Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: amèrica llatina
¡ Viva el senador nacional Raúl Ernesto Ochoa !
07 abr 2005
De no condenar, jueces camaristas y legisladores nacionales, a éste atorrante con todas las fuerzas nos queda por esperar que alguno grite desde la inmoralidad política: ¡Viva el senador nacional Raúl Ernesto Ochoa!
¡Viva el senador nacional Raúl Ernesto Ochoa!

âNo pretendamos engañarnos pues en el descenso vertiginoso estamos a punto de tocar el fondo de la insolencia moralâ?
Alfredo Lorenzo Palacios

por Hugo Alberto de Pedro

    âSuspender al Diputado Provincial Raúl Ernesto Ochoa en el ejercicio de la Presidencia de ésta Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de San Luis hasta tanto recaiga resolución firme en la investigación judicial que lo involucraâ?. Ãste es el texto de un Proyecto de Resolución presentado el 5 de noviembre del 2001 por mi amigo y fraternal compañero el ex diputado del FREGEN (Frente de la Gente) Jorge Fernando Daffra.

    El lector se preguntará qué actitud tomaron hace más de tres años y medio el resto de los legisladores provinciales, en su mayoría pertenecientes al partido justicialista comandado por Adolfo Rodríguez Saá. Obviamente que ninguna como tampoco lo hicieron los otros miembros âhonorablesâ? de la cámara puntana, aún a pesar de la advertencia en los fundamentos de que correspondía âasumir posturas y actitudes que muestren una postura diferente hacia la sociedad en defensa de las institucionesâ?. ¡Viva la democracia representativa!

    La denuncia realizada en octubre de 2001, el día 14 se había realizado las elecciones legislativas, ante la Justicia Electoral Federal por las autoridades de fiscalización establecía que Ochoa había votado en dos mesas diferentes de las localidades de Tilisarao y Naschel. Por lo menos ya que estuvo ese mismo día en su natal localidad de Cortaderas y vaya a saber uno si a lo mejor... En éstas elecciones parlamentarias él era candidato a senador nacional mientras ostentaba la presidencia de la cámara de Diputados de la mediterránea provincia. ¡Viva el sufragio universal, igual, secreto y obligatorio!

    Después de más de tres años desde la denuncia, tiempos en que fue rechazado en dos oportunidades el pedido de desafuero, la instrucción a cargo de la fiscal Olga Rosa Allende ha concluido en un fallo del Tribunal Oral Federal de San Luis quien le impuso una condena de dos años y diez meses de prisión en suspenso y la inhabilitación para ejercer cargos públicos por nueve años por haber votado el mismo día en dos oportunidades con documentos de identidad diferentes. Que el presidente del tribunal, Dr. Raúl Fourcade, haya sido administrador del diario pasquín La República del feudalismo ârodriguezsaaistaâ? o que el otro juez de causa, Dr. Pedro González haya sido por una década secretario de la legislatura provincial son detalles para consignar. ¡Viva la lenta justicia dependiente argentina!

    Para el âhonorable senadorâ? Ochoa, el delito penado con prisión por votar más de una vez en una misma elección, es simple letra muerta del artículo 139 del Código Nacional Electoral y puede ser violado porque pertenece a la âcasta feudal política sanluiseñaâ?. A los senadores les corresponde removerlo por inhabilidad moral y excluirlo del Senado Nacional si quieren corregir su honorabilidad tan vilipendiada. La moción debería necesariamente provenir de la senadora Liliana Negre de Alonso por ser su ladera política y con quién firmara tantos proyectos. ¡Viva la corporación política!

    El hoy âhonorable senadorâ? nacional Raúl Ernesto Ochoa (2001/2005), fue durante 15 años congresal justicialista en su provincia (1985/2000), tres veces diputado provincial (1987/1991 - 1991/1995 - 1999/2001) y secretario legislativo de la legislatura provincial (1985/199). O sea, veinte años dedicado a la política rentada. ¡Viva la profesión de político!

    De un rápido cálculo surge que ha cobrado $ 755.000 en sus gestiones legislativas en San Luis, y en los días que lleva como senador nacional ha dispuesto fondos por $ 430.000 entre dietas, gastos de representación, pasajes, combustible y empleados a su cargo. Algo así como unos 8.000 planes de subsidios para desocupados. No creo que nadie alzará la voz para exigirle que devuelva cada uno de los pesos que usufructuó como âhonorable senadorâ?. ¡Viva la política remunerada!

    Este personaje, ahijado de los Rodríguez Saá, es miembro en el Senado de la Nación de las comisiones de âEducación, cultura, ciencia y tecnologíaâ?, âTrabajo y previsión socialâ?, âIndustria y comercioâ?, âAgricultura, ganadería y pescaâ? y de la de âVivienda y transporteâ?. En 1.212 días como senador, en los cuales hubo 149 sesiones, ha presentado solamente 2 proyectos de ley de su autoría, 3 en coautoría y acompañó otros 23 entre una enmarañada cantidad de firmas. Su actividad parlamentaria se centró en presentar 41 Proyectos de Comunicación, 54 de Declaración y 10 de Resolución. ¡Viva el trabajo de los senadores!

    Tan âhonorable senadorâ?, delincuente ahora para la justicia, votó en contra de la designación como jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Dra. Carmen Argibay y del Dr. Eugenio Zaffaroni. También votó en contra intervención federal de la feudal provincia de Santiago del Estero quizás creyendo que se trataba de San Luis. Aunque sí estuvo a favor del envío de tropas a la República de Haití. Como corresponde ha estado ausente en muchas sesiones de relevancia quizás por estar buscando los documentos de identidad que mendazmente dijo haber perdido el día que voto con impudicia. ¡Viva el voto de los senadores!

    Ahora el Consejo Provincial de San Luis del Partido Justicialista le pide que dé âinmediatamenteâ? un paso al costado e indudablemente que pronto entregue la banca a otro âpersonajeâ? del peronismo puntano. Claro que deberán hacer un trabajo muy minucioso porque de los electos en el 2001 casi todos han renunciado para permitir que el âhermanoâ? -Alberto Rodríguez Saá- se haga de la gobernación mediante la ley de caducidad de mandatos que posibilitó su asunción anticipada el 25 de mayo del 2003. ¡Viva la representación popular!

    Para Ochoa es âde mal gustoâ?, âreñida con la ética, las buenas costumbres y la moralâ?, ânada coincidente con la esencia de una sociedad madura, seria y respetableâ? la interpretación de otra versión del Himno Nacional que no sea la oficializada en el año 1944. Es en su proyecto de ley, aprobado y sancionado sobre tablas sin modificaciones el 4 de diciembre del 2003 por los senadores nacionales, que se estableció la prohibición de la venta, comercialización y ejecución pública o privada de cualquier otra versión del himno. ¡Viva la libertad cultural y artística!

    Por suerte para los argentinos, y como contraposición a éste sinvergüenza político, tenemos presente que hubo senadores como Leandro N. Alem, Mario Bravo, Lisandro de la Torre, Enrique del Valle Ibarlucea, Juan B. Justo, Alfredo L. Palacios, Hipólito Solari Yrigoyen y Enzo Bordabehere -aún sin haber asumido- entre algunos más que iluminan la ilusión de tener alguna vez una representación moral y honesta.

    De no condenar, jueces camaristas y legisladores nacionales, a éste atorrante con todas las fuerzas nos queda por esperar que alguno grite desde la inmoralidad política: ¡Viva el senador nacional Raúl Ernesto Ochoa!
   
6 de abril del 2005
Mira també:
http://usuarios.advance.com.ar/hugo-de-pedro/hdp.htm

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa