Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
«Ahora lo hemos olvidado, pero el "todo es ETA" lo inventó el PNV» (Asier Tapia, procesado en el «caso Jarrai-Haika-Segi»)
16 mar 2005
Asier Tapia, procesado por el «caso Jarrai-Haika-Segi» y contra el que la Fiscalía ha solicitado 112 años de prisión, afirma en una entrevista con GARA que la sentencia condenatoria «ya está dictada», aunque cree que «se está ganando el juicio». De hecho, el joven donostiarra, que ha optado por no comparecer a la vista, indica que «el pueblo ya nos ha absuelto». Considera que la movilización, como la jornada convocada para mañana, es necesaria para responder a las vulneraciones de derechos, pero destaca que ha llegado la hora de que los dirigentes políticos den pasos para que no vuelvan a registrarse actuaciones de este tipo. Sin embargo, no ve voluntad para ello en el PNV, partido al que acusa de inventar «la tesis de 'todo es ETA' con el asunto de los 'grupos Y'».
gazteria_epaitua_1197819.jpg
El joven donostiarra reconoce que su caso ha despertado expectación «por la exageración» de la petición fiscal, pero cree que sería «igual de injusto» si hubieran pedido dos años de prisión o menos. «Y lo mismo con el resto», añade en esta entrevista con GARA. Compara el caso con los autos de fe de la Inquisión, considera que la sentencia condenatoria «ya está dictada», cree necesaria la jornada de movilización de mañana e indica que los dirigentes políticos vascos deben pasar de la denuncia «a la resolución», aunque no ve voluntad alguna en el PNV.

­Ya han pasado unas cuantas semanas desde que comenzara el juicio en la Audiencia Nacional española. ¿Qué valoración hace de todo lo visto y escuchado en las sesiones?

Lo que veo es que es algo así como los autos de fe que hacía la Inquisición en los siglos XVI y XVII, pero en vez de tener a De Lancre ahora tenemos a Le Vert, Garzón o Guevara, y ahora la marca del diablo es eso de «todo es ETA». Lo que cambia es que antes detenían, torturaban y quemaban a la gente, mientras que ahora, como lo de quemar a la gente está pasado de moda, se nos enjuicia a decenas de años de cárcel.

Luego está todo lo que se ha visto en estas semanas: el primer día preguntaron por el paradero de Arkaitz Rodríguez y Aiora Epelde, cuando se encontraban en prisión;la labor de los traductores también ha sido muy comentada; los de la AVT sacando fotografías con los teléfonos... Una especie de circo. En Europa un juicio sin pruebas tendría un eco impresionante; aquí, en cambio, no es sólo que no existan pruebas, sino que tampoco hay acusaciones. Es decir, a ninguno de los 42 procesados se nos dice: «Se ha reunido con estos miembros de ETA y luego con cinco jóvenes, quienes posteriormente llevaron a cabo estos sabotajes». No hay nada de eso. Hay una acusación genérica y se valen de ella, aunque ni siquiera hay pruebas que la demuestren. Eso es lo que se ha podido comprobar estas semanas.

­¿Y cómo ha visto a los quele sientan en el banquillo de los acusados?

La verdad, muy bien. Por lo poco que he podido ver, es como para estar orgulloso de los compañeros, ya que les están dejando en ridículo.

­Hubo quien se extrañó de la reacción de los procesados el primer día del juicio, cuando se sucedieron escenas emotivas entre los encarcelados y aquellos que se encontraban fuera de la «pecera»...

Es porque no nos conocen. A pesar de que Euskal Herria tiene claro que se trata de una mentira, ellos han montado una tesis y se la creen, y nos la quieren hacer creer. Los que están siendo juzgados en Madrid son unos jóvenes que realizaban una labor política y pública; como no les gustaba esa labor, les han castigado.

­¿Los procesados, se sienten respaldados?

