesitan ayuda porque hay cantidad de niños que están drogándose con pegamento y, junto a este estado de degradación, mafias que intervienen para especular con los problemas de los demás; este Sr. en su intervención expresa que hay centros para atenuar el efecto frontera lo que ejemplifica con determinadas zonas de la ciudad de Madrid y que, ciertamente, precisa, a veces hay personas que hacen «trapicheos» pero que ésta es la única forma de vivir que tienen ante la imposibilidad de cualquier trabajo o de poder integrarse verdaderamente en la vida. Especialmente, señala el interviniente, respecto de muchachos procedentes de la inmigración. Otra de las personas que están presentes en la reunión se refiere a la desesperación que produce el comprobar como amigos aparecen muertos en la puerta de centros sociales por sobredosis y se refiere también a la violencia no estructurada del trabajo en precario; asimismo alude a la importancia de la tolerancia, pero tolerar significa muchas veces respetar la condición humana de las personas y hacer que vivan dignamente esa condición humana. Interviene otra de las personas que se encuentran en la reunión para explicar que a veces incluso tienen que hacer frente a la «violencia institucionalizada» con situaciones no del todo legales pero que son la única alternativa para que puedan prosperar determinadas personas en situaciones de marginalidad (ejemplifica indicando que un grupo de «traperos de Emaús» montaron a unas personas una tienda de campaña para que pudiera vivir una familia con 8 hijos que vivían en un puente en Villaverde y que al poco tiempo la policía municipal y los asistentes sociales les quitaron a los niños y los llevaron al Centro Altamira. Ellos protestaron y presentaron, afirma esta persona, un habeas corpus y denunciaron al fiscal esta situación y plantearon además un recurso de amparo, pero en ninguna de las instancias les han dado la razón; después, sigue contando la situación, aquella familia estuvo viviendo una temporada en un lugar perteneciente a una persona que está en el grupo de Madres contra la droga y entre todos les ayudaron a vivir un año como pudieron hasta que al final el Consorcio de Integración les consiguió una vivienda en un poblado gitano de Villaverde y allí no se han adaptado. Otra de las personas interviene para decir que esto es así mientras en Madrid hay 240.000 viviendas vacías. De nuevo ejemplifican con otro caso en el que a determinada persona por expresar de manera franca que en algún momento de su vida se había drogado, a partir de ahí dejaron de suministrarle ayuda a ella y a su bebé y le plantearon que probablemente tendría que hacerse cargo del niño una institución tutelar en vez de una madre con este tipo de antecedentes. Otro de los intervinientes aduce que las ONGs son «el brazo privado de la Administración» o actúan como «una privatización de los servicios sociales» pero que en todo caso necesitan autorización y carnet y participan del sistema, en el que incluyen a todos los grupos políticos por igual, desde Izquierda Unida al Partido Popular. Siguen otros de los intervinientes en esta reunión ejemplificando con casos referentes a que si un muchacho no asiste a clase el Director lo comunica al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid y se inicia la intervención de la tutela institucional, lo que a juicio del interviniente, no es educativo sino al contrario desestructurante respecto a esas personas, probablemente pertenecientes a etnias no convencionales. Otro compareciente aduce que sería muy importante mantener esperanza contra la intolerancia pero que ellos viven en la intolerancia. La Senadora Arnáiz de las Revillas, del Grupo Parlamentario Socialista, señala que a ella le preocupan mucho estas cuestiones como también otras como, por ejemplo, quiénes se ocupan de los que están en la calle sin poderse organizar. Señala, que ella sabe que la discriminación más grave es la económica pero que los parlamentarios necesitan información que les ayude a plantearse las situaciones, para poder tratar de resolverlas. Asimismo expresa que esta Ponencia del Senado es un organismo plural y que requiere tener la mayor información posible para llevar a cabo las mejores actuaciones posibles. Otra de las personas que están en la reunión expresa que las instituciones de menores son más cárceles que instituciones de menores. Otra persona interviniente alude a casos de malos tratos en este tipo de instituciones, a «violencia institucional». La Senadora Arnáiz de las Revillas precisa que efectivamente habrá muchas situaciones pero que también en las familias hay malos tratos y es necesario resolver cada situación en su contexto, contemplando el máximo de situaciones posibles. Otra de las personas presentes indica que un Instituto relacionado con la vivienda social en la Comunidad de Madrid ha tenido un excedente económico y señala que, según su criterio, hay «mafias de partidos políticos» que actúan a través de la gestión de los Ayuntamientos. Otra persona de los presentes interviene para indicar que lo paradójico de estas situaciones que se están comentando es que ellos ni siquiera pueden actuar como una ONG porque ni siquiera reciben subvenciones y porque no hacen proyectos y que hay ONGs que actúan con carácter monopolístico, como determinada ONG que citan y que incluso considere que hay que tratar a personas con peculiaridades sexuales como enfermos. Otro