Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder
El anarquismo de las multinacionales
09 mar 2005
En 1977 varios miembros californianos del Partido Libertario crearon un Centro de investigación, de propaganda y divulgación de ideas para promover sus propias ideas: libertad sexual, pacifismo y desmantelamiento del Estado benefactor. En recuerdo de los célebres panfletos del siglo XVIII contra el colonialismo y la hipertrofia gubernamental conocidos como Cato’s Letters, lo nombraron Cato Institute.
Veintiocho años después esta asociación anarquista de derechas se ha convertido en una floreciente fundación con sede en Washington, ampliamente subvencionada por varias multinacionales, y se jacta de haber inspirado la reforma de las pensiones que el presidente George W. Bush va a poner en funcionamiento prioritariamente durante su segundo mandato presidencial.
Producto híbrido de la revolución hippie del 68 y de las teorías reaccionarias de Friedrich von Hayek, el Cato Institute pasó de la promoción de la libertad sexual y la liberalización de la marihuana a la defensa de los intereses de las multinacionales contra los ecologistas. Se concentró sobre todo en la destrucción del Estado del bienestar y, singularmente, en la privatización total de las pensiones. Uno de sus responsables, el ex-ministro fascista chileno José Piñera, inspiró la reforma que Bush va a aplicar como objetivo prioritario en su segundo mandato.
Al dejar la presidencia del Partido Libertario Edward H. Crane creó el Cato Institute. Gozó desde el principio del apoyo económico de los hermanos Koch -Charles G. y David H.- herederos del gigante petroquímico Koch Industries. David H. Koch fue candidato a la vicepresidencia de Estados Unidos por el Partido Libertario en 1980.
Más allá del simpático discurso sobre la libertad sexual, los derechos de los gays (homosexuales), la liberalización de la marihuana y otras revelaciones del ânew ageâ?, el Cato Institute se perfila rápidamente como un promotor del egoísmo social. Sobre todo, retoma y difunde las teorías de Charles Murray sobre la desigualdad entre las razas.
En 1985, la asociación contrató como director a uno de los ex-consejeros económicos de Ronald Reagan y fundador del Comité por la Limitación de Impuestos. Se concentra entonces en la destrucción del Estado y sus estructuras sociales heredado del New Deal del presidente Franklin D. Roosevelt promoviendo la supresión del impuesto sobre la renta y la privatización de las pensiones así como de la seguridad social privada de las multinacionales (Medicare) y, luego, de la enseñanza.
Con ese objetivo recluta al economista chileno José Piñera, ex-ministro del Trabajo en el gobierno golpista y fascista del general Augusto Pinochet. Influenciado por los «Chicago Boys» y por el guía de estos últimos, el economista Milton Friedman, Piñera había privatizado bruscamente las pensiones liberando así al Estado chileno de su responsabilidad la más costosa. De esa manera, disminuyó considerablemente los impuestos pero dejó sin jubilación a más de la mitad de la población.
Según el diario New York Times, que cita un informe de Lyndon LaRouche, el Proyecto sobre la Elección de la Jubilación de José Piñera dio lugar al plan de privatización que presentó Bush en su discurso de 2005 sobre el Estado de la Unión.
Poniendo en un altar a Friedrich von Hayek, profeta de los neoliberales, y a su discípulo Milton Friedman, el Instituto Cato organizó conferencias en presencia de ambos o sobre la obra económica de estos. El presidente Edward H. Crane y varios responsables del Instituto (Paul Craigs Roberts, James M. Buchanan, etc.) son además miembros de la Sociedad Mont Pelerin, el templo de los neoliberales.
