Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Un fantasma rojo-separatista recorre Euskal Herria
11 abr 2005
El pasado 1 de abril el Tribunal Constitucional confirmó por unanimidad la sentencia del Supremo por la que se decretó la anulación de la candidatura de la plataforma Aukera Guztiak (Todas las Opciones) a las elecciones autonómicas vascas, por considerarla "sucesora" de la ilegalizada Batasuna, informaron fuentes del Constitucional. La ilegalización se convierte así en la escoba que no limpia lo que sobra pero pretende empujarlo bajo la alfombra.
El conflicto vasco nos tiene acostumbrados a una vertiginosa sucesión de grandes tomas de decisiones y variaciones continuas del escenario político. Esto se produce indudablemente porque la izquierda abertzale, a pesar de la permanente represión que sufre, se encuentra en condiciones de enfrentar el conflicto político en clave ofensiva y no defensiva, a pesar de ser objeto una y otra vez de ataques por parte de la burguesía vasco-española, que intenta desestabilizarla por todos los medios hoy a su alcance.

Y uno se pregunta, ¿qué ha conseguido la izquierda abertzale después de tanta represión y tanta resistencia? Ha conseguido imponer un eje de debate que interesa al pueblo vasco (respeto a la voluntad de decidir su propio futuro y poner sobre la mesa la necesidad de buscar soluciones efectivas y amplias al conflicto) y no a los bancos. Ahora bien, ¿ha puesto la burguesía vasco-española algo de su parte para llegar a este escenario? Más bien yo diría que es la izquierda abertzale quien ha conquistado este escenario con una actitud tenaz: ha sabido driblar inteligentemente las coyunturas-trampa que han abierto una y otra vez las burguesías, ha tenido además la capacidad de presentar propuestas políticas a la sociedad y ha conseguido aguantar un doloroso proceso represivo que ha incluido ilegalizaciones, cargas policiales por doquier, continuas detenciones y encarcelamientos a militantes, macrojuicios políticos, torturas, criminalización mediática permanente...

En los últimos meses, la izquierda abertzale está haciendo frente a una nueva ofensiva de la burguesía vasco-española que busca debilitarla.


Radiografía del nuevo intento por derribar al pueblo vasco en lucha

A principios del pasado mes de febrero, el presidente del parlamento vasco Juan José Ibarretxe, anunciaba las "elecciones anticipadas" para el próximo 17 de abril. Mientras la participación de Batasuna en los comicios centraba el debate tras este anuncio, el PNV se apresuraba a recalcar, según informaciones difundidas por Gara, que “sólo el Gobierno español podría revocar la ilegalización? de Batasuna, si bien prometía hacer "todo lo posible" para que todas las fuerzas políticas estuvieran presentes el día de la votación.

La realidad ha sido bien distinta. El PNV se ha dedicado torpedear una posible candidatura de Batasuna, no sólo siendo cómplice activo de la ilegalización, sino además prohibiéndoles actos políticos desde los ayuntamientos, ordenando a la policía autónoma vasca cargar en caso de desobediencia a estas prohibiciones, y en general, intentando colocarles el cartel de "problema de orden público", tal y como denunciaron públicamente los abertzales.

En esta maniobra política no hay que olvidar la coparticipación tanto de EA como de Ezker Batua (Izquierda Unida), que prometieron ante la prensa ser un “agente activo? para que Batasuna pudiera participar en los comicios autonómicos, y sin embargo en los hechos se limitaron a lavarse las manos e instar a la formación abertzale a que dirija sus protestas hacia el PSOE y el PP. ¿Eso es buscar soluciones para la paz? Más bien es buscar el debilitamiento y aislamiento político de la izquierda abertzale en pos de un titular como el del pasado domingo 10 de abril en El Mundo: “El tripartito obtendrá mayoría absoluta en las elecciones vascas? (según sondeo SIGMA DOS).


La estrategia del PSOE: hacer de poli bueno para arañar votos al PP

Según informaciones difundidas por Gara, ministros y dirigentes del PSOE apelaban el 17 de enero a la "prudencia", en su réplica a un comunicado de ETA en el que la organización armada expresaba su "total disposición" a secundar un proceso de resolución del conflicto sobre la propuesta de paz presentada por Batasuna en el Velódromo de Anoeta. A este respecto, el ministro español de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, apostó por estar "expectantes y dispuestos al compromiso" ante lo que pudiera deparar el panorama político.

Asimismo, el presidente español acudía la noche del 19 de enero al plató de TVE para tratar los últimos acontecimientos de la actualidad, y entre ellos ocuparon un lugar destacado los referentes a Euskal Herria. Al ser preguntado por las declaraciones de ETA en las que expresaba su voluntad de negociar con el gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero manifestaba, aun sin entrar en demasiados detalles, que "sin hacerse ilusiones, es momento de trabajar por la esperanza".

