Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
            01
02 03 04 05 06 07 08
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Accions per a Avui
19:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* %sArticle
Notícies :: antifeixisme : corrupció i poder
López Aguilar dice que para ilegalizar a EHAK hacen falta más "indicios"
04 abr 2005
El ministro de Justicia español ha señalado que para proceder a una ilegalización conforme a la Ley de Partidos "es necesario que haya evidencias fehacientes" e "indicios sólidos" de "intento de defraudar la ley".
El ministro de Justicia español, Juan Fernando López Aguilar, ha afirmado hoy que el hecho de que el Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK) eludiera condenar a ETA "es un indicio que se corresponde con los subterfugios del entorno de ETA", pero ha añadido que para proceder a una ilegalización éste debe ser "puesto en contacto con otros indicios".

En declaraciones a los periodistas en París, López Aguilar ha señalado que para proceder a una ilegalización conforme a la Ley de Partidos "es necesario que haya evidencias fehacientes" e "indicios sólidos" de "intento de defraudar la ley".

Además, ha recordado que la Ley de partidos permite "actuar contra candidaturas antes de las elecciones, durante el proceso electoral y después".

La "seguridad y la tranquildad están aseguradas porque el gobierno está determinado a actuar", ha añadido.




destruye fascismo

This work is in the public domain

Comentaris

Presos a la calle, calles para la insurrección
06 abr 2005
Testimonios de los presos de la democracia española
oOo
La totalidad de los que publicamos hoy provienen de presos del estado español considerado como uno de los países que más ha progresado dentro de la tan admirada democracia europea. Lo hacemos porque es de esas cárceles que nos han llegado más noticias y documentos emitidos por los compañeros presos. Pero en todo esto, ¡importan tan poco los países! La inquisición democrática es mundial.
Casi todos los testimonios son de los últimos años del gobierno del PP, muchos del año 2001 cuando algunos presos, de casi todas las cárceles del país, se coordinaron para exigir mejorías en sus penosas condiciones de vida y denunciar la destrucción de seres humanos en los campos de exterminio y, más concretamente, en los módulos de aislamiento del régimen FIES. Estas protestas fueron acompañadas por grupos solidarios que, desde el exterior y hasta nuestros días, no han cesado en el empeño de apoyarlos. En muchas ocasiones, cuando se sabe de un motín o una huelga de hambre, proletarios se acercan hasta la prisión, por lejana y aislada que esté, para que desde dentro puedan escuchar los gritos solidarios.

En Barcelona, cada fin de año, una manifestación se traslada de la cárcel de mujeres a la de hombres portando antorchas que, en una ocasión, se utilizaron para intentar prender fuego la puerta del presidio y defenderse contra la carga policial. Son muchas las formas para llamar la atención de la opinión pública, informar al proletariado de la situación en las cárceles y de advertir a los responsables de ella el peligro que corren. Se interrumpen conciertos para desplegar pancartas en los escenarios; se realizan performances para hablar de la tortura o de las dificultades e, inclusive, los graves accidentes de tráfico que han sufrido las familias de los presos de tanto atravesar el país para visitar a sus seres queridos; se pintan los muros de las prisiones y se inician excavaciones de túneles para llamar a la fuga de los presos; se amenaza o se envían cartas bombas a los directivos de prisiones, a las autoridades y a los periodistas interesados en reprimir y silenciar las protestas de los presos y se llama al sabotaje de los sindicatos de los carceleros y las empresas que se benefician de los centros penitenciarios; se sacan publicaciones con los testimonios de los presos y se realizan jornadas antirepresivas y anticarcelarias, etc.

Esto no quiere decir que la resistencia proletaria en apoyo de los presos en lucha sea como se necesite para cambiar su situación. Ãsta, como el resto de la organización y lucha de nuestra clase, esta muy por debajo de lo que se necesita para cambiar las cosas. Ahora, con la llegada, otra vez, del gobierno del PSOE, sabemos que nada va a cambiar, como nada cambió cuando gobernó a partir de 1982. Durante su mandato murieron por torturas cuatro detenidos. En los últimos años han muerto muchos presos en las cárceles y comisarías españolas, principalmente por la heroína (introducidas a fines de los setenta, con el beneplácito de autoridades, para desestructurar la lucha y la solidaridad de los presos) y otras drogas o fármacos, o por no soportar más el maltrato físico, los abusos sexuales y la tortura blanca del régimen de aislamiento y/o suicidarse, o por enfermedades en situación terminal por las negligencias sanitarias.

La situación actual en las prisiones españolas siguen siendo el de una olla a presión. El 30 de abril de 2004, menos de dos meses después de la llegada del PSOE al gobierno, en la cárcel catalana de Cuatre Camins, varios presos, después de que uno de ellos clavara en la cabeza un pincho al subdirector del centro en venganza de las torturas y malos tratos infringidos, se amotinaban. Depusieron su actitud una vez que vieron que la prensa se había hecho eco de los golpes cotidianos sufridos por los presos y de que les aseguraron de que no habría represalias. Pero sí las hubo. Palizas y amenazas que provocaron tal escándalo que las autoridades tuvieron que sancionar y apartar del cargo a varios de sus responsables. El principal cabeza de turco y reconocido, por los presos, como uno de los principales culpables de las agresiones fue el médico de la cárcel. Médicos, psiquiatras, sindicalistas y ONGs son denunciados por los presos como los cómplices, cuando no totalmente protagonistas, de las torturas, las negligencias sanitarias y el no respeto de sus propias leyes y derechos. Todos estos personajes, como los actuales mandatarios del PSOE y el Tripartito catalán, en los que participa el viejo PCE y los Verdes, siguen apoyando la existencia del régimen FIES. El aislamiento es una de las formas más extremas de represión, como la tortura física o el asesinato, un medio para destruir las ideas en general y las políticas en particular, una tortura blanca concebida para eliminar al preso. Una particular venganza del sistema de dominación burguesa, contra los que por una razón u otra, se han puesto en su contra y han rechazado cualquier intento de sumisión.

Los testimonios que publicamos a continuación, sin ninguna ordenación paticular, los seleccionamos por considerarlos significativos (en algunos casos por un problema de espacio publicamos solo extractos pequeños) tanto de la situación que viven los presos (del perverso sistema de terror que contra ellos se ejerce), como de la lucha que ellos llevan adelante contra todo el sistema represivo y el sistema social que lo sustenta. Solo les hemos puesto el título o la firma cuando era un comunicado ya titulado o firmado.

1
A las 3.30 entran en casa. Yo no oí el timbre de la puerta, al parecer algún vecino fue quien les abrió la puerta y para cuando me desperté, mi padre abrió la puerta y mi habitación estaba repleta de policías. Me dicen que salga, y todo estaba lleno de policías nacionales, algunos de ellos encapuchados, un par de mujeres también, vestidos de paisano. Me leen los derechos, no sé muy bien cómo y cuándo pasaron las cosas, no me di cuenta de mucho. Me dan un papel para firmar, pero yo no firmé nada. Registraron mi habitación, unos pequeños papeles, unos números de teléfono, etc...
Al chofer no lo pude ver, a su lado había una mujer morena que también estuvo desde el primer momento. Comenzó el interrogatorio, me daban golpes en la cabeza, y una vez que salimos de Euskal Herria comenzaron las amenazas, que pararíamos en una cuneta, que yo ya sabía algo y que yo decidiese que fuera fácil o no, que estaba en mis manos... Las amenazas eran en torno a las torturas, que tenían total impunidad para hacer conmigo lo que quisieran... En todo el viaje fui esposada, sólo me las quitaron una vez, cuando paramos en una gasolinera y me dejaron ir al baño. Al principio del viaje me obligaron a ir con la cabeza entre les piernas, luego pude ir bien hasta que entramos en Madrid y me volvieron a obligar a meter la cabeza entre las piernas.

Todo el rato me hacían repetir lo mismo. En el interrogatorio, tenían encima de la mesa el dossier contra la tortura, lo cogieron de mi casa, y todo el rato me presionaban con lo que tenía que declarar...

En el interrogatorio yo siempre estaba sentada, y el policía de siempre estaba alrededor mío, me daba golpes en la cabeza... Yo estaba aterrada, esperando cuándo iban a seguir golpeándome. Encima el policía me repetía una y otra vez "deja de llorar que te voy a pegar dos ostias"pero yo seguía llorando. Me hablaba normal, bueno, unas veces me hablaba muy suave y me repetía "tranquila que nos tenemos que arreglar" y luego gritaba "ya sabes que aquí torturamos, pórtate bien" él cogía los papeles, "si cuando salgas de aquí nos denuncias será porque te hemos torturado, no porque no te hayamos hecho nada". También había insultos y humillaciones. Me preguntaron si quería ducharme y yo les respondí que no, entonces comenzaron a desnudarme "eres una cerda, qué mal hueles" y al final tuve que ducharme. Si con ellos no me arreglaba que vendrían los otros me decían, "te voy a joder la vida, entre cuatro paredes no tienes dónde esconderte, si sales de aquí me debes un favor" también me decían que jugase bien las cartas, que diciendo la verdad de allí no salía nadie, que se les torturase o no estaba en nuestras manos. Estaba aterrorizada, estaba sola... El forense venía todos los días, y me dijo que al menos que bebiese agua, que si no me dañaría el hígado. Parecía preocupado. Me preguntaba por el trato que me daban, a ver si me golpearon físicamente, si comía o no... Respecto al trato no le dije nada... La celda era nueva, había una esterilla y dos mantas. La fluorescente estaba encendida todo el rato. Cuando me acostaba no me quitaba la ropa ni las botas. Controlaba los días, por las noches era cuando nos dejaban en paz. Las horas no las controlaba pero sí los días.

Los dos primeros días no dormí, y la última un poco, ya que estaba un poco más tranquila pues creía que me llevarían a la Audiencia. Y por la mañana me metieron en un coche para hacer un cambio de sitio. Esposada y con la cabeza entre las piernas. Lo más fuerte es que mientras uno me daba caña el otro conducía con toda la tranquilidad del mundo.

La declaración la hice con un abogado de oficio. Me dijeron que si delante del juez lo negaba todo sería peor "que si la bolsa, que si el palo por el culo". Me decían que una vez de declarar las cosas seguirían igual.

Luego me llevaron a la Audiencia Nacional. El policía me decía que él andaría por allí para saber lo que había declarado delante del juez, que estaba en mis manos lo que luego fueran a hacer conmigo, que él tenía la ultima palabra, que volvería a sus manos... "ya sabes que ando por aquí, y como la montes..."

Me llevaron delante del juez, me hizo unas preguntas, y me dijo que estaba libre. No le dije nada sobre el trato. Quedé libre, sin fianza, no tengo ni por qué ir a firmar.

Hoy, tomo pastillas para dormir, estoy muy nerviosa.

Birginia Arrazola Garmendia, de unos treinta años de edad, fue detenida el 16-05-2002.

Fuente: www.stoptortura.org

2
Comunicado de dos compañeros que participaron en el motín de Tenerife 2. Puerto de Sta. María, Julio del 2001.
¡Salud compañer@s!

Desde Puerto I; módulo I, dos de los presos que el pasado día 25 de Junio participaron en el motín que hubo en la prisión de Tenerife 2: Jorge Alberto Armas Pérez y Manuel Jacobo Melian García.

Desde aquí venimos a hacer un comunicado para exponer los motivos que nos llevaron a tener que hacer una acción directa en reivindicación por nuestros derechos fundamentales, los cuales nos estaban siendo pisoteados sistemáticamente. Todo esto que se ha dado en la prisión de Tenerife 2 vino motivado porque el compañero Seben Suy Expósito Hernández solicitó poder llamar por teléfono a su madre que se encontraba enferma. En un claro abuso, los carceleros se lo llevaron a aislamiento. Ya eran muchas las denuncias por torturas y vejaciones, y esto fue la chispa que prendió la mecha. Motivó que nos rebeláramos y decidiéramos amotinarnos. En el transcurso del motín, pudimos retener a seis carceleros y dos Jefes de Servicios. Nos hicimos con los módulos tercero, segundo y primero. La nula participación de los compañeros motivó que diez que quedamos acordáramos subirnos al tejado y pedir que hiciera acto de presencia el Director de la cárcel, el Jefe de Seguridad y el Juez de Vigilancia Penitenciaria. Este último no apareció.

Para reivindicar y denunciar las torturas y las vejaciones a las que nos someten a tod@s l@s pres@s, así como reivindicar los beneficios penitenciarios, como reducción de penas por el trabajo, permisos, etc..., que en esa cárcel no se respetaban. Estando todos estos derechos estipulados en el propio Reglamento Carcelario.

Cuando depusimos la actitud pacíficamente, bajo palabra de que no habría torturas ni represalias, después de conducidos a aislamiento, nos enteramos de que habían tirado desde el tejado al patio, y después los carceleros lo habían pateado, al compañero Roberto Guijarro Expósito. Lo cual motivó su ingreso en el hospital por 15 días. Nosotros, una vez ya en aislamiento y enterados de lo que había pasado, comenzamos a aporrear las puertas de las celdas. Yo, Jorge Alberto Armas Pérez, me hago responsable de haber quemado un colchón para que los funcionarios aparecieran con el fin de que nos dieran noticias del compañero torturado. A los 15 minutos de mi celda estar en llamas, casi a punto de perder la vida, aparecieron el Director, el Jefe de Seguridad y 20 o 30 carceleros. Uno de ellos abrió la puerta y con un extintor apagó el fuego.

Luego el Director me dijo que me calmara y me llevaron esposado a una celda aislado en la primera celda de ingresos y cacheos, donde me tuvieron desnudo y crucificado durante tres días, soltándome una mano para poder comer. Una noche pude quitarme las esposas y corrí hasta el baño, cogí el fluorescente, lo partí y me lo entré en el brazo, con la consecuencia de partirme la vena por dos sitios. Todo esto para que dejaran de torturarme. Aún así, en un momento aparecieron el Jefe de Seguridad con 15 carceleros y me propinaron una paliza que duraría de diez a quince minutos.

También fueron torturados los siguientes compañeros:

- José Salvador Sosa Pérez. Al cual torturaron y tiraron por las escaleras para abajo, con la consecuencia de que tuvo que ser ingresado en el hospital con varios huesos rotos y el rostro desfigurado, lo cual consta en el informe médico del hospital. Hoy por hoy no se sabe en qué prisión se encuentra.

- Manuel Jacobo Melian García. El cual fue torturado también por los carceleros de Tenerife 2. Resultando con hematomas varios, tuvo que ser ingresado en el hospital en donde le hicieron un parte médico por torturas.

- Miguel �ngel Díaz Rodríguez. Fue también torturado.

- Tino Hernández Pérez también fue torturado durante varios días seguidos.

También fueron torturados: Chico Rodríguez Espinos, Guillermo García Arenmibia, Macías Hernández Díaz, y varios compañeros más.

Este comunicado es para hacer saber que las promesas hachas por el Director, de que iban a cesar las torturas y las vejaciones, no se han cumplido y que no sólo eso, sino que con sadismo criminal fuimos torturados por reivindicar nuestros derechos fundamentales. Después de haber cumplido con nuestra promesa de que pacíficamente iríamos a aislamiento, fueron incumplidas todas las promesas hechas por el torturador del Director y el Jefe de Seguridad.

Desde Puerto I; Módulo I, y sabiendo que los medios de comunicación han dado varias noticias falsas sobre el motín (como que nos queríamos fugar), hacemos saber que el motín se hizo como consecuencia de las múltiples torturas y vejaciones, y de la falta de competencia del Centro Carcelario, ya que much@s pres@s pagan sus condenas a pulso, sin tener sanciones y con buen comportamiento, no viendo ninguna salida ni perspectiva.

