Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: guerra
crimental II
05 mar 2005
Como 'nobleza obliga', lo primero que el psoe hizo desde el gobierno fue, por obra y gracia oral e injusta". A partir de ahora las invasiones y las matanzas serán llevadas a cabo por España dentro del más estricto respeto a la legalidad. 1000 mercenarios para Afganistán y doscientos para Haití (entre ellos, una buena remesa de picoletos y maderos), en un contingente conjunto con el democrático ejército marroquí. Todo buen demócrata sabe que los muertos en las guerras legales están menos muertos, y que los mutilados en esas mismas guerras deberían estar agradecidos. Desconocemos si los legionarios enviados a Afganistán participarán en la abundante cosecha de opio de este año (1) , protegerán algún gaseoducto de interés estratégico, o se limitarán a ayudar a las ancianitas a cruzar la calle y a repartir caramelos a los niños, dentro de su loable labor humanitaria.

En Haití, la tarea asignada a las tropas mercenarias españolas es fundamentalmente "reconstruir el Estado", además de las consabidas "labores humanitarias". Reconstruir el Estado: aunque los demócratas pretendan ignorarlo, el Estado es, en última instancia, una banda armada para la defensa de los intereses burgueses, de sus negocios, de su beneficio. Y a eso van, a reconstruir el aparato represivo haitiano. Y, mientras lo reconstruyen y no, a participar directamente en la represión (2). Este es el "nuevo talante" imperialista del pacifista, progresista y democrático gobierno del psoe, señores progresistas.

El "nuevo talante" supone, en resumen, un desplazamiento de la alianza con los EEUU hacia una alianza con el eje imperialista, en formación, franco alemán. La existencia de bloques imperialistas rivales capaces de enfrentarse directamente es imprescindible para desencadenar una guerra a gran escala, la salida capitalista a su propia crisis histórica. A esto es a lo que está contribuyendo, y no a las sandeces de la 'paz' y la 'democracia', el gobierno del zapatitos.

En la guerra interior que el Estado democrático libra contra sus enemigos potenciales o reales, o simplemente contra sus rivales en la competencia capitalista, y enmarcado en la histeria mundial "contra el terrorismo", lo primero que anunciaron estas buenas gentes de izquierdas fue un mayor control de las comunicaciones telefónicas y electrónicas. Un cada vez mayor control de las vidas, los pensamientos y los movimientos de todos, y en concreto de los revolucionarios, siempre generalizable a cuantos en actos se opongan al capital y sus siervos (es decir, generalizable al proletariado en lucha), es algo imprescindible para la supervivencia, siquiera precaria, del sistema de explotación. Y defender la explotación es la labor de este o cualquier partido burgués, ya lo haga desde el gobierno o desde la oposición.

Seguidamente, el dialogante psoe ordenó a sus perros de presa, v. gr. antidisturbios, desalojar a cientos de inmigrantes sin papeles de la catedral de Barcelona, donde estaban encerrados, en lucha por la regularización sin condiciones. "Se acabó lo de 'papeles para todos'", declaró una dirigente progresista, cuando nunca había empezado. La existencia de grandes masas de proletarios sin ningún tipo de derecho legal, obligados a aceptar cualquier trabajo en cualesquiera condiciones, es necesaria para el capital nacional para empujar a la baja los salarios y obligarnos a todos, inmigrantes y autóctonos, a aceptar condiciones de explotación cada vez peores.

Ese es el sentido de la ley de extranjería puesta en marcha por primera vez por el gobierno del psoe, y esa es la razón de todos los consensos parlamentarios con el pp para endurecerla cada vez más, esa es la razón para que el nuevo gobierno, con su nuevo talante, no vaya a mover ni una coma de las leyes racistas y antiproletarias aprobadas anteriormente, y si lo hacen será para hacerlas más y más duras.(3) Los muertos en el estrecho durante el reinado de Felipe González seguramente nunca murieron, y los que mueran a partir de ahora en la era ZP probablemente tampoco morirán. Son cosas de la democracia, de la amnesia y de la infamia.

Por otro lado, pero no tanto, se anuncian reconversiones en Izar (4) , Aceralia, etc. que, si la maquinaria sindical no lo impide, generarán protestas fuertes. Veremos entonces el nuevo talante en forma de porras, pelotas, botes de humo, detenciones, mutilaciones y demás expresiones del progresismo.

En fin, señores progres, buenas gentes de la España democrática, tontos útiles para el capital: pueden estar ustedes satisfechos de su "elección". Han proporcionado al capitalismo un recambio necesario para aplicar su política imperialista y su represión sistemática contra los explotados.

