Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: pobles i cultures vs poder i estats
A Los Catalanes (y a los castellanos, en conciencia)
05 mai 2005
Declaración del poeta que deja a la conciencia poética catalana en la lengua y en la tierra la defensa de la poesía catalana del siglo XX, y convida a lo mismo a su similar castellana
A LOS CATALANES (y a los
castellanos, en conciencia)

Orlando Guillén



Con los doce cené: yo fui la cena
Quevedo

DECLARO: Después de haber sostenido con riesgo de mi vida por ocho días y medio un ayuno de conciencia durante la pasada Feria Internacional de Guadalajara por la vigencia de los derechos fundamentales en México y en defensa de la aparición de mi libro de libros de traducciones Doce poetas catalanes del siglo XX, panorámico y hasta ahora el más exhaustivo de la poesía de su título, dejo a la conciencia poética de los catalanes su defensa en la lengua y en la tierra por el poder espiritual de la poesía, y hago un llamado final a su similar en el ámbito de mi idioma por la poesía misma para exigir su recepción inmediata entre nosotros con la dignidad que merece este libro en razón de enriquecimiento de espíritu y de mutuo y profundo conocimiento entre culturas prójimas y a punta histórica de poder desconocidas

Anuncio así que desde ahora en la defensa de la poesía catalana del siglo XX sólo me limitaré a las vías jurídicas penales y civiles, en curso (como mi demanda penal contra el Fondo de Cultura Económica) o por entablarse (a salvo todos mis derechos tanto en México como en Cataluña), o de denuncia en caso de reincidencia nefanda; y anuncio así también mi llegada en lo inmediato (domingo 8) a Barcelona, donde durante el mes de mayo agotaré senderos de cabra con la misma finalidad que aquellos trotes, más tenebrosos pero más acordes con mi edad, con lo que quedó de mi salud y con el querer de mi familia.

Los días, pared de cementerio.


No basta con tener razón para que se imponga. De la razón de poesía que me sobra, dejo aquí estas razones:

Que el despreciable esperpento de la cultura oficial mexicana me persiga tiene referentes críticos que explican y no por eso justifican la vileza, pero que la cultura institucional catalana compre pleito ajeno y se involucre en asuntos de lesa humanidad contra un escritor en otras tierras, y que, encima, en connivencia con el Fondo de Cultura Económica, se preste al y colabore en el proceso mexicano de ocultamiento y âdesvanecimientoâ de mi mérito y del propio y específico de mi libro de libros, monumental, panorámico y de vida Doce poetas catalanes del siglo XX, es un hecho de política de Estado sin fundamento lógico ni jurídico que no honra a la cosa pública que lo sustenta y no se explica tampoco con recurso a matiz alguno de la ruindad humana o a los procederes que empuja la envidia en México, porque a la poesía y al espíritu catalán sólo he prestado singulares servicios, no se me conoce intelectualmente salvo circuitas excepciones de otro modo más que como poeta en Cataluña, y eso lo soy en todas partes, y a los administradores de política cultural los he tratado por el cargo.

Por un lado; por otro, el Institut Ramon Llull cumple su cometido institucional en la difusión exterior de la cultura catalana, de la cual la poesía es su expresión espiritual, y difundirla y fomentarla cae dentro de su competencia normativa; no puede por tanto legalmente asumir conductas lesivas a su propio interés jurídico y político, y su actuación en este sentido conlleva necesariamente responsabilidades que atañen al ejercicio de la función social: así, Alex Susanna y Xavier Folch están por lo menos obligados a explicitar a la opinión pública la naturaleza de sus actos en contra de la salida y difusión comprometidas y anunciadas de Doce poetas catalanes del siglo XX, que sería (y fue, pero por peso propio, por mi obra y mi vida puestos en juego, y por motivos que debieran orientar y no orientaron en el caso por paradoja sucia el hacer del Institut Llull), referente puntual de la pasada Feria Internacional del Libro de Guadalajara, dedicada a la cultura catalana.

Su motivo tendrán.

De Susanna, todo está dicho ya. Falta que él hable.

Folch llegó ante mí a escudarse, y no podrá negarlo sin mentir, en que âhabía acuerdos entre editorialesâ?, antes que yo le colgara sin solución de continuidad. Estaba conmigo mi hijo, y comentamos la cuestión. Es tiempo sin embargo de que aclare de qué oscuro tipo son estos âacuerdosâ? (¿establecidos por quién y con quién?; ¿por Susanna?; ¿por él?; ¿con qué cabecilla o cabecillas del FCE?), que lo llevaron a alcanzar categoría cómplice y corresponsable en un crimen de lesa humanidad en mi contra (en contranatura jurídica además de los intereses del Institut Ramon Llull que encabeza o encabezaba, acción de la cual es responsable por absoluto, como Susanna en su momento), y de la difusión en el ámbito de mi lengua de la más extensa y completa panorámica de la poesía de un siglo (en este caso, la catalana) que haya podido traducirse de una lengua a otra a obra de un solo poeta, cuyo inédito por secuestro de obra es hasta ahora yoacuso per se e infamatoria permanentes para las testas políticas intelectuales implicadas en México y en Cataluña, y que incluye libros enteros de los clásicos de su fecha, en cuya defensa y de mis derechos de persona sostuve ni solo ni en vano un ayuno de conciencia durante la celebración de la citada Feria en Guadalajara. La solidaridad internacional, pero sobre todo la bullente en vivo de los jóvenes universitarios y escritores locales me conmovió y alumbra, resplandece y refuerza en la memoria de Ester y de Daniela la poética de mi llamada actual.

Con los doce cené. Yo fui la cena.

Las Flores de Uxmal, DF, 5 de mayo de 2005.
Mira també:
http://www.floresdeuxmal.com

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa