Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Apartat amb codi "Infracció Política"
Notícies :: altres temes
La pequeña vida de los cerdos
10 feb 2005
Los cerdos (uno o dos por familia) se suelen comprar pequeñitos (en cuanto no dependen de la madre y comen pienso ya es posible), a primeros de año, y se matan en diciembre, cuando los fríos y las heladas ayudan a que se cure la matanza. Es frecuente que los animales no lleguen a vivir ni un año.
Con dos meses o así, se capan los cerdos para que engorden más. No conviene demorarse en realizar esta operación pues ya desde pequeños tienen bastante fuerza y es difícil mantenerlos inmovilizados entre varias personas, mientras el veterinario procede con la operación, que es rápida, y no necesita de un lugar especial.
Comer, comen de todo: patatas, maiz, fruta, verduras, frutos secos (especialmente bellotas), pan, las cáscaras de patatas, zanahorias y demás, las sobras de las comidas, etc; dos veces al día y hasta tres cuando son grandes. Comen tanto que normalmente hay que comprarles sacos de "harinilla" (harina mezclada de distintos piensos) y pulpa (de remolacha u otros vegetales), que aumenta tremendamente de volumen al dejarla en remojo. La harinilla y la pulpa se mezclan con el pan duro metido en agua, las sobras de la comida, las patatas (cocidas o no) y demás, para prepararles lo que se llama el "brebajo", como se denomina a este "guiso" para alimentar a los cerdos. No se les da agua. El brebajo ya incluye la que necesitan. Tan sólo cuando son muy pequeñines y se les acaba de destetar, toman un pienso de leche con el que sí hay que ponerles agua a parte para que beban.
Se da una importante interrelación entre la cría de cerdos y la siembra de una huerta. Los animales se comen según la temporada los excedentes que se van a estropear o son de peor calidad: tomates, melocotones (incluído el hueso), manzanas, higos, melones, sandías, las peores hojas de la lechuga, etc. Además se siembra específicamente para ellos remolachas y maiz, o se les reservan las patatas más pequeñas. Aunque al final del año, si son normales, o sea, muy comilones, hay que echar mano de las de tamaño normal reservado para el consumo humano.
A cambio, los cerdos generan estiércol, que se utiliza para abonar la tierra, y que de no sembrarse, sería un desperdicio que no sabríamos dónde tirar, por su volumen y lo desagradable de su olor, además de la compañía de moscas y todo tipo de insectos.
La cuadra de unos cerdos es muy simple: un espacio techado cuyo suelo se recubre con "jaugo" de los pinos o virutas de madera (es lo que se denomina "la cama"), quizá algo de espacio, poco, al aire libre, y sobre todo la "gamella" o comedero.
Los cerdos se llaman cerdos porque son unos cerdos. Hacen todas sus necesidades en el mismo sitio donde duermen o se tumban, y cuando les das de comer lo hacen con tantas ganas que se salpican hasta las orejas. Dicho esto se comprenderá que hay que "cambiarles la cama" con mucha frecuencia, es decir, llevarse el jaugo mezclado con los excrementos, convertido ya en estiércol, y recubrir de nuevo el suelo con mas hojas de pino. Al utilizarse como abono para las tierras es más recomendable recubrir de jaugo que de virutas, lo cual obliga a tener un cierto retén de sacos de jaugo preparados por si llueve, o contar con un amigo carpintero que te guarde las virutas para los peores días del invierno.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat