Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: criminalització i repressió
1º Juicio oral en el estado español por torturas en una carcel
02 mai 2005
Resumen ámplio de los 3 días de juicio contra el jefe-médico y dos jefes de servicio de la prisión de Monterroso (Lugo) por torturas y abusos sexuales al preso Magdare Rabay.
torturas nom pequeno.jpg
monterroso 33.jpg
carcewr_web_012.jpg
Habría que hacer un análisis pormenorizado del juicio, de lo que ya hemos contado en otras noticias y de las cosas que nos quedaron en el tintero, para aclarar a quien lea esto de como ante los hechos juzgados fué el desarrollo del juicio oral:

A) Graves contradicciones de los encausados en sus declaraciones. - Entre sudores y temblores de manos, los encausados quisieron montar su versión cayendo en múltiples contradicciones entre lo que habían declarado con anterioridad al juicio oral y lo que manifestaron en este:

1º punto.- ¿¿Se abalanzó, no se abalanzó, amenazó, no amenazó??.- En el parte del día y en declaraciones previas al juicio oral, el jefe-médico afirma que Magdare es un preso peligroso armado con una cuchilla de cuatro centímetros que se abalanza contra él y lo amenaza, pero ya en el jucio, el jefe-médico dice que Magdare no se abalanzó y que lo amenaza desde el otro lado de la mesa. Pero, a preguntas del fiscal, se demuestra que Magdare no era considerado un preso peligroso (estaba en segundo grado y en talleres), y que no tiene antecedentes de agresión, sólo de autolesión. Magdare declara que sólo amenazó con autolesionarse para que le cambiaran la medicación y que nunca amenazó al médico.

2º punto.- Preso peligroso y armado sin esposar. Los encausados quisieron hacernos creer que Magdare salió de la consulta llevado por el funcionário que custodiaba los presos en la sala de espera, soltando amenazas, muy agresivo, y supuestamente armado con la cuchilla escondida, pero sin ser esposado (¿¿??), y que Magdare seguía amenazando con autolesionarse y no se dejaba cachear cuando los jefes de servicio y otros funcionarios lo metieron dentro de la sala de curas, pero después, cuando llegó el médico a la sala de curas, reconocen que Magdare habiá accedido por si mismo a desnudarse a requerimiento del médico para ser cacheado como algo rutinario antes de llevarlo a aislamiento. Magdare declara que despues de entregar la cuchilla al funcionario salió con este a la sala de espera, que fué entonces cuando llegaron los jefes de servicio con más funcionarios y lo metieron en la sala de curas, que mientras el funcionario encargado sacó a los otros presos de la sala de espera ( ¿para evitar testigos? ) y que poco después entró el jefe-médico y entoces fué cuando recibió las primeras torturas.

3º punto.- La misteriosa desaparición de la cuchilla.- Los encausados declaran en el juicio por primera vez al respecto de qué había pasado con la cuchilla y pretenden hacernos creer que Magdare la había escondido en la consulta a la vista del médico y de los auxiliares en un descuido de estos (curiosamente todos se descuidaron al mismo tiempo mientras eran amenazados), pero después no les queda otra que reconocer que la cuchilla apareció en una papelera de la consulta. Magdare en cambio se reafirmó en que había entregado la cuchilla en la consulta al funcionario ( encargado de los presos que fueron a consulta médica), dato que confirmaron dos testigos (de la defensa) en sus declaraciones anteriores a la vista oral aunque en ésta negaron tal hecho o dijeron no recordar.

4º punto.- ¿Esposado por delante, por detrás, sin esposar? ¿Iban sólos los jefes de servicio, iban com más funcionários?.- Los jefes de servicio encausados declararon que sólo ellos dos se habían encargado de transladar a Magadre hasta aislamineto, que lo llevaron sin esposar, andando tranquilamente dos metros por delante de ellos y que alli lo entregaron al funcionário encargado que lo esposó con las manos por detrás. Magdare se reafirma en que lo esposaron por detrás en la sala de curas y que lo llevaron entre varios funcionarios así esposado a aislamiento y que una vez encerrado en la celda fué cuando lo golpearon nuevamente y fue objecto de vejaciones. El funcionario de aislamiento en su declaración como testigo , queriendo ayudar a sus compañeros, afirma que fué el quien lo esposó, pero dice que lo hizo por delante, y también se le escapó decir que iban "varios" funcionarios con Magdare.

5º punto.- ¿Coincidencias en aislamiento? A preguntas del fiscal los encausados, reconocieron que fueron más tarde a aislamiento a ver como estaba Magdare y que allí coincidieron casualmente ( hay un parte que confirma su entrada ). Magdare declara que fué el quien requirió la presencia médica y que el médico fué hasta allí para negarsela y amenazarle junto con los dos jefes de servicio.

Cualquier observador imparcial (nosotros no lo somos) entendería ante estas contradicciones y otras menos importantes, que os ahorramos, que Magdare sólo amenazó con autolesionarse y que, una vez que entregó la cuchilla en la consulta, fué llevado a la sala de curas y allí recibió los primeros golpes y que después fué trasladado al módulo de aislamiento donde volvieron a golparlo entre muchos funcionarios, pero sólo pudo identificar a los encausados.