Queremos comunicar a tod@s l@s compañeros y compañeras rebeldes que mientras no cesen las torturas en las cárceles, así como las vejaciones y la falta de perspectiva, nosotr@s seguiremos luchando por lo que creemos justo. Salud y Libertad.

Jorge Alberto Armas Pérez (trasladado hacia el C.P. de Teixeiro)
Manuel Jacobo Melian García (trasladado hacia el C.P. de Villabona-Xixón)

3
Una vez más, un compañero es torturado brutalmente en manos de los sicarios de la cárcel de Topas...
Como ya publiquemos antes, en ésta cárcel torturaron y apalearon a Manuel Monz Docampo el pasado 7/9/01. Los presos de aislamiento, Reinaldo Gómez Guijarro (Jaro), Eugenio García Serrano (Gavioto) y Juan José Bestilleiro Barrientos, como respuesta destrozaron las celdas del módulo FIES, teniendo que permanecer con las celdas inhabitables y sin agua corriente. Unos días más tarde, el 14/09/01, alrededor de las cuatro de la tarde, sacan a Jaro sólo en el patio, ante lo cual él protesta, ya que había una orden del director que negaba que Jaro tuviera que salir sólo al patio. Ante sus protestas Jaro recibió una brutal paliza.

En una carta Jaro cuenta con sus propias palabras lo sucedido:

"Sobre el problema que surgió en Topas, todo fue represalias, y como no me gusta la tortura ni con hombres ni con mujeres, pues yo y dos compañeros más actuemos con romper las celdas. Las dejemos como un solar. Todo esto lo hicimos por torturar a un compañero. Eso fue el día 7/9/01 y como habían celdas vacías nos hubieran podido cambiar de celda pero no lo hicieron. Bien, así pasó que nos tuvieron una semana en la misma celda y ese día, 14/9/01, vinieron conducciones y había una orden que los chavales que pasasen de cunda, ya fuera en 1ª o 2ª fase, saldrían con nosotros y ese día ya hubo provocaciones con tres compañeros. A mi compañero que estaba conmigo en 1ª fase le aplicaron el aislamiento provisional, pero hay otro que vino en 1ª fase, y sobre las cuatro de la tarde me dijeron por el micrófono que iba a salir en solitario al patio, y yo que no, que había una orden del director que no podía salir en solitario, pues salí. Pero me quedé en el hall en el que hay un arco detector de metales y tres puertas, una de ellas de acceso al patio y otra a la galería del módulo y otra para el pasillo central, y me cerraron las dos puertas y yo hablé con un carcelero y como tengo esa orden se lo avisé y me dio la razón pero eran órdenes de un Jefe de Servicios, y bueno pedí que se presentara y al cabo de 20 minutos vinieron toda la tropa con material represivo, cascos, porras, sprays, chalecos anticuchilladas..., y en vez de hablar conmigo abrieron la puerta y como no podían entrar más de dos, puesto que puse el arco en esta puerta, pues el chulo entró y por valiente pilló un patadón en los huevos y un codazo en la boca y como estaba tirado en el suelo, pues entró otro y con el nervio y todo el odio que ya tenía acumulado de hacía días pues me tiré a por el carcelero y le di otro puñetazo, le rompí la boca y le cogí la tráquea y ya se me tiraron todos encima. Se rompió el arco y ya empezaron a darme raquetazos, patadas, puñetazos y gomazos, y me esposaron con las manos en la espalda y los pies y se cebaron. Me rajaron la cabeza (me tuvieron que dar tres puntos de sutura) y me rompieron dos dedos(que ya los tengo bien) y nada, me llevaron a enfermería y me pusieron tres grapas, me curaron unas heridas de las piernas y me pusieron un entablillado en los dedos de la mano derecha. Les pedí un justificante y pasaron de todo, y me llevaron a una habitación de enfermería (que se veía un poco el aislamiento) y me esposaron de pies y manos. Al cabo de cuatro o cinco horas vinieron y me dieron otra paliza y perdí el conocimiento. Cuando desperté no tenía esposas en los pies y había un litro de agua y unas piezas de fruta. Miré el reloj y eran las 8:30 de la noche o algo más tarde, y me quité los grillos y me asomé a la ventana y vi al ordenanza del módulo de aislamiento con un carro y reconocí mi porta-bolsa y le dije: "oye, soy Jaro, ¿me voy de cunda?" y me dijo que sí, y bueno, a las 8:30 horas de la mañana del sábado. Se presentaron los pikoletos y un puñado de carceleros. Me vieron sin esposas y en vez del jefe de servicios fue un pikoleto que habló por la ventana y me dijo que no me iban a hacer nada, que no complicara más las cosas y le dije que vale, y entraron. Me esposaron y me llevaron en volandas hasta ingresos y allí quise coger el dinero y no quisieron, en fin, que querían golpearme pero el pikoleto dio una voz y dijo: "ya se pueden ir que está bajo custodia nuestra" y me libré de otra paliza. Pero ya ves, en menos de 14 horas me llevaron de cunda."

