Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: mitjans i manipulació
Guardias civiles y fascistas se empeñan en boicotear el espacio de comentarios de La Haine
16 abr 2005
La Haine - [ 15.04.05 ]
Un guardia civil escribe (nuevamente) desde su ordenador de la Dirección General de la Guardia Civil (IP: 194.179.107.27) y publica un comentario con la firma "anarko-fascista". Detrás de él vienen otros comentarios con IPs anónimas que exhiben mensajes como "muerte a los rojos terroristas asesinos de niños". Este tipo de mensajes se repiten a menudo en La Haine, especialmente a continuación de las noticias relacionadas con Euskal Herria.
Recorre constantemente los foros un auténtico "militante" fascista que lleva muchas semanas publicando comentarios con la firma "La Haine2". Suele publicar exclusivamente en las noticias relacionadas con el conflicto vasco y la palabra que más repite es "hijoputas", por lo tanto se puede interpretar que la mayoría de las ocasiones este usuario no pretende confundir al personal, simplemente provocar la ira de los navengantes habituales de La Haine y destruir así un posible debate sano. "La Haine2" ha realizado un verdadero trabajo de boicot, ya que le hemos bloqueado cerca de 20 IPs y aún así continua publicando comentarios desde otras IPs (algunas veces le hemos bloqueado 2 IPs en el mismo día). No podemos asegurar que "La Haine2" es un policía o guardia civil (como ha ocurrido otras veces), si bien podemos asegurar que está dedicando un esfuerzo y tiempo especiales, además de una capacidad y unos medios técnicos fuera de lo común, en boicotear estas páginas. Un día normal da vueltas por la web durante una hora y media, a medio día, y repite la operación por la tarde. Si le borramos los comentarios con rapidez en ocasiones vuelve hacia medianoche.

Los intoxicadores a veces reconocen públicamente sus intenciones. Pretenden desgastar una web de contrainformación a través de provocar permanentemente asperezas entre los usuarios habituales. Con sus intervenciones (a veces llenas de insultos, a veces argumentando seriamente) crean la sensación de que "la gente sólo quiere criticar", obstruyen debates constructivos y contribuyen a generar el ambiente de que "todo es una mierda" (ambiente típico que acompaña momentos de desmovilización).

Con este comunicado nos gustaría dejar claro lo siguiente:

- A las organizaciones y colectivos que publican habitualmente noticias en La Haine. Los comentarios a las noticias no son necesariamente un reflejo real de lo que piensa la "opinión pública militante" (de una o varias ciudades), como alguna vez se nos ha comentado por mail. Desde La Haine intentamos borrar los comentarios fascistas para limitar su efecto intoxicador, pero no siempre tenemos el tiempo suficiente, por lo tanto en ocasiones se nos escapan. Simplemente tenedlo en cuenta.

- A los navegantes que visitan habitualmente las páginas de La Haine. Intercambiar opiniones con un falangista en un tono respetuoso puede ser interesante para algunos. Pero tened en cuenta que los fascistas no vienen para ser convencidos sino para lo contrario. Por tanto mientras no lo consiguen se dedican a llamar la atención y que todo el mundo discuta con ellos en vez de discutir sobre otros temas o sobre las noticias de la web, cumpliendo finalmente la misma función de distorsión.

Ante la intoxicación fascista, tolerancia cero:

Desde La Haine recomendamos no contestar ni una sola vez a los comentarios abiertamente fascistas, ya sean de falangistas, guardias civiles, etc. Vamos a borrarlos todos siempre que podamos, sin importar que otros usuarios ya les hayan contestado.

El fascismo se aprovecha de que nuestros medios de difusión no tienen tanto alcance ni recursos como los medios del poder y son más débiles políticamente, para bombardearlos y crear confusiones. Los medios de masas, como El Mundo por ejemplo, se pueden permitir el lujo de tolerar "todo tipo de comentarios" (sin borrar ninguno) porque su espectro de dominación es enorme y no abarca unicamente los circulos de lectores de una web determinada. Esa web cuenta además con el apoyo ideológico de los canales televisivos, radios, periódicos en papel (gratuitos y de pago) y un larguísimo etcétera. Un "intoxicador" en un foro de El Mundo, por mucho que logre crear asperezas en determinados debates, ni de lejos conseguirá que eso se traduzca en una molestia global o que afecte a sectores sociales. Sin embargo en un espacio como La Haine, el poder de influencia de los intoxicadores es mayor y es por esta razón que nos esforzamos por borrarles del mapa.

Con esta nota no pretendemos alarmar a nadie ni desaprobar el uso que normalmente se hace del espacio de comentarios. Simplemente queremos hacer un llamado de atención para que se interprete correctamente el papel de dicho espacio.

www.lahaine.org

This work is in the public domain
Sindicat