Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Setembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Accions per a Avui
Tot el dia

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: laboral : dones
Las mujeres aún afrontan injusticias en el trabajo
20 feb 2005
IGUALDAD En pleno siglo XXI, aún persiste la desigualdad y la discriminación entre los géneros.
Hermes Chávez CP. A pesar de ser un tema de moda la igualdad entre los géneros las mujeres siguen sufriendo discriminación en el ámbito laboral por el simple hecho de serlo, viendo así truncadas sus posibilidades de desarrollo a la par con el sexo masculino.

En un sondeo realizado por Cuarto Poder en distintos puntos de la ciudad, en el cual se abarcaron diferentes sectores de la población, jóvenes y adultas coinciden en señalar que en muchas ocasiones ven limitadas sus perspectivas de adquirir un empleo.

Destacan que de entre los principales obstáculos, está el hecho de ser mujeres, por lo cual los empleadores no las consideran capaces de realizar determinadas labores que son tipificadas como meramente masculinas.

De entre ellas, Martha Rodríguez, esposa y madre de familia, quien para contribuir en el ingreso familiar y teniendo las habilidades necesarias, no fue aceptada en cierta ruta de colectivos para trabajar como operadora.

"Yo sé manejar esos carros, y por eso saqué mi licencia de manejo y nada más gasté mi paga, porque no me dejaron que yo pudiera trabajar con ellos (los operadores) porque dicen que no es trabajo para mujeres".

Reconoce que su esposo no se opone a que desempeñe esa actividad, pero dice que su compañero ha recibido burlas de sus amistades por permitirle hacer el intento de realizar esa labor.

Sin embargo, algunas damas afanosas sí logran romper esa barrera mas no les es fácil, ya que continúan siendo el blanco de comentarios por parte de sus colegas y, además, de otras mujeres.

Rosy, quien accedió a hablar con este reportero, asegura que el desempeñarse como despachadora de gasolina le ha permitido dar a sus hijos, si no "lujos y comodidades", por lo menos un techo, alimento y educación, pero el camino no le es fácil.

"Mire joven, ahorita ya como que no me dicen mucho, pero cuando empecé hasta mis familiares hablaban mal de mí, porque estaba entre pura 'hombrada' y eso hacía que pensaran mal de una. Me lo decía mi mamá y mis hermanas, también mis cuñadas".

Por su parte, Isabel, quien estudió ingeniería en computación, se esforzó mucho en conseguir un lugar en cierta empresa, debido a que tienen que transportar equipo de cómputo.

"No me querían dar el trabajo porque me dijo el gerente que había que cargar las máquinas y que para eso necesitaba puros hombres, pero le insistí mucho porque, aunque tengo una carrera, no hay muchas oportunidades".

Ser madres, un obstáculo

Otra situación que cotidianamente les limita su integración al medio laboral es la maternidad, sea que ya tengan hijos o estén embarazadas y, peor aún, sin lo uno ni lo otro son rechazadas cuando previsoramente los patrones no contratan mujeres para evitar ese "problema".

Doña Irma, quien es madre de tres niños sabe bien que no tan fácilmente conseguirá el empleo que necesita, porque ya ha tenido la experiencia de que, al estar encargada de la salud y educación de sus vástagos tendrá, tarde o temprano, que pedir permiso para atender esas necesidades.

"Estaba trabajando en un despacho como secretaria, pero me despidieron porque un mi hijo se enfermó muy 'fuerte' del estómago, y tenía que verlo, no podía dejarlo solo. Pedí mis vacaciones adelantadas, pero como había mucho trabajo metieron a una chamaca más joven y me sacaron a mí".

Afirman que durante las entrevistas de trabajo, normalmente se les interroga sobre si están embarazas, y en caso de que su respuesta sea afirmativa, saben que no conseguirán colocarse en el empleo.

Saben que la negativa para contratarlas en ese estado es porque por ley se les tiene que otorgar 40 días de incapacidad, además de que durante la gestación los patrones consideran que no desempeñan sus actividades eficientemente.

"Bueno, yo ya no lo puedo ocultar, se me nota la "barriga", pero en lo que yo hago (técnica en informática) no tengo dificultades para trabajar, pero ya ves, aunque necesito la 'paga' estoy segura que ahorita no voy a conseguir nada".

El acoso aún persiste

También señalaron como una limitante más el vestirse y arreglarse a su gusto, ya que al resaltar su belleza hace que en ocasiones sus jefes las acosen sexualmente, además de que reciben comentarios no muchas veces agradables por sus compañeros.

Claudia, joven secretaria de 23 años, comenta que tuvo que presentar su renuncia en la agencia donde laboraba debido a que ya no podía tolerar las diarias insinuaciones del gerente, a pesar de que ella le había puesto en claro que no podía haber ninguna relación entre ellos.

"Ya estaba harta de que todos los días él (gerente) estuviera nada más diciéndome cosas. Él es casado y debería respetar a sus hijos y a su esposa. No era grosero, pero ya le había dicho que no me interesaba, que yo sólo quería hacer bien mi trabajo".

Por su parte, doña Carmen expresa que cuando fue a pedir una oportunidad en afamada tienda, como condición para ser contratada tenía que otorgar ciertos favores sexuales lo cual, afirma, nunca estará dispuesta a acceder.
Mira també:
http://cuarto-poder.com.mx/cgi-bin/4p_secc.cgi?sec=a&dt=20/02/2005&sub=&ref=a3-1

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Las mujeres aún afrontan injusticias en el trabajo
20 feb 2005
Lydia Cacho denunció red pederasta en México

Reúne ONG española firmas para la protección de activista

Con el lema "No a la impunidad en México", la Red Feminista contra la Violencia de Género (España) comenzó la recolección de firmas por el mundo para pedir al gobierno mexicano que garantice la seguridad de Lydia Cacho y del equipo del Centro Integral de Atención a la Mujer de Cancún (CIAM).

La activista ha recibido amenazas de muerte por haber apoyado la denuncia contra la banda de corrupción de menores encabezada por el empresario de origen libanés Jean Succar Kuri.

El organismo está integrado por 20 ONG españolas y como parte de la campaña ha colocado en su página electrónica (www.redfeminista.org) la entrevista de la activista con La Jornada (13/02/05), en la que Cacho denuncia el papel de "complicidad" de las autoridades estatales y federales en las amenazas que ella y su equipo recibieron. Las presiones comenzaron una vez que la red ofreció protección a un grupo niñas y mujeres víctimas de Succar.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more