B)¿¿Cuando fué producido el golpe que motivó la fractura de la nariz??.-

1º punto.- Las diferentes versiones médicas.- La doctora Julia Vallés se reafirma en que cuando vio a Magdare una semana después de los hechos sucedidos en la consulta, presentaba âedema, dolor en la movilización lateral y antero-posterior y deformidad del tabique nasalâ? y que ante eso consultó con otro facultativo el D. Ricardo López Piloto y decidió su traslado inmediato a un centro sanitario a fin de que se pudiese precisar la existencia o no de fractura de tabique nasal. El médico López Piloto inició su declaración muy decidido a aclarar, sin que nadie se lo preguntara, que el golpe de la nariz era agudo ( algo que, sospechosamente, no habiá dicho en sus declaraciones anteriores al juicio ) y que lo había recibido ese mismo día (una semana después de los hechos denunciados), pero tras el interrogatorio del fiscal acabó por decir que el no había dicho en ningún momento que había sido recibido ese mismo día ( pero fue leida su declaración a petición del fiscal y efectivamente estaba registrado que si había dicho eso ) y admitió que podia haber sido recibido hasta 72 horas antes, y a partir de ahí pasó de hacer unas declaraciones muy decididas a manifestar dudas y desmemoria, cómo no recordar que Magdare tenía un hematoma en el rostro. La médico forense también declaró que a la vista de los informes médicos era incompatible que el golpe hubiese sido recibido una semana antes, pero esta médico nunca vió a Magdare y se limitó a hacer su informe según los partes de los otros médicos. La defensa quería demostrar que el golpe en la nariz lo recibió ese mismo día. Curiosamente el jefe-médico que lo atendió por la mañana declaró que no tenía ningún golpe, el ex-director que también lo vió ese día también afirmó que no tenía nada y varios funcionarios que lo vieron esos días, también curiosamente, no recuerdan verle ningún golpe, hasta el funcionario que lo trasladó de modulo ese día a las 16:25 (según figura en el parte de ingreso ) declaró no haberle visto nada. Como muy bien alegó el fiscal: "teniendo como dato, que nadie rebatió, que a las 17'00 está firmado el diagnóstico que da sálida al hospital, tenemos apenas 35 minutos para que Magdare sea lesionado, para que Magdare pida la salida a la consulta médica, que venga un funcionario a acompañarle, que se translade fisicamente a la consulta, para que sea visto y se queje en un primer momento a la ATS Valentina, que la ATS vaya a llamar a la doctora Julia, que esta le vea, que Julia llame al otro médico que estaba con ella, Ricardo López Piloto, y para que ambos después de llegar a un acuerdo, formulen el diagnóstico, ¡¡todo eso en 35 minutos!!". La conclusión lleva inevitablemente a que Magdare ya tenía la lesión cuando fué cambiado de módulo ese día y que dado el interés colectivo en negarlo, ya lo llevaba desde hace días.

2º punto.- El hematoma que aparece y desaparece.- También es determinante el hecho de que nadie niega la afirmación de la doctora Julia de la existencia de un hematoma amarillento (color que toma entre 5 y 7 días después del golpe ), solamente dijeron no recordar hematoma ninguno, incluído el doctor Ricardo Lopez Piloto que tan bien se acordaba de la "agudeza" del golpe, declara no acordarse de ningún hematoma. Curiosamente en el parte del hospital si figura. Todo ello lleva a el fiscal a consultar a un especialista y reconocido forense de la ciudad de Lugo con quien habló el mismo día del alegato final, y este le cofirmó que las fracturas de tabique nasal producen hematomas e hinchado que aparecen inmediatamente o a las pocas horas, aumentan en los dos días siguientes y despues van remitiendo y cómo máximo a las 3 semanas desaparecen, algo que también aporta la médico forense.

C) Los estraños testigos.- Hay varias declaraciones de testigos de los que se desprenden cosas curiosas:

1º punto.- Pese a que todos los testigos de la defensa declararon que en la prisión no se hablaba del tema, un funcionario de la prisión de A Lama (Pontevedra), testigo de la acusación, apodado Chuqui por sus compañeros, y que hace tiempo había estado en Monterroso, declaró haber hablado durante 50 minutos por teléfono con un compañero de Monterroso, JJ., cuando ya era "vox populi" en A Lama la existéncia de la denuncia presentada.

Este funcionario declaró haber hablado del tema con JJ y que este le había confirmado las torturas y le había hecho ver que la culpa de todo era de la doctora que había roto la "ley del silencio". Ante esto, este funcionario, decidió enviar un escrito a la jueza instructora de Chantada en el que declaraba lo que le había contado JJ. También declaró que en Monterrososo estaba instalada una mafia de funcionarios y que pobre de quién osara desafiarla.

Después declaró o tal JJ quién reconoció haber hablado por teléfono pero no en esos términos y que, en cuanto supo (según el por un funcionario cualquiera) que Chuqui había enviado el escrito y que en él figuraba cómo quien le había contado los hechos, sin leer el escrito de Chuqui, envió otro negando que había dicho lo que le habían dicho que el otro había dicho que él había dicho (curiosamente rebatiendolo punto por punto sin haberlo leído ¿¿??), y entrando en contradicción (una vez más) con lo declarado por uno de los abogados de la defensa que en sus alegaciones finales dijo haber sido él quien recomendó a su defendido que hablaran con JJ para que este respondiera el escrito de Chuqui. JJ también declaró que él venía al juicio a lavar su honor, porque estaba quedando entre sus compañeros como un "chivato" (curioso término el utilizado, pués no habló de mentir, sino de chivar, y uno sólo puede chivarse de algo que pasó y que no se debe contar).

2º punto.- Las declaraciones del ex-director. Ya comentadas en una crónica anterior , pero es importante destacar que el fiscal hizo ver en sus alegatos que este personaje se desacreditó el sólo, que bastaba con dejarlo hablar y que había sentido verguenza de escuchar en la sala tales declaraciones racistas y sexistas y las risas que había producido, que su análisis de los hechos es poco creíble, y que poco se puede esperar de quien declara que uno de los presos que estaba llamado como testigo, no es de fiar porque es un preso conflictivo porque siempre está cubriendo partes de queja y recursos, es decir para este ex-director de prisiones un preso es conflictivo por usar los recursos legales para demandar sus derechos.

D) Los alegatos finales.-

1.- El fiscal quiso dejar patente la actitud heróica de la doctora Julia Vallés al apoyar la denuncia por torturas contra sus compañeros, que eso la llevó a sufrir todo tipo de amenazas que siguen a día de hoy, explicó que la doctora había negado recibir amenazas en la investigación reservada del caso que llevó el ex-director porque era este por quién se sentía amenazada que es la primera vez que hay un juicio oral para determinar si hubo malos tratos de los funcionarios, que solicita que se emprendan investigaciones para extender la acusación, pues deberían estar sentados más funcionarios en el banco de encausados, pues se sabe que eran varios más los funcionarios presentes en la paliza, pero que Magdare no fué capaz de identificarlos, y que reclama a la vista de los hechos juzgados y el desarrollo del juicio la responsabilidad civil subsidiaria del Estado.

2.- La abogada de la acusación particular incide en el término torturas y agresión sexual, que las declaraciones de la víctima son determinantes, que en aquel tiempo no eran infrecuentes los maltratos y torturas en Monterroso y se suma a la petición fiscal de responsabilidad civil del Estado y la ampliación de imputados en la causa que no habían podido ser identificados.

3.- Los alegatos de las defensas o la inversión de los roles.- Durante todo el juicio las defensas de los encausados buscaron criminalizar la actitud de la doctora Julia Vallés. En sus alegatos finales redundaron en ello y llegaron a decir que ellos (los 3 abogados de la defensa, uno para cada) no tenían que demostrar que sus defendidos eran inocentes, y que era insultante estar juzgando a "unos funcionarios encargados de tan digna actividad", y que no hubo ningún hecho anómalo en la actuación de los encausados. Volvieron a cuestionarse la actitud de la doctora, y tildaron su actitud como auténtica fantasía urdida de su imaginación, que es una persona fanática que se cree la redentora de la prisión debido a sus creencias religiosas, al igual que los terroristas islámicos que también actuan por fé; que actua locamente y manipula y manipuló también al ministerio fiscal para que se celebrase este juicio; que el problema es que ella cruzó la línea, que está del otro lado, a favor de los presos; que llevó a declarar como testigos a presos etarras,.... Es de destacar también la actitud del último abogado en hablar, pedante y racista, que ridicularizó al testigo llamado por error imitando el acento de este preso magrebi.

El juicio queda visto para sentencia.

Seguiremos informando...

Más información en estos enlaces:

1º.- Denuncia del fiscal.- http://www.lahaine.org/b2lharticulo.php?p=5062&more=1&c=1

2º.- Día 26.- Primeras impresiones del juicio.- http://www.lahaine.org/b2lharticulo.php?p=7295&more=1&c=1

3º .- Día 27 por la mañana.- http://www.lahaine.org/b2lharticulo.php?p=7316&more=1&c=1

4º .- Crónica de la tarde del día 27.-
http://www.lahaine.org/b2lharticulo.php?p=7336&more=1&c=1

5º .- Declaraciones de la Comisión de Denuncia da Galiza al respecto del juicio.- http://www.lahaine.org/b2lharticulo.php?p=7338&more=1&c=1

This work is in the public domain

Comentaris

Re: 1º Juicio oral en el estado español por torturas en una carcel
02 mai 2005
La nostra associació de funcionaris porta 10 anys denunciant la llei del silenci a les presons catalanes i, en canvi, han estat els sindicats independentistes els qui més han recolzat el corporativisme. Fins ara, a part d'insults, no hem rebut cap explicació d'això per part de les esquerres benpensants.

Més informació a:

www.adecaf.com
Re: 1º Juicio oral en el estado español por torturas en una carcel
02 mai 2005
Els funcionaris sou els que permeteu que això passi, no entenc com no feu més quan s'està fent el que es fa a les presons. Què més dóna que siguin indepes o no?

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more