Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Que es la constitución europea
20 gen 2005
Qué es una Constitución?
Una Constitución es un texto que contiene las disposiciones fundamentales de un Estado o de un conjunto de Estados. En dichas disposiciones figura la respuesta a varias preguntas. ¿Cómo funcionan las instituciones? ¿Cuál es el reparto de poderes? ¿Qué medios pueden utilizarse para aplicar las políticas? ¿Qué valores se defienden? ¿Cuáles son los derechos fundamentales de los ciudadanos?

¿Por qué una Constitución Europea?
La Constitución Europea es una etapa importante de la "construcción" europea. Ha sido redactada con el fin de responder a los desafíos que plantea la Europa del mañana: una Europa de 25 Estados miembros y 450 millones de habitantes; una europa democrática, transparente, eficaz y al servicio de los europeos. La Constitución Europea sustituye por un texto único los principales Tratados europeos existentes.

¿Por qué una Constitución Europea si mi país ya tiene una Constitución?
La Constitución Europea no sustituye a las Constituciones que existen en la mayoría de los países europeos sino que coexiste con ellas, por su propia razón de ser, su propia autonomía. La Constitución Europea define el marco en que puede actuar la Unión Europea. Europa cuenta también con un sistema institucional distinto (Parlamento Europeo, Consejo de Ministros, Comisión Europea, Tribunal de Justicia de la Unión Europea, etc.). Por último, la Constitución Europea se aplica en todo el territorio europeo.

¿Qué encontramos en la Constitución?
La Constitución Europea se divide en cuatro partes. En la primera de ellas se definen los valores, objetivos, competencias, procedimientos de toma de decisiones e instituciones de la Unión Europea; también aborda los símbolos, la ciudadanía, la vida democrática y las finanzas de la Unión. En la segunda parte figura la «Carta de los Derechos Fundamentales». En la tercera, se describen las políticas y las acciones internas y externas así como el funcionamiento de la Unión Europea. En la cuarta parte se estipulan las disposiciones finales, entre las que se encuentran los procedimientos de adopción y de revisión de la Constitución.

¿Qué me aporta la Constitución?
La garantía del respeto de determinados valores comunes y de un modelo europeo de sociedad

El respeto de la dignidad humana, la libertad, la democracia, la igualdad, el Estado de derecho y los derechos humanos.
Una sociedad caracterizada por el pluralismo, la ausencia de discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre hombres y mujeres.
Sólo los Estados que respetan estos valores pueden adherirse a la Unión Europea. Asimismo, pueden tomarse medidas contra los Estados miembros que no respeten estos mismos valores.
Libertades fundamentales

La libre circulación de personas, bienes, servicios y capitales, así como la libertad de establecimiento. La ausencia de discriminación por razón de la nacionalidad.
Una ciudadanía europea

Toda persona que ostente la nacionalidad de un Estado miembro posee la ciudadanía de la Unión.
Esta ciudadanía se añade a la ciudadanía nacional sin sustituirla y confiere derechos complementarios: derecho a circular y residir libremente en todo el territorio de la Unión, derecho al sufragio activo y pasivo en las elecciones al Parlamento Europeo y en las elecciones municipales en el Estado de residencia, derecho a la protección consular y diplomática en terceros países, derecho a formular peticiones al Parlamento Europeo así como a recurrir al Defensor del Pueblo Europeo, derecho a dirigirse a las instituciones y a los organismos consultivos europeos en la lengua propia y a recibir una contestación en esa misma lengua.
Una Carta de los derechos fundamentales

La Carta garantiza el respeto de la dignidad humana, del derecho a la vida, la prohibición de la tortura y de las penas o tratos inhumanos o degradantes, el derecho a la libertad y a la seguridad, el respeto de la vida privada y familiar, la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, la libertad de expresión y de información, el derecho a la educación, la libertad de empresa, el derecho a la propiedad, la igualdad ante la ley, el respeto de la diversidad cultural, religiosa y lingüística, la igualdad entre hombres y mujeres, la integración de las personas discapacitadas, el derecho a la tutela judicial y a un juez imparcial, la presunción de inocencia y los derechos a la defensa, etc.
La Carta forma parte integrante de la Constitución. Se aplica a las instituciones europeas y a los Estados miembros cuando ponen en práctica el Derecho comunitario. No sólo contempla los derechos civiles y políticos incluidos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos de 1950, sino también otros ámbitos como son los derechos sociales de los trabajadores, la protección del medio ambiente o el derecho a una buena administración.
Más solidaridad

En caso de que un Estado miembro sea víctima de un ataque terroristao de una catástrofe natural o de origen humano, la Unión y sus Estados miembros actuarán de forma solidaria -con medios militares, si es necesario- para prestarle ayuda. Una mejora de la vida democrática de la Unión.
En lo relativo a nuevas disposiciones para las instituciones europeas, se imponen el consultar a la sociedad civil, la transparencia y la apertura del proceso de toma de decisiones o de acceso a documentos.
Objetivos comunes

La paz y el bienestar. La libertad, la seguridad y la justicia. Un mercado interior importante y la libre competencia. Un desarrollo sostenible que integre los aspectos económicos, sociales y medioambientales. El progreso científico y técnico. La justicia y la protección social. La protección de los derechos de los niños. La cohesión económica, social y territorial y la solidaridad entre los Estados miembros. La diversidad cultural y lingüística. La conservación y el desarrollo del patrimonio cultural europeo.
¿La Unión puede hacerlo todo?
Principio de atribución de competencias

La Unión sólo puede actuar dentro de los límites de las competencias que le atribuyen los Estados miembros en la Constitución, y tiene como objeto lograr los objetivos que ella misma establece.

Principio de subsidiariedad

En aquellos ámbitos que no sean de su competencia exclusiva, la Unión intervendrá únicamente en la medida en que los objetivos de la acción pretendida no puedan ser alcanzados de manera suficiente por parte de los Estados miembros bien en el ámbito central, bien en el ámbito regional o local, sino que puedan conseguirse de una forma más eficaz gracias a la dimensión o los efectos de la acción contemplada en el ámbito de la Unión.

Principio de proporcionalidad

La Unión sólo podrá intervenir si la acción pretendida no excede de lo necesario para alcanzar los objetivos de la Constitución.

Estos tres principios están sometidos al control del Tribunal de Justicia, ante el que pueden ser objeto de recurso.

La Constitución refuerza la aplicación de los dos últimos principios: a partir de ahora, los parlamentos nacionales tienen la posibilidad de analizar si las propuestas de la Comisión respetan el principio de subsidiariedad, lo cual puede incluso inducir a la Comisión a que las revise.

This work is in the public domain

Comentaris

Lo que dices es justamente lo que NO es la constitución euroipea del capital y la guerra
20 gen 2005
NO A LA CONSTITUCIÃN EUROPEA.

www.kaosenlared.net



SÃ? A LOS DERECHOS SOCIALES.

Jornadas Confederales de Debate
Madrid, 21, 22 y 23 de Mayo




La CGT, frente a una Constitución Europea del capital, apuesta por una Carta de Derechos Sociales de las personas, universal, vinculante, e igualitaria, en la cual el reconocimiento, el acceso y el ejercicio de los derechos estén tanto social como institucionalmente garantizados.

Una Carta de Derechos Sociales que sea el resultado de un proceso de democracia participativa y de autogestión orientado a la satisfacción progresiva de las necesidades humanas y de la sostenibilidad de la vida.

Una Carta de Derechos Sociales que se constituya en derecho fundamental para la libertad plena de las personas.

Una Carta de Derechos Sociales en la que todo derecho reconocido debe defenderse y salvaguardarse frente al capitalismo del mercado globalizado, frente a la prioridad de la competitividd, frente a la búsqueda exclusiva de la productividad, frente al criterio de la máxima rentabilidad, frente a la continua deslocalización y segregación de las actividades productivas, frente a los expedientes de regulación de empleo, frente a la privatización de los servicios sociales, frente a la creciente y constante precarización de la vida humana.

La Constitución Europea, sin embargo, asume como "natural" que la sociedad siga estando subordinada a la economía, negando de esta forma que el modelo económico es una decisión política e impidiendo que las personas y los pueblos opinen y decidan acerca de ese modelo. Identifica democracia y capitalismo, es decir, a las personas y a los pueblos sólo se nos deja el papel de expresar, y ejercer con nuestro voto, la "libre elección" de consumidores en la siempre injusta libertad de mercado. Como hito en el proceso de construcción europea, la Constitución consagra un modelo social devaluado:

No existe un reconocimiento claro de los servicios públicos esenciales y realiza un reconocimiento a la baja de los derechos sociales reconocidos en cada Estado miembro.

Los pueblos, sus ciudadanos y ciudadanas, no han tenido la capacidad ni jurídica, ni política, de hacer oír sus propuestas acerca de una Constitución que va a regular las relaciones entre los pueblos (los Estados) de la Unión y las relaciones entre la Unión y el resto del mundo.

El "comercio libre" es la razón última de esta Constitución, un comercio que es y se realiza siempre entre los ricos. La biodiversidad, la no sobreexplotación de los recursos y los ecosistemas, la diversidad cultural, la identidad de los otros pueblos, los derechos humanos... son convertidos en objeto de comercio y acumulación, al servicio del interés privado. En contrapartida, la legislación europea construye muros legales y policiales que otorgan un trato indigno a los inmigrantes de los países pobres, e impide el derecho a la libre circulación de las personas.

La Unión Europea utiliza la PAC (Política Agraria Común) como instrumento de la globalización para la liberalización del comercio, en contra de la soberanía alimentaria de los pueblos, potenciando medidas de carácter proteccionista que bloquean el acceso de los productos de los países pobres al mercado europeo.

La dependencia del bloque hegemónico imperialista, EEUU, es evidente en el capítulo de seguridad y defensa. Los estados miembros quedan obligados a mejorar progresivamente sus capacidades militares, es decir invertir millones de euros en capacidad de destrucción con los consiguientes detraimientos de partidas sociales, así como se legitima el eje euroatlántico de la OTAN.

Por todo ello la CGT, frente a la Constitución Europea del mercado, frente al poder "invisible" de las multinacionales, de las transnacionales y del capital financiero, sostiene la necesidad urgente de que la ciudadanía europea levante su voz en pro de una Carta de Derechos Sociales, que dignifique la vida humana, que promueva socialmente la responsabilidad de atender a quien necesita cuidados (por edad, discapacidad, enfermedad), que asuma que sólo en base a la igualdad y a unas relaciones justas se puede sostener y profundizar en la libertad de las personas y de los pueblos.


--------------------------------------------------------------------------------
Jornadas Confederales de Debate
Madrid, 21, 22 y 23 de Mayo
NO a la Constitución Europea
SÃ? a los Derechos Sociales

Programa:

Viernes 21
17:30-18:00 Recepción y entrega de documentación
18:00-21:00 La construcción de la Unión Europea, una construcción política del capital


Sábado 22
09:30-11:30 Derechos Sociales y Precariedad: una aproximación (Comité Confederal contra la Precariedad)
12:00-14:00 Derechos Sociales y Servicios Públicos
Intervienen: Sanidad, Educación, Transportes, Vivienda y Cuidados
16:00-18:00 Derechos Sociales y Libertades
Intervienen: Medio Ambiente/Alimentación, Información /Opinión, Derechos Sindicales / Laborales y Libertades.
18:30-20:30 Derechos para L@s Sin Derechos
Intervienen: Inmigración, Mujeres, Identidad de género, Exclusión, Salario Social/Renta Básica.


Domingo 23
11:00-14:00 Estrategias de intervención en la lucha por los Derechos Sociales


Organiza: Confederación General del Trabajo (CGT)




--------------------------------------------------------------------------------

Manifiesto confederal en català

No a la Constitució Europea,

Si als Drets Socials

La CGT, enfront d'una Constitució Europea del Capital, aposta per una Carta de Drets Socials de les persones, universal, vinculant, i igualitària, en la qual el reconeixement, l'accés i l'exercici dels drets estiguin tant social com institucionalment garantits.

Una Carta de Drets Socials que sigui el resultat d'un procés de democràcia participativa i d'autogestió orientat a la satisfacció progressiva de les necessitats humanes i de la sostenibilitat de la vida.

Una Carta de Drets Socials que es constitueixi en dret fonamental per a la llibertat plena de les persones.

Una Carta de Drets Socials en la qual tot dret reconegut ha de ser defensat i salvaguardar enfront del capitalisme del mercat globalitzat, enfront de la prioritat de la competitivitat, enfront de la recerca exclusiva de la productivitat, enfront del criteri de la màxima rendibilitat, enfront de la contínua deslocalització i segregació de les activitats productives, enfront dels expedients de regulació d'ocupació, enfront de la privatització dels serveis socials, enfront de la creixent i constant precarització de la vida humana.

La Constitució Europea, no obstant això, assumeix com ânaturalâ? que la societat segueixi estant subordinada a l'economia, negant d'aquesta forma que el model econòmic és una decisió política i impedint que les persones i els pobles opinin i decideixin sobre aquest model. Identifica democràcia i capitalisme, és a dir, a les persones i als pobles només se'ns deixa el paper d'expressar, i exercir amb el nostre vot, la lliure âeleccióâ? de consumidors en la sempre injusta llibertat de mercat.

Com fita en el procés de construcció europea, la Constitució consagra un model social devaluat:

No existeix un reconeixement clar dels serveis públics essencials i realitza un reconeixement a la baixa dels drets socials reconeguts en cada Estat membre.
Els pobles, els seus ciutadans i ciutadanes, no han tingut la capacitat ni jurídica, ni política, de fer escoltar les seves propostes sobre una Constitució que regularà les relacions entre els pobles (els Estats) de la Unió i les relacions entre la Unió i la resta del món.
El âcomerç lliureâ? és la raó última d'aquesta Constitució, un comerç que és i es realitza sempre entre els rics. La biodiversitat, la no sobreexplotació dels recursos i els ecosistemes, la diversitat cultural, la identitat dels altres pobles, els drets humans... són convertits en objecte de comerç i acumulació, al servei de l'interès privat. En contrapartida, la legislació europea construeix murs legals i policials que atorguen un tracte indigne als immigrants dels països pobres, i impedeix el dret a la lliure circulació de les persones.
La Unió Europea utilitza la PAC (Política Agrària Comú) com instrument de la globalització per a la liberalització del comerç, en contra de la sobirania alimentària dels pobles, potenciant mesures de caràcter proteccionista que bloquegen l'accés dels productes dels països pobres al mercat europeu.
La dependència del bloc hegemònic imperialista, EEUU, és evident en el capítol de seguretat i defensa. Els estats membres queden obligats a millorar progressivament les seves capacitats militars, és a dir invertir milions d'euros en capacitat de destrucció amb la consegüent eliminació de partides socials, així com es legitima l'eix euroatlàntic de l'OTAN.
Per tot això la CGT, enfront de la Constitució Europea del mercat, enfront del poder âinvisibleâ? de les multinacionals, de les transnacionals i del capital financer, sosté la necessitat urgent que la ciutadania europea aixequi la seva veu en pro d'una Carta de Drets Socials, que dignifiqui la vida humana, que promogui socialment la responsabilitat d'atendre a qui necessita atenció (per edat, discapacitat, malaltia), que assumeixi que només sobre la base de la igualtat i unes relacions justes es pot sostenir i aprofundir en la llibertat de les persones i dels pobles.

Confederació General del Treball




--------------------------------------------------------------------------------




A qui beneficia la âConstitucióâ? Europea?




LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA REGLAMENTA EN DOS TERÃOS DEL SEU ARTICULAT EL MERCAT INTERIOR, LA POLÃ?TICA ECONÃMICA I MONETÃRIA, I LA SEGURETAT I DEFENSA COMUNES.

LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA AFAVOREIX EL PODER MILITAR: AUGMENT DE LES DESPESES MILITARS, EUROEXÃRCITS, AGÃNCIA DâARMAMENT, ATACS PREVENTIUS I FORMAR PART DE LâOTAN.

LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA AFAVOREIX ELS GRANS INVERSORS I GRANS CORPORACIONS TRANSNACIONALS, EN IMPOSAR TANT LA REBAIXA GENERALITZADA DELS COSTOS LABORALS COM LA RETALLADA DELS COSTOS SOCIALS.

LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA NO RECONEIX EL DRET ALS SERVEIS PÃBLICS FONAMENTALS: PENSIONS, SANITAT, PROTECCIà PER ATUR, DEPENDÃNCIA, EDUCACIÃ, PROPIETAT INTEL·LECTUAL, PATENTS, AIGUA, POLÃ?TIQUES CONTRA LA POBRESA I LâEXCLUSIÃ, ETC.

LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA CONSIDERA A MILIONS DE PERSONES (IMMIGRADES), COM A NO CIUTADANES I SENSE DRETS.

LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA NO GARANTEIX A LES DONES EL DRET A DECIDIR SOBRE LES SEVES VIDES I INVISIBILITZA EL TREBALL DE CURES.

LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA CONSAGRA LA COMPETITIVITAT COM A ÃNIC I ABSOLUT OBJETIU, NO RECONEIXENT NI LES NECESSITATS NI ELS DRETS SOCIALS DE LES PERSONES.
CGT DEFENSA CONSEQÃENTMENT ELS DRETS SOCIALS, LABORALS I CIVILS PER A TOTES LES PERSONES I PER AIXÃ DIEM âNOâ? A LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA

Cada dia, en la nostra feina habitual:

âLluitem contra els delinqüents que a escala planetària roben menjar, redueixen salaris i assassinen ocupacionsâ?.

âDenunciem els violadors de la Terra, als enverinadors de l'aigua i els lladres de boscosâ?.

âLluitem contra els mercaders d'armes, que necessiten la guerra com els fabricants d'abrics necessiten el fredâ?.

âEns enfrontem contra la banda internacional, contra les multinacionals que segresten països i mai no tornen els seus captius, encara que cobren rescats multimilionaris que en el llenguatge del mercat anomenen serveis de deute i
beneficisâ?.
ENS ENFRONTEM A LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA QUE GARANTEIX EL MERCAT ÃNIC EUROPEU, última baula d'una cadena de tractats que han anat conformant l'actual Europa del Capital:

EL 1993, EL TRACTAT DE MAASTRICH va establir les regles per a la implantació total de la moneda única en el 2002. La convergència europea consisteix en l'estabilitat de preus, els tipus d'interès i la paritat de les monedes. Ãs el mercat únic europeu.

EL 1997, EL TRACTAT DâÃMSTERDAM I EL PACTE PER A L'ESTABILITAT I EL CREIXEMENT reforcen el mercat únic (dèficits públics menors del 3% del PIB) i estableixen acords en cooperació policial, duanera, fronteres, política migratòria, etc.

EL 1999, ES VA CREAR EL BANC CENTRAL EUROPEU i el Sistema de Bancs Centrals Europeus, amb plena autonomia i sense cap mena de control democràtic.

LA DESCONVERGÃNCIA SOCIAL I LES DESIGUALTATS TERRITORIALS S'AMPLIFIQUEN amb l'entrada a la Unió Europea dels últims 10 estats (antics països de l'est). Els obliga a flexibilitzar el mercat de treball, a iniciar reconversions industrials i a modernitzar les seves administracions públiques, és a dir, reducció de plantilles, privatitzacions i reformes fiscals que comporten menys despeses socials.

EL TRACTAT DE âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA REGLAMENTA LES POLÃ?TIQUES I EL FUNCIONAMENT DE LA UE, dedicant més de dos terços del seu articulat al mercat interior, a la política econòmica i monetària, i a seguretat i defensa comunes.

LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA obliga els estats membres a legislar de forma unànime per a garantir la seguretat i confiança dels grans inversors i grans corporacions transnacionals, a les quals se'ls ofereix un mercat de 450 milions de âconsumidorsâ? i unes regles de joc que tenen greus conseqüències socials, en imposar tant la rebaixa generalitzada dels costos laborals (augment de jornada i precarització) com la retallada dels costos socials (pensions, atur, etc.)

LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA NO RECONEIX EL DRET ALS SERVEIS PÃBLICS FONAMENTALS: pensions, sanitat, protecció per atur, dependència, educació, propietat intel·lectual, patents, aigua, polítiques contra la pobresa i l'exclusió, etc. L'Acord General sobre el Comerç de Serveis (AGCS) i la Directiva Bolkenstein promouen la privatització i comercialització generalitzada de tots els serveis públics.

LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA CONSIDERA A MILIONS DE PERSONES (IMMIGRADES), COM NO CIUTADANES I SENSE DRETS, fixant com a única política comuna la gestió eficaç dels fluixos migratoris, és a dir, blindant les seves fronteres i supeditant la regularització de la mà d'obra estrangera a la necessitats de l'economia.

LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA NO GARANTEIX A LES DONES EL DRET A DECIDIR SOBRE LES SEVES VIDES (relacions afectives, capacitats reproductives, dret a viure sense violència) i invisibilitza el treball de cures, realitzat fonamentalment per les dones.

LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA CONSAGRA LA COMPETITIVITAT COM A ÃNIC I ABSOLUT OBJECTIU, NO RECONEIXENT NI LES NECESSITATS NI ELS DRETS SOCIALS DE LES PERSONES.
DES DE CGT, des de la nostra lluita per una societat basada en relacions de justícia, solidaritat, autogestió i igualtat, ens enfrontem contínuament contra l'Estat i el capital, que produeixen lleis que flexibilitzen el mercat de treball, precaritzen l'existència i la vida de cada vegada un nombre més gran de persones, destrueixen allò públic, amenacen el medi
ambient i... tot en nom del mercat.

DIÃRIAMENT, CGT DIEM NO als imperatius del mercat. No acceptem ni signem els Expedients de Regulació d'Ocupació (ERO), els acomiadaments incentivats âno traumàticsâ? que després omplen el món laboral de joves precaris i precàries; ens oposem a les deslocalitzacions del capital, tant les interiors, les quals deslocalizen el treball directe i el traspassen a les contractes i subcontractes, com les que sâemporten el treball a altres països amb nivells de protecció social encara menors.

CGT S'HA OPOSAT a les Reformes Laborals i als Pactes Socials (que signen habitualment UGT, CCOO i la patronal) perquè només estan a favor d'afavorirâla Competitivitatâ? en aquest mercat únic que consagra la âConstitucióâ? Europea.

CGT DIEM UN NO ABSOLUT A LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA. Aquest rebuig sâha de visualitzar en els centres de treball, en els carrers i en tots els àmbits possibles, inclòs el âNOâ? â que desitgem massiu â en el referèndum convocat pel govern el pròxim dia 20 de febrer.

Denunciem el sí mediàtic promogut per la patronal, CCOO i UGT i la majoria dels partits polítics, que intenten deixar-nos sense opció a qui defensem l'oposició activa a la âConstitucióâ? Europea.

CGT DEFENSA CONSEQÃENTMENT ELS DRETS SOCIALS, LABORALS I CIVILS PER A TOTES LES PERSONES I PER AIXÃ DIEM âNOâ? A LA âCONSTITUCIÃâ? EUROPEA
Re: Que es la constitución europea
21 gen 2005
Deia en Fuster que el problema d'Europa eren el milers de jacobins que quedaven per civilitzar. El que en diuen Constitucio Europea (no es mes que un tracta entre Estats)ne's l'exemple mes pales.
Sindicat