Actualmente el compañero Jaro se encuentra en el penal de Soto del Real, Madrid V, donde lo tienen incomunicado y sin darle sus pertenencias. Ni siquiera le han notificado en qué centro se va a quedar a cumplir, por lo que ignora si va a estar mucho tiempo en Madrid. La dispersión ha conseguido aislarlo de su familia (que reside en León) y de sus amig@s y compañer@s ya que en éste centro de exterminio no le autorizan comunicar con nadie ni llamar por teléfono a l@s amig@s. Pese a ello, Jaro sigue contando con nuestro apoyo y nuestra solidaridad en la calle, así como dentro, en la que muchos son los que han mostrado su repulsa ante los hechos sucedidos en Topas y han mostrado su solidaridad con Jaro. Por todo ello, pedimos a la gente de la calle que mande faxes o e-mails al Defensor del Pueblo, a IIPP, al JVP de Madrid I y a la Dirección de la cárcel de Soto del Real en solidaridad con nuestro compañero en lucha.

Solidaridad con l@s pres@s en lucha. Dentro y fuera la lucha continúa. Libertad!!

Jaro, Reinaldo Gómez Guijarro, 02/11/01, Cárcel de Soto del Real (Madrid V).
Publicado en Desdedentro.

4
Nada más sacarme del calabozo, en el mismo pasillo, cuatro o cinco policías encapuchados me empezaron a golpear en el estómago, en la cabeza, en las piernas, de pronto en el pecho. Entre empujones y a rastras me llevaron hasta una oficina. Me colocaron las esposas y me hicieron sentarme en una silla, entraron tres policías con la cara descubierta, uno de ellos traía dos guías telefónicas y una especie de manta entre las manos. Bajaron las persianas, me empezaron a hacer innumerables preguntas y como no contestaba, me golpeaban con el listín en la cabeza, me daban empujones, patadas, gritos... me amenazaban con matarme si no hablaba. Entró otro policía y les ordenó parar, todavía no me había visto el médico. Siguió el interrogatorio, esta vez con bofetadas en la cara.
(...) De repente empecé a sangrar por la nariz, y me quitaron la capucha. Tenía las manos esposadas a la espalda y me golpeaban en los testículos. Como conseguí cerrar un poco las piernas, me las abrían atándome con unas cuerdas de goma y me las ataron a las patas de la silla, me escupían, sentía que la cabeza se me iba, sentía un calor horrible, me faltaba el aire, me sentía fatal (...)

Entre gritos, comenzaron a preguntarme y me golpeaban en la cabeza, me dijeron que dijese algo antes de que contasen diez, porque sino me iban a matar. Entonces, empezaron a contar hacia atrás mientras me decían "tú lo has querido chaval! 10, 9, 8..." y cuando llegaron a cero, golpearon fuertemente en la mesa y me tiraron al suelo. Salieron todos de la habitación menos uno. De nuevo entró el "policía bueno", vuelta y vuelta, y no sé durante cuánto tiempo me estuvo haciendo preguntas y me golpeaba, y me hicieron otro simulacro de ejecución.

Cuando me llevaron al calabozo, estaba completamente ido, me mareé o algo así, tenía todo el cuerpo temblando y no podía parar. Me dolía incluso al respirar y tenía un dolor de cabeza inaguantable.

Aitzol Maurtua Eguren, de 21 años y detenido en Valencia el 6-2-2002. Fuente: Torturaren Aurkako Taldea.

5a
Como os decía antes en este modulo F.I.E.S estamos Gilbert y yo, a Paco (Francisco Ortiz Jiménez). Se lo llevaron el viernes 14 de Marzo de cunda a Jaén II, hace pocos días recibimos una carta suya donde nos comentaba su situación allí.
Utilizan el aislamiento como arma vengativa, saben perfectamente que es un trato inhumano y degradante, conocen a la perfección sus efectos letales, tienen sociólogos expertos que lo afirman "Un periodo de prisión superior a 10 años produce despersonalización y desestructuración de imposible reparación". Y eso en condiciones de vida normales de detención⦠Imaginaos en un modulo de aislamiento FIES "una cárcel dentro de la misma". Por eso cualquier ingreso en FIES no reviste ningún carácter reinsertativo, sino una medida punitiva por no entrar en el aro (Como les gusta decir a ellos).

Crean el ambiente aislado, silencioso, oscuro. Saben que al cerrar la puerta el lugar se transformara en una tumba de cemento, donde no hay vida. Juegan con las sensaciones que produce estar solo, esperaran pacientemente como buitres que el cuerpo se muera poco a poco.

Luego sí la muerte llega habrán cumplido con su papel. La sentencia ha sido aplicada y podrán seguir diciendo que en este país no existe la pena de muerte.

Digo esto y pienso en Ruben González Carrío, encontrado muerto en su celda el pasado día 4 de Enero en la misma prisión de A lama (Pontevedra).

Pienso en Paco que inmerso en la dinámica destructiva de estos módulos FIES a lo largo de dos años ingresó seis veces al hospital escapándose de la muerteâ¦

Pienso en todxs lxs que han muerto y siguen muriendo. Más de 200 presxs cada año.

Para mí, para nosotrxs está claro, "Toda muerte en prisión es un crimen de estado", no importa lo que digan ellxs son los responsables de haber creado las condiciones, ¡ellxs son lxs que tienen que pagar!...

Es la única forma que tenemos para que nos escuchen y muchas veces ni siquiera con eso. En los campos de exterminio llamado módulos de aislamiento e FIES los "niveles de lucha toman una dimensión de enfrentamiento muy duro, donde las huelgas de hambre, de patio, los ayunos periódicos, las automutilaciones son una forma más para sobrevivir dignamente. La rebeldía se paga cara y el suicidio es muy a menudo la ultima evasión.

