Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: amèrica llatina : dones
Un feminicidio diario en Guatemala
08 des 2004
Tecún Umán, Guatemala. El procurador de derechos humanos de Guatemala acepta que la muerte violenta de mujeres en su país se ha incrementado en los últimos años, al grado de que en 2003 unas 358 mujeres fueron mutiladas, violadas sexualmente, estranguladas y asesinadas con arma blanca y arma de fuego. El número de mujeres ultimadas supera a las asesinadas en Ciudad Juárez, Chihuahua.
México D.F. Miércoles 8 de diciembre de 2004

El informe del ombudsman guatemalteco señala que en la sociedad se "observan altos niveles de violencia, discriminación y machismo, constituyendo una violación del derecho a la vida de las mujeres en Guatemala, ante la incapacidad estatal de brindar seguridad y el miedo o complicidad pasiva y aceptación de la población".

Asegura que los grupos organizados con fines criminales han tomado relevancia; éstos, agrega, tienen fuerte impacto en la sociedad, crean sicosis social y, al igual que en el conflicto armado interno, infunden terror en los barrios, colonias, zonas y comunidades del país.

La Procuraduría de los Derechos Humanos precisa que algunos asesinatos de mujeres presentan características que llevan a afirmar que grupos clandestinos vinculados directa o indirectamente al Estado o al crimen organizado han cometido varias ejecuciones extrajudiciales, por la forma "profesional" en que se han perpetrado, y principalmente por la coyuntura política en que se produjeron.

La Policía Nacional Civil de Guatemala reportó que entre 2002 y 2003 creció de 163 a 383 el número de mujeres asesinadas, incremento de 135 por ciento en dos años. De acuerdo con el seguimiento de la Procuraduría de los Derechos Humanos se desprende que un promedio de 30 mujeres al mes -en toda Guatemala- fueron víctimas de muerte violenta, lo que equivale a un homicidio diario.

Las cifras evidencian que el departamento de Guatemala es el más violento, registrando 41.1 por ciento del total de casos. Otros departamentos del país con las mayores cifras de homicidios de mujeres son: Escuintla, Alta Verapaz, Quetzaltenango, Izabal y Suchitepéquez, San Marcos.

Juan Balboa
Mira també:
http://www.jornada.unam.mx/2004/dic04/041208/018n3pol.php

Copyright by the author. All rights reserved.

Comentaris

Delincuentes convierten el río Suchiate en camposanto de ejecutados
08 des 2004
México D.F. Miércoles 8 de diciembre de 2004

Zona prioritaria para la seguridad nacional; poco se ha hecho contra la violencia

Delincuentes convierten el río Suchiate en camposanto de ejecutados

JUAN BALBOA ENVIADO

Frontera Sur de Mexico. Las dos márgenes del río Suchiate -límite entre México y Guatemala- y el litoral del océano Pacífico, se ha convertido en panteón de hombres y mujeres ejecutados al estilo del narcotráfico o de las mafias que controlan el tráfico de humanos. Unos 55 cuerpos, muchos descuartizados, han sido localizados en las dos orillas que forman las ciudades de Tecún Umán y Ciudad Hidalgo, con el tiro de gracia en la sien.

La línea divisoria con Guatemala sigue siendo una frontera violenta, donde son comunes las ejecuciones y la extorsión, lo que la convierte en un verdadero infierno para los más de 220 mil centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos atravesando México. El gobierno del presidente Vicente Fox considera la frontera sur como prioridad de la seguridad nacional, pero poco se ha hecho por evitar que la violencia se expanda por toda la región y la geografía chiapaneca.

Un promedio de dos personas son ejecutadas cada semana en Chiapas, la mayoría en los municipios que forman la región del Soconusco y Costa. Ajustes de cuentas de los cárteles del narcotráfico, venganzas entre las pandillas de Mara Salvatrucha 13 y Barrio 18, sicarios que asesinan por encargo de grupos de polleros que controlan el paso del Suchiate y, de paso, también son ultimados dirigentes campesinos o empresarios.

El diputado local Alfredo Lugardo López reconoce que en la zona privan el abandono de las autoridades y los índices de criminalidad. Lugardo López es legislador por el distrito de Cacahotán, el cual abarca la mayor parte de los municipios fronterizos con Guatemala. Califica a la frontera de sumamente insegura, lo que se refleja, precisa, en las ejecuciones frecuentes.

La inseguridad de la frontera sur de México es alarmante, por ello el legislador presentará una propuesta al Congreso local para que siete corporaciones policiacas -todas las que existen en los tres gobiernos- operen en la zona bajo un solo mando.

El presidente municipal de Ciudad Hidalgo (Suchiate), el perredista Manuel de Jesús Domínguez, asegura que las autoridades municipales "no tienen capacidad" para evitar las constantes ejecuciones.

La senadora por Chiapas Arely Madrid Tovilla propuso a la Secretaría de Gobernación -dependencia que desarrolla un estudio minucioso sobre la violencia en la zona- redoblar las medidas, la vigilancia y el control: "la frontera sur es un asunto de seguridad nacional", afirmó.

Pompilio Hernández Damián, mexicano, agricultor y sobrino de un dirigente del Partido del Trabajo, fue encontrado muerto a orillas del río. Con tiro de gracia en la cabeza apareció el guatemalteco Joel Vilchis, quien fue torturado y ejecutado en una de las riberas del río. Los dos, el mexicano y el guatemalteco, forman parte del panteón en el que se han transformado las márgenes del río que separa a Guatemala de México.

En las dos orillas, Tecún Umán y Ciudad Hidalgo, la violencia no cesa; las ejecuciones están pasando a formar parte del escenario de la vida cotidiana de la frontera y la inseguridad recrudece el temor de la población.

Cambistas de papel moneda en el puente fronterizo, taxistas, transportistas, comerciantes, empresarios, agricultores, fotógrafos, traficantes de personas y los llamados burreros de la droga han sido ejecutados y sus cuerpos abandonados en el río, sin que hasta ahora se conozcan los autores intelectuales o materiales.

Una breve cronología de los asesinatos en las márgenes del Suchiate, y en algunas ciudades fronterizas, da muestra de la gravedad de la violencia en la frontera sur. La larga lista de ejecuciones se inició en febrero, cuando fue localizado en las orillas del río el cadáver de un desconocido vinculado con el narcotráfico: el cuerpo presentaba 17 balazos calibre 9 milímetros. Un mes después, hombres fuertemente armados ultimaron a Francisco Aquenque Gómez, empleado por los cárteles del narcotráfico para trasladar droga de Guatemala a México.

El 31 de marzo fueron acribillados en Tecún Umán, Guatemala, dos mexicanos. En junio, el cuerpo de un hombre fue encontrado a pocos metros del Suchiate; había sido torturado, macheteado y afixiado con una bolsa de plástico. Las autoridades no dudaron en afirmar que se trataba de un ajuste de cuentas del narco.

El 17 de junio, Liliana Carolina Mejía Escobar, dedicada al cambio de papel moneda en el puente internacional Rodolfo Robles, fue ejecutada en la fronteriza Tecún Umán. El 22 de septiembre fue localizado el cadáver baleado del empresario Wilson Emmanuel de León.

Tan sólo en septiembre fueron ubicados 14 ejecutados en la zona entre Tecún Umán y Ciudad Hidalgo: tres eran miembros de la Asociación de Cambiadores de Papel Moneda en el puente y, según las autoridades guatemaltecas y mexicanas, podrían haber sido lavadores de dinero del narcotráfico.

Pero los asesinatos no sólo se dan en la frontera entre América Central y México.

En los municipios chiapanecos de Palenque, Comitán, Chilón, Benemérito de las Américas, Cacahotán, Mazatán, Huixtla, Pijijiapan, Arriaga, entre otros, han sido ejecutadas unas 40 personas. José Rodríguez de la Cruz y Luis Alonso Ballinas Ballinas fueron encontrados asesinados en Palenque, el primero en la zona arqueológica; en Comitán un teniente de la base área militar, Sergio Ignacio Alvarez Cruz, fue ultimado a tiros; el indígena Eduardo Vázquez Alvaro, originario de la comunidad de Peshtón, Chilón, recibió tres balazos calibre .38 en cráneo y tórax.

La violencia es un flagelo que no se detiene en la frontera sur de México; al contrario, se agudiza día con día, a consecuencia de los altos niveles de inseguridad y la proliferación del crimen organizado.
Mira també:
http://www.jornada.unam.mx/2004/dic04/041208/018n1pol.php

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more