Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Memoria de un flagrante golpe de Estado reaccionario
17 des 2004
Interesante documento cifrado en que se exaltan las manifestaciones "contra las dictaduras" durante el golpe de Estado contra Chávez en 2002, en la que tomó el poder, dictatorialmente, el jefe de la PATRONAL (Cesar Gaviria).

Se critica a las "turbas" que se lanzaron a defender a Chávez y se le acusa, cuando estaba retenido en un penal!!!, de "no ser consciente de la situación crítica en que se encuentra", y no buscar una salida urgente a la huelga general.

Pura lucha de clases, pura victoria del pueblo.
GAVIRIA IMPIDIO EL SAQUEO DE LOS CANALES DE CARACAS

El secretario general de la OEA es el =FAnico muro de contenci=F3n que fr=
ena a
los
chavistas

C=E9sar Gaviria, secretario general de la OEA, es el =FAnico =
muro de
contenci=F3n para que en Venezuela no se desencadene la barbarie. Tres ve=
ces
tuvo que dirigirse al pa=EDs para impedir que grupos chavistas destrozara=
n
cuatro canales de televisi=F3n que ten=EDan sitiados. No pudo lograrlo en=
los
canales regionales que fueron saqueados.

CARACAS (ENVIADO ESPECIAL)

Hugo Ch=E1vez no es consciente de la situaci=F3n cr=EDtica en=
que se
encuentra. En vez de buscar una urgente salida a la huelga general que de=
sde
hace nueve d=EDas paraliza al pa=EDs, dilata una soluci=F3n que, forzosam=
ente,
debe
pasar por convocatoria anticipada de elecciones. Al adquirir din=E1mica
propia,
el paro es indetenible. La huelga ya no se levanta con promesa de
elecciones,
sino con convocatoria a las urnas con fecha concreta.

Robustecida y m=E1s cohesionada que nunca, la oposici=F3n que agrupa a
empresarios, sindicatos, partidos y organizaciones c=EDvicas y sociales, =
no
ceder=E1 sin comicios democr=E1ticos. Apoyado en las bayonetas militares =
y en
los
c=EDrculos bolivarianos (organizaciones civiles armadas), Ch=E1vez a=FAn =
podr=EDa
mantenerse cierto tiempo en el poder, pero cu=E1nto m=E1s dilate en acept=
ar
elecciones, le ser=E1 m=E1s dif=EDcil alcanzar un acuerdo pol=EDtico. En =
vez de
buscar
un acercamiento, provoca la confrontaci=F3n al lanzar en forma coordinada=
a
miles de exaltados manifestantes contra los canales de televisi=F3n de Ca=
racas
y
de las principales ciudades. Asumiendo un papel de caudillo revolucionari=
o,
pareciera que Ch=E1vez busca crear una situaci=F3n de caos a la que pudie=
ra
aferrarse para mantenerse en el poder, pero tambi=E9n da elementos para c=
reer
que incita a que lo saquen con un golpe militar y as=ED pretender aparece=
r
como
m=E1rtir y no como l=EDder repudiado en las urnas por su pueblo.

Fuentes cercanas a la mesa de negociaci=F3n entre el Gobierno y la oposic=
i=F3n
comentaron a este peri=F3dico que "los militares no van a intervenir hast=
a que
la situaci=F3n est=E9 muy caotizada" pero a=F1adieron que "un hecho de gr=
an
violencia puede desatar una intervenci=F3n del Ej=E9rcito". El Gobierno a=
cept=F3
negociar un calendario para los comicios previa reforma del Consejo
Electoral,
pero la oposici=F3n exige acudir a las urnas en el primer trimestre del 2=
003
con
previa renuncia de Ch=E1vez. Fuentes diplom=E1ticas dijeron que "si el Go=
bierno
no
logra un acuerdo esta semana, ni el anticipo de elecciones ser=E1 una sol=
uci=F3n
para Ch=E1vez".

C=E9sar Gaviria, secretario general de la OEA, en forma dram=E1tica tuvo =
que
intervenir tres veces de madrugada para detener a exaltados manifestantes
chavistas que, en forma agresiva, cercaban a los canales Globovisi=F3n,
Meridiano, Radio Caracas Televisi=F3n, Telev=E9n y Venevisi=F3n. Con un e=
n=E9rgico
llamamiento a respetar la libertad de expresi=F3n, Gaviria pudo impedir l=
a
barbarie en Caracas, pero no as=ED en Barquisimeto, M=E9rida, Maracaibo, =
Puerto
La
Cruz, San Crist=F3bal, Valencia y Maracay, donde turbas bien coordinadas
saquearon diarios, emisoras de radio y canales de televisi=F3n.

Poco despu=E9s de la primera intervenci=F3n de Gaviria, el ministro del I=
nterior
Diosdado Cabello elogi=F3 el papel de las personas que sitiaban los canal=
es.

Ante estos ataques a los medios, el presidente de la Conferen=
cia
Episcopal, monse=F1or Baltazar Porras, pidi=F3 "mantenerse firmes ante es=
ta
violencia organizada, que siembra terror, p=E1nico, que da=F1a no s=F3lo =
bienes
materiales sino la vida. El ataque a los canales es una expresi=F3n de el=
lo,
no
podemos calificar de hechos fortuitos estos episodios, se ven visos de
organizaci=F3n".

Porras precis=F3 que los grupos violentos que atacaron en M=E9rida, "sali=
eron
desde el propio palacio de Gobierno, a la medianoche, luego pasaron por l=
a
puerta del estacionamiento de la sede del episcopado intentando tumbarla.
Pidieron mi muerte y gritaron insultos, luego fueron a la televisora".

JOAQUIM IBARZ
Enviado Especial
La Vanguardia, Barcelo








CARACAS (ENVIADO ESPECIAL)



Los puertos de las costas venezolanas est=E1n cerrados de punta a punta. =
La
obligada suspensi=F3n de las exportaciones de crudo por parte de Petr=F3l=
eos de
Venezuela (PDVSA) y la radicalizaci=F3n del paro empresarial provoca una
subida
del precio de los hidrocarburos en el mercado de futuros. Si se prolonga =
el
paro, la situaci=F3n venezolana podr=EDa tener un fuerte impacto sobre la=
s
reservas estadounidenses.



El dirigente de los trabajadores petroleros en huelga, Horaci=
o
Medina, se=F1al=F3 que la producci=F3n petrolera de Venezuela ha ca=EDdo =
en 70%,
unos
1'9 millones de barriles diarios, a consecuencia del paro. Aunque el anun=
cio
de que el gobierno de Ch=E1vez est=E1 dispuesto a negociar un calendario
electoral
provoc=F3 una ligera disminuci=F3n en la cotizaci=F3n del petr=F3leo Bren=
t del mar
del
Norte, todo indica que la huelga petrolera no se detendr=E1 en los pr=F3x=
imos
d=EDas
porque la oposici=F3n exige la renuncia del presidente venezolano para
suspender
la huelga.



"Los precios del crudo se incrementar=E1n netamente por la huelga de PDVS=
A",
indic=F3 Hill O'Grady, analista de la firma AG Edwards, precisando que
"podr=EDan
subir a=FAn m=E1s en los pr=F3ximos d=EDas" si no mejora la situaci=F3n e=
n Venezuela,
quinto exportador mundial con m=E1s de dos millones de barriles diarios, =
en
buena parte a Estados Unidos. M=E9xico no tiene capacidad para suplir la
suspensi=F3n de las exportaciones venezolanas. Los expertos petroleros se=
=F1alan
que una vez se para por completo una refiner=EDa, se necesita al menos un=
a
semana para volver a ponerla en funcionamiento.



El hostigamiento y asalto de ocho canales de televisi=F3n, de
emisoras de radio y algunos peri=F3dicos dar=E1 nuevos br=EDos a las
organizaciones
-sindicatos, empresarios, partidos, sociedad civil- que convocan el paro
c=EDvico nacional.



La crisis paraliza ya al 80 % de la producci=F3n petrolera venezolana, qu=
e
supera los tres millones de barriles diarios. Dado que las principales
refiner=EDas y muchas gasolineras est=E1n cerradas, los pozos de extracci=
=F3n de
crudo cierran de manera progresiva. Los 13 buques de PDVSA Marina permane=
cen
fondeados en las costas junto con parte de la flota extranjera. Juan
Fern=E1ndez, gerente de producci=F3n de PDVSA, se=F1ala que los barcos de=
nuestra
empresa est=E1 totalmente paralizada, lo cual acent=FAa la crisis". Agreg=
=F3 que
seis barcos extranjeros se niegan a atracar por razones de seguridad.



El incumplimiento de los acuerdos de producci=F3n por parte de los pa=ED=
ses
productores se ha hecho tan incontrolado que es probable que la OPEP en s=
u
reuni=F3n de ma=F1ana considere la posibilidad de reducir la producci=F3n=
e
incrementar las cuotas al mismo tiempo. Ante la huelga petrolera de
Venezuela
y la posible campa=F1a militar de Estados Unidos contra Irak, la OPEP
afrontar=E1
factores poco estables en los pr=F3ximos meses.



En Venezuela caus=F3 indignaci=F3n la noticia de que, en medio de la cris=
is
petrolera, el presidente de PDVSA, Al=ED Rodr=EDguez, firm=F3 la orden de=
enviar
un
buque a Cuba con una carga de 350.000 barriles de crudo tipo Mesa, petr=F3=
leo
de
alto valor comercial.





La protesta de las cacerolas



La cacerolada, que surgi=F3 como manifestaci=F3n de protesta casera contr=
a las
dictaduras, se ha convertido en una expresi=F3n de calle desde que los
organizadores de la huelga general declararon que el paro ser=EDa activo.



Cerca de las ocho, hora se=F1alada para la protesta sonora, mucha gente b=
aja a
la calle a tocar cacerolas, ollas, sartenes y todo tipo de utensilios
dom=E9sticos. Los m=E1s c=F3modos, que colocaban en la ventana aparatos d=
e sonido
con grabaciones de caceroladas, abandonaron su actitud pasiva para sumar=
se
en
la calle a la protesta que se convierte en resistencia civil. Los
cacerolazos
han dejado de ser una manifestaci=F3n casera al transformarse en marchas
nocturnas que recorren los barrios de Caracas y de la mayor=EDa de las
ciudades
del pa=EDs. Cada noche, miles de personas terminan su marcha sonora ante=
el
hotel en el que se hospeda C=E9sar Gaviria, secretario general de la OEA,=
que
intenta un acuerdo electoral entre Gobierno y oposici=F3n.



Cuando comenz=F3 el paro c=EDvico el 2 de diciembre, se trat=F3 de cacero=
lazos
tradicionales, desde las casas, pero ya se han convertido en estruendosas
caminatas que duran m=E1s de dos horas. Amas de casa, ancianos, j=F3venes=
y
ni=F1os,
salen a las calles a protestar haciendo ruido y portando banderas. A lo
largo
del recorrido se les van sumando m=E1s y m=E1s personas, que interrumpen =
el
escaso
tr=E1nsito de veh=EDculos.

FIN

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Memoria de un flagrante golpe de Estado reaccionario
18 des 2004
Un dossier complet de totes les proves de que Aznar estava darrere d'el Colp.
www.lavanc.org
Sindicat