Sí. Era previsible el apoyo de los familiares y amigos, pero a Madrid ha ido mucha otra gente. Eso es bonito, y de agradecer. En Euskal Herria también se siente ese apoyo, lo que ocurre es que algunos de esos respaldos son verdaderos y otros, como ya nos tienen acostumbrados, se limitan a declaraciones que poco o nada tienen por detrás. Luego está la plataforma 18/98+, una iniciativa muy interesante porque es muy amplia y porque permite la participación de gente que no se identifica con unas determinadas siglas.

­¿Tiene algún significado especial el hecho de que la Consejería de Justicia del Gobierno de Lakua haya enviado observadores a la vista?

Significa que se han visto obligados a hacerlo, a cubrir las apariencias. Y eso quiere decir que existe cierta alarma en la sociedad, que es la que provoca el envío de los observadores. Luego ocurre que las declaraciones que realizan nada tienen que ver con lo que hacen.

­Hace poco más de dos semanas miles de personas se manifestaron en Bilbo, a convocatoria de 18/98+, en favor de los derechos civiles y políticos. Teniendo en cuenta que el juicio por su caso es el primero de una larga lista, ¿qué valoración le merecen la creación de este grupo y sus objetivos?

Dejando a un lado que la manifestación fue multitudinaria, lo que valoro es el nacimiento de un grupo que está por encima de las formaciones y las ideas políticas y posibilita que la respuesta sea amplia y plural.De todas formas, considero que no debemos limitarnos a la denuncia. Nuestro sumario ha sido el primero, pero luego vendrán otros; y puede que aún vengan más, porque ya hemos visto que ni los archiveros están a salvo. Por eso, el verdadero debate reside, tal y como dijo Martxelo Otamendi cuando quedó en libertad, en concretar qué vamos a hacer para que cosas como ésta no vuelvan a ocurrir. Y ahí tienen mucho que decir los que están en el poder. No vale con decir «estamos contra la ilegalización» o «queremos que estos juicios se celebren con garantías»; esa denuncia la debe hacer el pueblo, pero los dirigentes tienen que resolverlo.Si alguien es torturado, los dirigentes no tienen que denunciarlo, lo que deben hacer es evitar que haya torturas.

­La izquierda abertzale ha llamado para mañana a una jornada de movilización en defensa de los derechos civiles y políticos. ¿Qué aporta esta convocatoria? Alguien puede decir eso de «vaya, más movilizaciones»...

En estos momentos hay en la sociedad un cierto enfado ante estas actuaciones y una cierta voluntad de denunciar estas injusticias. Para que las cosas cambien, la sociedad debe presionar. Por ello, es importante que la respuesta sea lo más amplia posible, que participe la mayor cantidad de gente posible y se responda como pueblo. Es por eso que la movilización es necesaria. No obstante, lo que debemos empezar a plantearnos es qué es lo que están dispuestos a hacer los que ostentan el poder para garantizar que actuaciones así no vuelvan a producirse.

­¿Observa voluntad por parte de los dirigentes políticos e institucionales para construir ese muro de contención?

Falta mucho para eso; no porque no hacen nada, sino porque casi se encuentran en el lado opuesto. Ahora ya lo hemos olvidado, pero la tesis de «todo es ETA» la inventó el PNVcon el asunto de los «grupos Y», y lo curioso es que la persona que lo sacó está encausado a iniciativa de un grupo fascista; cuando nos encarcelaron, fue lejos de Euskal Herria y eso también fue creado por el PNV, tal y como recientemente ha reconocido orgulloso Ardanza, afirmando que la dispersión fue una propuesta suya al PSOE; en lo que respecta a los organismos juveniles, ha sido el cuerpo armado del PNV el que nos ha golpeado, castigado y ha vulnerado nuestros derechos civiles y políticos; el cuerpo armado del PNV también tortura, tal y como se ha demostrado recientemente con el caso de Andoni Beroiz, de quien un amigo detenido dijo que estaba con él haciendo no sé qué y luego se ha demostrado que en ese momento estaba en un accidente; tampoco se pueden olvidar aquellas imágenes de la manifestación del 14-S en Bilbo...

­Su caso personal es cuando menos curioso. Ofreció una rueda de prensa, fue detenido, encarcarcelado y, posteriormente, puesto en libertad. Luego llegó la petición fiscal, en la que para usted se solicitan 112 años de cárcel. ¿Cómo se lo explica?

No hay explicación posible. De todas formas, a pesar de que es evidente que mi caso ha tenido una repercusión especial por la exageración de la petición, quisiera señalar que si hubieran sido dos años, o menos, seguiría siendo una injusticia de la misma magnitud; eso sí, no habría creado tanta alarma. Lo mismo ocurre con el resto, para los que se piden 14 años. ¡Es que son 14 años! Si la petición hubiera sido menor, la injusticia hubiera sido la misma.

­¿Se ve a sí mismo y a sus compañeros condenados?

Sí. Puede que alguno se salve, pero... Creo que se está ganando el juicio y que, como cuando Fidel Castro dijo aquello de «la historia me absolverá», a nosotros ya nos ha absuelto el pueblo; el pueblo ya ha dicho que los procesados somos inocentes y que Segi lleva a cabo una labor pública y legítima. Y eso es algo que ha quedado en evidencia en el juicio tanto por parte de los procesados como por la de los testigos, que contradicen la tesis de la Fiscalía. Pero pasó lo mismo en el juicio contra Herri Batasuna, que se ganó pero la sentencia fue otra. Y creo que en nuestro caso ocurrirá lo mismo, más aún si tenemos en cuenta que éste es el primero de una serie de juicios y que una condena en firme provocará las de los otros juicios, una tras otra. ¿Cómo? La tesis sería: «Ya hemos probado que Jarrai, Haika y Segi, por medio de Ekin, recibían órdenes de ETA. Por tanto, lo de Ekin ya está probado». Y luego vendrán Batasuna, las herrikos, “Egunkaria?... La sentencia, por tanto, ya está escrita.

­El macrosumario se puso en marcha cuando el PP se encontraba en el Gobierno español. Con la llegada del PSOE y de Zapatero a La Moncloa se creó cierta expectación. ¿Ve algún cambio de estrategia o, si acaso, posibilidad de cambio?

Se habla de talante... Es cierto que han cambiado las formas, pero los contenidos son los mismos. Y a la estrategia española hay que añadirle la del Gobierno francés; ambas están unidas. No hay que olvidar que el Gobierno francés está aceptando las euroórdenes, como es el caso de Araitz Zubimendi, Unai Berrostegieta e Ibon Arbulu, aunque éste no esté procesado en nuestro caso; además, en cualquier momento puede estraditar a Eneko Aizpuru. Por eso, yo no perdería el tiempo en mirar qué es lo que hacen Madrid y París; en mi opinión, el trabajo por hacer está en casa. Y la propuesta planteada por la izquierda abertzale para solucionar el conflicto incide en ese punto: hablemos en Euskal Herria entre todos sobre cómo resolverlo, y a Madrid y París no les quedará otra que aceptarlo. ¿Que no lo hacen? Pues habrá que decidir qué hacer en defensa de lo acordado por todos. -

GARA


«Quizá termine con 200 presos más»
­Las camisetas rojas con el lema en favor de los derechos civiles y políticos se han hecho famosas.

La defensa de derechos ha constituido la labor que han desarrollado las tres organizaciónes juveniles a lo largo de su trayectoria, y es por eso que nos han llevado a juicio. Y eso queremos dejarlo bien claro.

­Varios de lós jóvenes juzgados están en el banquillo bajo la imputación de ser dirigentes de Segi, al tiempo que este organismo sigue funcionando con relativa normalidad. ¿Tiene alguna explicación?

Todo eso, al igual que la puesta en libertad de seis de los procesados, es reflejo de su incapacidad. Sus cálculos, realizados en tiempos en los que no reinaba el «nuevo talante», eran cortoplacistas: «Detengamos a estos jóvenes, cerremos estas sedes y bloqueemos estas cuentas, y de esta forma les daremos un gran golpe». Creían que sucedería así, pero ahora ven que no se han cumplido sus expectativas. Lo que ocurre es que ahora tienen que terminar lo que empezaron, cerrar el círculo como sea, y será de una forma contundente. Pero Segi sigue adelante con su labor; cuenta, según dicen, con cerca de 2.000 militantes; es el organismo juvenil que tiene mayor capacidad de organización y movilización en Euskal Herria...

