Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juny»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: dones
Resta quelcom per reivindicar el 8 de març?
13 mar 2005
Anàlisis de la situació de les dones en el món que demostra la necessitat de continuar celebrant i reivindicant la data del 8 de març, Dia internacional de les dones
Existeix un especial entestament, per part d’alguns sectors, en difondre l’opinió interessada de que aquesta data s’ha buidat de contingut perquè dones i homes gaudim dels mateixos drets. Més encara, arriben inclòs a afirmar que sobre els nostres caps no hi ha cap sostre de vidre sinó, d’or, gràcies a un discurs victimista que en hauria posicionat en una situació privilegiada vers els mascles. Contestar a això que la ignorància es agosarada, es concedir-los un tret d’ingenuïtat del que manquen.

Aquest any es celebra el X aniversari de la IV Cim Mundial de Dones de Pekín en la que 189 països van adoptar una sèrie d’acords amb l’objectiu de posar fi a la discriminació que venint sofrint les dones en el món pel simple fet de ser dones.

Deu anys després, en EEUU, George Bush pretén que es descarti l’avortament com un dret de les dones; en Pakistan se’ns mata per honor i acaba de ser rebutjada una llei contra aquestos assassinats; En Algèria s’ha reformat el codi de família, però se’ns continua mantenint sota la tutela masculina; en 28 països d’Àfrica se’ns mutila genitalment; en Iraq, on l’eix del bé va desplegar la seva creuada de llibertats contra l’opressió, se’ns continua eliminant davant qualsevol sospita d’adulteri; en Ciudad Juárez se’ns va desaparèixer...

En Espanya, 97 dones van ser assassinades l’any passat a mans dels seus ex/companys a-sentimentals i van ser tramitades una mitjana diària de 60 ordres judicials allunyament.

En tots els racons del món, la violència, la pobresa, el tràfic de persones (700 mil per any, fonamentalment, dones y noies), el analfabetisme continues tenint, en la major proporció, rostre de dona.

Les depredadores polítiques neoliberals, amb la seva maximització d’ingressos i concentració de capital, en mans de cada cop menys, contribueixen a això amb les seves retallades pressupostaries i el progressiu desmantellament de l’Estat de benestar.

Les regles del mercat de treball segueixin intactes. L’associació entre la producció/producció de mercat i entre treball remunerat/treball deixa fora de tot circuit el reconeixement social i econòmic del treball de re-producció de les dones que permet el funcionament del model patriarcal sense cap cost.

S’arbitren mesures per conciliar vida familiar i laboral, quan les voldrien de corresponsabilitat – repartiment de les càrregues domèstiques i cura de les persones dependents . i de la re-conciliació , en general, amb la vida mateixa...

Hem incrementat, amb un major cost personal, la nostra incorporació a les instàncies d’administració, decisió i poder públics, però ... S’ha d’ésser política o funcionaria per tal que, al menys en teoria, tinguem certa possibilitat per accedir a això?, Existeix un mínim indici de paritat en el sector privat? Hi ha quelcom tan senzill i a l’abast de qualsevol per constatar-lo, com per exemple, com és el fer un recompte de les dones que ocupen llocs directius en els diaris de tirada nacional.



Les discriminacions encobertes i els micromasclismes es troben a l’ordre del dia.

Es gestiona i controla la nostra salut reproductiva, el nostre dret a gaudir d’una sexualitat satisfactòria.. , en definitiva, la lliure disposició dels nostres cossos.

Es precís insistir en la necessitat de fomentar – des de l’educació, la publicitat i els mitjans de comunicació - valors de respecte i igualtat, altres models i maneres de relacionar-nos, un altre mirada sobre les dones, un altre representació nostra en el espai públic i en el espai privat, un altre construcció de l’imaginari simbòlic...

Resta quelcom per reivindicar el 8 de març? Si, per descomptat que queda pel que reivindicar aquest dia i pel que continua lluitant els restants 364.

Fins l’any vinent!

Manifest de Ciudad de Mujeres
http://www.ciuddaddemujeres.com
Mira també:
http://www.ciudaddemujeres.com

This work is in the public domain

Comentaris

¿Queda algo por reivindicar el 8 de marzo?
13 mar 2005
Existe un especial empeño, por parte de algunos sectores, en difundir la
opinión interesada de que esa fecha se ha quedado sin contenido porque
mujeres y hombres gozamos de los mismos derechos.
Más aún, llegan incluso a
afirmar que sobre nuestras cabezas no pende techo de cristal sino de oro,
gracias a un discurso victimista que nos habría colocado en una situación
privilegiada con respecto a los varones. Contestar a ello que la ignorancia
es osada, es concederles un rasgo de ingenuidad del que carecen.
Este año se celebra el X aniversario de la IV Cumbre Mundial de Mujeres de
Pekín en la que 189 países adoptaron una serie de acuerdos con el objetivo
de poner fin a la discriminación que sufrimos las mujeres en el mundo
por el
simple hecho de ser mujeres.
Diez años después, en EEUU, George Bush pretende que se descarte el aborto
como un derecho de las mujeres; en Pakistán se nos mata por honor y
acaba de
ser rechazada una ley contra esos asesinatos; en Argelia se ha reformado el
código de familia, pero se nos sigue manteniendo bajo tutela masculina; en
28 países de �frica se nos mutila genitalmente; en Irak, donde el Eje del
Bien desplegó su cruzada de libertades contra la opresión, se nos sigue
eliminando ante cualquier sospecha de adulterio; en Ciudad Suárez se nos
desaparece...
En España, 97 mujeres fueron asesinadas el pasado año a manos de sus
ex/compañeros a-sentimentales y fueron tramitadas una media diaria de 60
órdenes judiciales de alejamiento.
En todos los rincones del mundo, la violencia, la pobreza, el tráfico de
personas (700 mil por año, fundamentalmente, mujeres y niñas), el
analfabetismo siguen teniendo, en mayor proporción, rostro de mujer. Las
depredadoras políticas neoliberales, con su maximización de ingresos y
concentración de capital, en manos de cada vez menos, contribuyen a ello
con
sus recortes presupuestarios y el progresivo desmantelamiento del Estado de
Bienestar.
Las reglas del mercado de trabajo siguen intactas. La asociación entre
producción/producción de mercado y entre empleo/trabajo deja fuera de todo
circuito de reconocimiento social y económico el trabajo de
re-producción de
las mujeres que permite el funcionamiento del modelo patriarcal sin costo
alguno.

Se arbitran medidas para conciliar vida familiar y laboral, cuando las
quisiéramos de corresponsabilidad -reparto de las cargas domésticas y
cuidado de las personas dependientes- y de re-conciliación, en general, con
la vida misma...
Hemos incrementado, con un mayor coste personal, nuestra incorporación a
las instancias de administración, decisión y poder públicos, pero. ¿ hay
que
ser política o funcionaria para que, al menos en teoría, tengamos cierta
posibilidad para acceder a ello?; ¿existe acaso un mínimo atisbo de paridad
en el sector privado? Hay algo tan sencillo y al alcance de cualquiera para
constatarlo, a modo de ejemplo, como es el hacer un recuento de las mujeres
que ocupan puestos directivos en los diarios de tirada nacional.
Las discriminaciones encubiertas y los micromachismos están a la orden
del día.
Se gestiona y controla nuestra salud reproductiva, nuestro derecho a
disfrutar de una sexualidad satisfactoria., en definitiva, la libre
disposición de nuestros cuerpos.
Es preciso insistir en la necesidad de fomentar -desde la educación, la
publicidad y los medios de comunicación- valores de respeto e igualdad,
otros modelos y maneras de relacionarnos, otra mirada sobre las mujeres,
otra representación nuestra en el espacio público y en el espacio privado,
otra construcción del imaginario simbólico...
¿Queda algo por reivindicar el 8 de marzo? Sí, por supuesto que queda
por lo
que reivindicar ese día y por lo que continuar luchando los 364 restantes.
¡Si quedará!
Las mujeres uruguayas debemos, ahora más que nunca, luchar por justicia,
democracia popular, trabajo, distribución de la riqueza y soberanía. Y el
"¡Nunca más!". Basta de impunidad.
Para nosotras, el 8 de marzo es una jornada militante y una oportunidad
para
recordar que las mujeres seguimos luchando en las calles, las plazas, los
lugares de trabajo, los emprendimientos comunitarios, la construcción de
vivienda, la escuela, el arte. En todos los lugares seguimos reivindicando
nuestros derechos incluyendo el de ser dueñas de nuestra fuerza de trabajo.

- Igualdad de oportunidades para acceder a los cargos y funciones en todos
los ámbitos: ejecutivo, legislativo, judicial, sindical, territorial,
cultural, universitario, comunicacional, laboral, etc.

- Programas de salud integral para la mujer. Aplicación plena y en todo el
país del Programa de Salud Sexual y Reproductiva, con participación y
control social. Educación sexual en todos los niveles educativos.

- Despenalización del aborto y cumplimiento efectivo de la ley en los casos
de abortos que no son punibles.

- Programa integral para la no violencia contra la mujer en el ámbito
familiar, laboral y social y castigo para los hombres golpeadores. Campaña
nacional de sensibilización y participación comunitaria.