de los intervinientes expresa que son ellos, sus colectivos, muchos, cada vez más y están en muchos sitios y que cuando se organicen mejor las cosas van a resultar complicadas socialmente. Otra persona señala que las instituciones representativas no tienen capacidad para representar y que el caos es el resultado de como se gestionan. La Senadora Arnáiz de las Revillas expresa que existen situaciones de desigualdad y de extraordinario sufrimiento humano y eso es una realidad contra la que hay que luchar pero que las ONGs o las instituciones tratan de hacer lo mejor y lo más que pueden para afrontar estas situaciones, llegando hasta donde se puede llegar. Algunos de los intervinientes en relación con esta intervención de la Senadora Arnáiz de las Revillas expresan que a veces es mejor que no se llegue y que dejen a la gente vivir su vida. El Senador Lavilla, del Grupo Parlamentario Socialista, expresa determinadas experiencias en relación con personas gitanas y la escolarización o la reintegración de personas gitanas que, sin duda, han resultado, manifiesta, positivas. Una de las personas presentes dice que eso está muy bien, pero que a unos gitanos que él conocía les quitaron la furgoneta y que con ello les quitaron la única forma de vida que tenían de manera que se tuvieron que dedicar al comercio de la droga, de forma que si por un lado tratan de evitar problemas, los crean más graves a veces. Otro de los intervinientes expresa que hay dos realidades diferentes, la escolarización y el proyecto vital de los gitanos que no suele coincidir. La Senadora Arnáiz de las Revillas se refiere al ejemplo del personal que se dedica a la política de reintegración gitana así como a determinadas sugerencias manifestadas en sede de la Ponencia por personas que hacen esta labor, en la que aducían la conveniencia de crear mediadores entre personas de raza gitana y la sociedad general y se refiere también a las propuestas que se hicieron en aquella reunión respecto del sistema específico de educación para niños gitanos. El Senador Agramunt, del Grupo Parlamentario Popular, reitera que todos los Senadores presentes están escuchando lo que se dice y la realidad que están contemplando, pero que de lo que se trata es de recibir información, puesto que sin información no hay medidas posibles y que, en todo caso, no es cuestión de establecer un diálogo, por otra parte imposible por razones de tiempo, sino recibir esa información tan útil para los parlamentarios que les permita estudiar y afrontar los problemas que sin duda existen en la compleja sociedad actual. El Senador Agramunt expresa también que él observa una actitud, posiblemente por las difíciles circunstancias que expresan, de estar contra todo y que eso tampoco es una perspectiva conveniente aunque la respeta y la entiende. Una de las personas intervinientes dice que no es desesperanza lo que hay, que ellos sí tienen esperanza pero que son realistas con las circunstancias en que viven. Otra persona de las que están presentes se refiere a los problemas que plantea la droga y a su lucha desde hace dos lustros contra las instituciones que «son el mayor instrumento de violencia contra niños y jóvenes». Afirma que se acabó la etapa de la Ley de vagos o maleantes o de la Ley de Jurisdicciones especiales pero que se está produciendo una reaparición, bajo nuevas formas, de nuevo de este tipo de instituciones represivas y que es una trampa para no cumplir la jurisdicción ordinaria la existencia de toda una red social de control de sociedades. Al respecto esta persona señala que las leyes están llenas de conceptos jurídicos indeterminados que es un derecho que se transforma en un derecho de riesgos, en un derecho incomprensible para el común de los ciudadanos y más aún para los sujetos a los que se destina. Afirma que antes criminalizaban a los niños y que ahora los están «psiquiatrizando». Se refiere a una película («Lady Bird») y también dice que hoy empieza todo a ser así en esta caótica sociedad. La Sra. representante de Madres contra la droga ofrece enviar al Senado las cintas grabadas de esta reunión que han tenido con los parlamentarios y la Senadora Arnáiz de las Revillas pide que efectivamente remitan esta información que será útil sin duda alguna para los Ponentes. Otro de los intervinientes precisa que las leyes para todos deberían ser para todos de verdad, lo que haría que todos cambiaran en sus planteamientos y empezaran a creer en la justicia. El Sr. de Castro expresa que en el año 1984 se pidió que no se ejecutaran determinadas sentencias y que hubiera indultos para determinadas personas y que eso no se hace; no hay delincuentes sino situaciones que favorecen la delincuencia y que, además, en las cárceles el 70% tienen problemas con drogas. Ya finalizada la reunión a la salida el Sr. de Castro manifiesta a alguno de los Senadores como posibles soluciones dentro de hipotéticas medidas que pudieran ayudar a paliar esta situación descrita de forma angustiosa y dramática por las personas que han asistido a la reunión, que se podría tratar de que hubiera jueces de barrio que, conocedores de la situación ayudaran a resolverla.

(...)

http://www.senado.es/boletines/I0817.html

This work is in the public domain

Comentaris

Re: De "okupas" y del Senado
06 mai 2005
se agradece que hayáis editado tan bien los párrafos, para facilitar su lectura

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat