Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Entrevista :: corrupció i poder : criminalització i repressió : pobles i cultures vs poder i estats
Caso Jarrai-Haika-Segi: «Desde la dictadura que mató a mis viejos no había oído cosas semejantes»
22 abr 2005
La abogada Sofía Caravelos argentina ha seguido de cerca el desarrollo de este juicio desde su inicio. El pasado lunes y martes tuvo la oportunidad de presenciar «in situ», en la Audiencia Nacional, la lectura de las conclusiones de las acusaciones. En esta entrevista con GARA, subraya que «desde la dictadura argentina no había oído cosas semejantes».
Hija de padres desaparecidos durante el régimen militar de Argentina y miembro durante una década de la organización pro derechos humanos H.I.J.O.S., la abogada Sofía Caravelos ejerce en la actualidad la defensa de los movimientos sociales de su país. También forma parte de Euskal Herria Watch, y en calidad de observadora asistió a las vistas del lunes y el martes. En esta entrevista, realizada antes de que las defensas comenzaran a exponer sus concluciones, Caravelos analiza desde un prisma jurídico lo que oyó por parte del fiscal Enrique Molina y del letrado Pedro Cerracín.


-­¿Qué le ha motivado a realizar un seguimiento de este juicio?
Me une un interés personal y también político-jurídico. Personal porque conozco a algunos de los procesados en este parajuicio, y jurídico-político porque este proceso viene a ratificar la tendencia a la aplicación de la legislación «antiterrorista» tan contraria al Estado de Derecho. Se trata de una legislación con tipos penales en blanco, arbitrarios y donde las conductas no están estipuladas como prohibidas sino regidas por la estimación subjetiva. Por tanto, dependendiendo de quién juzgue, se considerarán que pueden ajustarse a una conducta «terrorista» y así condenar.
Pero noy hay una clara expresión de cuáles son las conductas penables, y no se pueden conocer de antemano como se supone que debería de ocurrir en un Estado de Derecho. Acá, todo es una gran idefinición.
Me siento preocupada porque esta legislación se está convalidando cada vez más a través de la Unión Europea, con la aplicación de tratados que distan bastante de ser garantía de los derechos humanos y que convali- dan el estado policial y de excepción. Se está tratando de insertar esta misma legislación en América Latina y, con el gran conflicto social que hay debido a la desigualdad que genera el sistema capitalista, seguramente será aplicada a los movimientos que se oponen a los modelos económicos que tanto están haciendo sufrir en nuestros países. En Argentina, no tengo duda de que esta legislación será aplicada a los pobres y piqueteros.

-­¿Cómo valora las conclusiones del fiscal Molina y de la AVT?
Estoy muy asombrada por esta caza de brujas contra los jóvenes vascos. Soy hija de padres que fueron muertos por la dictadura, y desde la dictadura que mató a mis viejos no había oído cosas semejantes; como por ejemplo, que una estrella roja de cinco puntas sea ejemplo de la peligrosidad de un documento que estaba en poder de tal o cual y que eso, junto con otra serie de pruebas irregulares e ilegales, demuestre para la Fiscalía la participación en una organización sobre la cual hace una elucubración basada en las fuerzas de seguridad. En Argentina, es impensable que las fuerzas de seguri- dad comparezcan como peritos.
El primer día pensé que iba a presenciar una elaboración jurídica y lo que oí fue un parlamento político. Me parece muy interesante que los conflictos políticos se discutan en términos políticos, pero no en un juicio. El fiscal versó la mayor parte de su informe en una interpretación acerca de lo que para él significa ETA. Cuando pasó a hablar sobre lo realmente importante, las imputaciones individuales, únicamente se refirió a seguimientos, registros y escuchas telefónicas, declaraciones policiales...
He visto un absoluto menosprecio al concepto de tortura; a un delito de lesa humanidad. El delito, aunque en términos de lesiones sea mínimo, en términos sociales, éticos, políticos, institucionales e históricos es terrible. Tenía la sensación de que se burlaba abiertamente de las denuncias. La tortura no es un delito cualquiera.
En cuanto al representante de la AVT, en Argentina no se hubiera permitido una intervención de ese tipo. Supuestamente, lo que se debe hacer en un informe es valorar los elementos de prueba y, en consecuencia, reafirmar la petición de pena. Todo lo demás en términos jurídicos es impertinente. Es la palabra que le tenía que haber puesto el Tribunal para no permitir una intervención en ese tono. Más que impertinente, personalmente me pareció patético. Dado que no tuvo ni un sólo elemento para probar una conducta reprochable a estos jóvenes, tuvo que recurrir a todo su arsenal intuitivo para decir que se trata de «gente mala». Si los procesados han cometido toda esa sarta de delitos que argumentó, asesinato, lesiones graves..., ¿por qué no lo probó en un juicio?

-­¿Como abogada, qué impresión se lleva a Argentina?
Lo que he escuchado en la Audiencia Nacional se parece más a una conversación que alguien puede mantener en una comida familiar o en un bar que a un juicio. De hecho, antes de venir repasé figuras penales, el Código y algunas cuestiones más técnicas. No me sirvió para nada porque las acusaciones no hablaron de derecho.


Entrevista feta pel diari Gara,
22 d'abril de 2005
www.euskalherria.com

This work is in the public domain

Comentaris

La defensa subraya la nulidad de las pruebas contra Jarrai y Haika
22 abr 2005
·Iñigo Iruin sostiene que el material probatorio presentado por la Fiscalía «es ineficaz»

Las acusaciones contra los jóvenes procesados por su presunta vinculación con Jarrai y Haika las relativas a Segi se abordarán en próximas sesiones son «nulas de pleno derecho», según expuso el letrado Iñigo Iruin, quien incidió en que las escuchas telefónicas y los seguimientos fueron ilegales.

MADRID.- Ni el informe de los peritos de la UCI ni los seguimientos realizados a los acusados de pertenecer a Jarrai y Haika, ni las entradas ni registros a los locales de estos organismos juveniles ni las escuchas practicadas en las sedes de Gasteiz, Hernani y Bilbo tiene validez jurídica, según argumentó Iñigo Iruin.
El abogado resaltó que todas esas pruebas «son nulas de pleno derecho». En consecuencia, preguntó «qué le queda al fiscal para acusar» a las 14 personas procesadas por su relación con Jarrai y Haika;y la respuesta la proporcionó el mismo Iruin: «Creo que nada».

Sobre la prueba pericialelaborada por la UCI, defendió el incidente de recusación que interpusieron «no porque fueran miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, sino porque esos mismos peritos tuvieron parte activa en las diligencias de investigación previas; intervinieron como instructores, solicitaron la detención de muchos de los acusados e, incluso, indicaron qué documentos se debían incautar».

Recordó que, a preguntas suyas, uno de los peritos dijo que «no sólo había participado, sino que era el jefe de la ‘sección MLNV’ de la UCI». Iruin remarcó que no solamente los jueces y el tribunal tienen que ser imparciales, «los peritos también deben tener una imparcialidad objetiva».

«La cara ocultada de Jarrai»
También dejó en evidencia que «no respetaron» el artículo segundo de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en el que se dice que de un mismo documento se deben tomar en consideración tanto las partes que son favorables como las que no.
A este respecto, mencionó la intervención del letrado Aitor Ibero, quien el miércoles expuso, en palabras de Iruin, «la cara ocultada de Jarrai a través de documentos claves».

En cuanto a las observaciones telefónicas, afirmó con rotundidad que «se ha producido una vulneración del derecho al secreto de las comunicaciones, y esto, sus señorías, es cuestión de legalidad constitucional». Destacó que para la realización de las escuchas «se sigue un rígido protocolo» y, en este punto, citó una sentencia del Tribunal Supremo que establece tres preceptos: Exclusividad ­sólo la autoridad judicial competente puede ordenarlas mediante una resolución judicial motivada­; principio de especialidad ­la intervención debe estar relacionada con un delito concreto y se ha de precisar la identidad de la persona a quien se le van a intervenir sus comunicaciones; y regla de exclusión ­la prohibición de valorar los resultados obtenidos por medio de una prueba ilícita­.

Tras explicar esto,resaltó que «nunca se han aportado a este proceso los autos que autorizaron las observaciones telefónicas efectuadas en los números de teléfono de las sedes de Gasteiz y Hernani. En ausencia de esos autos, son radicalmente nulas de pleno derecho».

Sobre el local de Bilbo, manifestó que, si bien hubo una autorización judicial, se violó el principio de especialidad. Ello significa, tal y como explicó, que intervinieron conversaciones de personas cuyas identidades no figuraban de modo alguno en la autorización. Yadvirtió que, si son tomadas en cuenta, «se vulneraría el principio de excepcionalidad». A modo de conclusión, comentó que «esas conversaciones nunca han tenido lugar porque el acto es ilícito;el material probatorio de la Fiscalía es ineficaz». Y en relación a los seguimientos, subrayó que «no hay actas».


Diari Gara, 22 d'abril de 2005
www.euskalherria.com
Gurasoak subraya en Madrid que «todo vale para juzgar a los jóvenes vascos»
22 abr 2005
A.L.- MADRID.- Los procesados en el «caso Jarrai-Haika-Segi» recibieron ayer el respaldo de los representantes de Gurasoak que, con su asistencia al juicio, quisieron expresar su «solidaridad y cariño». A través de un comunicado, esta asociación denunció nuevamente «la existencia de la Audiencia Nacional, un tribunal de excepción que juzga a cientos de jóvenes sin las mínimas garantías».

En esa línea, sostuvo que «la Audiencia Nacional nos ha demostrado que su función, al contrario de impartir justicia, se limita a aplicar castigos desproporcionados y ejemplarizantes en base a unas leyes especiales».

En cuanto al desarrollo particular de este juicio, destacó que «durante estos dos meses han intentado aparentar la existencia de un verdadero Estado de Derecho, pero no han conseguido más que una demostración de que todo vale cuando se trata de juzgar a jóvenes vascos».

«Su único delito»
Gurasoak incidió en que «independientemente de la sentencia, continuaremos convencidos de que el delito de los jóvenes que se sientan en el banquillo, dentro o fuera de una demencial pecera, es ser jóvenes, vascos, solidarios y trabajar en defensa de sus derechos».

Por ello, aseguró que proseguirá en su labor de denuncia de «los responsables políticos, judiciales o policiales causantes de esta grave situación de injusticia e indefensión».

Agregó que no dejarán de exigir «una búsqueda de soluciones al conflicto que padecemos y que no provoca sino un aumento de sufrimiento en nuestra sociedad».

Diari Gara, 22 d'abril de 2005
www.euskalherria.com

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat