Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
  01 02 03 04 05 06
07 08 09 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: guerra
Com es va organitzar la "llibertat d'expresió" a Irak després de l'ocupació
22 mar 2005
Opinión

ENTRETELONES MEDIATICOS DEL ZAPATO CHINO DE LA OCUPACION

EEUU PERFECCIONO LA CENSURA DE PRENSA EN IRAK

Alex Gourevitch - Charles Thomas

8/12/2004



Poco después que las fuerzas de la coalición derribaran al régimen de Saddam Hussein, el jefe de ocupación L. Paul Bremer III, reflejando la nueva libertad en Irak, le dijo a los periodistas que no estarían más constreñidos por el gobierno y que ahora tendrían 'la libertad de criticar a quienquiera y a lo que ustedes deseen'. Pero no dijo la verdad. Todo cambió muy rápidamente cuando Bremer comenzó a ser blanco de esa misma crítica.

Cuando en la Red Iraquí de Medios (Iraqi Media Network, IMN), comenzaron a aparecer críticas poco gratas para sus políticas, Bremer dictó el control de los contenidos. La red IMN es un servicio estadounidense respaldado por el Pentágono creado para transmitir noticias después del derrocamiento de Saddam. La IMN tenía una doble misión: operar como una estación 'estilo PBS' y, a la vez, convertirse en el instrumento de comunicación de los jefes de la ocupación con los iraquíes. ['Estilo PBS' significa pertenecer a la red Public Broadcasting System (Sistema de Radiodifusión Público, PBS en inglés), financiado por el gobierno estadounidense a través de la Corporación para la Radiodifusión Pública -Corporation for Public Broadcasting, CPB-, organización 'sin fines de lucro' establecida por el Congreso en 1967].

Bremer impuso un Index de nueve temas o 'actividades de difusión prohibida', que incluyó 'incitación a la violencia', 'apoyo al partido Baath' y publicación de material 'patentemente falso y calculado' para promover la oposición a la autoridad de la ocupación. Amordazó mucho más a los medios independientes en Irak clausurando una cantidad de periódicos y estaciones de radio y de televisión iraquíes. La débil IMN se ganó un conflicto por animar 'valores democráticos' y, a la vez, recibir presiones para marchar al compás de la música de la ocupación, que imponen sus reglas por la fuerza.

Desde el principio, las decisiones del Pentágono parecieron funcionar al revés de su tan publicitada buena intención de crear una sociedad iraquí libre. A comienzos del año pasado, en vez de recurrir a un gran empresa mediática para manejar las comunicaciones, el Pentágono eligió en su lugar a una compañía contratista de defensa, Scientific Applications International Corp. (SAIC). Con la orientación de la SAIC, más inclinada al control que a la difusión de información, fue duro ver cómo iba creándose en el Irak de la posguerra una operación de radiodifusión pública estilo multimedia. La IMN fue creada en abril de 2003, y no fue mucho después que los periodistas empleados por la corporación SAIC empezaron a realizar su doble papel. La autoridad de ocupación les exigió que dejaran de realizar entrevistas a la gente de la calle porque eran demasiado críticas de la presencia estadounidense y que también terminaran con las lecturas del Corán como parte de la programación cultural. La televisora IMN fue forzada, además, a emitir un programa de una hora de duración sobre 'leyes' recientemente dictadas por la autoridad de ocupación, a pesar de las objeciones presentadas por Don North, el consejero mayor de TV en la estación IMN [y portavoz del gobierno de ocupación de Bremer].

Por añadidura, las fuerzas de la coalición recibieron órdenes de intervenir la única estación de televisión de Mosul, en el norte de Irak, porque había transmitido algunos programas de la red árabe Al-Jazeera. La estación local independiente había perdido sus cámaras y equipos a manos de los saqueadores así que, para continuar transmitiendo, improvisó una programación que mezclaba contenidos de los canales árabes de noticias y de la cadena NBC.


El comandante de la 101ª División aerotransportada, mayor general David Petraeus dio la orden de apoderarse de la estación. Pero en una sorprendente demostración de valor y ética profesional, la Major Charmaine Means, jefe de la oficina de asuntos públicos del Ejército en Mosul, no estuvo de acuerdo con la captura, asegurando que tomarse la principal estación de TV sería una intimidación para que se transmitiera sólo material aprobado por los militares de EEUU La mayor rechazó dos veces las órdenes de sus superiores, pero enseguida la relevaron de sus deberes, la estación fue tomada por las fuerzas de la coalición y la IMN declaró que asumiendo el control directo de las oficinas e instalaciones en Mosul, garantizaba 'un equilibrio' en la radiodifusión del norte de Irak al gusto de las autoridad estadounidenses de ocupación.

Las autoridades de ocupación ahora están desarrollando una comisión de medios independiente que más bien está a cargo de los periodistas que del Ejército de Estados Unidos, para hacer cumplir más 'juiciosamente' la 'legislación' de Bremer y desarrollar un sistema de regulación -'algo más racional'- de los medios.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more