-Juicio y castigo para los genocidas de la dictadura cívico-militar, que
mataron, violaron, secuestraron y ultrajaron a hombres y mujeres, y robaron
a sus hijos. Depuración de toda la fuerza policial y militar· Porque en el
Uruguay no hubo una lucha entre hermanos, hubo lucha revolucionaria contra
todo el aparato del terrorismo de Estado. Reparación, pues, para los únicos
y verdaderos "hermanos" y sus familiares.

- Esclarecimiento y castigo de todos los hechos de violación y crímenes
contra las mujeres, niñas y adolescentes.

- Trabajo digno para todas y todos, aumento salarial ya y jornada
laboral de
8 horas, con igualdad salarial y laboral entre mujeres y varones, igualdad
de trato y oportunidades. Basta de trabajo precario y contratos basura para
las y los jóvenes.

- Seguro de Empleo y Formación para las jefas y jefes de hogar desocupados.
Asignación Familiar por hijo o hija menor de 18 años y para mayores de 65
años. Ningún hogar pobre, ni feminización de la pobreza en Uruguay.
Igualdad
de oportunidades para la formación e inserción en el mercado laboral.

- Por el acceso a la tierra de quienes la quieren trabajar y a la vivienda
para todas y todos.

- Para poder cumplir con todo lo anterior, se hace imperativo el no pago de
la deuda externa.

El 8 de marzo, en diferentes lugares del país, se harán movilizaciones,
actos, volanteadas, debates, que recuerdan que cada uno de los derechos que
hemos conseguido ha sido ganado por nosotras en difícil y sostenida pelea
contra el patriarcado, contra el machismo, y en los últimos siglos, también
contra el capitalismo. Porque no habrá nunca combate a la pobreza en un
modelo capitalista.

Seguimos en la calle, porque las mujeres sabemos que nada se gana o se
pierde de una sola vez, que nuestro camino fue hecho de muchos pasos de
otras muchas mujeres, que dejaron marca sobre la tierra. La enredadera
feminista, se hace de muchos nudos y de muchos lazos, que se tienden
imperceptiblemente para los ojos controladores del orden patriarcal.

Nuestra lucha no empieza ni termina en un recinto legislativo. Se hace en
las casas, donde vamos reconociendo cuánto hay de violencia en nuestras
relaciones domésticas, y creamos redes de sostén y de apoyo para que las
mujeres podamos pronunciar nuestro ya basta intimo, pequeño, pero
fundamental, a la hora de construir las bases de nuestra autoestima. Se
hace
en los trabajos, donde cada vez más nos atrevemos a denunciar el abuso
sexual, el abuso de poder, de jefecitos que pretenden hacer de sus pequeños
espacios de mando, lugares en el que vale todo, y en el que el acoso y
hasta
la violencia contra las mujeres es moneda corriente. Se hace en las
escuelas, donde resulta cotidiana la batalla por transformar la educación
sexista, que corrompe a los niños y niñas, en una educación para la
creación
de un mundo en el que quepan todos los mundos.

Otras paredes, otros graffitis:

"Tu me quieres virgen, tu me quieres casta, tu me tienes harta" o aquel que
dice "no hay nada más parecido a un machista de derecha, que un machista de
izquierda". Este último seguro que causa espanto a quienes creen que el
mundo sólo se puede leer en clave de análisis clasista. Las clases son una
manera de comprenderlo, pero insuficiente si no sabemos leer también otras
claves de dominación, como las relaciones de género, o de raza. Si no
comprendemos que una forma de opresión refuerza y sostiene a las otras.

Salimos el 8 de marzo entonces, a pelear contra todas las dominaciones,
contra todas las opresiones. Pero lo más importante, es que no salimos sólo
el 8 de marzo, sino que este día visibilizamos una vez más, la larga marcha
de un movimiento que, a fuerza de ser negado, está convirtiéndose en uno de
los más poderosos factores de transformación de las relaciones sociales,
que
ha existido durante el siglo 20 y 21.
Nuestra lucha se hace en las casas, se hace en los trabajos, se hace en
nuestros movimientos, se hace en las escuelas de nuestros hijos e hijas, y
se hace en las calles, en las plazas del país, en los espacios públicos que
vamos recuperando con la presencia de nuestros cuerpos y nuestras voces. Se
hace venciendo al prejuicio y al miedo ancestrales. Se hace con la alegría
del encuentro. Se hace sin solemnidad de ningún tipo. Para las mujeres la
lucha es una fiesta, una celebración, un ritual de descubrimiento del
mundo.
"Las brujas de aquellos tiempos, seguimos siendo las brujas de ahora". Y
para las mujeres y hombres que han dado un paso hacia la democracia, más
que
una fiesta, la lucha es por ser dueños de nosotras y nosotros mismos y de
nuestra fuerza de trabajo. Es por la libertad total, sin representación.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona