Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal : corrupció i poder : laboral
Poder e impunidad de El Corte Inglés...(y Vol. 3)
21 feb 2005
...otro Estado autoritario dentro del Estado.
"las actuaciones ilegales de la empresa de seguridad Prosegur, contratada por El Corte Inglés, están a la orden del día. Desde persecuciones y palizas a quienes roban mercancías en sus almacenes, hasta presiones, chantajes y amenazas a los funcionarios públicos"
Ultima entrega del esclarecedor trabajo de investigación
02.jpg
BPS en El Corte Inglés.

Las empleadas y los trabajadores no admitidos (casualmente, los más batalladores en defensa de la dignidad personal y el puesto de trabajo), denunciaban constantemente lo que se les venía encima a quienes se prestaran a seguirle el juego al propietario y a la dirección de El Corte Inglés. En una nota desesperanzada, concluian que, "respecto a la situación personal de muchos de los compañeros comprendidos en el segmento más destacado por su edad avanzada, estado civil o simpatías sindicales, la "Brigada Político-Social" de "El Corte" procesará todos sus datos. En un programa informático, irá cruzando los factores negativos, y los comportamientos más humanos tendrán la máxima valoración de riesgo. Se quedarán fuera. "El Corte" quiere mercancías, no personas portadoras de derechos".
En este punto, hay que reseñar que las actuaciones ilegales de la empresa de seguridad Prosegur, contratada por El Corte Inglés, están a la orden del día. Desde persecuciones y palizas a quienes roban mercancías en sus almacenes, hasta presiones, chantajes y amenazas a los funcionarios públicos que proceden contra sus agresiones impunes y detenciones ilegales. Aunque este capítulo también lo dejamos para próximas ocasiones, debido a los densos datos que disponemos, queremos reseñar que, contra todas las leyes vigentes, la seguridad de El Corte Inglés ha detenido ilegalmente a sospechosos por el mero hecho de parecerles que habían sustraído algunas mercancías, aunque después comprobasen que no había sido así. Los empleados de Prosegur, también dedicados a la vigilancia y transporte de fondos, tienen órdenes estrictas de la dirección de El Corte Inglés para que fichen a quienes sólo parezcan ladrones, sospechosos y alborotadores, y que pudieran estorbar en sus instalaciones.
Las brutalidades de Prosegur en El Corte Inglés se cuentan por millares. En el mejor de los casos, cuando detienen a una persona, la llevan al sótano de seguridad, obligándola a denudarse antes de ficharla policial e ilegalmente en sus ordenadores. Algunas han terminado en los tribunales de justicia, con el silencio cómplice competente, por denuncias y querellas de las pocas víctimas que se han atrevido a seguir adelante. Cuando eso ocurre, las presiones sobre comisarios-jefes, inspectores de policía, jueces de instrucción y algún que otro magistrado que respeta la legalidad vigente, no se hacen esperar. Sueles ser llamados al orden, bien por el jefe superior, el director general o el ministro de turno para "dejar las cosas como están".
Por otro lado, en esta entrega, aunque sólo sea de pasada, queremos denunciar que, ni el ministerio de Sanidad, ni medio de comunicación alguno, han dicho una sola palabra de que El Corte Inglés es el mayor importador de carne vacuna inglesa con el síndrome Creutzfeldt-Jakob. Es decir, carne de las mal llamadas vacas locas británicas. Tampoco nadie ha denunciado que El Corte Inglés es el concesionario único del pienso elaborado con harinas cárnicas, que tanto ha perturbado el mercado alimentario y, paralelamente, ha destrozado la ganadería española. Según la revista científica Nature, "las reses nacidas antes del mes de enero de 1993 están todas infectadas". El mismo año y fecha en los que El Corte Inglés empezó a presumir, con sus habituales y embaucadoras campañas publicitarias, de ser el "único importador de carne de vacuno inglés".

Comisiones e impunidad.

Llegamos a otros aspectos que demuestran la impunidad y el poder de El Corte Inglés. En 1998, el juzgado de instrucción número 39 madrileño, investigaba las irregularidades de los contratos del AVE (Tren de Alta Velocidad) entre Madrid, Córdoba y Sevilla. Dicha investigación descubrió que la multinacional alemana Siemens utilizó cheques bancarios que compró en la Unión de Bancos Suizos (UBS), para abonar una serie de comisiones ilegales a funcionarios españoles durante el Gobierno de Felipe González. También, según otra diligencia indagatoria, El Corte Inglés realizó "canjes en España con cheques de idéntico origen, a cambio de dinero en efectivo que le había proporcionado Celestino Areces", ya fallecido, entonces miembro del consejo de administración de la Casa. Ramón José Areces, hijo del aquél y también directivo del gigante comercial, confirmó los hechos en la declaración que realizó en 1998 ante la magistrada María Teresa Chacón. Además de Areces, varios testigos reconocieron que en mayo de 1991, otra partida de 318 millones de pesetas fue trasladada, desde el edificio donde tiene El Corte Inglés las cámaras acorazadas, hasta la sede de la multinacional Siemens, utilizando un furgón blindado de la empresa Prosegur, celosamente vigilado por el propio Ramón José Areces, quien siguió a la comitiva conduciendo su moto Harley-Davidson. A pesar de que Ramón José Areces sostuvo que el dinero procedía del vencimiento de pagarés del Estado que tenía su padre, las contradicciones fueron tales, que acabó derrumbándose. Ramón José Areces jamás aportó ni un solo documento acreditativo sobre lo que dijo en falsedad testifical, sin que sus manifiestaciones pudieran sostenerse. Además, era un hecho probado que aquel envío millonario de dinero fue facturado por Prosegur a El Corte Inglés.
Todos esos acontecimientos pudieron conocerse gracias a la acusación particular. Según declaró su portavoz, "a pesar de la permanete obstrucción en la investigación por parte de los inculpados, que están detrás de todas las maniobras dilatorias para que la instrucción finalice sin la debida aclaración de los hechos o, si llegaran a conocerse, que sea cuando los responsables de aquéllos puedan invocar el instituto de prescripción". De esta forma, según la acusación, "la dirección de Prosegur optó por encubrir a tan importante cliente y no facilitó la información requerida por la autoridad hasta verse "comprometida" y en la boca del lobo". El albarán que prueba el canje de los 318 millones de pesetas entre El Corte Inglés y Siemens, con la mediación de Prosegur, no fue facilitado por la dirección de la firma de vigilancia y seguridad. Tendría que ser David Sharp (administrador de sociedades en el Canal de la Mancha) quien lo hiciera, y sólo al ser requerido por los jueces españoles.
Según consta en un escrito de la acusación particular, "es evidente que el Consejo de Administración, máximo órgano de dirección, recibe puntual información de lo que acontece en su empresa" y, por tanto, "si la cantidad canjeada por los cheques de Siemens correspondía a "activos" ocultos de El Corte Inglés, es obvio que la decisión tuvo que partir del Consejo de Administración". De esa forma, para la acusación particular es evidente que Isidoro �lvarez �lvarez estaba informado en todo momento de la operación canje de cheques, al menos desde que la dirección de El Corte Inglés fue requerida por los magistrados suizos, junio de 1996, y una vez que hicieron públicas las investigaciones sobre el caso.
No queremos aturdir con informaciones sobre hechos repugnantes y actuaciones intolerables que protagonizan los cuadros dirigentes de El Corte Inglés, hoy bajo la égida patriarcal y dictatorial de Isidoro �lvarez �lvarez, el actual presidente de ese "otro Estado autoritario y caciquil" que hace y deshace a su antojo, como un Estado más dentro del Estado que "gobierna" José María Aznar, autor literario de "España va bien", para los ricos de siempre y contra la mayoría. Ricos y poderoros como Isidoro �lvarez �lvarez y su impenetrable imperio mercantil, encabezado por El Corte Inglés.

This work is in the public domain
Colera camping CNT