­¿Y la izquierda abertzale, en su conjunto, cómo saldrá de todo este proceso judicial?

Quiero recordar unas palabras que dijo Arnaldo Otegi en el acto del Velódromo donde se presentó la propuesta de resolución del conflicto: «Bienvenidos a un acto ilegal de un grupo ilegal». Ya con esa frase se demuestra que la estrategia de la ilegalización ha fracasado, aunque es verdad que siguen en lo suyo y puede haber más golpes. ¿Cómo terminará? Quizás con 200 presos más, ya cerca de los 1.000. De cara a la calle, yo veo a la izquierda abertzale muy saludable: hace propuestas, llega a la sociedad, sigue siendo agente activo e, incluso, imprescindible. -
Mira també:
http://www.gara.net

This work is in the public domain

Comentaris

Re: «Ahora lo hemos olvidado, pero el "todo es ETA" lo inventó el PNV» (Asier Tapia, procesado en el «caso Jarrai-Haika-Segi»)
17 mar 2005
Dogmáticos y enfermos con argumentos interminables siempre los habrá. Hay puños levantados que se levantan en nombre del egoismo y el ombligo. Y eso, "aunque lo hallamos olvidado" lo inventó la ETA post-franquista y sus topos de la extrema-derecha.
Re: «Ahora lo hemos olvidado, pero el "todo es ETA" lo inventó el PNV» (Asier Tapia, procesado en el «caso Jarrai-Haika-Segi»)
17 mar 2005
Patètic. Este levantapiedras de 20 y pocos será mañana un político de mierda y un lidercillo, tan detestable y merecedor de una paliza como todos los otros.
Re: «Ahora lo hemos olvidado, pero el "todo es ETA" lo inventó el PNV» (Asier Tapia, procesado en el «caso Jarrai-Haika-Segi»)
17 mar 2005
Al PNV no le interesa la competencia y se kiere asegurar el voto y apropiar de todo lo vasco como aki CIU q kerian q la gente pensara q cataluña es CIU, solo kieren vivir a costa del pueblo, amor a la patria? su unico amor es al poder y el dinero
Re: «Ahora lo hemos olvidado, pero el "todo es ETA" lo inventó el PNV» (Asier Tapia, procesado en el «caso Jarrai-Haika-Segi»)
18 mar 2005
La duda que tengo es si realmente se ha llevado a cabo la entrevista o el redactor la ha escrito desde su casa porque esta gente son como los futbolistas, da igual a quién o qué preguntes, siempre contestan lo mismo y con los mismo argumentos. Yo quiero currar en el Gara que escribo una vez el artículo, hago una entrevista y luego ctrl. C, ctrl. V y al bar a tomar unos pinchos.
Re: «Ahora lo hemos olvidado, pero el "todo es ETA" lo inventó el PNV» (Asier Tapia, procesado en el «caso Jarrai-Haika-Segi»)
18 mar 2005
Sempre contesten el mateix perque tenen tota la raó i perque la situació no canvia a Euskal herria per fer salts dialèctics com tan us agraden als trepes, contestar el mateix i ser coherent ara resulta que és perniciòs, potser prefereixes a CIU-PSC-ERC-IC-PP i tota la purria que un dia et diuen una i quan estan a l'opossició la contrària. Hi ha tot un sistema que et posa a la presó per dir això i ells resisteixen perque és això el que s'ha de dir, claret, claret. L'acusació de 42 persones per estar a una entitat juvenil és una barbaritat que només feixistes com vosaltres poden admetre. la relació amb ETA i bla, bla, bla, només són excuses per no afrontar el problema, allà vosaltres si creieu en la repressió, les tortures, la presó i demés barbaritats com a solució dels problemes, sempre hi haurà gent en contra i si efectivament, sempre amb coherència i dient el que s'ha de dir. Per molt que vosaltres ja haguessiu canviat el discurs per por o per semblar més macos.

Prou repressió a la joventut d'Euskal Herria
Sindicat