Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: guerra
Los Estados Unidos tienen a China en su punto de mira
28 des 2004
Los Estados Unidos han efectuado, estos últimos meses, sus mayores maniobras navales desde 1945. Estaban dirigidas contra China. Los americanos construyen una fuerte potencia militar en el mar de China y completan progresivamente el cerco a la República Popular. Paralelamente, apoyan a los separatistas de las provincias de Taiwan y Xianyang. China es el objetivo estratégico a largo plazo de los guerreristas.
Peter Franssen
25-08-2004

Las mayores maniobras navales desde la Segunda Guerra Mundial («Summer Pulse '04») se acaban en estos momentos. Estos ejercicios han durado dos meses. Hecho único en la historia militar, siete de los doce grupos de asalto naval americanos han participado en ellos. Un grupo de asalto comprende un portaaviones (80-90 aparatos de combate), un crucero, dos fragatas, dos destructores, dos submarinos y un navío de avituallamiento. El portaaviones, los cruceros y los submarinos llevan misiles nucleares tácticos. El grupo dispone además de una impresionante potencia de fuego clásico, como los misiles Cruise y Tomahawk. Un solo grupo puede, sin gran dificultad, sobreponerse al ejército entero de la mayoría de los países del mundo. En situaciones de guerra como la primera guerra del Golfo en 1991, por ejemplo, los Estados Unidos movilizan dos, máximo tres de estos grupos de asalto.

Indignación en Asia

Las naves americanas eran asistidas por las armadas de guerra canadiense y británica. En total, han participado 150.000 hombres en estas maniobras, o sea más que el número de soldados americanos en Iraq.

El 30 de junio, justo antes del inicio de las maniobras, el Straits Times de Hong-Kong hacía saber que los siete grupos de asalto iban a operar su unión en las partes meridional y oriental del mar de China así como en el estrecho de Taiwan (el brazo de mar que separa la China continental y la provincia de Taiwan).

Esta enorme concentración de potencia de fuego ha suscitado la cólera en Asia. Han llegado protestas de China, por supuesto, pero también de personalidades australianas, indonesias, japonesas. Han resonado advertencias incluso en los Estados Unidos. El 14 de julio, el eminente profesor Chalmers Jonson escribía en Los Angeles Times: âse diría el desembarco de Normandía pero en tiempo de paz. Esto podría terminar en una catástrofeâ?. Y el Pentágono replica que el ejercicio era indispensable para testar las capacidades y tiempo de reacción de las fuerzas navales. Queremos, añadió Defensa, estar listos para intervenir en todo momento.

En esa fecha, los grupos de asalto se encontraban ya en el océano Pacífico, al este de China, bajo la dirección de los portaaviones Carl Vinson, Abraham Lincoln, John C. Stennis y Kitty Hawk. El grupo del George Washington navegaba por el Golfo Pérsico y se preparaba a unirse a los otros cuatro grupos de asalto. Especialistas militares dijeron no comprender a qué se debía todo esto « porque, militarmente, China no puede resistir a dos escuadras de ataque ».

Los chinos mismos declararon que el ejercicio era pura intimidación y que los americanos lanzaban sus maquinarias para obtener más obediencia. Debido a las incesantes protestas, el Pentágono decidió en el último momento no hacer maniobrar « más que » tres grupos de asalto en el mar de China. Los otros cuatro grupos realizaron sus maniobras en el Atlántico, ante la costa americana, en el Mediterráneo y en el Golfo Pérsico.

Poco tiempo después, el Pentágono decidía enviar un segundo grupo de asalto al mar de China para patrullar permanentemente. Un primer grupo de asalto está ya allí, bajo la dirección del portaaviones Kitty Hawk.

«Una dictadura que nos amenaza»

El ejercicio militar «Summer Pulse» forma parte de una actitud política cada vez más agresiva. Es lo que se deduce de dos informes oficiales aparecidos este año. El primero fue redactado por el Pentágono y se titula The Military Power of the People's Republic of China. El Pentágono escribe que la potencia económica creciente de China constituye una amenaza para los intereses americanos. Se debe pues concluir que si un país del tercer mundo sigue con éxito cierta política económica y que, al hacerlo, salva a millones de personas del hambre y procura a cientos de millones de otras una existencia digna, ¡ello puede dañar los intereses americanos!

El segundo informe proviene de la Comisión parlamentaria de examen económico y de seguridad USA-China. Salió en junio y cuenta 300 páginas en texto apretado. Los once miembros de la comisión lo aprobaron unánimemente. Escriben : « Habíamos esperado que el acceso de China a la Organización Mundial del Comercio habría llevado a reformas económicas, a una sociedad más abierta y al desarrollo de una economía de libre mercado. Estas expectativas se han mudado en desilusiones ». Una página más adelante: « China sigue siendo un Estado antidemocrático y autoritario ». Y un poco más lejos aún: « Estamos firmemente convencidos de que la política de los Estados Unidos debe reposar sólidamente sobre aquello que refuerce y haga progresar nuestra economía nacional así como nues
¿Un dragón que lanza fuego?

Los americanos están creando un mito. En mayo, el Pentágono organizaba un ejercicio que bautizaba como «Dragons' Thunder» (el trueno del dragón). Por lo demás, China es descrita como un dragón que lanza fuego y que está dispuesto en todo momento a devorar la mitad del planeta. Una tontería del mismo estilo que la de las armas químicas, bacteriológicas y nucleares en Iraq.

Este año los Estados Unidos han dedicado 400.000 millones de dólares a su defensa. China, apenas 25.000, o sea un sexto de los Estados Unidos. Los expertos están de acuerdo en decir que, en el plano de la fuerza de choque, China es un enano comparada con los Estados Unidos. En el informe «Chinese Military Power» del Consejo de Relaciones Exteriores del Centro Greenberg, aparecido en diciembre de 2003, podemos leer: « China ha iniciado el proceso de modernización de sus fuerzas de combate, pero permanece lejos detrás de los Estados Unidos en el plano de la tecnología y de la potencia de fuego. Si los Estados Unidos continúan dedicando sumas importantes a sus fuerzas de combate, la relación de fuerza entre Estados Unidos y China será constante durante veinte años, tanto a nivel mundial como en Asia

Incluso en el furioso informe del Pentágono «The Military Power of the People's Republic of China», de junio de 2004, se puede leer, en el primer capítulo: «El ejército chino no está en posición de ejercer una fuerza militar significativa fuera de sus fronteras.» En el capítulo que trata de las fuerzas ofensivas se lee también: «La fuerza de desembarco del Ejército Popular de Liberación es insuficiente. La mayoría de las naves de desembarco son de dimensiones modestas y no están en estado de operar en alta mar. Las naves grandes son ya viejas y en vías de reemplazo. Desde mediados de los 90, China se ocupa en construir nuevas naves de desembarco pero su número es insuficiente para montar una gran operación anfibia en los cinco próxim
Una larga serie de ofensas y provocaciones

Los americanos quieren poner a los chinos « en su sitio ». Somos los jefes y debéis obedecer, es su mensaje.

· El 1 de abril de 2001, un avión espía americano sobrevuela el espacio aéreo chino y entra en colisión con un aparato chino.

· En julio de 2001, los ministros Rumsfeld y Powell, así como el almirante Dennos Blair llegan a Australia. Concluyen allí, con Australia, Corea del Sur y Japón un âpacto de defensaâ? dirigido contra China.

· En marzo de 2002, el Pentágono publica el documento «Nuclear Posture Review», en el que se dice que China constituye un blanco potencial para un ataque nuclear.

· El 20 de mayo de 2004, la Casa Blanca muestra toda su estima por el discurso de Chen Shuibian, el « presidente » de Taiwan. Este había declarado que quería aprobar, en 2008, una constitución en la cual se declararía la independencia de Taiwan. Las declaraciones de la Casa Blanca constituyen una ingerencia en los asuntos internos chinos.

· En abril de 2004, los Estados Unidos venden a Taiwan un sistema de radar de 1,8 millardos de dólares. Un més más tarde, ocho submarinos por un valor de 8,9 millardos de dólares. Los dos negocios constituyen una ingerencia en los asuntos internos. Entran también en contradicción con el Comunicado del 17 de agosto de 1982 que, con otros dos comunicados comun

· En abril de 2004 aún, los americanos deciden financiar abiertamente el movimiento separatista en la provincia de Xianyang. La Uyghur American Association recibe 75.000 dólares.&nb

· El 20 de mayo de 2004 sale un informe del Pentágono declarando que China « es una superpotencia económica en desarrollo que amenaza nuestra seguridad ».

· El 2 de junio de 2004, el ministerio checo de Industria y Comercio prohibe la venta de seis radares a China por un valor de 57 millones de dólares. La venta de esas armas había sido acordada cuatro meses antes. Los Estados Unidos sometieron a Chequia a fuertes presiones y en compensación, les compraron ellos los seis radares, aunque no los necesitaban para nada.

· En junio de 2004, una comisión del Congreso publica un informe tratando a China de « dictadura comunista ».

· Del fin de junio al fin de agosto de 2004, los Estados Unidos organizan las mayores maniobras militares navales del mundo desde 1945. Su objetivo principal no es otro que China.

· A mediados de agosto de 2004, una filtración del Pentágono revela que un segundo grupo de asalto naval, bajo la dirección de un portaaviones, va a patrullar ante las costas chinas.
El cerco militar de China

Desde la desintegración de la Unión Soviética, los Estados Unidos han puesto en pie una nueva red de bases militares, de puertos, de puestos de escucha, de depósitos de material militar, de enclaves estratégicos. Esto se ha operado en primera instancia en la zona bisagra crucial situada entre Europa occidental y Asia. La principal base, aquí, es Camp Bondsteel, en la provincia yugoslava de Kosovo. Otras bases americanas han sido igualmente instaladas en Rumanía, Bulgaria y Polonia.

Después, los americanso han instalado bases en Afganistán: Mazar i-Sharif, al norte, Bagram, en los alrededores de Kabul, y Kandahar, al sur. También han tomado bases de la aviación pakistaní: en Jacobabad, Pasni y Dalbandin. Lo mismo han hecho con los antiguos aeropuertos civiles de Manas, cerca de Bishkek, capital de Kirguizia. En Uzbekistán, han ocupado la antigua base soviética de Khanabad. Los Estados Unidos preven todavía otras bases en Tayikistán y Kazajistán.

En el norte de Australia, los americanos preven tres nuevas bases. Habrá también una nueva en Tailandia. Están en curso negociaciones con el gobierno filipino para aumentar el número de efectivos norteamericanos en ese país. Singapur, que dispone ya de centros de avituallamiento del ejército americano en su territorio, piensa extender sus instalaciones, a petición de los americanos. Además, los americanos han propuesto su ayuda militar y un acuerdo de colaboración a cambio de la autorización para almacenar mercancías o estacionar tropas en Nepal, India y Mongolia.

Aparte de eso los Estados Unidos han decidido hacer de la isla de Guam, al sureste de China, el puerto de enlace de un nuevo grupo de asalto que patrullará al sur del Mar de China. En el este del Mar de China, patrulla ya el grupo de asalto Kitty Hawk. La isla de Guam es también puerto de enlace de una escuadra de submarinos y abriga ya una base de la US Air Force.

Las bases americanas en Japón y Corea del Sur completan el cerco a la República Popular China.
¿Por qué esta agresividad?

La agresividad de los Estados Unidos hacia China se basa, como explican los propios americanos, en dos reproches.

El primer reproche es de naturaleza política: «el partido comunista chino no quiere autorizar el libre mercado total, ni desmontar el control macroeconómico del Estado. La dirección del Estado y del partido quieren el mantenimiento de la dictadura comunista.» Sin el âlibreâ? mercado total y sin la destrucción de la dirección del Partido Comunista, es imposible formar un grupo de dirigentes que sirvan los intereses de los USA. Sin estas dos condiciones, los americanos no pueden controlar la economía y el país.

El segundo reproche es de orden económico: el muy rápido crecimiento de la economía china es una amenaza para nosotros, dicen los americanos. El volumen del comercio exterior chino será este año un 60% más importante que hace dos años y sobrepasará el billón de dólares. «Este crecimiento robusto influencia y amenaza los intereses a largo plazo de los Estados Unidos en Asia» dice un reciente informe de una comisión del Congreso. Este reproche resume la política imperialista: un país del tercer mundo que sale del subdesarrollo ¡« amenaza nuestros intereses a largo plazo »! El imperialismo no puede sobrevivir sin mantener y desarrollar la pobreza en el tercer mundo, confiesan los propios estrategas yanquis, negro sobre blanco.

Algunos, en los cuarteles generales políticos y económicos de los Estados Unidos, dicen: déjennos atacar a China ahora porque, en 20 años, la República Popular será mucho más fuerte militarmente. Escriben: «Es ilusorio pensar que podemos cambiar fundamentalmente la política china.» Los hechos indican que este grupo de adoradores de la guerra, partidarios de una política de tipo fascista a nivel mundial, gana en influencia.

La nueva situación pone al movimiento pacifista y altermundialista ante nuevas tareas: las de detener los nuevos planes de guerra yanquis, de apoyar la resistencia de China y su gobierno contra esta agresividad yanqui extrema. El debate está abierto.


Original publicado en el semanario Solidaire

Traducción del francés: Asti
Mira també:
http://www.gazkom.org

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Los Estados Unidos tienen a China en su punto de mira
28 des 2004
mira també:

www.txinagaur.tk
www.revistapueblos.org
Conmigo que no cuenten
28 des 2004
"apoyar la resistencia de China y su gobierno contra esta agresividad yanqui extrema"
¿También debemos apoyar la masacre y explotación a los que son sometidos por el estado chino l@s proletari@s chinos?
Cuando los estados capitalistas se matan entre sí, nosotr@s debemos apoyar y partipar em la lucha de los trabajadores contra el Capital y su mayor defensor: el Estado.

!Abajo los partidos y los sindicatos¡
!Vivan los piquetes y las Asambleas'
!Comunismo o Barbarie!
Re: Los Estados Unidos tienen a China en su punto de mira
29 des 2004
Me parece muy bien q opines Bo.

Al fin y al cabo, como decía Harry el Sucio, las opiniones són como los culos: cada uno tiene una.

Lo q no me parece tan bien sin embargo, es q digas tonterías sin fundamento.

En este artículo se está hablando d unas maniobras por parte del ejército de los Estados Unidos d Norteamérica, con equipos militares nucleares; enfrente d las costas de la República Popular de la China (poseedora a su vez, d armas nucleares).

Las maniobras militares són claramente intimidatorias, d eso no hay la menor duda, supongo.

La R. P. China es un país soberano. Con una cultura propia d más d 5000 años, y desconocida para la gran mayoria d nosotros. Su población representa a una quinta parte del planeta, tiene armamento nuclear, es miembro fundador de las Naciones Unidas junto a EEUU, GB, URSS y Francia, tiene buenas relaciones con Cuba, Venezuela, Argentina, Viet Nam, Korea, todos los países d Europa, Israel, así como con buena parte de TODOS los países del tercer mundo. Su modelo político no se basa en ¨democrácia capitalista¨ sinó en ¨socialista de mercado¨ que le ha permitido en pocos años crecer econòmicamente como ningún otro país en el mundo, y q le está permitiendo a China mejorar las condiciones d vida a sus ciudadanos y hasta envíar cohetes tripulados al espacio con éxitos rotundos si comparamos los relativos fracasos espaciales de los últimos años en EEUU o Europa.

En quanto a lo de la explotación en China, q quieres q te diga, también se explota salvajemente en las maquilas mejicanas y EEUU no manda a la V Flota para amenazar a Méjico. (¿quizás porqué las maquilas mejicanas son d capital norteamericano construidas en México con leyes impuestas desde Washington?).

Tampoco se mandan marines d maniobras con armamento atómico para defender de la explotación a los centenares d trabajadores Thailandeses con q Israel construye el muro, y los q evidentemente sufren en primera línea, un conflicto armado ajeno a ellos.

Tampoco las bases militares norteamericanas instaladas en nuestro país intervienen para ¨salvar¨ de la explotación a los hombres y mujeres q sufren en los invernaderos del sur de España, y en toda España.

En quanto a lo q dices d las ¨masacres¨ contra los trabajadores en China, realmente no sé a que te refieres, más q nada diría q hablas por hablar.
Sindicat