Sin embargo, la respetabilidad de este equipo se ha visto opacada por su racismo biológico y su egoísmo social así como por su nivel de corrupción.
Efectivamente, al recibir sumas millonarias de las multinacionales que lo financian, el Cato Institute dejó de defender ideas para defender intereses. Publicó, por ejemplo, investigaciones sobre la inocuidad del tabaco después de recibir importantes donaciones del fabricante de cigarrillos Philip Morris y criticó el alarmismo de los ecologistas ante el efecto de invernadero después de obtener contribuciones de sus mecenas de Exxon-Mobil.
El aporte del Cato Institute a la administración Bush no se limita a la reforma de las pensiones sino que incluye también un paradójico discurso ecologista que confiere a las multinacionales la libertad de contaminar. Bush llegó incluso a poner el Departamento del Medio Ambiente en manos de Gale Norton, ex-redactora de los discursos electorales del dúo Clarke-Koch. Ella se opuso a la ratificación del protocolo de Kyoto para la limitación del efecto de invernadero y luchó por la explotación petrolera de los territorios de Alaska, a pesar de los riesgos que implica esta para el medio ambiente.
El Cato Institute logró imponerse espectacularmente en los medios de difusión a partir de 1998, no porque esa fecha corresponda a un cambio político importante sino simplemente porque el multimillonario Rupert Murdoch, propietario de Fox News y de numerosos periódicos, se enroló en él entrando a su consejo de administración, al cual pertenece también su socio John Malone, distinguido patrón del operador de cable Liberty Media (que controla Discovery y Noos).
En materia de política internacional, el Cato Institute predica la retirada estadounidense de todas las alianzas militares y organizaciones intergubernamentales y se opone a la OTAN -y por consiguiente a las guerras de Kosovo, Afganistán e Irak- al igual que a las instituciones financieras, como el Banco Mundial y el FMI.
Saliendo del simple sector de la denuncia de la hipertrofia del Estado, el Cato Institute desarrolló una fobia contra un posible acercamiento entre Rusia, China y la India que, según él, perjudicaría los intereses estadounidenses. En ese sentido, denunció ampliamente la diplomacia que condujo Evgueny Primakov y la formación de la Organización de Cooperación de Shangai. Simultáneamente, el Instituto organizó coloquios en Rusia y China para predicar el evangelio del libre mercado.
En definitiva, el Cato Institute se convirtió en una poderosa institución, con sede en la capital federal norteamericana. Lo que era un grupo opuesto a los excesos del Estado, se transformó en una organización de defensa de intereses privados y de negación de toda responsabilidad social.
Es por ello que su presidente y fundador, Edward H. Crane, se concentró en la expulsión de los hippies californianos de los años 68 y en la adquisición de una costosa sede en Washington.
El escritor peruano Mario Vargas Llosa, nacionalizado español y gran defensor de las tesis neoliberales es un asiduo colaborador del Cato Institute. Vargas Llosa también ha recibido el sobrenombre del «Gurú del neoliberalismo» por la vehemencia con la que defiende esta ideología.
Actualmente Vargas Llosa es un conocido y respetado hombre de derechas, muy apoyado y auspiciado por las mismas. Ha bendecido intelectualmente las políticas económicas neoliberales de Ronald Reagan, George Bush padre e hijo, la de los conservadores extremistas estadounidenses e incluso las del dictador chileno Augusto Pinochet aconsejado por los «Chicagos Boys».

This work is in the public domain

Comentaris

Re: El anarquismo de las multinacionales
09 mar 2005
El anarquismo cala fácilmente y por tanto es un instrumento de manipulación que el sistema usa en determinados momentos históricos. Está claro que no le interesa un anarquismo organizado, tipo CNT a inicios del siglo XX. Pero le interesa algo peor del anarquismo: el panfletarismo infantil, el espontaneísmo tipo Mayo del 68 e incluso del terrorismo tipo Brigadas Rojas. Son todos ellos instrumentos que han beneficiado al sistema porque no ofrecían alternativas más allá de la canalización del cabreo hacia lugares nada peligrosos para el sistema, porque desarticulan las luchas y demandas sociales de masas, quedándose en un reducto elitista.

Coinciden contra la idea de Estado social tanto las multinacionales como determinados energúmenos con un concepto torcido del anarquismo.
Re: El anarquismo de las multinacionales
09 mar 2005
Brigadas Rojas anarquistas?!!??

L'anarquisme és solidaritat i igualtat, el capitalisme no pot ser mai solidari ni equitatiu.

amunt la CNT
Re: El anarquismo de las multinacionales
09 mar 2005
Critico imbecil eres peor que los fachas que antes escribian por aqui.

CNT= quemadero principal
El ANARQUISMO de las multinacionales
09 mar 2005
El sistema sabe que el anarquismo es manipulable e infantil. Por eso lo alienta. Allí dónde hay capitalismo, hay anarquismo. Y sólo cuando la sociedad se organiza socialmente para tomar el poder, éste desaparece.

Anda chato, vete a romper un cristalito o a gritar para salir en la foto de portada del día siguiente. Pero deja en paz a la revolución.
Re: El anarquismo de las multinacionales
09 mar 2005
Uy si, jo flipe amb el que els qui es diuen socialistes o comunistes o marxistes o alguna doctrina d'aquestes.. es pensen que el que han llegit és LA VERITAT ABSOLUTA i tenen el cap absorbit per la idea que aconseguir el poder "socialista" és la revolució.

El que és revolucionari és el fet de pensar que les persones som iguals i serem capaces dentendre'ns i d'organitzar-nos sense necessitat de cap estat i cap governant que ens diga el que tenim que fer. Això si seria revoluacionari, i no arribar al poder, com varen fer ja Mao, Stalin o Fidel.

L'anarquisme no és manipulable ni infantil, senzillament és utòpic i revolucionari, però a vosaltres, als qui l'única cosa que voleu és aconseguir quotes de poder, no vos agrada, normal.... l'anarquisme és la DESTRUCCIÓ DEL PODER.
A veure si vos queda clar.... que sou més durets...Ê
Re: El anarquismo de las multinacionales
09 mar 2005
El anarquismo ya existe, camaradas... En anarquismo ya vivimos. Las prohibiciones vienen posteriormente, en forma de represión o de lo que sea. Todo el mundo puede hacer lo que quiera, TODO EL MUNDO. La lutxa no es esa, la lutxa esta en eliminar los gobiernos que se nos plantean al largo de la vida, gobiernos en forma de parlamentos, de policia o de conciencia. Nosotros mismos, incluso, somos los que impedimos mutxas veces la libertad de los demás. Dejando claro esto, es evidente que en el capitalismo el caos estará siempre presente. Imposición trás imposición. Nunca se eliminará la desigualdad, jamás se acabará con los robos y por supuesto, no vendrá nadie a quitar los tan eficientes castigos.
la jeta de los neoliberales
09 mar 2005
a ver si nos sujetamos bien la tapa de los sesos que parece que nos lo sorben a distancia y sin darnos cuenta!

Decir que las multinacionales son anarquistas porque estàn contra el estado del bienestar es como decir que los violadores de niños aman a la infancia porque les gusta jugar con ellos.

Parece que no solo no tenemos dos dedos de frente sino que en vez de cabeza tenemos un culo y vamos cagando palabrejas a ver cual sale más gorda.

Anarquismo es y serà anticapitalismo antiestatal antiautoritario. (puesto que la negacion siempre deja más espacio de libertad que la afirmacion positiva (de por sí excluyente, en principio))

Mucho rebuznan pero poco hablan, los hay que ni siquiera saben que repiten las consignas que les mandan.

(A)
Re: ¿Zorro libre en el gallinero libre?
10 mar 2005
La diferencia entre liberal y libertario es que mientras los liberales se quedan en el zorro libre en el gallinero libre los libertarios además nos encargamos de organizar a las gallinas para echar al zorro a picotasos,los liberales a secas no son anarquistas,o lo son a medias que puede ser aun peor.Asi como el sistema se apropio de la democracia para convertirla en el derecho a elegir al tirano que mas te guste los liberales tratan de apropiarse de la libertad para transformarla en el derecho de los victimarios a abusar de sus víctimas.
Frente a ellos los anarquistas peleamos del lado de las victimas y siempre estaremos junto a ellas.
Sindicat