Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: guerra
La locura mesiánica de Bush: La cruzada por dios y conquista mundial
03 feb 2005
George Bush se acercó al podio con aire fanfarrón y declaró que va a darle a "todo gobierno y toda nación" la oportunidad de abrazar su visión de "libertad". (Como el capo mafioso que hace una oferta que "no se puede rechazar").
"En este nuevo siglo, América proclama la libertad por todo el mundo y a todos sus habitantes".
George Bush, en el discurso de toma de posesión

"¡Crees que sabes... pero no tienes idea... exactamente de lo que Bush tiene planeado... para ti... para nosotros... para el mundo... para nuestro futuro!"
âDe la declaración del PCR "¡
La batalla por el futuro se libra de aquí en adelante!"

George Bush se acercó al podio con aire fanfarrón y declaró que va a darle a "todo gobierno y toda nación" la oportunidad de abrazar su visión de "libertad". (Como el capo mafioso que hace una oferta que "no se puede rechazar").

Dijo que esta es "la vocación de nuestros tiempos", o sea, que cree que dios le ha hablado y le ha asignado a Estados Unidos y a sus fuerzas armadas una misión divina. Es una visión de una cruzada global yanqui.

Usamos la palabra "cruzada" en sentido literal. La última vez que unos cristianos fundamentalistas gobernaron fue en la edad media, también llamada la edad de las tinieblas. Los dirigentes teocráticos de esa época libraron "cruzadas", o guerras santas, para conquistar zonas estratégicas de su mundo. Invadieron el Medio Oriente ocho veces de 1095 a 1270.

Este llamamiento a una cruzada moderna es la fusión de la locura mesiánica cristiana con la geopolítica calculada del capitalismo estadounidense.

El discurso estuvo salpicado de referencias fundamentalistas a imponer los dictados cristianos en un mundo rebelde y pecador. Por otro lado, presentó la visión clásica "neoconservadora" de rehacer el mundo a imagen y semejanza yanqui, por supuesto "para acabar con la tiranía".

No dijo nada específico.

No fue un discurso de rutina, sino una declaración de ambiciones arrogantes y agresión desenfrenada desde los más altos niveles del imperio, respaldado con el poderío de las fuerzas armadas.

Elecciones fraudulentas y ataques globales
"Estados Unidos tiene a su haber una larga lista de crímenes monstruosos contra el mundo... y ¡AHORA PIENSAN IR MÃ?S LEJOS! Los imperialistas en el poder âtodos, con Bush al núcleoâ apuntan a un imperio global total".
âDe "La batalla por el futuro..."

Antes de la toma de posesión, Bush dijo que las elecciones fueron un referendo sobre la guerra de Irak y que el público la apoya. Mentira. El proceso electoral, totalmente amañado y trinqueteado, no le dio a la ciudadanía ninguna oportunidad de desaprobar esta guerra criminal. Una y otra vez se ha expresado amplia oposición a la guerra y a todo el programa de Bush, especialmente en las convenciones de los partidos Demócrata y Republicano y durante la toma de posesión en Washington, D.C.

En el discurso Bush no mencionó a Irak, ni siquiera una vez. En vez, sus ambiciones se enfocaron en todo el mundo y todos los países.No cabe duda de las implicaciones: que Estados Unidos aprovechará su poderío militar sin igual, que no se dejará empantanar por la oposición popular en Irak, que aplastará todo obstáculo, y que ya tiene en la mira a otros países.

El discurso ofreció un nuevo pretexto para la intervención yanqui... de hecho, ¡Bush tampoco mencionó la "guerra contra el terrorismo"!

La Casa Blanca aprovechó los sucesos del 11 de septiembre de 2001 para iniciar ataques militares y despachar tropas para "castigar a los terroristas y a los que los protegen". Invadieron Afganistán e Irak, establecieron docenas de nuevas bases militares, ampliaron una red de centros de tortura por todo el mundo, sometieron a otros países y movilizaron la "patria" para librar una guerra sin fin.

Pero en poco tiempo el pretexto de la "guerra contra el terrorismo" les quedó chico. Al fin y al cabo, Irak no tenía nada que ver con el 11 de septiembre ni con Al Qaeda. Así que la Casa Blanca proclamó la Doctrina de Bush, que dice que el presidente puede mandar invadir cualquier país si cree que podría ser una amenaza en el futuro.

Ahora cambiaron otra vez el pretexto: Bush dijo que amenazará a cualquier gobierno o país que se oponga a su visión mesiánica de "libertad".

Esperan que eso sirva de inspiración para la ciudadanía. Bush se dirigió específicamente a "nuestros ciudadanos jóvenes" y los exhortó a "participar en una causa mayor que sus propios deseos". En un mundo capitalista podrido de consumismo vacío, promueve visiones mesiánicas con el fin de reclutar a los jóvenes a matar y morir por este asqueroso imperio.

Visión perversa de "libertad"
"La guerra es la paz
"La libertad es la esclavitud
"La ignorancia es la fuerza"
âEstandarte en el Ministerio de la Verdad en el libro 1984 de George Orwell

Como dice Bob Avakian: "No me vengan a hablar de libertad y democracia hasta que se haya hecho y contestado la pregunta fundamental: ¿libertad para quién, para hacer qué? ¿Libertad para que el explotado se rebele y se deshaga de la explotación o libertad para que los explotadores nos mantengan oprimidos, nos den órdenes, nos subordinen, nos chupen la sangre y nos asesinen, literalmente? Es lo uno o lo otro".
( Balas, p. 253)

En el discurso Bush dijo "libre" o "libertad" 46 veces. ¡Qué cosa tan hipócrita!

Este presidente y este movimiento llegaron al poder en el año 2000 robándose las elecciones y ganaron en el año 2004 negándoles a muchos negros el derecho a votar. ¡Y ahora quieren enseñarle al mundo qué es la "libertad"!

Siguen una cosmovisión absolutista en que el pueblo solo tiene los derechos que "dios" le otorga. Dado que dios no existe, esto quiere decir que debemos someternos a los valores y normas que quieren imponer los fascistas cristianos.

Bush quiere enseñarle al mundo qué es la "libertad", pero ¿qué significa esa palabra en su visión del mundo?

Como gobernador de Texas aceleró el ritmo de las ejecuciones, manda meter a la cárcel sin acusaciones ni juicios, quiere instituir la intolerancia contra los gays en la Constitución y propone quitarle a la mujer el derecho de controlar su propia reproducción... ¡y tiene las agallas de predicar acerca de la "libertad"!

Cuando habla de "acabar con la tiranía", millones de personas por todo el mundo piensan en los presos de Abu Ghraib y Guantánamo, y los escombros de Fallujah.

En Afganistán, Estados Unidos escogió, impuso y protege al presidente Hamid Karzai, y lo ratificaron los señores de la guerra y unas elecciones chafas. En Irak su programa es "invadir, adueñarse de los recursos naturales, escoger a un puñado de colaboradores, matar a la oposición y celebrar elecciones".

¡¿Qué clase de "libertad" es esa?!

En la visión de libertad de Bush los pueblos oprimidos no tienen el derecho a la autodeterminación ni a zafarse de las garras del capitalismo internacional.

Para él, la "libertad" quiere decir libertad de empresa, o sea, un orden mundial donde el imperialismo estadounidense prospera y el pueblo se hunde más y más en la angustia y la miseria.

Nueva lista de blancos
Tras el discurso de Bush, los demócratas liberales y muchos funcionarios de política exterior se preguntaron si la condena de la "tiranía" influenciaría las relaciones de Estados Unidos con la teocracia de Arabia Saudita, las dictaduras de Egipto y Pakistán o con China. Se quejaron de que Bush había rechazado el "realpolitik" a favor de retórica "idealista" (Realpolitik se refiere a una política amoral y "realista").

Primero, es absurdo (y revelador) que pinten las alucinaciones agresivas de Bush como "idealismo". Una vez más los demócratas liberales demuestran que su "oposición" a Bush no es más que pedir diplomacia y delicadeza... en aras de la misma política de dominación global.

Además, sus críticas pasan por alto el hecho de que esta cruzada va en serio y tiene su propia cochina realpolitik imperialista.

Mientras Bush hablaba de imponer "opciones" a otros gobiernos, su nueva secretaria de Estado, Condoleezza Rice, tildó a varios gobiernos de "tiránicos". Esencialmente dio una nueva lista de blancos, que va más allá del "eje del mal" de Bush, y en que ahora figura Cuba.

Por su parte, el vicepresidente Dick Cheney anunció que Irán es el primer blanco de la lista y dio a entender que Israel podría iniciar un ataque de "prevención" contra instalaciones militares iraníes. El periodista Seymour Hersh ha documentado una amplia gama de operaciones clandestinas contra Irán, y planes de atacar a Irán y otros países. (Revista New Yorker,24 de enero de 2005)

Es decir, incluso antes de que terminara el discurso, millones de personas se enteraron de que están en las miras de la cruzada yanqui.

Simbolismo escalofriante
El discurso casi no mencionó la vida nacional, que tratará en otro discurso el 2 de febrero.

Pero todo mundo sabe que también tienen grandes planes para la "patria". Van a reorganizar la Suprema Corte e iniciar nuevos ataques contra las normas jurídicas, especialmente el derecho de la mujer a controlar su reproducción y el derecho de privacidad y de protección ante la polícia. Van a recortar el programa de pensiones para jubilados (social security). Asimismo, están trazando planes para imponer medidas extremas en la sociedad y el gobierno.

La ceremonia de toma de posesión estuvo saturada de imágenes simbólicas de lo reaccionarias que son las fuerzas que detentan el poder.

Dos ejemplos:

El senador Trent Lott (de Mississippi) quedó desprestigiado hace tiempo por evocar con nostalgia los días de segregación y supremacía blanca en el Sur. Pero en esta toma de posesión lo rehabilitaron y le dieron el papel de organizador y maestro de ceremonias.

En las ceremonias cantaron (por primera vez en la historia del país) un militante himno fascista cristiano, escrito por el secretario de Justicia, John Ashcroft, que apoya abiertamente la teocracia cristiana: "Que el águila suba muy alto, como nunca antes... Y que abajo la tierra cante: ¡Dios es el único rey!"

*****

La toma de posesión mostró los reaccionarios valores y visión de este gobierno más desvergonzadamente que nunca. No hay señal de "moderación", sino de nuevos crímenes y nuevos pasos extremistas.

Estos monstruos se toman en serio. Su visión es una nueva edad media de alta tecnología, dominada por sus valores fundamentalistas, el Todopoderoso Dólar y las fuerzas armadas.

El resultado de los conflictos venideros decidirá el futuro de la humanidad por décadas y generaciones.

Como dice la declaración del PCR "¡La batalla por el futuro se libra de aquí en adelante!":

"Entonces te planteamos el reto A TI: si has estado muy inquieto sobre el futuro, si te cae bien esta declaración... TÃ, ¿qué vas a hacer? ¿Tú vas a ser uno de miles de personas que se unan ahora para crear la fuerza que dirija a millones contra esta demencia, cuando llegue el momento? ¿Ayudarás a crear y movilizar a un pueblo revolucionario? ¿Estás dispuesto a checar este partido y su líder? ¿Aportarás tus ideas, creatividad, tus dudas y, sí, tus desacuerdos, y serás parte del proceso de ver cómo ponernos a la altura de las circunstancias? ¿Tà estás listo a aportar a un cambio, no solamente divulgar información sobre resistencia y revolución, sino hacer que sea una verdadera alternativa en esta sociedad?" (rwor.org)
Mira també:
http://www.rwor.org/a/1266/locura-messinica-bush-s.htm

This work is in the public domain

Comentaris

Re: La locura mesiánica de Bush: La cruzada por dios y conquista mundial
03 feb 2005
Veamos si pronto se muere el Papa Juan Pablo II y podemos celebrar por todo lo alto otra derrota del fascismo burgués cristiano y poder ver como va cayendo la moral cristiana y las sociedades pueden crecer libremente,sin basura religiosa.

Propongo k cuando muera la cucaracha blanca,se hagan conciertos y fiestas por todo el mundo para festejar la muerte de esa escoria humana manipulada por los fascistas de todo el planeta,que no dejan avanzar a la sociedad mundial.

PUTA IGLESIA
PUTA ESPAÑA
JUAN PABLO II,MUERETE CERDO CABRON!!!!
Re: La locura mesiánica de Bush: La cruzada por dios y conquista mundial
03 feb 2005
El estado vaticano seguirá siendo un estado fascista aun cuando cambie de gobierno, pues la pretensión de "infalilibilidad" y "divinidad" es, tanto como el insulto, esencia de todo fascismo.
Sindicat