Y eso no es nada extraño de lo que tenemos que hacer aquí para intentar solucionar algo de nuestra triste situación, sirva de ejemplo la nula atención del gobierno a las masivas manifestaciones contra la guerra. El oído sordo a los informes del comité contra la tortura de la ONU, hecho publico en su IV Informe sobre torturas y malos tratos en cárceles, comisarías y cuarteles de España. Es lo de siempre.

A pesar de todo nosotrxs sabemos de sobra lo que necesitan lxs "politicuchos" para escucharnos.

El otro día vi en la tele a un chaval que se quejaba de los muchos palos que recibieron en una manifa contra la guerra. Decía: "Nos están machacando y no hemos hecho nada". Es por eso que pegan tan duramente, porque se aprovechan del inmovilismo no-violento para descargar sus frustraciones. Sí hubiera habido una dura resistencia, seguramente no se habrían pasado tanto⦠Eso no soy yo quien lo dice, si no es la historia y la experiencia de las luchas quienes lo atestiguan.

Un fuerte abrazo.

Claudio Lavaza (2). Desde el régimen FIES de Huelva.

5b
Al Tribunal de Córdoba.
No deseo justificar mi actuación ante la sala que me va a juzgar; no me importa en absoluto su opinión o decisión, no quiero ninguna clase de trato de mis enemigos ni quiero justificarme ante la opinión pública. La misma que mira y permite la diaria miseria y eliminación de miles de personas, y que se indigna por la muerte de dos policías, que cuando se trata de nosotros que disparamos piensa que somos asesinos y cuando es la Policía quien mata "se hace justicia".

En la sangrienta guerra que impone el capital miles de individuos caen bajo las balas de las Fuerzas de Seguridad del Estado, cada día, víctimas de las diferencias sociales y de la estrategia de la "Economía de mercado". Para mantener la seguridad de los ricos, esos ejércitos de mercenarios son reclutados, entrenados y puestos estratégicamente en la calle para vigilar, seguir y si es necesario eliminar a quien no obedece las reglas que ellos imponen. Siempre que se manifiesta una guerra los bancos, los grupos bursátiles, las multinacionales del armamento, los estados y sus intereses están listos para invertir dinero en esos sucios negocios. Viven y proliferan para el beneficio de unos pocos, a costa de la miseria y la muerte de muchos seres humanos. Atacar a ese grupo social para robarle algo de su inmenso tesoro es el punto más digno de lucha de cada proletario, es mucho mejor seguir ese camino lleno de peligros (prisión, muerte) que llevar una vida de rodillas frente a los poderosos por un humillante salario.

Desde siempre he sido un proletario, un marginado, una rebelde, un anárquico, enemigo de éste y de cualquier sistema, para mí la rebeldía contra la opresión es sencillamente una cuestión de estática, de equilibrio: entre un hombre y otro hombre perfectamente iguales, los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos. No puede haber diferencias sociales; si las hay, mientras unos abusan y tiranizan, los otros protestan y odian. La rebeldía es una tendencia niveladora y por tanto racional, natural. Los oprimidos, los expoliados, los explotados, han de ser rebeldes porque han de recordar sus derechos hasta lograr su completa y perfecta participación en el patrimonio universal (en palabras de F. Ferrer i Guardia).

Este sistema percibe al rebelde como físicamente amenazador e ideológicamente perturbador, debido a los "abusos y engaños" que se dice que comete y al mal ejemplo de asocialidad que podría dar. Su existencia es disidencia a los ojos de un Estado que quiere ser fuerte y hegemónico y que por tanto debe actuar con severidad eliminándole o rechazándole.

Este tipo de sanción resulta hoy en día cada vez más aplicada con constante vigilancia en la calle o bien con sistemas penitenciarios cada vez más parecidos a campos de exterminio, intentando de esta manera destruir al individuo mental y físicamente.

Aquel 18 de diciembre de 1996 (dos policías muertos), en mi huída defendía mi propia vida y libertad. Sabía de sobra que el enemigo no tenía escrúpulos, y lo demostró disparándonos primero a la salida del banco y luego tendiéndonos una emboscada que habría sido mortal si no fuera por el hecho de llevar chalecos antibalas (resultamos heridos). Mi decisión fue sencilla: mi vida o la de ellos. Y que quede claro de una vez: nosotros allí fuimos para llevarnos el dinero sin intención de matar a nadie.

Soy amante de la libertad y sólo puedo brindar mi respeto y mi solidaridad hacia los que como yo tienen el valor y la dignidad de defender su propia vida con uñas y dientes. Como enemigo de la explotación y de la miseria no siento ningún sentimiento de compasión hacia quienes en nombre del privilegio torturan, encarcelen y asesinan.

No tengo miedo a las duras condenas; los anárquicos, la cárcel la tenemos genéticamente en la sangre. Ni miedo a la muerte, este sentimiento hace tiempo que lo he perdido. Ni miedo a los tribunales divinos, porque no creo en ningún dios; frente a los tribunales terrenales nunca me he puesto de rodillas, sólo me interesa el juicio de los míos, o sea, los compañeros que luchan por un mundo nuevo.

Esta es una guerra, una guerra social y cada parte llora a sus caídos; nosotros hace muchos siglos que lloramos a los nuestros.

Claudio Lavazza, preso anarquista en Jaen II

5c
Bueno, esto es más o menos el curriculum, pero sería limitado comentarlo así. Mi historial personal político, empezó a los 15 años cuando empecé mi militancia, a partir del mundo laboral de las fábricas como obrero. En aquellos tiempos Italia estaba bajo el constante peligro de un golpe de Estado dirigido por los Servicios Secretos de la CIA (USA) y del SID (Italia), de los grupos de extrema derecha, políticos demócratas corruptos y golpistas. Varios disidentes contestatarios de la izquierda extra-parlamentaria y anarquistas fueron reprimid@s y acusad@s injustamente de un montón de montajes judiciales, encarcelad@s, torturad@s y asesinad@s. Fue la típica represión que suele preparar un golpe de Estado. Allí empecé manifestar mi rabia en la calle, junto a l@s compañer@s que formaban parte del movimiento de luchas sociales nacidas en los años 60 y que involucró a las fábricas, escuelas y universidades.
Después de haberme quedado una buena temporada en Autonomía Obrera, es a principio del 78, bajo el impulso de este fuerte movimiento de lucha que se había desarrollado en aquellos años, junto a la nueva realidad de las cárceles especiales que se habían creado, cuando fundé con otros compañeros de sensibilidad (ácratas algunos) "Los Proletarios Armados Por el Comunismo", un grupo principalmente Marxista-Leninista. El objetivo prioritario de mi grupo fue la destrucción de la cárcel y la solidaridad con l@s compañer@s pres@s. Mucha fueron las acciones y ataques contra el entramado carcelario, contra médicos de prisión, funcionarios, comandantes y estructuras, hasta llegar al asalto de la cárcel de Frosinone (Sur-Italia), en donde liberamos armas en mano, a dos compañeros presos. Nuestra reivindicación a los ataques, fueron que, el sistema de dominio para obligarnos a la explotación del trabajo negro y mal pagado nos amenazaba constantemente con la cárcel. En las cárceles para tomar el control después de las fuertes luchas reivindicativas de los pres@s, aislaba al sector más rebelde y combativo con la creación de los módulos especiales (FIES aquí en España), que significaba aniquilamiento. Había que desbaratar ese tentativa de parte del poder, reforzando nuestra práctica de la lucha armada de forma expansiva, estable y en el contrapoder permanente". Esto duró hasta finales de los 80, luego la represión y la detenciones declinaron al grupo y me obligaron a pasar la frontera y esconderme en Francia, también buscado por allí, pasé a España hasta que me detuvieron en Córdoba en 1996."


Vivir así las 24 Horas del día entre un chabolo donde solo se ve un trozo de cielo y en un patio de pocos metros cuadrados, es algo que produce efectos psicológicos devastadores en la personalidad del preso. El poder tiene en sus manos una máquina de destrucción más eficaz que la silla eléctrica y eso es justamente lo que cuesta mucho entender a la mayoría de las personas libres. Hasta que no lleguemos a equiparar al aislamiento igual a la pena de muerte, cualquier lucha contra la cárcel se convertirá en algo superficial y de escasa posibilidad de progresión... porque se estaría olvidando la parte más importante, más aniquiladora, y la más efectiva de todo el conjunto del sistema represivo social puesto en acto últimamente.
Comunicado de Claudio Lavazza. Huelva. Julio, 2003.


6
Badajoz 18 / 7 /03
Salud y amor para todos los compas!

Esta carta pretende ser breve y concisa pero, sobre todo, póstuma.

Como sabréis, al menos la mayoría, he pagado 20 años de cárcel íntegros, de los que pasé entre confinamiento solitario, y desde el 91, en régimen F.I.ES 1 R.E, casi 17 años.

En la actualidad, tras un breve paréntesis de 6 meses de libertad, casado, hijo abortado y por ello separado, llevo 3 años y 13 días preso, desde el primer día -por la cara- en régimen FIES; Málaga, Alicante, Picassent, Huelva, Jaén y Badajoz ahora mismo.

Soy libertario- adentro y afuera- desde que tengo uso de razón y tanto en la calle como preso he luchado por ello; por poner un granito de arena y cambiar en la medida que sea el actual sistema existente de continuo atropello del capitalismo más fascista y salvaje. Por la circunstancias (23 años de mazmorras exterminadoras) mi lucha ha sido más fuerte en la cárcel (aunque en la calle también se dieron más de dos buenos "palos" de sabotaje al enemigo, que no describo por espacio y por preservar a otros). En 20 años no hubo ni un solo año de motines en los que no intervine directamente en todos sus aspectos: ideológicos, estratégicos y acción directa. Y como es bien sabido mantuvimos en jaque a todo un gobierno durante más de una década a pesar de su durísima represión.

Pero ¿Qué pasa ahora? En 3 años solo ha faltado que tanto a Claudio, Gilbert y a mi, nos amordacen las bocas âtextualmente-.

He disfrutado de pequeños triunfos sobre estos perros, pero yo, Francis Ortiz Jiménez, contribuí directísimamente en el cese de Directores Generales del Centro Directivo, Directores, Carceleros mayores de bastantes cárceles y bastantes elementos subalternos. Esto es; oportunidad de acción nula, aun así donde me halle hay armonía entre los presos y en algunos sitios damos algún que otro palo, pero, en general y resumiendo, el 99 por 100 de los presos, y hablo de los FIES (de los demás más o menos lo mismo) están "dormidos" a base de pastillas diarias y contra eso no vale la labor cotidiana de, uno por uno, concienciarlo para que dejen de tomar esa mierda que les mantienen pasivos. ¡Dormidos!, Aunque hablen y anden. Y no vale porque esto es como el "Gran Hermano" si ven que vas triunfando te trasladan...y vuelta a empezar.

Razonada, de un modo íntimamente personal y sin importarme la opinión contraria de absolutamente nadie (que al respecto no la pido) en los últimos años he decidido (decidí hace ya tiempo) dejar de existir. Intente suicidarme varias veces, sin "éxito", en cada una de ellas (estando totalmente sano, fuerte y buen aspecto, sin anticuerpos de nada ni na de na, con 43 años pero con aspecto joven) deje una o dos cartas reivindicativas; libertad a los presos enfermos; fin del FIES y de la dispersión y acusaba al C.D y a toda esta banda de canallas azules, de inducción al suicidio, así como a los jueces de vigilancia por acción u omisión (cada intento de suicidio tenía como terapia una sanción). La cárcel, Madrid intentando hacer valer, digo yo, que lo hacia porque no estaba en mis cabales, me hicieron examinar a fondo por un psicólogo extrapenitenciario en Huelva y, en el hospital de Jaén por el psiquiatra y la psicóloga, ambos "expertos". Y la cosa les salió rana (aquí adjunto el informe literalmente trascrito de los originales).

Sea como sea voy a morir, porque así lo decido yo, libre y conscientemente. Y lo haré con una gran sobredosis de las pastillas que les dan a la gente y no por casualidad; sé que no cuajará, ojalá, pero me encantaría que reflexionaran aunque solo fuesen la mitad.

Y, en cualquier caso, no muero "solo" por que "quiero" (AMO LA VIDA Y DESEO VIVIR) si no por que no puedo vivir así más; como una fiera enjaulada en departamentos que parecen secretos militares, donde no valen para los perros guardianes, por ordenes de sus jefes ni las propias leyes que dictan las víboras de traje y corbata que gobiernan en nombre de los de siempre; donde no te reconocen más dignidad que la que tu te haces valer en solitario, de forma individual; donde la mayoría de las veces no tienes otra "defensa" posible que tu voz luciferina por la que te empapelan a partes para justificar lo fiera que eres (adjunto 4 partes, 4 pequeños ejemplos de defensa en solitario de tu dignidad, asumiendo lo que venga después con total entereza, que la entereza y la valentía y la lealtad JAMAS me faltó).

Total, que me MUERO, por mi, por todos mis compañeros; por la dignidad de todo ser humano y por un mundo libre, de hombres y mujeres DESPIERTOS y sin cárceles.

OS AMO, COMPAS.
¡INSUMISIÃN! ¡INSURRECCIÃN! ¡ANARQUIA, LIBERTAD Y DIGNIDAD!
paco
Puedes hacer con esto lo que quieras: tirarlo difundirlo... yo te autorizo por la presente: de mi puño y letra Fco.

Ortiz Jiménez DNI 27375760

UN ABRAZO TAN INMENSO COMO LIBERTARIO
7
"Carta después de la muerte de Rubén González Garrió.
Quiero que sepa todo el mundo lo que realmente paso. "Navas" se había fugado del Hospital de Salamanca, noqueando a dos maderos y robándole un arma reglamentaría, después de dejarlos bien atados. La mala fortuna, es que al cabo de unos meses, lo cogieron y lo trajeron para aquí. "Navas" era una roca, ni una gota de grasa, todo pura fibra, ya que se pasaba el día entrenándose, para volver a intentar buscar su libertad. Se pasaba los días dando vueltas a la cabeza para que le tuvieran que volver a ingresar en el hospital, pero el elemento que necesitaba para que le sacasen, y que muchos de nosotros conocemos, no lo tenia... Llegaron las navidades y bajó la guardia... la depresión que arrastraba por volver a estar entre rejas, le llevo a conseguir a veces un poco de "mortadela" (metadona) y pastillas, para así, artificialmente escaparse de la realidad que le asolaba... Finalmente el día 4 de enero del presente año, sucedió lo inevitable... ¡¡MALDITA SEA!! La causa de su muerte fue la sobredosis de metadona y barbitúricos... Ese maldito sábado, empezaba a pagar celdas, sino hoy todavía contaríamos con su presencia, porque si hubiésemos estado en la sala o patio habría estado caminando y hablando con los que salíamos en su grupo... y no le habrá afectado como le afectó, de ser así, ya nos habríamos encargado nosotros de reanimarle... Esa misma mañana, antes de tomarse la metadona que llego vía carro, habíamos estado hablando de la muerte, (absurda paradoja) y de que a él, lo más probable era que le llegase luchando, buscando la libertad que tanto ansiaba y a manos de los maderos pues, después de su espectacular fuga no le iban a dar tregua... horas más tarde aparecía muerto en su celda a la hora que llego el economato. Yo al principio no me di cuenta cuando, después de traerme mi pedido, vi al ordenanza y a los guardias corriendo como locos por el patio (con él ya) muerto, porque ese día nos lo trajeron por la ventana, pensaba que se estaba montando "la pagina" como días atrás... pero no. La mezcla fue explosiva... parada cardio-respiratoria, se echó a dormir y no despertó. Intenté contactar con su familia, pero su familia al parecer no quería saber nada de él. "Navas" llevaba 14 años por estas casas y era un tío de puta madre, por lo menos como yo lo conocí y lo quiero recordar.

Varisto.
Febrero, 2003. Publicado en Tocata

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more