Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juny»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: globalització neoliberal : corrupció i poder : laboral
Poder e impunidad de El Corte Inglés...(Vol. 2)
19 feb 2005
...Otro Estado Autoritario dentro del Estado. "Cuando la dirección de El Corte Inglés quiere deshacerse de alguno de sus empleados incómodos, utiliza su particular sindicato vertical, FASGA" Segunda entrega del interasante Dossier de investigación sobre las tramas y abusos de la compañia.
¿PARTIDOS O COSA NOSTRA?
Todo lo anterior es sólo un botón de muestra de cuanto se hace con al dictado del amo y de la dirección de El Corte Inglés, la Casa, en muchos despachos de otras empresas, sobre todo periodísticas, imponiéndose su criterio de lo que deben o no escribir sobre éllos. En la medida que la Casa aumenta su poder, las presiones de El Corte Inglés sobre las empresas periodísticas, y sobre degradados y agradecidos profesionales, se incrementan proporcionalmente. Cada vez de forma menos sutil, pero siempre implacable y contundentemente. �ngel Baturell, director de Relaciones Externas, era uno de los encargados de realizar las visitas a las redacciones (informaremos oportunamente con nombres, fechas y contrapartidas) para evitar la publicación de noticias en las que podía aparecer su empresa.
corte5.jpg
El celo para preservar la "imagen corporativa" de la Casa ante cualquier contaminante, ha sumido a los directivos en una tremenda obsesión, una paranoia increíble que les lleva a protagonizar acciones estrafalarias. Un ejemplo, muy conocido en la profesión, lo protagonizaron tres dirigentes medios de El Corte Inglés, que pagaron elevadas sumas de dinero, en nombre de Isidoro �lvarez, para destruir 100.000 ejemplares del suplemento dominical que se vende encartado en algunos diarios de nuestro país. El motivo de la nada excéntrica decisión era una sencilla crítica de un periodista gastronómico sobre la calidad del menú en uno de sus restaurantes. Los datos y documentos sobre los silencios mafiosos en prensa, sobre "talleres clandestinos" que trabajan para EL Corte Inglés, evasión de capitales, pago de comisiones a cargos públicos, policías o jueces, y sobre corrupciones de todo tipo, los dejaremos para próximos capítulos. Este tipo de intromisiones demuestra, sólo en parte, los largos tentáculos de presión y sobornos que posee El Corte Inglés y, en particular, Isidoro �lvarez, su gran padre padrone. Siniestra influencia de la que, con soberbia, se jactaba el director de Relaciones Externas, quien declaró públicamente en la cena anual de fraternidad con periodistas afines, que "nos gastamos miles de millones de pesetas en publicidad todos los años para que la prensa no hable de nosotros".

SUMAR "GALERIAS PRECIADOS"

Cuando la dirección de El Corte Inglés quiere deshacerse de alguno de sus empleados incómodos, utiliza su particular sindicato vertical, FASGA, para que presione al trabajor o a la trabajadora, y le "haga entrar en razón". FASGA está financiado y patrocinado por fundaciones de El Corte Inglés y tiene "sedes" en casi todos sus almacenes y tiendas. Si algún trabajador o trabajadora no cede, "empiezan a hacerle la vida imposible, obligándole a realizar los trabajos más incómodos y desplazándolo constantemente e incluso, amenazándole con hacer públicos los datos confidenciales que El Corte Inglés tiene ilegalmente en sus ficheros policiales". Por supuesto, estos "detalles insignificantes" nunca aparecen reflejados en periódicos, emisoras de radio o cadenas de televisión. Propietarios y direcciones de estos medios democráticos, como los periodistas que se llenan la boca diciendo que defienden la Libertad de Expresión, entienden muy bien el mensaje, acatando las directrices y loa deseos de la omnipotencia rectoral de El Corte Inglés. En 1995, Isidoro �lvarez le había echado el ojo a Galerías Preciados, su "viejo" competidor. Las dificultades financieras que atravesaba Galerías Preciados ponía en franquicia el ansia expansionista del gigante verde. La insuperable oferta del imperio del triángulo, que estaba sobre la mesa del empresario Miguel Boyer, superministro de Economía y Hacieda, era demasiado atractiva. De aquella tacada, �lvarez le resolvía una difícil papeleta al Gobierno de Felipe González, pues éste había permitido el expolio sistemático del patrimonio expropiado a RUMASA (atrocidad jurídica del felipismo como otras muchas), cuyo saneamiento sigue costándole miles de millones al erario público. El Corte Inglés lograba, por un coste ridículo, controlar la mayor cuota de mercado y, al tiempo y por idéntico ridículo precio, conseguía la propiedad de otro capital inmobiliario que los auditores valoraron públicamente en más de un billón de pesetas. Aún en este apartado, debemos reseñar que, desde hace años, la División Inmobiliaria "fantasma" de El Corte Inglés potencia el fructífero negocio para la adquisición de edificios y viviendas que el ayuntamiento correspondiente declara ruinosos, o de los que sus dueños deciden desprenderse por resultarle imposible los costes de la rehabilitación, restauración, derribo o reconstrucción. En el caso del ayuntamiento de Madrid, el negocio compartido tiene todos los puntos oscuros por haber. Con el ultraconsevador alcalde José María �lvarez del Manzano, El Corte Inglés ha llegado a la cumbre de sus mayores componendas. Dos ejemplos claros, para no alargarnos. El primero, los cortes de calles solicitados por Isidoro �lvarez, para facilitar el acceso al nuevo Hipercor del popular barrio de Carabanchel, lo que ha provocado, aunque vanamente, las protestas de todo el vecindario. El otro, la utilización del aparcamiento público como negocio privado en la Tienda de El Corte Inglés de la madrileña calle Princesa. Por descontado, con buenas comisiones por medio. Para darle más emoción al enjuague que Isidoro �lvarez propuso para adquirir Galerías Preciados, los diseñadores de la operación afirmaban que "adquirir Galerías tiene muchos inconvenientes y ninguna ventaja. Se trata de una operación complicada ,y si se acomete, es por criterios no objetivos". Todo esto, después de que Galerías Preciados pasase por las manos de varios propietarios. Desde Santiago Foncillas y Ruiz-Mateos, a Gustavo Cisneros (el poderoso empresario venezolano, amigo de Julio Feo y Felipe González), el grupo británico Mountleigt, hasta Fernando Sada y Justo López-Tello. Todos obtuvieron tajadas millonarias en cada traspaso ilegal.Los beneficios de tan fugaces dueños, que adquirían estos grandes almacenes a precio simbólico, están certificadamente cifrados (vía judicial, a través de auditores públicos), en un billón 300.000 millones de pesetas que han salido de la Tesoría del Estado. Como resulta habitual, las comisiones de los intermediarios suman miles de millones. En el despacho del letrado Fabián Márquez, dirigente de CEOE (inscrito en el Colegio en el 91, número 45208), diseñaron la operación asalto en Galerías Preciados. No intervino ningún asesor empresarial, pues la negociación se llevó desde fuera, en secreto, absoluto sigilo y complicidad", como afirma un Auto de Delitos Monetarios. La minuta del despacho fue millonaria para no dejar atrás a sus colegas. Como resultado de la adjudicación, unas 2.000 personas, de una plantilla de 7.308, fueron a la calle. La representación del colectivo señaló que "la mayoría de admitidos está a punto de cumplir 55 años, lo que significa que pronto serán jubilados. Para nosotros, esa compra fue totalmente especulativa y realizada en fraude de ley, pues el artículo 44 del Estatuto del Trabajador dice que, cuando una empresa compra otra, tiene que hacerse cargo de la totalidad de la firma, incluso de toda la plantilla. Lo que ha hecho "El Corte Inglés" ha sido obviar este