Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme : corrupció i poder : criminalització i repressió
7victimas mortales2004
19 abr 2005
Un año más, las cifras recogidas en el balance represivo anual elaborado por el movimiento pro amnistía muestran una parte importante de la dureza del conflicto político que sufre Euskal Herria. Doce meses, los comprendidos entre enero y diciembre de 2004, en los que el número de víctimas mortales asciende a siete. Consecuencias de lo acontecido tras el 11-M y de la política penitenciaria de los estados. El informe recoge también las cifras de los últimos 25 años. Desde 1979, ha habido casi 35.000 detenciones, cerca de 5.000 personas encarceladas y unas 350 víctimas mortales.
El movimiento pro amnistía ya ha elaborado su balance represivo correspondiente al año 2004. Doce meses en los que, según se recoge en este documento, al que ha tenido acceso GARA, han sido siete las personas fallecidas como consecuencia de la represión.
Dos de ellas, Angel Berrueta y Kontxi Sanchiz, perdieron la vida en los días siguientes a los atentados del 11-M. El primero debido a los disparos realizados por un policía español, mientras que Sanchiz sufrió un ataque cardíaco durante una carga de la Ertzaintza contra una manifestación en denuncia de la muerte de Berrueta.

La situación en las cárceles y las condiciones de vida de los exiliados se cobraron tres víctimas mortales: Oihane Errazkin se quitó la vida en la prisión de Fleury, el ex preso Kepa Miner falleció tras una larga enfermedad contraida durante su encarcelamiento y la refugiada Arantxa Otamendi murió, al igual que poco antes su compañero, lejos de su tierra natal.

Las otras dos muertes fueron causadas por la dispersión carcelaria. Karmele Solaguren, de Barañain, sufrió un accidente de tráfico cuando iba a visitar a su hijo. Leo Esteban falleció tras muchos años de sufrimiento, debido a las graves secuelas que le dejó un siniestro.

El número de detenciones al margen de las producidas en manifestaciones u otros actos de expresión ciudadana ascendió a 135. El 97% de estas personas estuvieron incomunicadas en dependencias policiales.


Redadas «preventivas»
El movimiento pro amnistía destaca en su informe «el alto número de redadas y detenciones realizadas con la excusa del supuesto aparato de captación de ETA», y recuerda que «en muchos casos los detenidos quedaron libres tras haber sufrido torturas, algunos incluso sin pasar ante el juez».

En relación con este punto, se incide en las ocasiones «en las que, tras verter y extender graves acusaciones contra ellas, cuando las personas arrestadas quedan libres no se produce ninguna corrección o explicación». Respecto a las denuncias de torturas (57), se destaca el endurecimiento cualitativo de las mismas. «Se han recogido testimonios de prácticas salvajes como la bañera y violaciones, además de ‘la bolsa’ y los electrodos. Hay que destacar los graves ataques sexuales infligidos a mujeres».

Unas denuncias que tienen «un corto recorrido judicial, ya que son archivadas sistemáticamente». A ello se añaden las absoluciones a los agentes que son juzgados y los procesos abiertos contra quienes denuncian haber sido maltratados.

En la política penitenciaria prosigue el endurecimiento de las condiciones de vida y de obtención de la libertad. En el balance se citan como ejemplos los casos de Iñaki de Juana, Manu Azkarate o Enrike Letona. Actualmente, el número de encarcelados supera los 700 y es el más alto desde el final del franquismo.

Bajo el epígrafe de «Negación de derechos de pensamiento y organización», el movimiento pro amnistía recuerda que durante el pasado año siguió en marcha el proceso 18/98 y la ilegalización de Batasuna, a la que se sumó la de Herritarren Zerrenda antes de las elecciones europeas, cuyos candidatos y simpatizantes «tuvieron que sufrir la persecución de la Guardia Civil, la Policía española y la Ertzaintza».

«En este amplio asunto no se dieron nuevas detenciones y han ido dejando libres a personas inmersas en diferentes sumarios», mientras que «el Estado francés sigue con su táctica, aplicando la euroorden».


Expulsiones y entregas
París ha expulsado a dos ciudadanos vascos, y ha entregado a otros seis. Holanda extraditó a un preso y en México sigue abierto el proceso contra seis vascos. Argentina rechazó la solicitud contra Josu Lariz.

Asismismo, se denuncian en este informe las actitudes de los diferentes cuerpos policiales con implantación en EuskalHerria. Respecto a la Ertzaintza, se destaca su labor frente a movilizaciones de estudiantes o de los trabajadores de Caballito y La Naval, contra los familiares de Oihane Errazkin o durante las movilizaciones por la muerte de Angel Berrueta.

En cuanto a la Policía española, se recuerdan las cargas contra quienes se manifestaban contra el pantano de Itoitz o defendían el gaztetxe EuskalJai de Iruñea. Otro cuerpo que ha hecho gala de su talante represivo ha sido el de los CRS franceses. En el informe se recuerdan las detenciones de los De- mo, así como los golpes y el lanzamiento de gas durante los juicios. «Es también remarcable se subraya en el informe cómo se intenta reventar los homenajes y actos de bienvenida a los represaliados, en un vano intento por impedir las muestras de solidaridad».

Las maniobras del Ejército español en tierras vascas también merecen un espacio. Unas prácticas que, tal y como recuerda el movimiento pro amnistía, se llevan a cabo sin el permiso de los ayuntamientos donde tienen lugar. Unas prácticas «destinadas a recordarnos cuál es su papel en la defensa de la unidad de España».


«Los pioneros»
La labor de algunos medios de comunicación es calificada como «un complemento de las tareas represivas», ya que «en ciertas ocasiones se convierten en los pioneros de los ataques represivos, para a continuación ser las herramientas para justifi-car dichos ataques. Preparan a la opinión pública pa-ra que las medidas de ex- cepción sean aceptadas y bien vistas».
En este mismo sentido, se tacha de «vergonzosa» la «justificación de nuevas medidas contra los presos, especialmente cuando se da cobertura a los trucos para mantener en la cárcel a quienes, como Iñaki de Juana u otros, ya han cumplido su condena».

A modo de resumen, el movimiento pro amnistía subraya que «continúa el estado de excepción» y el «proceso político contra EuskalHerria», con unas medidas que «no traen más que el alargamiento del conflicto y, por tanto, del sufrimiento. Euskal Herria y la ciudadanía vasca necesitan una solución democrática».


Askatasuna le toma la palabra a Zapatero
José Luis Rodríguez Zapatero señaló, hablando sobre la ilegalización de EHAK, que «no caben atajos en un Estado de Derecho» y que no es partidario de «ilegalizaciones preventivas». Askatasuna recordó ayer al presidente español las ilegalizaciones de partidos, organismos, medios de comunicación..., y le preguntó «si esto son atajos o son barricadas que le ponen a la paz».

Presoen Aldeko Taldeak (PAT)
www.pat-eh.org

This work is in the public domain

Comentaris

Re: 7victimas mortales2004
19 abr 2005
7 me parecen pocos, los 150.000 votos, tienen que ser el numero de muertos de este año, asi nunca mas nadie tendra que mirar debajo del coche por culpa de vosotros, cobardes peludos
Sindicat