Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Llamadas telefónicas, pinchazos en su vehículo ..........
25 des 2004
LOS "INCONTROLADOS" VIOLENTOS ATACAN, MIENTRAS SUS AMOS MIRAN PARA OTRO LADO .
·Askatasuna afirma que «se trata de una estrategia perfectamente organizada»

Llamadas telefónicas, pinchazos en su vehículo o botellas con líquido rojo derramadas ante el comercio familiar son ejemplos del «hostigamiento» que sufren los allegados del fallecido Angel Berrueta, según detalló ayer Askatasuna. «No es una casualidad», dijo citando el próximo juicio.




IRUÑEA


Nueve meses después de la muerte del miembro de Gurasoak Angel Berrueta a manos de un policía español y su hijo, Askatasuna dio ayer detalles del «hostigamiento» que su familia está sufriendo por parte de «algunos violentos descontrolados».
Así, entre el 25 de noviembre y el 9 de diciembre, a los familiares les pincharon dos ruedas de una furgoneta y cuatro ruedas de otro coche, al mismo tiempo que les rayaron dos vehículos más.

Por citar algún ejemplo menor, todos los días 13 de cada mes los vecinos del barrio Donibane llevan a cabo una concentración en apoyo a la familia y en denuncia de la muer- te. En el acto de noviembre, el escaparate de la tienda de Berrueta quedó cubierto de ramos de flores. Sin embargo, para el día 18 ya «habían quitado hasta el último pétalo».

En la última concentración realizada el pasado día 13 de diciembre, los jóvenes de Donibane volvieron a rendir un pequeño homenaje a Berrueta, colocando una vez más un sinfín de flores, entre otros recuerdos, en el escaparate del comercio, pero Askatasuna informó que la noche del día 16 aparecieron «las flores cortadas desde los tallos, a la vez que los ramos se encontraban completamente rotos y esparcidos».

«Los violentos incontrolados también depositaron dos botellas de champán derramadas con un líquido rojo», relató, al mismo tiempo que denunció las reiteradas llamadas que ha recibido la familia durante todo este tiempo.



«No es una casualidad»


Por todo ello, incidió en que «el ensañamiento contra la familia es evidente, y todo esto ocurre a medida que nos aproximamos a las fechas del juicio, en el que están imputados el policía, su mujer y su hijo».
Para Askatasuna, «esta campaña de presión, amenazas y ensañamiento contra la familia no es una casualidad, sino que responde a una estrategia violenta perfectamente organizada que tiene como protagonistas a aquéllos que deberían ser garantes de los derechos civiles y políticos de los ciudadanos».
Mira també:
http://euskalherria.indymedia.org/eu/2004/12/18600.shtml

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Carta de la familia de Anjel Berrueta: un asesinato olvidado
25 des 2004
Hemos recibido todas vuestras muestras de apoyo sin mirar la condición política o religiosa de nadie. Todos sabéis que no es nuestro estilo, solamente percibíamos el dolor tan inmenso que a todos os embargaba. Queremos agradeceros a todas las personas oriundas de otros países y que vivís en nuestra tierra el cariño que le habéis profesado siempre, y que era recíproco.

Mi marido ha sido asesinado por un miembro de los Cuerpos de Seguridad en un acto brutal de terrorismo. Hemos recibido la condena del Ayuntamiento de Pamplona y del Gobierno de Navarra, pero en ningún caso lo han tratado como terrorismo. No se han manifestado a las puertas de sus edificios oficiales para hacer patente la repulsa de toda la sociedad, ¿o es que Angel era un ciudadano de segunda clase? Ciudadano de a pie, sí, pero de segunda clase, jamás.

¿Dónde están las manifestaciones, abrazos, saludos y condolencias que se dan entre la clase política y el arzobispo para condenar otros actos de terrorismo? ¿Dónde está la condena de Víctimas del Terrorismo? ¿Se van a personar como acusación particular para defender los derechos vulnerados de mi marido?

Quiero hacer constar mi repulsa a todos los medios de comunicación, tanto audiovisuales como escritos, por tratar de justificar o relacionar la muerte de mi marido con la detención de mis dos hijos en 1997, pero ninguno ha revelado que sufrieron tortura, encarcelamiento y dispersión, y no han sido juzgados ni condenados.

Desde entonces pertenecemos a la asociación Gurasoak-Lanean, una asociación que no mira la afinidad política de las personas ni sus creencias religiosas, solamente defiende los derechos de sus hijos.

El polícia y su familia que lo han asesinado dicen que no le hablaban porque, según ellos, era de HB. Creemos que, como ciudadanos libres que debemos ser, cada uno puede optar y pertenecer al partido o grupo que desee, sin que por ello deba ser excluido.

Mi marido no pertenecía a ningún partido político, y si hubiese pertenecido no hay ninguna justificación para el asesinato. En ningún momento le habrán oído hablar mal de otras personas por su ideología política. Si por algo destacaba era precisamente por su moderación.

El Agente del Orden y su familia fueron directamente a por él, ya que no tenía sentido querer poner un cartel, solamente uno, cuando el día anterior todos los comercios habíamos cerrado en solidaridad con las víctimas del atentado en Madrid.

Todos sabíamos que era policía y él nunca se escondía. Al contrario, pasaba mil veces por delante de nuestro establecimiento y jamás habrá visto un mal gesto por nuestra parte. Ahora, que no digan que se sentía vigilado él o su familia.

Quiero dejar constancia de que este asesinato es debido a la sinrazón y al odio que se ha ido cultivando en mucha gente hacia esta nuestra tierra y hacia muchos de los que viven en ella. Desde aquí instamos a todos los partidos políticos, asociaciones, sindicatos, etcétera, a que se sienten a dialogar sin excepción alguna, que se olviden de sus siglas y que defiendan los derechos y libertades de todas las personas. Que piensen que si se logra la paz no habrá ni vencedores ni vencidos.

Ojalá que la muerte de Angel sea la última de esta locura y sinrazón, y que allí donde esté nos ayude a todos a trabajar por la democracia en su justa palabra.

No queremos olvidarnos de todas las víctimas del atentado en Madrid. Mi marido sufrió mucho por lo ocurrido, y con ese atentado se fue un trozo de su corazón y del nuestro. Esperamos que se haga justicia. Recordar también a la familia de Kontxi, fallecida en Hernani al día siguiente durante una manifestación de homenaje a mi marido. Un abrazo especial para toda su familia.

Nuevamente os agradezco de todo corazón todas las muestras de apoyo que nos habéis dado. Gracias a ellas, podemos seguir adelante.

Desgraciadamente, cuando esta carta estaba terminada hemos recibido por medio del teléfono serias amenazas de muerte para mi y para mis hijos. Parece mentira que esto pueda llegar a ocurrir, que haya tanta maldad y crueldad en la cabeza de algunas personas.

Sólo pedimos paz y justicia para todos.

22 de marzo de 2004
Re: Llamadas telefónicas, pinchazos en su vehículo ..........
25 des 2004
La pura i viva realitat.

Salut Revolució i condol.
Re: Llamadas telefónicas, pinchazos en su vehículo ..........
28 des 2004
Del Gara de hoy:

Apenas unos días después de que la familia denunciara públicamente ataques a vehículos de su propiedad y desperfectos en torno a su comercio, desconocidos rompieron el cristal de entrada de la panadería de la familia Berrueta.

Como se puede apreciar en la fotografía superior, los atacantes golpearon justo el punto en el que está colocado habitualmente el retrato del miembro de Gurasoak que murió en esa panadería el pasado 13 de marzo, hecho por el que serán juzgados próximamente un agente de la Policía española y su hijo.

Según detalló a GARA Mari Karmen Mañas, viuda de Angel Berrueta, el ataque se produjo el domingo. «Rompieron la luna abriendo un boquete donde estaba la foto de Angel, y los cristales han quedado rajados. Lo hemos denunciado y luego encima hemos tenido que estar reparándolos para que no cayeran a la calle».

En su opinión, el momento en que se producen estos ataques es más que revelador:«Todo ha empezado a raíz de que se produjeran los procesamientos. Desde luego, lo que está claro es que no ha sido ningún crío el que ha hecho esto. Y nos preguntamos si este tipo de cosas no provocan alarma social».
Colera camping CNT