Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: mitjans i manipulació : guerra
Sobre la periodista italiana en Iraq tiroteada por soldados de EEUU
06 mar 2005
Público el artículo de El Periodico, porque aún no he encontrado nada mejor, sobre el caso de Giuliana Sgrena, la periodista del Manifesto (periodico italiano de matriz comunista) que, trás ser liberada por los secuestradores de la resistencia iraquena que la mantuvieron presa durante un mes, sufrió un ataque por parte de soldados norteamericanos que mataron al hombre que la acompañaba e hirieron a ella.
La periodista italiana liberada en Irak no excluye que fuera ella el objetivo del tiroteo

# • Giuliana Sgrena asegura que sus captores le advirtieron de una posible intervención de los soldados norteamericanos una ver terminado el secuestro
# Italia homenaje al agente secreto muerto por los disparos de soldados de EEUU

   
imatge
Portada del diaro 'Il Manifesto' que recoge el reportaje de Giuliana Sgrena. Foto: AP / BEATRICE LARCO


   

agencias

Roma. -- La periodista italiana Giuliana Sgrena ha dicho que no excluye que ella fuera el objetivo del tiroteo por parte de soldados de EEUU, que se produjo tras su liberación en Irak y en el que murió el agente italiano Nicola Calipari, que la acompañaba.

Sgrena ha aventurado esta posibilidad en declaraciones a la cadena Skay TG 24 desde el hospital romano del Celio, donde se recupera de las heridas sufridas en el incidente, al tiempo que manifestó que no sabía si se había pagado un rescate.

Sgrena, secuestrada durante un mes en Irak, relata también hoy en las páginas del periódico en el que trabaja, Il Manifesto, las circunstancias de su liberación el pasado viernes en Bagdad, que califica como el "día más dramático de mi vida", y denuncia que fue alertada por sus captores de una posible intervención de los soldados norteamericanos.

"Mi verdad", bajo este título que abre la primera página del
periódico de izquierdas italiano, Sgrena revela que sus raptores, que le acompañaron a una zona de Bagdad para dejarla libre, le previnieron de "no llamar la atención, ya que los estadounidenses podrían intervenir" y ellos estaban dispuestos a replicar.

Un helicóptero sobrevoló la zona donde la dejaron libre con los ojos vendados y diciéndole: "Estate tranquila, ahora vendrán a buscarte en diez minutos".

"Me quedé en estas condiciones de inmovilidad y de ceguera. Tenía los ojos llenos de algodón, cubiertos por las gafas de sol", ha declarado Sgrena.

"Una voz amiga entonces me habló al oído" y relata: "Giuliana, soy Nicola, no te preocupes, estás libre", y esta persona se identificó como Nicola Calipari, el agente del servicio de contraespinaje italiano que había venido a buscarla y que moriría poco después en sus brazos acribillado por los disparos de los soldados norteamericanos".

Versión diferente a la de EEUU

En contra de la versión estadounidense, Sgrena ya afirmó a su llegada a Roma el sábado que los disparos que mataron a Calipari no procedieron de un puesto de control, sino de una patrulla, que los soldados no encendieron ninguna luz ni lanzaron ninguna señal y que el coche no viajaba rápido.

"Sólo recuerdo fuego. En ese momento una lluvia de fuego y balas vino hacia nosotros, callando para siempre las voces alegres de unos minutos antes", escribe Sgrena. Según su relato, el conductor comenzó a gritar que eran italianos.

"Nicola Calipari se lanzó sobre mí para protegerme, e inmediatamente, y quiero decir inmediatamente, sentí su último aliento y murió sobre mí", prosigue el relato de la periodista, que añade que en ese momento recordó las palabras de sus captores, que le advirtieron de que tuviera "cuidado".

"No quieren que regreses"

"Los norteamericanos no quieren que regreses", "los norteamericanos pueden intervenir", fueron sus palabras cuando estaba a punto de ser liberada, recuerda la reportera. Los secuestradores le pidieron, por este motivo, que no revelara su presencia, relata Sgrena.

Pago de rescate

Mientras, ni el Gobierno italiano ni el estadounidense se han pronunciado sobre cómo se logró su liberación, mientras algunas fuentes han empezado a hablar de que se pagó un rescate.

El parlamentario iraquí Youdam Youssef Kanna ha asegurado a la televisión belga que tenía informaciones no oficiales según las cuales se había pagado un millón de dólares (760.000 euros) de rescate.

Homenaje al espía muerto

Miles de personas han desfilado hoy por la capilla ardiente con los restos mortales de Nicola Calipari, el agente secreto muerto en Irak por disparos de soldados de EEUU, cuando protegía con su cuerpo a la periodista Giuliana Sgrena, tras negociar su liberación. Autoridades civiles y militares, políticos y ciudadanos de a pié se dieron cita en un domingo lluvioso en el complejo del Vittoriano, en la plaza Venecia de Roma, para homenajear a quien ya consideran uno de sus héroes.

This work is in the public domain
Sindicat