Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Octubre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: xarxa i llibertat
Errors de concepte en la central sobre patents
22 des 2004
La columna "central" que el colectivo editorial de IMC Barna ha dedicado al tema de las patentes es realmente desafortunada y confusa. Comete graves errores en muy pocas líneas. No ayuda en absoluto a entender el transfondo de la cuestión y confunde más que aclara. Veamos por qué.
Para empezar, el texto mezcla la crítica a las patentes (propiedad industrial) con la crítica del copyright (propiedad intelectual). El titular de esa nota en la columna central meciona la reciente decisión del Consejo de Ministros de Agricultura de la UE de aplazar este asunto, pero sorprendentemente no se vuelve a tocar el asunto en el texto, sino que se acude a manidos argumentos sobre la excepcionalidad de "la cultura" (no sabemos por qué las barras de pan pueden ser mercantilizables pero las novelas de Pérez Reverte no deben serlo). El caso es que patentes y copyright son dos cosas distintas, tanto a nivel conceptual como a nivel jurídico y por supuesto a nivel de crítica política. Para comprender la diferencia, baste decir que el concepto "copyleft" (que el texto reivindica) no es más que una modalidad de copyright, que afecta a las obras creativas del intelecto humano. Las patentes, en cambio, son un monopolio que se aplica exclusivamente al ámbito industrial, en concreto a "inventos" con aplicación industrial (por ejemplo, la transmisión sincronizada de un automóvil). El copyright se aplica en cambio a la llamada "propiedad intelectual", y protege una obra como tal (por ejemplo, "El llibre de Sinera" de Espriu).

Después, el texto parece extender las críticas que suelen hacerse a las patentes de programación a toda clase de patentes. Las patentes sobre programas informáticos son un caso muy particular de patentes, novedoso y distinto a todas las demás, y es a eso a lo que se ciñe el movimiento anti-patentes europeo al que hace mención el titular: los algoritmos informáticos son básicamente procesos lógico-formales de resolver problemas, es decir, son ideas, y por definición las ideas NO se patentan, y así lo indican las leyes europeas. Se patentan los inventos como tales (por ejemplo, un dispositivo empotrado que automatice un programa de lavado, pero no el programa informático que lo hace funcionar) pero no se pueden patentar por separado los procesos lógicos que lo hacen funcionar.

Otro asunto habitual entre nosotros es la "demonización" de las patentes como algo socialmente malo por naturaleza y desde siempre. Esto es un error, fruto de la escasa reflexión sobre el tema. ¿Son siempre malas las patentes? ¿Es mejor un mundo sin patentes? Veamos. Históricamente, las patentes sirvieron precisamente para poner al alcance de todo el mundo inventos con aplicación industrial que, sin patentes, quedarían para siempre ocultos en forma de secretos industriales. Las patentes son un incentivo para que los inventores (y las industrias que invierten en caros desarrollos) hagan públicos sus inventos, describiendo con detalle su invento para que otros puedan reproducirlo, y al tiempo, protejan su inversión. Para ello, se le concede al inventor una ventaja de explotarlo en exclusiva durante 20 años. El trato no está mal: veinte años de exclusiva comercial (sin animo de lucro puedes usarlo) a cambio de que pasen al dominio público al expirar la patente. La idea, insisto, se ha mostrado eficaz y socialmente útil. Sin esa ventaja, no hay incentivo y el que inventa algo preferirá mantenerlo en secreto. El problema es que eso, que ha funcionado muy bien en la era industrial, no funciona para la informática, pues sus "inventos" son en realidad información pura, no son objetos, y ya están "protegidos" por la propiedad intelectual.

Por tanto, una vez que hemos entendido el objetivo de las patentes, podemos entender que el ejemplo que ponen los editores de "patentar la rueda" como horror de los horrores que nos impediría tener monopatines, bicicletas o coches es muy mal ejemplo. Las patentes no tienen por objeto "prohibir" el uso de los inventos, sino justo lo contrario: incentivar que se hagan públicos concediendo una ventaja comercial al inventor durante una serie de años. En el caso de la rueda, significaría que el que inventó la rueda (caso de que fuese un invento moderno) la habría explotado industrialmente durante veinte años, a cambio de que todos los demás nos beneficiásemos del invento el resto de la eternidad. Así que sí que tendríamos bicicletas y monopatines. De hecho, si eres un tío manitas, podrías leerte la descripción de la nueva patente, que se registra públicamente en la Oficina de Patentes (sigamos con el hipotético ejemplo de la rueda) y construirte un monopatín el primer día de su publicación, sin necesidad de esperar veinte años y sin pedir permiso al titular de la patente, ya que esta solo limita la *explotación comercial* del invento durante el periodo de vigencia de la patente. Puedes experimentar lo que quieras, lo que no puedes es comerciar con ella. Si quieras poner una fábrica de monopatines y venderlos, entonces debes hablar con el que tiene la patente y conseguir una licencia.

No pretendo hacer una defensa del sistema de patentes sino advertir de que la crítica debe hacerse de lo que realmente son (o dicen ser), no de lo que nos imaginamos que son (o decimos que son). La pereza mental no es buena compañera del pensamiento crítico. En resumen, para no enrollarme más: 1) copyright y patentes no tienen nada que ver, y conviene distinguirlas para que la crítica política que hagamos sea eficaz. De lo contrario es condenarnos a la ineficacia de la crítica, dar palos de ciego, confundir órdenes y limitarnos a hacer critica moralista ("las patentes son malas"). 2) El objetivo del copyright no es necesariamente "prohibir" la cultura (el copyleft se basa en el copyright), sino otorgar al autor la posibilidad de decidir el modo en que comparte o explota su obra. 3) las patentes no son algo horrible pensado para prohibir la rueda, e impedirnos que tengamos coches, playstations y monopatines. Gracias a la patente, en solo veinte años, alguien que inventase algo maravilloso como la rueda, la dejaría a disposición del mundo entero por los siglos de los siglos: gracias pues a las patentes tendrías bicicletas y monopatines. Suponen una ventaja social, a cambio de concederle una ventaja temporal al inventor. Es lo que se llama un contrato social: la sociedad gana algo, y el inventor también. Eso garantiza el estímulo a la invención. 4) las patentes de programación son un caso especial, nuevo, su naturaleza es distinta a la de las ruedas o los motores de explosión. El código informático se parece más a lo que protege la propiedad intelectual (de hecho, los programas de software ya están protegidos por copyright/copyleft), que a los motores de explosión. Al igual que no se puede patentar el argumento de una novela, tampoco se debería poder patentar el modo lógico de resolver un problema matemático. Por eso estamos en contra de las patentes de programación, pues no aportan nada, ni a los programadores, ni a los usuarios ni a la industria del software. Solo beneficia a los abogados, a las oficinas de patentes y a las corporaciones que disponen de muchas patentes. No favorece la innovación, la sociedad no gana nada a cambio de conceder ese privilegio que solo beneficia a una parte (los propietarios): no hay pues "contrato social".

This work licensed under a
Creative Commons license

Comentaris

Re: Errors de concepte en la central sobre patents
22 des 2004
Gracias por tu crítica. En realidad el reportaje de la columna central venía a hablar del tema de los copyrights pero lo tuvimos que reciclar junto a la noticia de la decisión del Consejo de Ministros, y si, ahora queda largo pero al mismo tiempo con poca síntesis diferenciada entre ambos conceptos :)

gracias por tu crítica, a ver si alguien de nosotrxs se lo curra para un futuro y no hacemos estos mix estraños.

salút!
Re: Errors de concepte en la central sobre patents
23 des 2004
Gracias, Graham. Un ejemplo de crítica razonado, con ánimo de aportar y no simplmente desacreditar.

Un artículo muy interesante y tremendamente didáctico.
Re: Errors de concepte en la central sobre patents
23 des 2004
A parte de las felicitaciones, el buen rollo y tal lo más importante (y por lo que se ha escrito el texto) seria que se corrijan los errores en la noticia de la columna central !!!

¿ Para que currarselo más en el futuro si teneis la posibilidad de arreglarlo ahora mismo ?

Yo creo que puede ser mucho más perjudicial un short con errores "de concepto" que un "short" no publicado hasta contratar minimamente los contenidos. En fin, esto ultimo ya es tan solo mi opinion.

Salut.
Re: Errors de concepte en la central sobre patents
23 des 2004
d acuerdo con ciertos puntos d tu critica pero el problema es q cada vez se da mas tiempo a la gente con patente. un caso muy claro es walt disney. esta empresa con gran poder economico va presionando y consiguiendo q cada vez se aplace su termino d la propiedad intelectual. ya ha recibido varias prorrogas.

para patentar se necesita dinero y saber q no esta patentado. eso no esta al alcance d todo el mundo. por lo tanto esto favorece a l*s q tienen el poder econocmico para hacerlo.

en teoria las patentes son para beneficiar y fomentar la creacion e investigacion, no para enriqecer a personas ni empresas.

con el software pasa q una misma idea puede ser tenida por desarrolladores diferentes. el q pertenezca a uno (el q tenia dinero para patentarla) impide q otr*s q puedan llegar a esa misma forma d hacer sin conocer la invencion d otra persona puedan ser multad*s o encausad*s. tambien favorece a q empresas se apoderen d ramas d investigacion.

los acuerdos q tomemos sobre esto deben beneficiar a tod*s y fomentar la investigacion, no dejandola en manos d qien tiene mas dinero o poder.

puedo aceptar q qien se inventa algo reciba en compensacion 5 años d uso, pero no q sea suyo pues esa persona para llegar a ese descubrimiento se ha basado en el conocimiento q muchas personas han hecho antes.
Re: Errors de concepte en la central sobre patents
23 des 2004
una cosa: tienes razon que las patentes en si, como el copyright, nacen para estimular la produccion intelectual y artistica, asi como la inventiva industrial y lo que sea; pero estamos asistiendo sin duda a una pervercion del concepto, ya que los copyright se alargan indefinidamente (mickey mouse ya tendria que ser publico hace muchos años, pero los empresarios de la disney - que no tienen nada que ver con los que inventaron el personaje - van renovando el copyright cada x tiempo).
O sea que hablar de patentes tal como se van inventar sin hablar del uso que se esta haciendo ahora puede ser reductivo.
Re: Errors de concepte en la central sobre patents
23 des 2004
una cosa: tienes razon que las patentes en si, como el copyright, nacen para estimular la produccion intelectual y artistica, asi como la inventiva industrial y lo que sea; pero estamos asistiendo sin duda a una pervercion del concepto, ya que los copyright se alargan indefinidamente (mickey mouse ya tendria que ser publico hace muchos años, pero los empresarios de la disney - que no tienen nada que ver con los que inventaron el personaje - van renovando el copyright cada x tiempo).
O sea que hablar de patentes tal como se van inventar sin hablar del uso que se esta haciendo ahora puede ser reductivo.
A lectora
23 des 2004
Lectora, vuelves a confundirte. Lo que Walt Disney ha presionado para que se extienda es el tiempo de duración del copyright (ya setenta años en Europa, en USA ha sido alargado innumerables veces a lo largo del siglo XX). Las patentes duran solo veinte años desde hace mucho tiempo, no hay presión para extender su duración, al menos que yo sepa. El problema es que veinte años quizá es tiempo más que suficiente en ingeniería industrial, o en farmacología, pero es (literalmente) una eternidad en el mundo del software, que cambia a velocidad de vértigo por su propia naturaleza inmaterial.
Dos coses que crec que no s'han tocat
24 des 2004
No sóc cap especialista en la matèria i podria estar equivocat, però al meu entendre n'hi han dos conceptes que no són del tot certs en l'anàlisi. Les patents no s'apliquen només a invents ja que també s'apliquen a llavors i a altres elements d'origen natural. Açò ha donat casos molt escandalosos de biopirateria. En aquests casos la patent té un efecte prohibitiu sobre els usos tradicionals que s'havia donat a eixos elements naturals.

De tota manera molt interessant l'article i el fil que desenvolupa.
Re: Errors de concepte en la central sobre patents
25 des 2004
No es poden patentar llavors o elements d'origen natural.

El que fan es patentar els principis actius o, millor dit, la forma d'aconseguirlos.

El problema es que aquestes empreses van per tot el mon patentant TOT el que creuen que els pot donar un benefici (independenment de que no hagin invertit res en construir-ho), incloent els coneixements mil·lenaris de moltes tribus a les que despres impedeixen utilitzar aquestos "invents".

En fi, aquestes empreses (com totes) solen tenir una etica més que cuestionable i tan sols volen extraure el máxim benefici. Encara que sigue a costa de expoliar a qui fage falta.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more