Para quien no sea un progre, es decir para quien no sea profundamente imbécil, la cosa pinta de otra manera: las elecciones nada deciden, ni se "elige" nada en ellas. El teatro electoral es el escenario mediante el capital se da a si mismo el gobierno (y la oposición) necesario para cada circunstancia histórica, para cada coyuntura económica y política.Hoy las supuestas "vacas gordas" de cuando el pp se acaban, y es menester dar otra vuelta de tuerca a la explotación. Para hacerlo, el psoe es la facción burguesa más capacitada, la que mejor puede cohesionar a los explotadores y embotar el entendimiento de la siempre dócil "opinión pública", la que mejor puede representar y defender los intereses imperialistas del Estado español, y la que con mayor soltura y desparpajo puede aplicar las medidas represivas que aplaquen los ánimos y sofoquen las luchas del enemigo interior: el proletariado.

Progres del mundo: suicidaos.
Contra el imperialismo español, contra el capital y su Estado
¡Unión, Hermanos Proletarios!



La reforma de la ley de extranjería:
UN NUEVO LÃ?TIGO PARA LOS PATRONES.


Con mucho fuego de artificio el Psoe ha aprobado el reglamento de la ley de extranjería. Según ellos, va a permitir regularizar a miles de trabajadores inmigrantes y sacar a flote la 'enorme bolsa de economía sumergida'. Quedan de puta madre, desde luego.

Pero la realidad, la que se desprende de este mismo reglamento, es que han puesto un nuevo látigo en la mano de los patronos. ¿por qué? ¿Cómo?, se preguntará el sorprendido lector. Sencillamente: la regularización depende única y exclusivamente de la voluntad del "empleador" (bonito eufemismo con el que ahora designan a los explotadores).

La ley de marras se aprobará, dicen, a primeros de 2005, y sólo durante 3 meses los inmigrantes podrán ser legalizados. Quienes "acrediten" llevar aquí dos años, y uno trabajando, serán 'regularizados'. ¿Cómo? A través de las "actas de inspección definitivas y las resoluciones judiciales". Es decir, de ninguna manera se podrá acreditar llevar un año explotado en las peores condiciones. Ninguna regularización, por tanto, por este camino.


Ese es el único medio (como vemos, ficticio) en que los proletarios inmigrados podrán tratar de 'regularizarse'. El resto depende única y exclusivamente de los patronos. Será el patrón quien pueda, durante esos tres meses, solicitar la regularización de sus esclavos asalariados, que deberán estar empadronados durante seis meses. Una vez el Estado de vía libre, el explotador tendrá un mes para dar de alta en la seguridad social al explotado. Si no lo hace, no hay papeles; además "la administración podría denegarles [al patrón y al obrero] ulteriores solicitudes de regularización que presentaran" (El País, 27-10-04). ¿sabe alguien quienes serán los "agraciados" con esta regularización? No hay que ser muy listo para darse cuenta de que serán "regularizados" aquellos que acepten, porque no tengan más remedio, las peores condiciones de explotación.

Y, aunque la reforma no fuera lo que es, un arma de los explotadores para intensificar la explotación, aumentar la rentabilidad, bajar los salarios (no sólo los de los inmigrantes, sino los de todos, empujándolos hacia abajo), aunque fuera de verdad lo que nos dicen que es (5) , los que lleven aquí poco tiempo, y los que seguirán llegando, no podrán ser legalizados, llenando de nuevo la "bolsa de economía sumergida" que el psoe se jacta de haber vaciado. Los inmigrantes ilegales deberán seguir soportando una explotación bestial, y los mares del Estrecho y de Canarias seguirán llenándose de muertos proletarios. Este es el 'humanitarismo' del progresista psoe: más y más armas para intensificar la explotación, más y más proletarios muertos en las democráticas fronteras fortificadas de Europa, más miseria para el proletariado.

No cabe llamarse a engaño: ninguna ley, sea del gobierno que sea, podrá mejorar nuestras condiciones de vida, ni siquiera impedir que se sigan agravando. Sólo la lucha de clase contra la explotación podrá hacerlo, imponiendo a los patronos nuestras exigencias. Y sólo de este modo podrá desarrollarse un movimiento de clase que no sólo se plantee mejorar nuestras condiciones de supervivencia bajo la explotación, sino acabar con la explotación misma.

¡contra las fronteras y la persecución racista de proletarios!
¡contra los campos de concentración para inmigrantes!
¡contra las cárceles!¡
¡por el comunismo! ¡por la anarquía!

This work is in the public domain
Sindicat