Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: corrupció i poder
El servilismo de la plutocracia burguesa
08 abr 2005
Lacayos de todas las plutocracias burguesas del mundo y otros jerarcas mediáticos, expresan en Roma su servil pleitesía a la jefatura ideológica del imperio capitalista.
Líderes políticos y religiosos arropan al Papa en su viaje final
Líderes políticos y religiosos de todo el mundo acompañaron a Juan Pablo II en su último viaje con una presencia masiva en el funeral. Durante los casi veintiséis años y medio de Pontificado Karol Wojtyla se relacionó con grandes multitudes y con dirigentes de talla mundial, que hoy respondieron con su presencia respetuosa en San Pedro y en numerosas plazas de Roma.

Como monarca absoluto de un pequeño Estado, pero sobre todo como líder espiritual de más de mil millones de católicos en todo el mundo, el Papa es un personaje influyente que es escuchado con atención en todos los foros y por los gobernantes. Muchos de ellos acudieron hoy al Vaticano para hacer patente el liderazgo que en vida tuvo Karol Wojtyla, aunque pertenezcan a otras confesiones religiosas o en años pasados tuvieran discrepancias con las posiciones de la Iglesia Católica.

En el lado derecho de la plaza visto desde la Basílica, con la vista puesta en el sencillo ataúd de madera de ciprés, destacadas personalidades siguieron la ceremonia oficiada por Josef Ratzinger como decano del colegio cardenalicio.

En la primera fila había representantes de Casas Reales, como Don Juan Carlos y Doña Sofía, flanqueados por los reyes de los belgas, Alberto y Paola y los de Jordania, Abdalá II y Rania, ellos de riguroso oscuro y ellas con peineta negra o, como en el caso de la jordana, con velo de ese color.

Estuvo presente asimismo el príncipe Carlos de Inglaterra, que decidió aplazar a mañana sábado su boda con Camilla Parker-Bowles (ausente) para que no coincidiera con el acontecimiento de hoy. En la segunda fila (las dos primeras eran las únicas con reclinatorio) se veía a los presidentes de Estados Unidos, George W. Bush; Francia, Jacques Chirac; y Alemania, Horst Koehler, por delante de primeros ministros como el español José Luis Rodríguez Zapatero; Reino Unido, Tony Blair; Luxemburgo, Jean Claude Juncker o Alemania, Gerhard Schroeder.

El protocolo establece que los gobernantes se sientan en función de la letra con la que empieza el nombre de su país en francés y, así, salteados, se podía ver a los mandatarios latinoamericanos, como los presidentes de Bolivia, Carlos Mesa; Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; Costa Rica, Abel Pacheco; Guatemala, Oscar Berger y Honduras, Ricardo Maduro.

También estaban los jefes de Estado de México, Vicente Fox y Nicaragua, Enrique Bolaños y los vicepresidentes de Colombia, Francisco Santos, y Paraguay, Luis Castiglione, así como ministros de Asuntos Exteriores y representantes de otros Estados latinoamericanos.

Todos ellos habían sido recibidos a la entrada de la Plaza de San Pedro por el arzobispo James Harvey, prefecto de la Casa Pontificia, antes de tomar asiento, y el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, tuvo el honor de ser el último en acceder al recinto. La muerte de Juan Pablo II ha tenido el efecto de hacer compartir acto a enemigos manifiestos, como Bush y el presidente de Irán, Mohamed Jatamí, quien a su llegada besó afectuoso al sirio Bachir el Asad, otro que está en el punto de mira de Washington.

También el funeral de Juan Pablo II ha servido de escenario para dos históricos apretones de manos entre el presidente israelí, Moshé Katzav, y el de Siria, Bachar al Asad, informó la radio pública israelí. Katzav también habló con el presidente de Irán, Mohamed Jatamí, cosa que hicieron en persa porque Katzav nació en Irán, y se dio un abrazó con el de Argelia abrazo, Abdelaziz Buteflika.

No faltó el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, a quien la UE tiene prohibida la entrada en los países miembros, pero que se benefició de la invitación formal de la Santa Sede y pudo desembarcar en Roma gracias a la aplicación del Pacto Lateranense entre el Vaticano y el Estado italiano. También acudió el presidente de Taiwan, Chen Shui-bian, lo que le costó al Vaticano la ausencia de un representante oficial de China, disconforme con la invitación al mandatario de la isla vecina.

Por Rusia acudió el primer ministro Mijail Fradkov, pero no el presidente Vladimir Putin, quizá para no incomodar al Patriarcado Ortodoxo de Moscú, cuyo titular, Alejo II, nunca tuvo buenas relaciones con Juan Pablo II y se negó siempre a que visitara su país. Tampoco hubo representación de alto nivel del Principado de Mónaco, que estos días vive su propio drama tras la muerte, el pasado miércoles, de Rainiero.

El ecumenismo religioso que Wojtyla defendió en vida también se volvió en su favor a la hora de la muerte y, salvo algunos líderes religiosos como el propio Alejo II, en San Pedro estuvieron patriarcas de Iglesias Ortodoxas, como Bartolomeo I de Constantinopla, Christodoulos de Grecia o Anastas de Albania.

El arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia anglicana, Rowan Williams, compartió banco con representantes de religiones musulmanas, budistas, sijs, hindúes y hebreas y con dirigentes luteranos, metodistas, coptos, baptistas y menonitas, entre otros, en la concentración más numerosa de líderes políticos y religiosos de la Historia.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: El servilismo de la plutocracia burguesa
08 abr 2005
Anotar como asunto de trascendencia geopolítica la ausencia en el funeral de representantes del Gobierno de China.
Re: El servilismo de la plutocracia burguesa
08 abr 2005
¿Qué significado tiene que se haya producido "la concentración más numerosa de ""líderes políticos y religiosos de la Historia""?

¿ Para qué se han reunido en realidad tal cantidad de "líderes políticos y religiosos"?
Colera camping CNT