Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
¿Quién debe a quién? (Jubileo Sur)
14 feb 2005
Todas y todos somos acreedores!
Asamblea Regional de Jubileo Sur/Américas
Porto Alegre, 23 al 25 de enero de 2005


En el marco del V Foro Social Mundial, nos reunimos representantes de diversos movimientos, organizaciones y redes sociales de 16 países de Latinoamérica y el Caribe en la II Asamblea de Jubileo Sur/Américas, para debatir propuestas de acción y una agenda común frente a la grave problemática de endeudamiento que afecta a los pueblos de la región y de todo el Sur.

Vemos hoy, igual como hemos visto desde el nacimiento de Jubileo Sur en Sudáfrica en 1999, que a lo largo de nuestro continente se sigue cobrando, y los gobiernos de nuestros países siguen pagando, una ilegítima, ilegal y odiosa Deuda Externa. Vemos además, que esa supuesta deuda financiera continúa aumentándose, a pesar de todo lo pagado, y que a la par se incrementa cada día más la gran deuda social, ecológica e histórica que las instituciones financieras internacionales, los gobiernos de los países del Norte, las grandes corporaciones transnacionales y sus cómplices en nuestros países, tienen con nosotras y nosotros.

Frente a esta realidad, exigimos la inmediata e incondicional cancelación de la deuda externa, la sanción de los responsables de su fraudulento crecimiento y la restitución y reparación de todo lo saqueado desde hace ya más de 500 años.

Los llamados acreedores, incluyendo a las Instituciones Financieras Internacionales (IFIs) como el FMI, el Banco Mundial y el BID, no han escatimado estrategias para cobrar lo que dicen que les debemos. Siguen adelante con sus políticas de sometimiento a nuestros países a las leyes de los mercados con ajustes estructurales, privatizaciones y chantajes múltiples. En particular, han reforzado su utilización de los procesos de endeudamiento como herramienta de extorsión para lograr aprobación de los Tratados de Libre Comercio que pretende implementar los Estados Unidos, sobre todo en este momento en Centroamérica, Haíti, República Dominicana y la región andina. Estas imposiciones van acompañadas además de una creciente militarización de la región, con el Plan Colombia, el Plan Puebla Panama y la reciente intervención militar en Haití, con el repudiable apoyo y envio de tropas de los gobiernos de muchos países de la región, entre ellos Argentina, Brasil y Chile.

Todas estas piezas son parte de un mismo plan de dominación imperialista, constituyéndose así la deuda externa en un factor determinante del sometimiento de nuestros pueblos a los intereses de los grandes grupos económicos y del capital concentrado.

Pero así también vemos, desde el Río Grande en México hasta la Patagonia argentina, la lucha de nuestros pueblos, con la Cuba solidaria que resiste un criminal bloqueo desde hace mas de 40 años, con un Haití ocupado pero que no pierde su dignidad, con una América Central movilizada contra los TLC, con un Brasil que lucha por la reforma agraria, con una Venezuela que defiende su soberanía y un pueblo colmbiano que se une contra la militarización y la presencia creciente de tropas de EE. UU. Todos los pueblos hermanados en una misma lucha por la vida, la dignidad y la esperanza de construir ese otro mundo posible.

Pero nada nuevo se puede construir si continuamos pagando una Deuda Externa que cuanto más pagamos, más debemos, a costa de la vida de millones de personas. En realidad somos nosotros y nosotras los acreedores de una gran deuda histórica, social, ecológica y cultural, que debe ser saldada. Las instituciones, gobiernos y corporaciones financieras del Norte, nos deben a los pueblos del Sur. Debemos asumirnos como acreedores y romper con el discurso hegemónico de que somos "deudores". Amén de su ilegitimidad, ya hemos pagado varias veces eso que llaman "deuda externa". Es hora que se salde la verdadera deuda que se tiene con los niños y niñas desnutridos, los ancianos sin sustento, la juventud sin trabajo, los campesinos y pueblos originarios expulsados de sus tierras, con los miles y miles que sufren hambre frente a la opulencia indignante de riquezas de unos pocos.

Por eso llamamos a los diferentes movimientos populares y organizaciones sociales a sumarse a la lucha por el inmediato e incondicional repudio y anulación de la Deuda Externa, contra la militarización, la guerra y los Tratados de Libre Comercio y a favor del pleno respeto a la Vida y la autodeterminación de los pueblos.

En especial, convocamos a unirnos en nuestro continente, junto a las organizaciones hermanas de Ã?frica y Asia, para impulsar los siguientes acuerdos:

Denunciar la ilegitimidad de la llamada Deuda Externa de los paises del Sur.
Visibilizar el problema de la deuda y su relación con el flujo de riquezas del Sur hacia el Norte, el ALCA y los demás Tratados de Libre Comercio (TLC), la militarización, las privatizaciones de los servicios básicos, el empobrecimiento de nuestros pueblos y la destrucción de la naturaleza.
Evidenciar que la deuda externa ya fue pagada varias veces a costa de la vida de millones de personas.
Asumirnos como acreedores de una gran deuda histórica, social y ecológica que debemos exigir sea reparada y restaurada y sancionados sus responsables.

Líneas de acción:
- Exigir el repudio y anulación total e incondicional de la llamada deuda externa.
- Promover Auditorias integrales de la deuda financiera, social, ecológica e histórica, para demostrar quien le debe a quien y exigir así que lo saqueado sea reparado y restaurado.
- Denunciar los supuestos alivios de la deuda externa, como el HIPC/PRSP, o proyectos como el Plan Puebla-Panamá y el IIRSA, que solo incrementan la deuda financiera, social y ecológica.
- Oponerse al canje de deuda por educación y por naturaleza, denunciándolos como mecanismos de expropiación e intromisión en nuestros conocimientos, cultura y recursos naturales.
- Detener la destrucción del medio ambiente, que incrementa las deudas financieras, sociales y ecológicas, fortaleciendo la resistencia y exigiendo sanción de los responsables, la restauración de los ecosistemas, la indemnización a los pueblos afectados y la devolución de lo saqueado.
- Solidarizarnos con el pueblo de Haití, impulsando una campaña coordinada de rechazo de la intervención militar y exigiendo la cancelación de la deuda externa.

Estrategias:
- Fortalecer la articulación de los movimientos de la región junto con todo el Sur, por el repudio, no pago y anulación total de la deuda externa.
- Impulsar la educación popular como herramienta para la toma de conciencia respecto a que la problemática de la deuda afecta nuestras vidas cotidianas.
- Utilizar los medios alternativos y populares de comunicación para contrarrestar la influencia de los medios hegemónicos y asumirnos como verdaderos acreedores.
- Promover la realizacion de Tribunales y Asambleas de los Pueblos Acreedores de la Deuda social, histórica y ecológica.
- Impulsar movilizaciones populares en cada país y en la región, para exigir la anulación de la deuda externa.
- Utilizar los mecanismos jurídicos y los instrumentos de derechos humanos nacionales e internacionales, frente a la ilegalidad y el genocidio provocado por la deuda externa.
- Fortalecer la resistencia de los pueblos contra el incremento de las deudas financiera, social y ecológica.

Agenda regional:
26 al 31 de marzo Misión de investigación y solidaridad a Haití.
10 al 16 de abril Semana de acción global contra la pobreza.
16 de abril Movilizaciones nacionales y global frente a las reuniones del FMI y BM.
26 al 30 de abril IV Encuentro Hemisférico de Lucha contra el ALCA, La Habana.
1 de julio Acción nacional y global frente a la reunión cumbre del Grupo de los 7.
19 al 22 de julio II Cumbre Sur-Sur/Asamblea global de Jubileo Sur, La Habana
23 al 25 de julio Encuentro Internacional sobre la Deuda, La Habana
12 al 17 de octubre Semana de acción hemisférica contra la exclusión, el libre comercio, la
deuda y la militarización
noviembre Cumbre de los Pueblos de América, Argentina
7 al 12 de noviembre I Foro Social Caribeño, Martinica


Por un milenio libre de deudas y dominación, invitamos a todos y todas
a sumarse a estas acciones de lucha por el no pago de la deuda externa y
la restauración y reparación de la deuda ecológica y social.
No debemos, No pagamos!
Somos acreedores, No somos deudores!

-Porto Alegre, Brasil, 25 de enero de 2005

Jubileo Sur/Américas
Argentina - Brasil â Colombia - Cuba â Ecuador - El Salvador - Haití - Honduras - Nicaragua -Panamá - Paraguay - Perú - República Dominicana - Santa Lucia - Trinidad y Tobago - Uruguay

This work is in the public domain

Comentaris

Con foros y encuentros difunden ahora la "teología indígena"
14 feb 2005
Excelsior, 14/02/2005


Denuncia la Iglesia intentos de reavivar la Teología de la Liberación


Notimex

México, 14 febrero. En un documento que circula entre altas autoridades eclesiásticas, se advierte que promotores de la Teología de la liberación intentan reavivar esa tésis, ahora bajo la llamada Teología indígena.

En el texto "Resurge la disidencia de los teólogos de la liberación", subtitulado "Gestación de asalto a la V Celam", se señalan los intentos de los promotores de la llamada "Iglesia del pueblo" por llevar sus demandas a la Quinta Conferencia General del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam).

Lo que ahora se promueve, según advierte este documento, es el proyecto inacabado de la "Iglesia autóctona" como intento para realizar el viejo sueño de Iván Illich, con su secuela a propósitos que implican la exigencia del "sacerdocio indígena exorado", que deberá culminar el llamado "proceso indígena".

Denuncia que actualmente, en vez de "redes" operan "foros" y "encuentros", como los de Porto Alegre y los de las teologías de la liberación, coordinados desde Bruselas por el llamado Foro Mundial de las Alternativas.

También los denominados Encuentros del indigenismo para seminaristas, sacerdotes, religiosos, laicos, agentes de pastoral y hasta se anuncia una de obispos. Hay foros y encuentros en abundancia de carácter local, nacional, regional, continental y global.

El documento hace un paralelismo entre los tiempos de la convocatoria de la tercera reunión del Celam, celebrada en 1979, y el actual con vistas a la quinta cumbre de ese organismo de la Iglesia Católica, que se llevará a cabo en Roma en 2007.

Casi tres décadas separan a estas dos asambleas del Celam, pero según revela el documento las posiciones entre los fieles a la ortodoxia católica y sus disidentes son las mismas.

Lo que ahora está presente es la llamada "teología india" o "teología indígena", que Juan Pablo II calificó como "otra versión del marxismo" en su participación en la Tercera Conferencia del Celam, celebrada en Puebla en enero de 1979, durante su primera visita a México.

El texto de 24 páginas, en poder tanto en la Curia Romana como de la jerarquía latinoamericana, señala que algunos nombres de personas, grupos y teorías han cambiado en estos 30 años.

Ya no se viven los tiempos de la Guerra Fría, ni del comunismo soviético y castrista infiltrando las doctrinas y las estructuras de la Iglesia, así como ya no están operando "las redes Pax", que desde Polonia pretendía "infiltrar", sitiar y sojuzgar a la institución.

Tampoco "las redes de la I-doc", que saturaban las publicaciones de apariencia católica con su "magisterio paralelo",ni "la red Curiel" que pretendí brindar desde Europa el "apoyo humanitario" a las guerrillas de América Latina.

Menos aún los llamados institutos de "sensibilización intercultural", como el Centro de Información y Documentación (Cidoc) y el Centro de Formación Intercultural (Cenfi) de Iván Illich, que proponían el modelo de la "Iglesia diaconal".

Además, ya no parecen tener fuerza las propuestas y la expresión de una "iglesia popular", que alcanzó su expresión más acabada en la Nicaragua de los "comandantes sandinistas", ni la marxista "teología de la liberación" de tantos teólogos actualmente desvanecidos o desaparecidos.

En esta era tampoco están presentes los "cristianos por el socialismo", que impulsaba fervientemente el obispo Sergio Méndez Arceo, ni el grupo Sacerdotes para el Mundo, el movimiento ONIS y otros más.

Pero los intentos por retomar la teología de la liberación, que casi desapareció tras el fuerte llamado de Juan Pablo II en el Seminario Palafoxiano de Puebla, y el viraje de la Iglesia en Latinoamércia después de esa cumbre, ha resurgido ahora bajo el amparo del indigenismo.

Las revelaciones de este documento comienzan a permear en las esferas de los medios de comunicación de todo el mundo; hace unas semanas, en la publicación semanal española "ALBA" se denunció cómo la "nueva izquierda" -financiada por el superávit petrolero de Hugo Chávez- desarrolla un "nuevo asalto a la Iglesia Católica".

Asimismo, el periódico electrónico madrileño "Hispanidad" puso a disposición de sus lectores el documento, que sirve de base para una denuncia.

En ella se subraya que "la izquierda marxista en Latinoamérica, ahora cobijada por la llamada Revolución bolivariana y por los comités bolivarianos", practica una eficaz estrategia de infiltración de teorías y en las estructuras, que se concentran en el "acompañamiento de ideologías".

Estas pretenden ser incorporadas en los borradores para que formen parte del documento preparatorio de la quinta reunión del Celam, gracias a la complicidad o ceguera de "eclesiásticos comprometidos con la disidencia", como ocurrió hace casi 30 años.

Ahora, el pretexto de la "causa indígena" y el "apoyo estratégico y financiero de Venezuela" como se vio con Porto Alegre hace unos días, fue explícitamente señalado por el escritor Frei Betto, amigo de Fidel Castro y de Hugo Chávez.

El artículo denuncia que son las mismas motivaciones y los mismos proyectos que en 1979 desarmó, con su autoridad y su doctrina, el papa Juan Pablo II, en ese entonces el joven pontífice venido del este europeo.

Que la Iglesia Católica en Iberoamérica ha estado infectada de Teología de la Liberación durante los años 70 no es novedad; pero con el siglo XXI llegó una teología de la liberación-bis, revestida y utilizada por la izquierda para sembrar la lucha de clases: la teología india, lucha de etnias.

Ahora, la diferencia estriba en que tesis y antitesis se pueden confrontar con la financiación del petróleo venezolano. El petróleo da para eso. Su maldición impide el desarrollo de los pueblos que lo albergan, pero permiten financiar a los nuevo "Che" Guevara del siglo XXI, sotanas incluidas, destacó este articulo.

El documento original está divivido en varios subtemas: Los sembradores de cizaña; El repliegue inevitable; Cambio de máscaras; Gestación de un nuevo asalto; El parto de la "Nueva teología de la liberación"; Al rescate y la expansión del proyecto de Samuel Ruiz; Instalación de los "soviets" temáticos, y un anexo titulado "El grito de Riobamba".
Mira també:
http://www.excelsior.com.mx/index.php?ID=12131
Re: ¿Quién debe a quién? (Jubileo Sur)
15 feb 2005
La maquinaria de inteligencia del Vaticano juega a que los Foros Sociales son una semilla de un nuevo comunismo, ocultandose la realidad de que quien los ha promovido es la propia agencia gubernamental vaticana (O Consejo Pontificio en lenguaje vaticano) Justicia y Paz a través de los obispos brasileños y en concreto de su secretario Chico Witaker. Justicia y Paz está dirigida por el "amigo" de Pinochet, Angelo Sodano.

Obviamente, a la Iglesia le preocupa cualquier atisbo de "liberación" o "comunismo"; pero éste no se produce en el FSM que es una liturgia completamente controlada y sin más efecto que el adormecimiento pequeñoburgués.
Sindicat