Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal : laboral : guerra
De Bagdad a Miniwatt
29 mar 2005
Mitigado el eco del ´No a la guerra´, los movimientos sociales centran su atención en la precariedad laboral
MARICEL CHAVARRÃ?A â La Vanguardia 29/03/2005
Barcelona

Victorias como la del PSOE en las elecciones estatales y la del tripartito en las autonómicas han podido disminuir la percepción de la protesta social, pero las quejas que ya se dirigían contra intereses gobernados por socialdemócratas siguen ahí. Dos años después del inicio de la guerra en Iraq, 3.000 personas salieron a la calle en Barcelona exigiendo la desocupación del país y calificando las elecciones iraquíes de fraudulentas. Nada que ver con el millón y medio que colapsó el Eixample en febrero del 2003 e inauguró el mito del espontaneísmo, pero tal vez más de los que hace una década pedían el fin de la guerra de Bosnia o Kosovo.


El entramado social que clama por la paz coincide a menudo con esa izquierda radical que abogaba por una Europa social en la campaña contra la Constitución, la que se opone a la precariedad, a la "falsa" regularización de inmigrantes, a la privatización de servicios públicos y a la deslocalización de empresas, lucha que les une hoy frente al cierre de Miniwatt (actual Barayo). Esa izquierda a la que Zapatero viene fallando.

"La guerra de Iraq ha dejado de ser un tema candente desde que se difunde la versión oficial de que todo se ha arreglado y hoy es un país que goza de democracia", señala Rosa Cañadell, de la plataforma Aturem la Guerra. "No todo el mundo tiene información alternativa y por eso valía la pena alertar de que siguen ocupados. Y Palestina también. El millón y medio que salió a la calle en el 2003 no es la sociedad movilizada permanentemente; eso no sería posible, pero es importante que existan grupos de resistencia que puedan movilizarles en mo mentos clave: contra la globalización, contra la guerra..."

O contra la "mercantilización" de la enseñanza y la cultura. Cañadell, miembro de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), promovió el mes pasado el Fòrum Social per l´Educació, un debate abierto a toda la sociedad -no sólo a docentes- que incidía en la necesidad de mejorar la educación "en la dirección adecuada, evitando la privatización de bienes y las propuestas liberales". Este foro defendía una escuela pública como eje vertebrador de la enseñanza, "lo único que -apunta Cañadell- garantiza una sociedad cohesionada". "¿Se decantará el Gobierno por fortalecer el sistema público o caerá en la trampa de los nuevos bienes que marcan los organismos internacionales?", se pregunta.

Dudas similares tiene la Xarxa contra el Tancament d´Empreses i la Precarietat, que nació en torno al cierre de Samsung, en el 2004, desde sectores del sindicalismo crítico que consideraban que los sindicatos no hacían frente a la deslocalización. Desde entonces apoya a todos los trabajadores cuyas empresas están en peligro, como el caso de Miniwatt. Su jornada de gloria más inmediata será el May Day, la protesta vespertina del 1 de mayo, que se desvincula de la manifestación sindical de la mañana y que ya reunió el año pasado a miles de personas en Barcelona. Es una acción que surgió en Milán y se repite en tantas otras ciudades europeas: un reflejo de la interiorización de la precariedad que han hecho sobre todo los jóvenes.

La Xarxa considera que los sindicatos no negocian con dureza las condiciones de cierre y firman expedientes de regulación sin apenas luchar. "Es algo que afecta y atañe a toda la sociedad: se destruye trabajo industrial en Catalunya y no se cumplen las promesas de recolocación". La Xarxa advierte al Gobierno de que "no es posible que una empresa con beneficios y subvenciones de la UE para I+D cierre porque le convienen condiciones más baratas de otros países", y exige revisar las reformas laborales que han introducido la precariedad y la temporalidad.

"Aliviar" la situación de los inmigrantes, que "compiten en sueldos bajos con la población autóctona" es otra de las demandas candentes que llevará a estos movimientos a solidarizarse con la protesta europea del 2 de abril por los derechos de los inmigrantes.

"En este año de gobierno de Zapatero se ha visto que, si bien hay diferencias con el anterior ejecutivo, hay también limitaciones en su política", señala Esther Vivas, de la Xarxa de Mobilització Global. "Ha retirado las tropas de Iraq pero participa en la formación de la policía iraquí y envía tropas a Afganistán". Con los inmigrantes, opina, sucede lo mismo. "Sin embargo, el tejido social es más rico y hay luchas, como la de los inmigrantes, que se han fortalecido".

Si algo caracteriza ese ciclo de protestas que surge en Seattle en 1999 contra la globalización, y cristaliza en las luchas contra el Banco Mundial, en el 2001, y contra la gue-rra de Iraq, en el 2003, es su carácter internacional. El inminente Fòrum Social de la Mediterrània, que acogerá Barcelona en junio -un punto de encuentro entre la ribera norte y sur, entre Europa y el Magreb-, es otro proceso del que participan los movimientos sociales y que se enmarca a su vez en el Foro Social Europeo y el Foro Social Mundial.

Organizaciones como Attac, centrada en la lucha contra la liberalización de los servicios públicos y ahora también contra la proyectada directiva Bolkenstein (que pretende que el empresario pueda importar legislaciones laborales de otros países que le son más rentables) estarán presentes en este foro. Su campaña contra la Constitución europea no tuvo e l calado esperado en España, si bien Barcelona destacó por el no. A nivel europeo, Attac se critica por ser un movimiento de clase media y origen universitario que no logra hacer llegar a las clases populares el mensaje de la precariedad.No obstante, desde Attac Catalunya se considera que el Gobierno hizo una campaña sin debate, "en la que no se permitió opinar a los colectivos y no se explicó el contenido del texto", apunta Fernando Cardoso. "Pero aún tenemos la esperanza de que los franceses dirán no".

This work is in the public domain

Comentaris

Re: De Bagdad a Miniwatt
30 mar 2005
aquests periodistes parlen molt dels grups més coneguts però no se'n donen comte de qui realment treballa aqui.
Ni Attacs ni ICV ni òsties, aqui qui hi ha treballanty dia a dia són la Xarxa contra el tancament d'empreses, endavant, la cajei i molts moviments socials que aquesta perdilla ni coneix. Aquesta gent són els que realment foten canya dia a dia, maxacant barris i pobles.
Re: De Bagdad a Miniwatt
30 mar 2005
ja,ja... però s'acaba veient qui tira dels fils i qui posa la pasta...
i la pasta es pot posar de moltes maneres... no fa falta anar a les assemblees amb un maletí.
Re: De Bagdad a Miniwatt
30 mar 2005
A mi em sembla que parla de la xarxa contra el tancament d'empreses, dels treballadors de Miniwatt, de l'assemblea aturem la guerra, de la XMG, del MayDay, dels immigrants i el 2 d'abril, del Fòrum Social de la Mediterrànea... que em semblen que son els eixos centrals dels moviments socials ara mateix. Perque hauria de parlar més d'Endavant que d'altes?
Sindicat