Nuevamente el 21 de enero el gobierno español reiteraba el anuncio de Zapatero de que “el Gobierno trabajará por la esperanza de labrar la paz?. La portavoz y vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, añadía públicamente que el Ejecutivo dispone de “instrumentos e inteligencia? para ello.

No por casualidad en esos días Batasuna pedía a Zapatero que pasara "del talante a los hechos". Tampoco es por casualidad que el PSOE se ponga el disfraz del "diálogo". Viene siendo su estrategia incluso desde que estaba en la oposición: "diálogo" en la teoría, "neoliberalismo salvaje y represión a la disidencia" en la práctica. Pero el caso es que estas palabras de "expectación", "compromiso" y "trabajo en favor de la esperanza" no se vieron en ningún momento en boca de Aznar y los dirigentes del PP, que por el contrario utilizaban constantemente (y utilizan) el lenguaje del garrote y la represión.

Ahí es donde el PSOE intenta arañar votos al PP para fortalecer su posición en el parlamento vasco.


El “conflicto vasco? se le escapa a la burguesía vasco-española como agua entre las manos

El viernes 25 de febrero Aukera Guztiak (Todas las Opciones) entra disimuladamente en escena. La plataforma fue lanzada por un grupo de ciudadanos muy referenciales de diferentes ámbitos como la cultura vasca, que resaltaron que "no tenemos proyecto ni programa político alguno" para las elecciones del 17 de abril, ni intención de "sustituir a nadie. Nuestra finalidad consiste en que los derechos civiles y políticos puedan concretarse el día 17 de abril", manifestaron.

Al principio nadie les hizo demasiado caso. Mientras tanto, una semana después Batasuna intentaba dar el primer paso de cara a la presentación de candidatura a las elecciones autonómicas, si bien pocas horas después la Junta Electoral de la Comunidad Autónoma Vasca anuló su representación legal aduciendo que la organización “no está inscrita en el registro de partidos? y, por tanto, “no existe legalmente?. El 10 de marzo, un día antes del límite válido para presentar candidaturas, la Junta Electoral Central confirmaba esta anulación.

Con una Batasuna ilegal y con todos los responsables mirando para otro lado (cuando no enorgulleciéndose públicamente de ello), tanto el PNV como el gobierno español se frotaban las manos por el "éxito" de la operación para dejar fuera de juego a la izquierda abertzale.

Lo que en principio no estaba en los planes era que Aukera Guztiak lograra recoger las 17.994 firmas necesarias para presentar candidatura a los comicios autonómicos. Ante esto la maquinaria represiva debía actuar con rapidez y el fiscal general del Estado español, Cándido Conde-Pumpido, no dudó en afirmar públicamente –según informó Gara- que impugnaría las listas por su “convicción personal? de que se trataba de “una cobertura de Batasuna?. Además explicó que la Fiscalía española y las Fuerzas de Seguridad del Estado “están especialmente vigilantes e investigando? todos los pasos de la nueva formación.

Cuando el PNV todavía temía que existieran posibilidades de que Aukera Guztiak pudiera presentarse a las elecciones, comenzó a pedirle que hiciera público su programa electoral, ya que “aspirar a representar a la sociedad vasca durante cuatro años supone un compromiso de construir y no puede basarse sólo en un ideal o en una aspiración ideológica?.

Finalmente el 1 de abril, día en que comenzaba oficialmente la campaña electoral, ya no hubo vuelta atrás. El Tribunal Constitucional confirmaba la ilegalización de Aukera Guztiak tras días de insufrible circo mediático-represivo para justificar a la opinión pública que la plataforma estaba "supeditada a la disciplina de ETA". Poco antes, en pleno proceso ilegalizador, el lehendakari Ibarretxe en un acto de cinismo puro se reunía con representantes de Aukera Guztiak, ponía cara angelical y aseguraba que confiaba en que el Constitucional atendiera "a razones jurídicas" y admitiera la lista electoral.

En fin, estos hechos no supusieron otra cosa que la enésima ilegalización de una organización popular vasca impulsada desde el gobierno español, con la complicidad activa de la burguesía vasca, en los últimos años (Franco se sentiría orgulloso).


Los comunistas que luchan, presentes

En medio del escándalo democrático (cuidadosamente maquillado por los medios de comunicación empresariales) que suponía ilegalizar a una formación cuyos únicos objetivos electorales –remarcaron- eran sencillamente “defender el derecho que asiste a toda opción política y a quien la defienda a participar libremente en los comicios electorales?, “intervenir políticamente en la defensa de los derechos civiles y políticos, individuales y colectivos de Euskal Herria? y ?apoyar las propuestas e iniciativas que buscan la resolución del conflicto político por medio del diálogo y la negociación?, sorprendentemente un tal Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) salió del anonimato. Se solidarizaron con las víctimas de la persecución política y casi que hicieron suya la consigna “si ilegalizan a un@, nos ilegalizan a tod@s?.

Algo se le volvió a escapar a la burguesía vasco-española cuando tras el encuentro promovido por Aukera Guztiak entre los partidos para analizar la exclusión definitiva de esta opción en la campaña electoral, saltaba a la prensa el mismo 2 de abril que los representantes del PCTV daban cuenta de su decisión de asumir el compromiso con el que precisamente pretendía concurrir Aukera Guztiak a los comicios, “que no era otro que ofrecer el derecho a la participación a todas las opciones en igualdad de condiciones?.

El escenario se complicó el pasado 8 de abril. Batasuna, tras conseguir - según palabras de Otegi - el apoyo de sus bases militantes, que realizaron unas 180 reuniones en las que participaron más de 5.000 personas, pidió públicamente el voto al PCTV porque "es la única papeleta y la única opción legal que hay que está en absoluta sintonía, no con el criterio ideológico y político de Batasuna, sino con el proceso de superación del conflicto político y armado que plantea Batasuna en este contexto histórico". Esta decisión fue acogida por el PCTV "muy positivamente".

El españolismo al completo ha montado en cólera y dirigentes políticos exigen a través de sus medios de comunicación que le corten la cabeza al rojo-separatismo. Sin embargo, la campaña electoral ha comenzado y se supone que los participantes ya han sido aceptados legalmente. El mero hecho de pedir el voto a una determinada formación política legal no debería ser constitutivo de delito.

El rizo se rizó aún más cuando la formación comunista eludió la presión de los medios empresariales, que pretendían obligarle a “condenar el terrorismo? públicamente, lo cual el gobierno español entendió, según informó El Mundo, como "un indicio que se corresponde con los subterfugios del entorno de ETA".

Entre tanto, otras agrupaciones comunistas aportaban su granito de arena en esta batalla. Un día después de que Batasuna anunciara su apoyo explícito a PCTV , las organizaciones Boltxe Aldizkaria, Corriente Roja, Euskal Herriko Komunistak y el Partido Comunista de los Pueblos de España hicieron lo propio y pidieron tambíen el voto para las candidaturas del PCTV ante “la situación de excepcionalidad que vive Euskal Herria".


¿Imprevista izquierdización de Batasuna?

Batasuna pidió el voto para el PCTV porque era su oportunidad de profundizar la crisis democrática que sufre el sistema. La fuerte campaña de denuncia desatada a raíz de su ilegalización, unido al escándalo que ha supuesto la ilegalización de Aukera Guztiak, presentan un panorama incómodo para una nueva e hipotética ilegalización del PCTV. Visibilizaría una muestra más de déficit democrático existente, en un momento en que la burguesía vasco-española en realidad desea pasar página lo antes posible e imponer una “normalidad? ficticia en la campaña electoral.

En mi opinión, lo importante de plantear un debate social y abrir una crisis política alrededor del sistema electoral no es porque dicho instrumento democrático sea “deficiente?. El sistema electoral español es una herramienta de la burguesía para perpetuar su poder y, como tal, su único fin digno posible sería el de la desaparición. Lo importante es que justamente porque la burguesía pretende establecer que las elecciones sean la materialización de un sistema verdaderamente democrático, es positivo generar contradicciones en torno a este tema. Con eso se consigue deslegitimar el orden establecido y generar conciencia sobre la necesidad de un cambio integral.

En cualquier caso no olvidemos que Batasuna no plantea siempre su lucha exactamente en estos términos. Indudablemente la izquierda abertzale entiende que parlamento puede ser “útil?, y que si bien como instrumento democrático burgués tiene la finalidad de absorber todo intento de cambio, en este caso se puede decir que el papel de Batasuna en el parlamento vasco está en buena medida controlado por un movimiento social fuertemente organizado. Si esto no ocurriera, hace tiempo que el afán de poder les habría marcado la línea a seguir a los abertzales de izquierdas.

Todo este complejo escenario de construcción de contradicciones y visibilización continua del conflicto político, forma parte de los triunfos de Batasuna en estos últimos años.

Hay una cuestión especialmente interesante en esta nueva situación abierta, y es que cuando parecía que estaba todo perdido de cara a la participación de la izquierda abertzale en las elecciones, entonces una organización declarada abiertamente “comunista? asumió el compromiso por sus ideales y tendió la mano a los ilegalizados, arriesgando su propia existencia legal y entrando, por consiguiente, en el club de víctimas del terrorismo de estado.

Portavoces del PCTV admitían que “la nuestra es una formación política pequeña, y ni se nos pasó por la cabeza que pudiéramos encontrarnos en semejante tesitura?. Sin embargo el domingo 10 de abril, el líder de Batasuna Arnaldo Otegi resaltó en una entrevista a Gara la actitud valiente del PCTV, que "ha renunciado a su programa político para poner encima de la mesa la búsqueda de soluciones a esta situación antidemocrática".

No obstante, no debemos pasar por alto las verdades que contienen las recientes declaraciones del consejero vasco de Justicia, Empleo y Seguridad Social, Joseba Azkárraga. Según la Agencia EFE, en el coloquio posterior a la conferencia que pronunció recientemente en el Fórum Europa, estimó que “no todo el voto de Aukera Guztiak es trasladable al PCTV, ya que si el voto de Aukera estaba más cercano a lo que históricamente es Batasuna, tengo dudas de que un partido con el nombre ‘comunista’ pueda trasladar todo ese electorado para sí". Además, explicó que entre los votantes de Batasuna "no son todos revolucionarios y de izquierdas; hay un conservadurismo importante también dentro de ese colectivo y posiblemente a algunos les duelan un poco las tripas por tener que votar a una opción política con un nombre de estas características".

Pensar que Azkárraga está mintiendo sería engañarnos a nosotros mismos. Por contra, creo que para los luchadores anticapitalistas es una excelente noticia saber que en esta coyuntura a Batasuna no le ha temblado la voz al dar su apoyo público a una organización comunista. Esta decisión quizá no estaba prevista pero, aún sin ser necesariamente relevante a largo plazo, supone un punto a favor de los sectores más transformadores de la izquierda abertzale. El gesto de mano tendida del PCTV demuestra (a Euskal Herria y al estado español) que no todos los comunistas son unos vendidos, pactistas y cómplices de la opresión. Aún quedan los que son capaces de desbloquear situaciones represivas, son capaces de renunciar al poder en favor de los intereses populares y son capaces de arriesgar en pos de unos ideales de justicia.

Este hecho se convierte así en un elemento histórico que inevitablemente formará parte de los análisis futuros de la militancia abertzale.

Tarea de todos los simpatizantes de esta causa es la de hacer campaña para fortalecer este diablo rojo-separatista. Veremos qué resultado arrojan los comicios, pero en cualquier caso algo me dice que aún no está todo dicho en esta coyuntura. Fuentes del Gobierno citadas por la agencia EFE el pasado viernes 8 de abril, informaron que "por ahora, no existen elementos que constituyan ni siquiera una prueba indiciaria" para ilegalizar al PCTV. Y yo me pregunto, ¿indicios? ¿qué indicios? Resulta curioso que el gobierno español ahora de repente necesite indicios reales para ilegalizar un partido político. También resulta curioso que las mismas fuentes gubernamentales señalaron que el Ejecutivo español ha dado instrucciones para que los servicios jurídicos del Estado "permanezcan atentos", ya que "todavía hay tiempo para tomar medidas contra la candidatura de PCTV, incluso hasta el momento de la proclamación de electos".

En mi opinión, dos podrían ser las razones de por qué el PSOE aún no ha lanzado un proceso de ilegalización del PCTV. La primera es que, siguiendo las hipótesis de Joseba Azkárraga, piense que los resultados de las elecciones van a debilitar a la izquierda abertzale, entendiendo eso como algo suficientemente positivo en esta coyuntura. La segunda es que el PSOE esté dejando pasar el tiempo para que llegue la jornada electoral y limitar así las posibilidades de una nueva triquiñuela política que el pueblo vasco en lucha pudiera sacar de la chistera.



robe_delgado ARROBA yahoo.com



Fuentes: Gara, El Mundo, Yahoo Noticias, La Haine.
Mira també:
http://www.lahaine.org

This work is in the public domain

Comentaris

unidad anticapitalista en Euskal Herria
11 abr 2005
Pues eso UNIDAD ANTICAPITALISTA!!11

EHAK AURRERA!!

www.kaosenlared.net
Re: Un fantasma rojo-separatista recorre Euskal Herria
11 abr 2005
con unas siglas o con otras,lo importante es avanzar,y darles donde mas les duele.
boto bizia
boto gorria
ehak aurrera
Re: Un fantasma rojo-separatista recorre Euskal Herria
11 abr 2005
Contra el estado y la propiedad privada?
Sindicat