Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: corrupció i poder
símbols
17 des 2004
Los demás cabalgan

FRANCESC DE CARRERAS - LA VANGUARDIA, 161204

MIENTRAS, AQUÃ? ESTAMOS ENTRE MACAO Y FRESNO, ENTRE SALAMANCA Y VALENCIA, EN REFORMAR EL ESTATUT Y EN REFORMAR ESPAÑA

Hace unos días, La Vanguardia publicó unas interesantes declaraciones de Francisco Camps, presidente de la Generalitat valenciana, en las que daba una noticia que para mí constituyó una auténtica sorpresa: "La Generalitat valenciana está financiando la construcción de una autovía gratuita que en estos momentos ya conecta Alicante con Valencia paralela a la A-7.

Faltan pequeños tramos, y tenemos construidos otros 20 kilómetros en la provincia de Castellón. A mí me encantaría que Catalunya proyectase también una autovía gratuita de norte a sur y hacia la frontera francesa".

Las palabras de Camps deberían ser una gran lección para la política catalana y para los políticos de Catalunya. En efecto, una de las carencias más evidentes de las carreteras catalanas es la inexistencia de una autovía paralela a la costa que permita unir la frontera francesa con el límite sur de Catalunya.Como es sabido, ello no constituye un grave problema de transporte porque existe una autopista privada de peaje que discurre por el mismo trayecto.

Pero el bolsillo del usuario se resiente. La carretera estatal existente -la N-2- casi no debe ser tomada en consideración: si todo el tráfico discurriera por ella estaría sumida perpetuamente en el atasco más absoluto. Por tanto, el viajero opta, sin dudarlo, por utilizar la autopista de peaje, que, a excepción de en los trayectos muy cortos, se ha convertido en el subconsciente colectivo en la única vía que une el norte con el sur de Catalunya.

Y, sin embargo, esta grave anomalía no está en la agenda de nuestros gobernantes, preocupados, por lo visto, por problemas de otro signo, de tipo más espiritual y simbólico, considerados como de un mayor rango e importancia. Pero no sólo no está en la agenda de los gobernantes, sino que tampoco parece preocupar a una opinión pública que quizás considera que el peaje va indisolublemente unido a la condición de catalán, tan desgraciados nos dicen que somos. En fin, que por unas causas o por otras, ante una necesidad que parece obvia, no tenemos autovía, ni la estamos construyendo, ni proyectando, ni anteproyectando, ni siquiera parece que nos preocupe mucho. Sin embargo, el señor Camps, del Partido Popular, este presidente que tanto nos ataca porque considera que los valencianos hablan valenciano, anun-cia que su Gobierno, a pesar de tener menos tráfico y también una autopista de peaje junto a la costa, ha medio construido ya una autovía que desearía poder enlazar con la catalana cuando la Generalitat decida construirla. ¡Menuda lección!

La política catalana tiene algunos vicios y uno de los más notorios es producto de un cruce entre autosatisfacción y victimismo. Por lo visto, para algunos ser catalán es algo tan importante que nos otorga unos derechos de los que no gozan los demás mortales que no han tenido la enorme suerte de nacer en nuestro país. Pero a la vez, probablemente a consecuencia de esta absurda convicción, consideramos que todas nuestras desdichas son culpa de los demás, sin ni siquiera mirar nuestro propio rostro, sin pensar que, quizás, algunas culpas pueden recaer en nosotros o, mejor dicho, ya que lo que nos ocupa es el mundo de la política, en la actuación de nuestros gobernantes, a quienes, por cierto, nosotros hemos escogido.

Ello se pone de relieve, con mucha claridad, en la política de infraestructuras, respecto de la cual hay amplio acuerdo en que tenemos un notable atraso. Hasta hace un año nos quejábamos de que no estuviera terminado el tramo Cervera-Igualada que debía completar la autovía Lleida-Barcelona y que hoy ya está en funcionamiento. Sin embargo, el gran retraso fue debido a una absurda pugna judicial entre ayuntamientos del mismo signo político -de CiU, en concreto- que impugnaron su trazado. ¿No hubiera sido posible ponerlos de acuerdo? También nos quejamos, con razón, de las chapuzas en la construcción del trayecto por el que debe discurrir el AVE. Pero tan sólo hace un par de semanas las autoridades catalanas han cambiado por enésima vez de parecer respecto a su recorrido. ¿Quién será el responsable del retraso en terminar la obra? Se ha frenado el trasvase del Ebro, pero ¿es seguro que podrá abastecerse de agua la zona industrial barcelonesa?

En esta misma línea seguimos con el actual Gobierno. El Estado estaba dispuesto a incluir en los presupuestos del año próximo las partidas necesarias para iniciar el cuarto cinturón que debe desviar el tráfico que hoy atraviesa inevitablemente el entorno de Barcelona. El Gobierno de la Generalitat se ha negado por razones de sostenibilidad ecológica. En Madrid ya van por el quinto cinturón y siempre nos quejamos cuando comparamos las infraestructuras de una ciudad con la otra. Pero ¿seguro que tenemos toda la razón al rechazar la construcción del cuarto cinturón? Invocando las mismas razones, tampoco el Gobierno de Maragall da luz verde a la conexión con la red eléctrica francesa para abastecer al AVE. ¿Tendremos los trenes dispuestos pero no la energía suficiente para que circulen?

Son todas ellas cuestiones del más alto interés y aquí ni se discuten, ni están en el orden del día del debate público. Aquí estamos entre Macao y Fresno, entre Salamanca y Valencia, en reformar el Estatut y en reformar España. Las autovías y la energía eléctrica son temas demasiado prosaicos para un pueblo llamado a más altos destinos. Mientras, entretenidos como estamos en las futilidades, los demás cabalgan.

FRANCESC DE CARRERAS, catedrático de Derecho Constitucional de la UAB

This work is in the public domain

Comentaris

Re: símbols
17 des 2004
AQUEST cARRERAS SI QUE VIU BÉ GUANYANT UNA BONA PASTA, SEGUR QUE AQUEST SI QUE NO S´HA DE PREOCUPAR PER LA SEVA BUTXACA EL MOLT CABRÓ.
Re: valencia i catalunya dividides per un llenguatge comú
17 des 2004
recuperem els autovías gratuits!
Re: símbols
17 des 2004
No cal construïr més carreteres!!! les carreteres son la destrucció del medi

S'ha de fer servir més el transport públic!!!!

i per la gent que fa servir l'automobil, les autopistes gratuïtes!!

Stop Construccions!!!
Re: símbols
18 des 2004
Què hi fot un article del feixista espanyolista aquest en un lloc com aquest?

No té el diari conservador, nacionalista espanyol i borbònic "La Vanguardia" per escriure?

De Carreras, torna-te'n al nínxol! Fariseu! Feixista!

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona