Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: altres temes
La derecha quiere meter miedo
20 nov 2004
Artículo de Pío Moa publicado en Libertad Digital
El fundamentalista anticonstitucional

Pío Moa

Cuando Rodríguez llegó al poder tras el golpe del terrorismo islámico, Rajoy se apresuró a ofrecerle su apoyo ante la ofensiva emprendida simultáneamente por los nacionalistas catalanes y vascos más el también nacionalista partido de Maragall (el cual, aunque teóricamente integrado en el PSOE, sólo está unido a éste por lazos parasitarios: influye decisivamente en el partido nacional, sin reciprocidad). Es decir, Rajoy quería apoyar a Rodríguez frente al proyecto de hundir la Constitución y disgregar España, expuesto con total claridad por los nacionalistas, por activa y por pasiva.

A estas alturas resulta evidente que Rodríguez ha optado por los separatistas. Ya en otras ocasiones el nietísimo expuso con poco disimulo su desdén por la Nación española, oponiéndola al "bienestar y la libertad de los ciudadanos", bienestar y libertad que él mismo está amenazando. Y ahora, en el Senado, ha repetido su pensamiento o falta de él, llamando "fundamentalista" a quien hablaba de la Nación española. El concepto de nación es "muy discutible", afirmó, verlo de otra forma sería "fundamentalista", España puede ser "nación o naciones", y la Constitución proclama solamente "la unidad del Estado".

Naturalmente, el concepto de nación es discutible, como también los de libertad, libertades políticas, democracia y otros muchos, sobre los cuales existen las posiciones más diversas. Todos esos conceptos, y la manera de aplicarlos, son y deben ser objeto de discusión teórica. Pero, aparte de que las luces de Rodríguez no parecen hacerle muy apto para las tareas del pensamiento, en la política práctica un gobernante no puede dedicarse a ponerlos en cuestión, sino que debe aceptarlos tal como señalan las leyes. La Constitución no habla de la unidad del Estado (término por el que los separatistas y buena parte de la izquierda quieren sustituir el de España), sino de la Nación española. Cuando Rodríguez cambia una cosa por la otra no manifiesta simple ignorancia, sino que torpedea un fundamento de nuestra convivencia en libertad, el fundamento que atribuye la soberanía al pueblo español en su conjunto, no a partes de él como pretenden los separatistas. Rodríguez ataca claramente la Constitución, y lo hace en la misma línea y estilo de los separatistas con quienes ha optado por aliarse.

El problema va ligado estrechamente al de la democracia. Muchos sistemas, incluido el de Castro –al que tanto está beneficiando el gobierno de Rodríguez–, se proclaman democracias. Probablemente también los terroristas musulmanes hablen de democracia islámica o cosa semejante… y Rodríguez les ha premiado su masacre en Madrid con la retirada de las tropas de Irak. Todo esto no son casualidades ni mero producto de una grosera ignorancia. Resultan de una concepción poco o nada afín a la de la nuestra democracia de libertades que garantiza la Constitución.

Tampoco es casual que sea en los territorios donde gobiernan los separatistas donde menos libertades haya en España. Donde, como en las Vascongadas, gran parte de la población está constantemente amenazada, gracias a la hipócrita complicidad del PNV con los asesinos; o privada de elementales derechos en la enseñanza y en la vida oficial, como en Cataluña. No por casualidad esos partidos se aconchaban con los terroristas de la ETA y muestran "comprensión" no a sus víctimas, sino a ella y su aparato político; o hablan de montar "un drama", o de volver al 36.

Ni es casual que el PSOE siga siendo básicamente el mismo, sin regeneración alguna, de la época de corrupción rampante, de empeño por destruir la independencia del poder judicial, de mezcla de claudicación y de delincuencia ante el terrorismo, de ataques a la libertad de expresión, etc. El partido que, cuando el asunto del Prestige y de la guerra contra Sadam, expandió por toda España un ambiente similar al impuesto por los nacionalistas en las Vascongadas; el que auspicia la recuperación de los rencores de la guerra civil y deja al pueblo iraquí a merced de los mismos terroristas y genocidas de la matanza de Madrid, y pide a los demás gobiernos que le imiten. El partido que retuerce y pervierte el lenguaje presentando tales fechorías como hazañas de la libertad y hasta de la reconciliación.

El fundamento de todas estas actitudes consiste en el doble odio a la democracia y a la unidad de España. Una tara, un "fundamentalismo" muy arraigado en nuestra desdichada izquierda y nuestros separatismos, el fundamentalismo que los llevó a desear, organizar y llevar a cabo la guerra civil en los años 30, convencidos de que iban a ganarla. Al parecer, ahora vuelven a sentirse fuertes, y demuestran no haber cambiado en el grado deseable. Pues, como ellos mismos indican a menudo, si en la transición se mostraron pasablemente razonables y demócratas, dispuestos a enterrar los viejos fantasmas, se debió tan sólo a que no se encontraban lo bastante fuertes para otra cosa.

¿Puede cambiar Rodríguez su peligroso impulso? Ojalá, pero no se ven muchas trazas de ello. Me gustaría transmitir a los lectores mi impresión de alarma, porque no estamos ante ninguna broma. Como decía Julián Marías, cada cual debiera preguntarse, no "qué va a pasar", sino "qué puedo hacer". Qué puedo hacer para que no pase.
Mira també:
http://www.libertaddigital.com:83/php3/opi_desa.php3?fecha_edi_on=2004-11-18&num_edi_on=1450&cpn=21609&tipo=3&seccion=POR_D

This work is in the public domain

Comentaris

Re: La derecha quiere meter miedo
20 nov 2004
El papel que está jugando Pío Moa en los últimos años está cada vez más claro:

-primero publica una serie de libros de pseudohistoria divulgativa y revisionista que rescatan las tesis históricas franquistas (Arrarás, De la cierva y otros autores) sobre la guerra civil con la intención de invalidar la interpretación del conflicto que la comunidad universitaria y científica había adoptado desde la transición. Para ello se vale del grotesco apoyo de la editorial La Esfera (El mundo), de la TV pública en manos del PP y de los medios de comunicación de la iglesia católica más reaccionaria (COPE, LD, etc)

-Lo que en un principio pasa por ser intento por repartir las culpas entre ambos bandos se convierte en poco tiempo en una culpabilización clara y directa (e increiblemente absurda) del bando repúblicano: "la guerra empezó con la revolución de 1934 en Asturias".

-El siguiente paso es justificar el alzamiento del 18 de julio: "había que salvar la unidad de España y proteger al país del avance comunista".

-Lo siguiente, lavar la imagen de la dictadura franquista: "mucho peor habría sido si hubieran ganado los otros".

-Y ahora mismo nos encontramos en una de las últimas etapas. Su misión es establecer un paralelismo entre la situación previa al alzamiento del 18 de Julio y la situación actual: el PSOE es heredero directo de los responsables de la revolución del 34, los 'separatistas' catalanes y vascos son los mismos de entonces, los islamistas de hoy son los comunistas de entonces, etc..

Resumiendo: "vuelve el terror rojo y si no lo detenemos destruirá España".

Si leemos el artículo de arriba desde este punto de vista encontraremos claves poco disimuladas:

"El fundamento de todas estas actitudes consiste en el doble odio a la democracia y a la unidad de España. Una tara, un "fundamentalismo" muy arraigado en nuestra desdichada izquierda y nuestros separatismos, el fundamentalismo que los llevó a desear, organizar y llevar a cabo la guerra civil en los años 30, convencidos de que iban a ganarla. Al parecer, ahora vuelven a sentirse fuertes, y demuestran no haber cambiado en el grado deseable."

"Me gustaría transmitir a los lectores mi impresión de alarma, porque no estamos ante ninguna broma. Como decía Julián Marías, cada cual debiera preguntarse, no "qué va a pasar", sino "qué puedo hacer". Qué puedo hacer para que no pase."

Su demagogia tiene una intención muy clara: desestabilizar; causar tensión social; alarma; miedo. Amenazar.

Pero esta vez se comerán los mocos: la pertenencia a Europa garantiza la seguridad del sistema democrático. Ellos mejor que nadie saben que los días de los Pronunciamientos han quedado atrás. Los tiempos han cambiado y ya no hay sitio para planteamientos estúpidos e infantiles como los de Moa. Tendrá que conformarse con ser el sucesor de Vizcaino Casas: el nuevo dinosaurio en proceso de fosilización.
Re: La derecha quiere meter miedo
20 nov 2004
Lo que pide Moa es que se vote al PP, me parece muy bien porque deja claro quienes son.
Re: La derecha quiere meter miedo
20 nov 2004
Donsc si, està claríssim al Pio moa se l'hi veu el llautó, però no és l'únic... "& " quan afirmes: "la pertenencia a Europa garantiza la seguridad del sistema democrático", com si actualment estèssim realment en un sistema democràtic i com si el model europeu (i més concretament el de la constitució europea) hauguès de garantitzar les "llibertats" de que gaudim...

El que és surrealista és l'imatge que s'intenta donar del govern tripartit i sobretot dels butiflers del PSC, venent-los com a independentistes i separatistes... els qui els estem patint ja sabem de quin peu calçen.

En quelcom si que estic d'acord amb aquest paràsit revisionista: els separatistes (paraula que al meu entendre hauríem de tendir a dignificar), estem aquí, negant-nos a la presó de pobles i persones que suposa l'estat espanyol i als seus avaladors: els de la dreta i els de l'esquerra.

salut.
Re: La derecha quiere meter miedo
20 nov 2004
La idea d'independència per a tots els pobles és una merda(què és el poble català? molts aqui no ho sabem i no ens importa: patim el capitalisme no Espanya, i els discursos de independència de Catalunya= llibertat absoluta no s'el traga ningú, ni quan la guerra civil espanyola). Què volen els yankees, des de Wilson, sino crear divisió entre entre comunitats i societats, per tal de fer impossible la lluïta comuna contra el capitalisme.
Re: La derecha quiere meter miedo
20 nov 2004
Sólo una pregunta, ¿"erik" y "erik---el verde" són lo mismo? La crítica al capitalismo desde el radicalismo democrático, desde la izquierda, es complementario con luchar por la autodeterminación, por ejemplo, en el estado español.
Re: La derecha quiere meter miedo
20 nov 2004
Esos cavernícolas tipo Pio Moa pretenden ofender, pero lo único que consiguen es que se les vea el plumero y comprobar que su coficiente intelectual está por debajo del que tiene los monos.

EriK: Ni patria ni rey ni Dios.
Re: La derecha quiere meter miedo
20 nov 2004
Pobre Pio, el dia que este trasnochado se despierte de su sueño se llevara un buen chasco. Ni siquiera se ha dado cuenta que sus adoradas derechas se han reciclado y ahora se dedican a controlar la sociedad a traves del capital. El concepto de Estado se mantiene simplemente porque es útil que el ciudadano obtenga la impresion de que en realidad es él mismo quien rige su destino a traves de la politica.
Yo diria: ni dios, ni patria, ni estado, ni capital. Porque sinó, al final, siempre será el capital el que controle la fiesta.
Ya lo dijo Lampedusa: cambiarlo todo para que todo siga igual.
Salud
Re: La derecha quiere meter miedo
20 nov 2004
Que nacionalsindicalismo que suena lo de Erik --- el verde tirando a azul ¿No?

Vuestro discurso falangista para bobalicones no cuela. Dejen de intoxicar.

Cuando se investigue sin miedo a la ultraderecha de este país, caerán muchos Pios Moas.
Re: La derecha quiere meter miedo
21 nov 2004
Així ens va, molts colors i poca feina...

-Per "Ant":
No, no som el mateix.

-Per "el verde":
Primer, busca't un nick i no confonguis més al personal.
Segon, al meu entendre la classe obrera catalana pateix tant la precarietat a la que ens avoca el sistema capitalista com l'opressió espanyola.
Tercer, si com dius no saps que és el poble català et recomano culturitzar-te una mica, (es veritat, costa una mica més d'esforç que repetir fins a la sacietat els mateixos tòpics de sempre, però compensa...)
Quart, el dret de qualsevol poble a decidir sobre el seu destí és indiscutible i a la llarga així es demostra. Però tu que dius que cal combatre el capitalisme, negues aquest dret, avalant així la vella idea de la "una, grande y libre" de l'estat (capitalista) espanyol.
Cinquè, estik d'acord amb "el azul", al qui tmb agrairia ke es buskes un nick, el comentàri de "el verde" tira molt a blau, color blau intoxicació.

-Per MM: "Ni patria ni rey ni Dios."
El que ja he dit, les mateixes consignes de sempre sense argumentació. Em sembla que en cap moment jo hagi reivindicat ni un rey, ni un deu, ni una pàtria, tant sols el dret d'un poble a caminar per si sol.

Visca la terra!
Salut.
Re: La derecha quiere meter miedo
21 nov 2004
erik dices:

"& " quan afirmes: "la pertenencia a Europa garantiza la seguridad del sistema democrático", com si actualment estèssim realment en un sistema democràtic i com si el model europeu (i més concretament el de la constitució europea) hauguès de garantitzar les "llibertats" de que gaudim...

acepto la crítica y matizo: no quería decir que la Comunidad Europea 'garantiza las libertades' sino que evitará cualquier aventura golpista en la península, porque necesita de la estabilidad política en todo el territorio europeo

y estoy de acuerdo en que no vivimos en un sistema realmente democrático, pero pienso que es una situación que valdría la pena defender frente a cualquier amenaza de involución dictatorial

salud
Sindicat