artículo, dejando a 2.300 personas en la calle". Viendo el derrotero que seguía el propietario definitivo, "los damnificados planteamos un recurso contencioso-administrativo, porque la concesión se ha realizado en fraude de ley". Cuando Isidoro Alvarez adquirió Galerías Preciados, el problema del "excedente laboral ya estaba resuelto". Javier de Paz, que fue director general de Comercio Interior del Gobierno socialista, y antes secretario general de Juventudes Socialistas y diputado del Congreso, apelaba burdamente al "buen criterio de los interlocutores sociales" (CC OO, UGT y FASGA), haciéndoles saber que "nos atrevemos a reiterarles nuestra preocupación por la convocatoria de movilizaciones. No nos parece demasiado oportuna para lograr los objetivos en los que coincidimos". Días después, la movilización fue desconvocada. Sería entonces cuando empezaron los enfrentamientos con los falsos sindicalistas que hacían de esquiroles por mandato expreso de El Corte Inglés y recomendación del socialista Javier de Paz, grupo que integraban las tres centrales sindicales citadas, sumisas y claudicantes, unidas en un frente común contra las personas despedidas. Su enemigo era el Sindicato Unitario (SU), pues exigía "la recuperación de la unidad de acción para mantener la solidez contra la desintegración". Actualmente, muchas de aquellas personas, sindicalistas auténticas, que habían pertenecido a CC OO, están afiliadas a la CGT y, como antes, son verdaderos líderes del sindicalismo de clase. El 31 de mayo de 1995, los auténticos sindicalistas emitieron un comunicado, en el que advertían al resto de sus compañeros sobre el oscuro ofrecimiento de El Corte Inglés, considerándolo como "el peor de todos" e informándoles que "la plantilla de "Galerías" está siendo presionada con esta oferta, bajo el chantaje del impago de salarios, el miedo a que una oferta más débil no sea capaz de reflotar la empresa y la angustia que provoca una crisis tan larga". En aquel mismo documento, denunciaban que el Estado iba a desembolsar 12.000 millones de pesetas en concepto de "jubilaciones anticipadas e indemnizaciones por despido", destacando un detalle omitido por los medios, pues "al hacer desaparecer el nombre de "Galerías Preciados", no permiten valorar los miles de millones que en concepto de Fondo de Comercio supone dicha marca". Según denunciaron, los firmantes del "Protocolo de Empleo" "se bajaron los pantalones", renunciando a convocar elecciones sindicales hasta 1997, "cuando la Ley obliga a celebrar elecciones a los seis meses de iniciada la actividad laboral en cualquier empresa". Los representantes de FASGA, UGT y CC OO concertaron un contrato social para constituir la "Asociación de Colaboración con los trabajadores de Galerías Preciados". Según decían, la finalidad era "defender los intereses de todos los asociados en la colaboración de la búsqueda de trabajo en empresas de "El Corte Inglés", así como la obtención de mejoras económicas reconocidas en el Expediente de Regulación de Empleo" (ERE), en caso de no obtener trabajo con el nuevo propietario. Un artículo del mismo documento señala que "el patrimonio de la Asociación estará constituido por aportaciones de todos los asociados". Como siempre hacen las direcciones de UGT y CC OO (sin referirnos al fantasma FASGA), al atenuarse el conflicto, olvidaron sus promesas. Los que no firmaron el contrato, decían que, "si la empresa ha cerrado, es decir, si se ha producido un ERE en función de los contratos, el trabajador tiene derecho a su FOGASA". Los responsables de los tres sindicatos burocráticos y oficialistas, "que se plegaron a las exigencias" de El Corte Inglés, quisieron desmontar cualquier oposición, ofreciendo en bandeja de plata a Isidoro �lvarez �lvarez "un futuro de paz social y de sumisión absoluta para "su" Nuevo Orden".

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona