Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal : educació i societat : amèrica llatina : pobles i cultures vs poder i estats
En Chiapas, casi 100 mil niños no van a la escuela
03 feb 2005
Estudio del Unicef
ANGELES MARISCAL CORRESPONSAL

Tuxtla Gutierrez, Chis., 2 de febrero. Las dos ciudades más importantes de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez y Tapachula, albergan a más de 50 mil niños en edad escolar que no reciben servicios educativos, informaron la Secretaría de Educación (SE) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Datos revelados por ambas dependencias rompen con la idea que se tenía de que en esta entidad la deserción escolar y la falta de atención en la materia eran casi exclusivas de las comunidades indígenas, reconoció Alfredo Palacios, titular de la SE.

Según el diagnóstico difundido en el contexto de la campaña Todas las niñas y todos los niños en la escuela, para promover la inscripción escolar en Chiapas, en 26 municipios la inasistencia a los servicios educativos alcanza 50 por ciento de la población en edad escolar, es decir, en esos lugares la mitad de la población de niños y jóvenes de entre cinco y 15 años de edad no asiste a la escuela.

Según el dictamen elaborado por especialistas contratados por Unicef, en Chiapas hay casi 100 mil infantes -de una población total de casi un millón en edad escolar- que por diversas causas no acceden a servicios educativos.

Al menos 50 mil se localizan en las ciudades de Tuxtla y Tapachula, las más importantes en materia económica, donde la población indígena es menor a 5 por ciento del total. Otros municipios con un mínimo de indígenas, como Huixtla, Cintalapa, Villa Flores y Villa Corzo, también cuentan con niños que no asisten a la escuela. Según el secretario de Educación estatal, las cifras anteriores rompen con la suposición de que la inasistencia escolar era casi exclusiva de los municipios con mayoría de población indígena y con índices más altos de pobreza.

Sin embargo, entre los 26 municipios con alta deserción escolar se localizan también algunos de mayoría indígena, como Ocosingo, Las Margaritas, Chilón, Chamula, Zinacantán y Tila, además de San Cristóbal de las Casas.

Otras cifras contenidas en el diagnóstico indican también la existencia de 480 localidades donde no se cuenta con ningún servicio educativo. Revelan igualmente que hay un déficit de infraestructura educativa que requiere de una inversión de al menos 6 mil 500 millones de pesos, cantidad que hasta el momento no está prevista en el presupuesto de ingresos del estado. Otros indicadores señalan que actualmente hay unos 58 mil docentes adscritos a los niveles federal y estatal, lo que implicaría que a cada uno le tocaría atender, en teoría, a unos 17 alumnos adscritos a algún servicio educativo.

Durante la presentación del inicio de la campaña para promover la inscripción escolar, personal de Unicef explicó que con la participación de autoridades estatales, federales, la iniciativa privada y el organismo se espera invertir 200 millones de pesos para abatir el rezago en esta materia. Una de las metas es lograr que los padres inscriban a sus hijos en la escuela, crear 121 jardines de niños, 119 primarias y 27 secundarias, así como elevar la calidad de la educación, mejorar la infraestructura y capacitar a docentes para asegurar un ambiente favorable para la educación.
Mira també:
http://www.jornada.unam.mx/2005/feb05/050203/034n2est.php

Copyright by the author. All rights reserved.

Comentaris

Proponen regularizar escuelas zapatistas
03 feb 2005
Se necesitarían acuerdos especiales

El presidente de la Asociación Mundial de Educación Infantil, Juan Sánchez Muliterno, propuso hoy aquí legalizar las escuelas autónomas creadas por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

âEstá bien que se creen esas escuelas, pero evidentemente lo que tienen que hacer es regularizarlas, tampoco vale el mismo patrón para todas, tampoco vale el mismo traje para todas las personasâ?.

Cada persona necesita un traje, aquí se necesitarían acuerdos especiales para el reconocimiento de esas instituciones, aunque esos sistemas educativos son muy rígidos y tendrían que ser más flexibles.

En entrevista en el marco del segundo y último día del primer foro regional de educación infantil, el español aseveró que sí hay una norma para la mayoría de la gente, âno es lo mismo para el maestro que está en la sierra, que tiene una escuela unitariaâ?.

Sánchez Muliterno âreiteró que evidentemente merece la pena regularizar las escuelas, y que además, no sería sólo eso, habría que estudiar cada una de las escuelasâ?.

No es válido que toda la gente coma lo mismo, que vistamos lo mismo, no es lo mismo una ciudad como Tuxtla Gutiérrez, que la Sierra y Selva, donde hay difíciles accesos y características de las escuelas muy distintas, agregó.

Propuso flexibilizar las normas educativas oficiales para adaptarlas a las características de cada una de las escuelas zapatistas o autónomas para adaptarlas según su entorno geográfico.

Enfatizó que las escuelas rurales aportan mucha riqueza al maestro de la gran ciudad que está acostumbrado a muchos materiales y de demás, generalmente el docente de la escuela rural suele ser mucho más creativo.

Mientras que en las ciudades el trabajador de la educación tiene que esforzar más su imaginación para sacar adelante los programas, apuntó.

Definitivamente es otra manera de entender la vida en el medio rural, la persona que está por ahí trabajando en condiciones malas o precarias, es mucho más vocacional, da más de sí para los niños, es positivo y aprende mucho de las escuelas rurales, por lo tanto tiene que aportar, concluyó
Mira també:
http://www.heraldochiapas.com.mx/notas_e.asp?urlnota=030205loc1b.doc
Sindicat Terrassa